Singapur, interculturalidad y progreso

Una breve parada en Malasia, nuestra última etapa de esta vuelta al mundo, fue el prólogo para llegar a Singapur. La Ciudad Estado con el territorio más pequeño de Asia ha crecido hasta convertirse en lo que es, un referente comercial y turístico al sur de la península de Malasia. Desde su independencia del Reino Unido en 1963 (otra vez los ingleses por medio) la “Ciudad de los Leones” ha ido adquiriendo una idiosincrasia propia que la sitúan a la par de ciudades como Hong Kong o Shanghai aunque con una personalidad arrolladora.

Singapur

Para llegar hasta Singapur hay tres opciones desde Kuala Lumpur, la capital malaya: el avión, el tren y el autobús. De entre todas, la más barata es el autocar. Los vehículos parten desde la estación Bersepadu Selatan, bien conectada por tren ligero y metro al resto de la ciudad. Desde allí hay innumerables conexiones diarias con dos puntos de Singapur: Woodlands (frontera por el lado singapurense, para todos los que vayan a la zona norte) y el centro de la ciudad de Singapur.

Los autobuses, los más cómodos que hemos probado durante el viaje, hacen el trayecto en unas 5-6 horas (hay que evitar las horas de salida de la tarde desde Kuala Lumpur por los atascos) y el precio del billete varía aunque ronda los 45 ringgit (10,3 euros). El precio puede llegar a ser más del doble si se paga en el lado de Singapur, así que es conveniente comprar la ida y vuelta en Malasia o llegar en transporte público hasta la frontera malaya y coger el bus desde allí de vuelta a Kuala Lumpur. En el trayecto el autobús para en las dos fronteras y espera a que estén todos los pasajeros.

Singapur
 Una vez pasados los trámites aduaneros, sencillos pero siempre tediosos, alcanzamos nuestro destino, la casa de Raymond y Joelle, la familia de couchsurfing que nos acogía estos días en la “Ciudad del León”. Eran las 19 horas pero ya nos tenían preparada la cena y el plan para aprovechar la noche.

Singapur

 

A pesar del cansancio del viaje, no lo dudamos. Teníamos poco tiempo y mucho por delante. En el paseo, que nos dejó boquiabiertos, vimos el Singapur nocturno, el mismo que cada año ven millones de espectadores al paso de los bólidos de Formula 1 por sus calles. Con edificios imposibles jalonados por sus calles que tienen su cenit junto a la bahía y la marina, Singapur se viste de gala con la caída de la tarde. Las vistas desde su famoso león que le da nombre a la ciudad son simplemente soberbias. También la vida en torno al Geylang Serai, el barrio musulmán, máxime cuando estamos en Ramadán.

Singapur

Singapur

Singapur

A la mañana siguiente, ya enérgicos, fuimos ordenadamente descubriendo la misma ciudad que nada tenía que ver con la que veíamos anoche. Empezamos por Little India, un pequeño gueto que transporta a viajero al gran país vecino. También paseamos por el Distrito Colonial, los restos de lo que dejaron los ingleses a su paso o la zona del Singapor River, repleta de bares y terrazas. 

Singapur

Singapur

Singapur

Pero, sin duda, esta Ciudad Estado, sinónima de capitalismo, dinero, comercio y finanzas, tiene mimbres en forma de lujo y excentricidad para hacer que su visita sea imborrable para el viajero. Tal vez el nuevo referente y símbolo máximo de la opulencia en Singapur sea el Marina Bay Sands, el mega complejo hotelero y de ocio que mandó a construir el magnate Sheldon Adelson, el mismo que se hizo famoso en España con el proyecto Eurovegas.

Para conocer el mega complejo de tres torres hoteleras con más de 2.500 habitaciones, el casino más costoso del mundo, centro de convenciones, centro comercial con algunas de las firmas más cara del planeta y el impresionante jardín futurista Gardens by the Bay hace falta reservar una tarde completa.

Para el colofón siempre es mejor dejar lo mejor, las imponentes vistas desde la terraza del edificio a 200 metros de altura y junto a la piscina elevada más larga del mundo en donde cabe 4.000 personas (con dinero) a la vez. Al Sands Sky Park, que así se llama, se accede pagando una entrada. Ese ticket sólo da acceso a una esquina de la terraza. Es mucho más recomendable y una opción low cost (totalmente gratis) acceder por la torre tres al Bar Kudeta, haciendo una consumición mínima o haciéndose el remolón.

Lógicamente optamos por la segunda opción y fue la mejor. Nos pudimos mover por toda la terraza, con una hectárea de superficie (a excepción de la piscina que es exclusiva para huéspedes) y disfrutar del atardecer y la noche desde el cielo de Singapur. Al final sucumbimos al lujo, pagamos nuestra copa del viaje y cara, 25 dólares de Singapur (14,5 euros), compartida, y aprovechando todos los sorbos que nos permitía el hielo derretido. Nos supo a gloria. Había mucho por lo que brindar.

Singapur

 


Gastos

Día 1: desayuno 8 dólares de Singapur ($) (4,7 euros) + trenes 13 $ (7,6 euros) + comida 12 $ (14,5 euros) + postales 2 $ (1,1 euros) + varios 3 $ (1,7 euros). Total: 63 $ (37,2 euros)

Día 2: desayuno 8 $ (4,7 euros) + tren y bus a la frontera 7,40 $ (4,3 euros) + 2 billetes en bus a Kuala Lumpur 68 ringgits (15,6 euros) + almuerzo 14 R (3,2 euros) + trenes 12 R (2,7 euros) + cena 15 R (3,4 euros). Total: 34 euros


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Singapur.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en Singapur.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes encontrar diferentes actividades y excursiones para pasarlo pipa en Singapur

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.

Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

3 comments on “Singapur, interculturalidad y progreso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>