Consejos para viajar a Senegal

Bandera Senegal

¿Qué deberías saber sobre Senegal?

Viajar a Senegal es adentrarse en la tierra de los baobabs, árbol endémico del país. A pesar de que Madagascar también lo ha adoptado como árbol nacional, lo cierto es que en Senegal es considerado sagrado por sus habitantes. Este árbol gigante, que aparece hasta en el escudo, es utilizado en muchas ocasiones como cámaras funerarias. Del baobab, el árbol más simbólico de la sabana africana, se aprovecha todo: el agua, la madera, las hojas, el fruto y las semillas. En la literatura, podemos encontrarlo en el libro del Principito o en El Rey León.

¿Dónde está Senegal?

Senegal es un país africano ubicado al oeste del continente, en África Occidental. Limita con Mauritania, Malí, Guinea y Guinea-Bissau. El país debe su nombre al río Senegal, que marca la frontera norte con Mauritania y este con Malí. Gambia forma un enclave dentro de Senegal (es un país).

El territorio de Senegal es prácticamente llano, el punto más alto del país es un pequeño monte sin nombre cerca de Nepen Diakha, con unos 500- 600 metros de altura. Su territorio se caracteriza por estar ubicado en un límite ecológico entre el Sahel (región árida), la costa oceánica y la selva tropical. Una auténtica mezcla de riqueza natural. En la parte oeste encontramos el Cabo Verde que constituye el punto más occidental del continente africano.

Senegal, con una superficie de 196.722 km2 y una población de casi 16 millones de habitantes (a fecha 2018), se divide administrativamente en 14 regiones que a su vez se dividen en 45 departamentos. La región más poblada con diferencia es Dakar, que a su vez es la capital, con poco más de 2 millones de habitantes.

¿Cómo llegar a Senegal desde España?

Desde España la alternativa más rápida y sencilla para llegar a Senegal es en avión. Los vuelos internacionales llegan al Aeropuerto Internacional de Dakar, la capital del país. Dakar tiene vuelos directos con Madrid y Barcelona, y dependiendo de la época del año también con Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. Si quieres encontrar vuelos a los mejores precios y horarios no dudes en buscarlos a través de este comparador.

¿Cuándo es la mejor época del año para viajar a Senegal?

La mejor época para viajar a Senegal es entre noviembre y mayo, en la estación seca. Además, en esta época la temperatura ronda los 25 grados y no hace demasiado calor. Si viajas entre junio y octubre, las lluvias son frecuenten y las temperaturas rondan los 30 grados.

¿Qué se necesita para viajar a Senegal?

Visado necesario para viajar a Senegal

Para viajar a Senegal es necesario poseer el pasaporte, con una validez de al menos seis meses desde la fecha de entrada al país. Desde el 1 de mayo de 2015 las autoridades senegalesas eliminaron la existencia de visado de turismo para los titulares de pasaportes de la Unión Europea que deseen permanecer en el país por un máximo de 90 días.

Vacunas necesarias para viajar a Senegal

Para viajar a Senegal se recomienda llevar las pastillas contra la Malaria (no existe vacunas para ello) porque hay zonas que se ven afectadas por esta enfermedad. Además se debe tener puestas las siguientes vacuans: Tétanos, Hepatitis A, Hepatitis B, Tifus.

Además es recomendable viajar con un seguro de viajes por los imprevistos que a veces surgen: accidentes, robos, retrasos de aviones, pérdida de maletas, enfermedades comunes,… Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros, porque siempre nos atienden rápido y eficaz, y ofrecen un 5 por ciento de descuento por ser nuestro lector. No es caro para nada y te da tranquilidad.

Diferencia horaria de Senegal con respecto a España

Senegal tiene dos horas menos con respecto a España península y una hora menos que las Islas Canarias.

Embajadas para viajar a Senegal

  • Embajada de Senegal en España: C/ Moralzarzal nº 18  28034 Madrid. España. Tel: 91.745.1003. Correo: 917451148@repsenmadrid.e.telefonica.net
  • Embajada de España en Senegal: 30, Av. Nelson Mandela. BP: 4329. Dakar, Tel: +221 33 849 29 99. Correo: cog.dakar@maec.es

Otros datos para viajar a Senegal

El idioma oficial de Senegal es el francés y está muy extendido. Prácticamente toda la población senegalesa lo habla. El wólof es el idioma nacional. También se hablan muchos más idiomas locales.

La moneda del país es el franco CFA de África Occidental. Para cambiar de euros a francos puedes hacerlo en el aeropuerto, en el banco o en alguna casa de cambio, pero es posible que te cobren unas comisiones elevadas. Nosotros hemos probado con una plataforma online española que funciona estupendamente, Ria Currency Exchange. Introduces la moneda que deseas cambiar y te la entregan a domicilio a los pocos días. Sencillísimo.

Si vas a pagar o sacar dinero con tu tarjeta en alguno de los cajeros de Senegal, lo mejor es que lo hagas con una tarjeta monedero que ahorra en comisiones. Nosotros usamos la tarjeta Bnext.

El prefijo telefónico es el +221 y debes saber que Senegal no tiene ningún acuerdo con los operadores de telefonía móvil españoles o europeos por lo que las tarifas de llamadas o conexiones a Internet pueden tener un coste muy elevado.

Nuestra experiencia en Senegal

Senegal es un país con un índice de desarrollo bajo. De 0,514 sobre 1, representa el puesto número 166 a escala mundial.

Viajar a Senegal es seguro, es un país bastante tranquilo, estable y te puedes mover por él sin problemas. Siempre hay que evitar los suburbios de las grandes ciudades y tener sentido común en general. Hay que tener especial cuidado con las carteras y cámaras.

La forma de Estado es una República semipresidencialista. El presidente es elegido por sufragio universal cada cinco años. En 2001 llegó al cargo de primera ministra Mame Madior Boye, la primera mujer en acceder a este cargo. El país está reconocido como uno de los países con una cultura democrática más arraigada y exitosa en África. El país cuenta con más de 80 partidos políticos.

La mayoría de población senegalesa es musulmana, aproximadamente un 84 por ciento de la población. Los cristianos católicos están presentes en un 6 por ciento. La tradición animista tiene bastante peso en el país y se compagina con otras religiones. Es un país bastante tolerante con otras religiones.