Aquí los 10 pueblos bonitos cerca de Madrid

Actualización: 15 mayo, 2020

Seguro que conoces la capital de España y muchos de sus rincones. Pero Madrid es más que la Gran Vía, la Plaza Mayor, la diosa Cibeles, las compras y los musicales. A menos de una hora de camino se esconden rincones espectaculares salpicados por toda la Comunicad de Madrid. Ahora más que nunca necesitamos desconectar de las grandes ciudades. Por eso queremos ofrecerte planes para todos los gustos y llenos de propuestas culturales, gastronómicas, naturales y de ocio. Si quieres descubrir qué hacer en la ‘Otra Madrid’, sigue leyendo este post con los 10 pueblos bonitos cerca de Madrid.

Chinchón

Situado a 45 km al sureste de la capital, Chinchón fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1974. Alfonso XIII le otorgó el título de ciudad pero sus poco más de 5.000 habitantes le siguen dando aires de pueblo. Si por algo es conocido Chinchón es por su Plaza Mayor. De forma irregular y de arquitectura popular, es el auténtico corazón del municipio. Te llamará la atención los 230 balcones de madera de color verde. Esta plaza es un punto de reunión tanto para los locales como los forasteros. A lo largo de la historia ha sido corral de comedias, plaza de toros e incluso plató improvisado de cine. Y, sin duda, para nosotros, es uno de los pueblos bonitos cerca de Madrid.

Para hacer noche aquí, si te apetece alargar tu estancia por la zona, te recomendamos los Apartamentos La Columna. Están muy cerquita de la Plaza Mayor y son perfectos para descubrir la localidad. Estando en Chinchón no podemos dejar de recomendarte el Parador de Chinchón. Ocupa un antiguo convento del siglo XVII que ha conservado su arquitectura y estilo originales, con los jardines y un claustro espléndido. Y, si vas en verano, podrás soportar estos calurosos meses en su piscina.

Chinchon

Para el almuerzo o la cena, haz planes para estar por Chinchón a esta hora. Prepárate para saborear los platos típicos (y bien de grasa de la buena) de la zona. La Balconada es una buena opción. Está situado en la Plaza Mayor y algunas de sus delicatessen son las mollejas salteadas, cordero o cochinillo asado, pepitoria de gallina… En El Parador se encuentra el Restaurante El Bodegón. Uno de los platos más famosos son las albondiguillas de menudo o una olla de garbanzos Pedrosillanos.

Buitrago del Lozoya

En la Sierra Norte de Madrid se encuentra este pequeño pueblo donde parece que el reloj se ha detenido. En un meandro del Río Lozoya surge Buitrago del Lozoya, uno de los pueblos más bonitos cerca de Madrid. Si nunca has sentido un flechazo por ningún pueblo, te aseguramos que éste va a ser el primero. Por algo está considerado Monumento Nacional. Además, fue declarado Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural. De hecho, la localidad tiene una de las murallas mejor conservadas de toda la Comunidad madrileña. No te olvides tampoco visitar su Castillo, la Casa del Bosque o un Museo donde podrás encontrar obras de Picasso.

No hay muchos alojamientos donde pernoctar en Buitrago del Lozoya, pero hay uno que estamos seguros que te va a gustar. Te recomendamos el Hotel La Beltraneja, un precioso establecimiento situado en el centro de la localidad en donde se cuidan con mimo los detalles. Si quieres una escapada romántica o para desconectar, es acierto seguro. Si vas en coche te plantearás esta pregunta: dónde aparcar en Buitrago de Lozoya. Lo mejor es aparcar en el centro, en un pequeño aparcamiento habilitado.

Buitrago del Lozoya

Te ponemos en situación. Día de frío, un buen restaurante y plato de cocido que quita el hipo. Pues si quieres esto, tienes que ir a El Espolón, cocina tradicional donde las haya y hechas con mucho cariño. Si quieres comer un buen cordero, cochinillo o un arroz, en Las Murallas puedes hacerlo. Está situado en el centro de uno de los pueblos bonitos cerca de Madrid.

Si aún no conoces Madrid capital...:

Patones de Arriba

Patones de Arriba es uno de los pueblos más bonitos cerca de Madrid. Esta pequeña localidad, perteneciente al municipio de Patones, se caracteriza por la arquitectura negra y es que la pizarra es la piedra característica en sus construcciones. Es una pueblo único de tradición ganadera, donde todavía se pueden observar sus cochiqueras, así como arrenes y tinados (antiguamente se guardaban ahí los animales). Pasear delante de la Iglesia de San José, caminar por las calles con calma y respirar aire puro entre las retamas de las zonas verdes que hay por los alrededores, pueden ser un planazo para un día festivo o fin de semana.

Patones de Arriba

En estos pueblos también es buen plan hacer parada para almorzar. Patones de Arriba es pequeño pero se come de lujo. El Rey de Patones, ya lo dice su nombre, es una buena opción para comer. Tienen una carta amplia con propuestas originales y platos tradicionales. Otra opción, por si estuviera cerrado o por si te gusta más, es El Lavadero de Patones. Puedes comenzar con unas buenas migas con huevo, y seguir con un chuletón a la piedra o un cabrito asado. Si tienes mascotas, que sepas que aquí son bienvenidas.

No te podemos recomendar alojamientos en esta localidad pero sí cerquita de ella. A tan solo 6 km y junto al embalse de Atazar se encuentra El Egio, unos apartamentos con chimenea y todo lo que necesitas para que tu estancia sea perfecta. Las vistas son increíbles.

San Lorenzo de El Escorial

El archifamoso Monasterio de El Escorial le ha otorgado a este municipio la fama turística que realmente tiene. Si no lo has visitado aún, ya estás tardando. Si estuviera en la capital, sería una de las 10 visitas imprescindibles que ver en Madrid. Por eso, un viaje a solo 47 kilómetros de la ciudad, te dará la opción de poder ver este lugar tan singular. El edificio, donde descansan los restos de los Reyes de España, obra de Juan de Herrera, se consideró como la Octava Maravilla del Mundo. Se catalogó como Patrimonio de la Humanidad en 1984, junto a dos palacetes cercanos.

Pueblos bonitos cerca de Madrid

Si estás en Madrid, quieres dejar el coche o te apetece un plan diferente, proponemos uno súper original y que puedes hacer con la familia o con tu pareja: Excursión al Monasterio de El Escorial en el tren de Felipe II, una locomotora del siglo XX.

Aquí tenemos muchas más opciones para dormir donde elegir, pero te vamos a proponer dos. Por un lado, Sercotel hotel Los Lanceros, un sitio clásico frente al Parque Felipe II. Si te gusta algo más moderno, tu alojamiento es el Exe Victoria Palace. Ocupa un palacio real del siglo XVIII pero está totalmente reformado. ¿Lo mejor? Las vistas al Monasterio de El Escorial.

Como en todos los lugares que te recomendamos, también te queremos dar nuestros consejos por si te pilla la hora de comer. El restaurante Horizontal es un sitio clásico de toda la vida donde probar la gastronomía tradicional. Si te gusta la cuchara, este lugar te va a gustar. Un guiso de garbanzos o un arroz con bogavantes son algunas de las opciones que puedes encontrar en la carta. Si quieres una opción moderna, con una carta internacional y con productos de temporada, en La Taberna de Antioquia vas a ser feliz. No es un sitio barato (30-40 euros / persona) pero si te quieres dar un pequeño lujo, puede ser tu lugar.

Rascafría

Esta localidad madrileña se encuentra al norte de Madrid, a unos 100 kms de la capital, dentro del Parque Natural de Peñalara, donde está el pico más alto de la Comunidad. Su situación, en la zona central de la Sierra de Guadarrama, le otorga una localización privilegiada. De hecho, desde aquí parten muchos caminos para hacer senderismo Madrid. Antes o después de hacer un trekking por la zona, también puedes aprovechar para ver algunos de los puntos de interés de este pueblo situado a 1.200 metros sobre el nivel del mar. Llama la atención  su ayuntamiento, de estilo neomudéjar, la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol, del siglo XV, o la Casona del siglo XIV. Si bien es bonito perderse por las calles del municipio, muchos aprovechan la visita también para ir al Monasterio de Santa María de El Paular, muy cerquita.

Pueblos bonitos cerca de Madrid

Como siempre, ahora te dejamos los que son para nosotros los mejores alojamientos en Rascafría y también los mejores bares en Rascafría . De aquí nos gusta mucho Casa Granero. Un sitio perfecto donde descansar, además de bonito. A 300 metros del centro de la localidad está El Barondillo. Un refugio cálido con habitaciones de madera para resguardarte del frío. Para comer, uno de los clásicos es el Restaurante Caldea Rascafría. Buena relación calidad precio de platos locales en un local que era una gran pajar rehabilitado. Para que tengas otras opciones en la lista, te recomendamos El Candil de Rascafría o Casa Briscas.

Excursiones recomendadas:

  • Si tienes tiempo, las visitas más habituales fuera de Madrid son Segovia y Ávila, dos ciudades Patrimonio de la Humanidad muy interesantes.

Alcalá de Henares

Cualquier persona que vaya a la capital debería incluir este municipio en su lista de los pueblos bonitos cerca de Madrid. Técnicamente Alcalá de Henares no es un pueblo, ya que es grande y su población roza los 200.000 habitantes. Pero si no tenemos en cuenta las cifras de la gran urbe, pues casi podemos incluirla porque es un lugar imprescindible que ver en la comunidad (con tú aprobación 🙂

Alcalá de Henares es una de las nueve ciudades españolas que la UNESCO declaró ‘únicas’. De hecho, en 1998 fue también nombrada como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Su recinto histórico y, por supuesto, el Rectorado de la Universidad, la que mandó a construir el Cardenal Cisneros, son dos de elementos más importantes que no puedes dejar de ver para entender el por qué de tantos galardones. La ‘Ciudad del Saber’, como ha venido llamándose, tiene hitos tan importantes también como contar con la sede de honor del Instituto Cervantes, la entidad más importante para la divulgación del español en el mundo. Aparte de éstos, y para conocer más a fondo la ciudad y la vida de su ilustre ciudadano, la oficina de turismo organiza visitas guiadas Alcalá de Henares.

Alcala de Henares

Como en todas las paradas de esta lista, no nos olvidamos de contarte dónde dormir en este municipio. El Parador de Alcalá de Henares es, sin duda, uno de los sitios más especiales de la localidad. Nos encantan los Paradores de España. La mezcla de tradición y modernidad. En este caso, éste se sitúa en el antiguo Colegio Mayor de San Jerónimo. Eso sí, si vas buscando algo clásico, olvídate pues es un sitio moderno y con un diseño espectacular. Por si lo necesitas, te dejamos otras propuestas con los mejores alojamientos en Alcalá de Henares. según las puntuaciones y comentarios de los usuarios de Booking.

Para comer, también tenemos uno preferido, el Restaurante El Pozo de los sabores de Alcalá de Henares. Tienen menú diario, sirven raciones generosas y la atención es buena. En el restaurante de El Parador también se come de lujo. Comer aquí es un acierto seguro y puedes hacerlo a la carta o con menú degustación. Y si eres un amante de las almendras garrapiñadas, tienes que ir a ver las Clarisas De San Diego. Las monjas, de clausuras, hacen este manjar de dioses que puedes comprar tú mismo acercándote hasta el convento.

La Hiruela

Este pueblecito de apenas cuenta con 80 habitantes, el tercero más pequeño de la Comunidad de Madrid, tiene todo lo necesario para hacer una parada obligatoria. A 100 kilómetros de la capital, está situado en plena Sierra del Rincón, declarada Reserva de la Biosfera. Podríamos decir sin temor a equivocarnos que es, sin duda, uno de los mejores parajes naturales de la región. Así que, si te gusta el senderismo, aquí puedes hacer unas cuantas rutas de las que no se olvidan. Te dejamos este enlace oficial con las mejores rutas para hacer senderismo en La Hiruela Madrid.

La Hiruela

Como podrás deducir aquí no hay muchas opciones donde pernoctar. El Bulín de La Hiruela es una casa rural situada en el centro del pueblito con todo lo necesario para ser feliz y desconectar de todo. Para comer una buena comida casera, te recomendamos Casa Aldaba. Es un local agradable y eso sí, es pequeñito, de andar por casa. A unos 7 km de aquí está el restaurante Monte del Tejo. Merece la pena desviarse para comer un buen revuelto de setas, unas morcillas, unas buenas migas… y una carne para rematar en uno de los pueblos bonitos cerca de Madrid.

Más lectura recomendada:

  • Muy cerquita de Madrid se encuentra Toledo. En media hora te lleva el tren a la Ciudad de las Tres Culturas. Es una visita combinada muy popular y también muy interesante.

Aranjuez

Quizás sea uno de los pueblos más famosos de Madrid. ¡Es el pueblo de la realeza! De hecho, Felipe II eligió esta localidad para pasar los meses de primavera. Una costumbre a la que sus sucesores darían continuidad. Hasta tal punto es Real que está declarado Real Sitio de la Corona de España desde 1560. Cualquier momento es bueno para visitarlo, aunque pasear por los jardines, de los más bonitos de España, en otoño o primavera siempre es un plus. Sobre todo, si te llevas la cámara y quieres traer de vuelta buenas instantáneas. Es imprescindible visitar el Palacio Real, el segundo palacio que Felipe II mandó a construir, aunque no fue concluido hasta el siglo XVIII. Para que tengas toda la información, te dejamos la web oficial de Patrimonio del Estado que gestiona estas visitas al Palacio Real de Aranjuez.

Si te quedas aquí, también te vamos a proponer algunas propuestas y respuestas de dónde dormir en Aranjuez. El NH Collection Palacio de Aranjuez es una buena opción, sobre todo cuando tiene ofertas. El hotel ocupa un edificio que data del siglo XVIII, pero por dentro estás en el siglo XXI y con vistas al Palacio Real. Otra alternativa que te puede encajar es La Posada de la Costurera de Aranjuez. Se encuentra en un edificio del siglo XIX, a menos de un km del Palacio Real de Aranjuez.

Aranjuez

Nadie le dice que no a unos huevos rotos. Ya estés entre Pinto o Valdemoro o en el mismísimo Aranjuez. En el Jardín del Príncipe es su plato estrella. Aunque puedes comer a la carta, tiene infinidad de opciones de menús. En el restaurante Azahar vas a encontrar una buena comida y con una más que correcta relación calidad-precio. Habíamos hablado de productos contundentes pero todavía no te habíamos mencionado los torreznos. ¡Aquí puedes probarlos!

Navalcarnero

La huella castellana de Navalcarnero está presente en los rincones de este pueblo que te llamará la atención no solo por su arquitectura y su historia, sino también por su gastronomía. Situada al sur de la Comunidad de Madrid, tan solo lo separa de la capital 25 kilómetros. El corazón de este pueblo con encanto de Madrid es su Plaza de Segovia. Todas las visitas y la vida de este pueblo comienzan aquí. Donde el suelo se vuelve empedrado. Desde aquí también se puede visitar a iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, declarada Monumento Histórico-Artístico en el año 1982 y declarada en el año 2000, Bien de Interés Cultural.

Las opciones para dormir en este pueblo no son para tirar cohetes. Aunque está situado a 3,3 km del centro te recomendamos el Hotel Ciudad de Navalcarnero. Un sitio correcto para descansar después de un día de turismo. Otra opción es quedarte en los Iberia TM Apartments Real Villa, unos apartamentos en el centro.

Navalcarnero

Para degustar cocina tradicional vete a la Hostería de las Monjas. El precio medio de la carta ronda los 30 euros y puedes probar unos callos a la madrileña o un buen entrecot, con una tarta de queso de postre. El Caserón de los Arcos es otro sitio de comida tradicional castellana que va desde el foie de pato con mermelada de arándanos, las habitas con chorizo, hasta las alcachofas naturales con jamón, sus famosos asados de cochinillo, tostón y cordero o las cocochas de merluza. Una maravilla en toda regla.

San Martín de Valdeiglesias

Situado en el occidente de la Comunidad de Madrid, casi pegado a Ávila y Toledo, será la última parada para descubrirte los 10 pueblos bonitos cerca de Madrid. La aldea se formó en el siglo XII alrededor de una ermita y su centro sigue estando igual que en la Edad Media. Nos encanta que el tiempo se detenga en los municipios.

Una de los lugares más reconocidos de esta localidad es su castillo, el Castillo de la Coracera, que perteneció a Álvaro de Luna. Aunque, más allá del patrimonio, otra gran recomendación es visitar ‘el bosque encantado‘, situado a las afueras del pueblo y cuyo nombre ya nos da una pista. En este jardín botánico, único en Europa, podrás perderte por sus caminos, disfrutar de la naturaleza y de más de 300 ornamentos vegetales realizadas con las mismas plantas.

San Martín de Valdeiglesias

Para dormir, te dejamos nuestras recomendaciones. De aquí nos gusta mucho la Hacienda la Coracera. Están situados en un edificio del siglo XIX donde se respira historia, aunque las instalaciones están completamente reformadas. A 150 metros del centro, como otra opción viable, se encuentra el Hotel Labranza, un sitio rústico cuyas habitaciones están en torno a un patio maravilloso lleno de flores.

Para comer, con una carta amplia en la que vas a encontrar prácticamente de todo está Valleyglesias. Entrantes que van desde queso, jamón o ensaladas. Pasando por pescados, carnes… y postres caseros. Otra opción es Siete Capillas, el restaurante de Hacienda La Coracera.

Ya has visto que la Comunidad de Madrid es mucho más que lo que ofrece la capital. Esperamos que te sirva esta guía y, por supuesto, estamos ansiosos porque nos dejes comentarios con tus recomendaciones sobre los pueblos bonitos cerca de Madrid, tus alojamientos preferidos y los mejores lugares donde has comido en la región madrileña.


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:   


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.