Malasia, el último destino de nuestro sueño (Kuala Lumpur e Islas Perhentian)

Las manecillas del reloj corren más rápido cuando uno viaja. Parece que fue antes de ayer cuando empezamos la aventura en Londres. País a país hemos ido completando un puzzle perfecto. Con la mezcolanza que marcan el final de un sueño encaramos nuestro último destino, Malasia. Hasta aquí llegamos con Air Asia desde Nagoya, un aeropuerto cercano a Tokyo que sirve como alternativa para entrar y salir de Japón.

Malasia

Kuala Lumpur

En el recién inaugurado aeródromo de Kuala Lumpur, el KLIA2 nos esperaba Shahir, nuestro anfitrión. Él es malayo, profesor de árabe y de religión musulmana. Parecía que habían agitado todos los ingredientes necesarios en una coctelera para tener al mejor guía posible en Kuala Lumpur, la capital de Malasia. Y así fue. El mismo día que llegamos, en pleno Ramadán, mes sagrado para los musulmanes, acompañamos a Shahir al bazar Rahman para hacer algunas compras, comprar algo de comida más bebida y hacer la ruptura del ayuno a la caída del sol en la plaza Merdeka. Esos instantes hicieron a María José viajar a la Melilla en la que vivió y trabajó durante dos años junto a muchas personas que profesan esta religión y a José Pablo preguntar una y mil veces para comprender los entresijos de este precepto que marca el Corán. Experiencias que nunca se olvidan.

Malasia

Malasia

Malasia

 http://youtu.be/nCXq4wlY2Bc

Malasia

Para la mañana siguiente habíamos dejado lo que pensábamos era el plato fuerte, las Torres Petronas. Para subir hasta el puente que conecta ambas torres y el mirador hace falta comprar una entrada por adelantado en la web oficial o el mismo día a primera hora en las taquillas de las torres. Antes existía un cupo diario en el que ofrecían entradas gratis para subir a las Petronas pero ya eso cambió. Ahora hay que pagar 80 ringgits (18,5 euros) por el boleto. Evidentemente el cambio ha sido a peor puesto que si antes, cuando verdaderamente las Torres eran un símbolo universal, se podía entrar sin pagar, ahora, que ya tienen la sombra de las súper construcciones más altas y grandiosas, hay que pagar. En cualquier caso parece complicado marcharse de KL sin subir…

Malasia

Malasia

A partir de aquí Malasia tuvo un pequeño paréntesis para nosotros. Nos escapamos unos días a Singapur antes de llegar a nuestro último paraíso, las Islas Perhentian. Con otro vuelo baratísimo de Air Asia conseguimos llegar al aeropuerto que sirve de entrada a las islas, Kota Bharu.



Desde allí existe la posibilidad de tomar un primer bus local hasta la ciudad de Kota Bharu  (6 R, 1,3 euros) y después otro de una hora hasta el puerto en donde se cogen los barcos hasta el territorio insular. Si vais con tiempo y es temprano, es la opción low cost. Sino, tampoco es una locura tomar un taxi compartido hasta el puerto (78 R, 18 euros, para compartir con hasta 4 personas). A todo esto hay que sumarle el barco que cuesta 70 R (16 euros) ida y vuelta. Y un último coste, la tasa del Marine Park Malaysa (el Parque Nacional) de 5 R (1 euro).

Malasia

Islas Perhentian

Tal vez la decisión más importante antes de llegar a las islas sea decidir entre Perhentian Kecil (isla pequeña) o Perhentian Besut (isla grande). En resumen la que tiene menor dimensión ofrece precios más baratos en sus alojamientos, más fiesta y un público joven en sus playas de ensueño. La isla mayor cuenta con menos hoteles aunque éstos son más caros, de mayor calidad y para un público adulto o incluso familiar que disfrutan de excelentes playas y áreas de buceo.

Queríamos conocer las dos y empezamos por Kecil. Al ser verano los alojamientos suelen estar llenos y es mejor reservar con antelación. Nosotros los hicimos en D´Lagoon. Desde el principio hasta el final fue el peor “hotel” donde nos hemos dormido en toda nuestra vuelta al mundo: mala atención, nefasta comida, habitaciones sin mosquitera y muchos insectos y un largo etcétera. A la mañana siguiente, después de corroborar con otros huéspedes que estaban sufriendo lo mismo, huimos despavoridos hasta la otra isla, Besut.

Malasia

Eran nuestros tres últimos días y teníamos claro que ningún isleño (en general son gente particular y ruda) nos iba aguar la fiesta. Optamos, gracias al regalo de unos amigos, por reservar en uno de los mejores hoteles de la zona, el Coral View. Aquí empezamos a ver el paraíso con nitidez. Aguas cristalinas hasta nublar la vista, peces de todo color y condición, pequeños tiburones bamboo  en la orilla, naturaleza exuberante a nuestras espaldas y un hotel correcto con todo lo necesario para no tener que quejarse.

Malasia

Malasia

Así pasamos nuestro primer día, completamente relajados, desconectando del mundanal ruido y disfrutando a cada paso. Al día siguiente José Pablo volvió a envalentonarse y se echó a la mar para bucear con la empresa que opera en el mismo resort. La sorpresa bajo el agua volvió a ser mayúscula, con una vida que hasta entonces tampoco había visto y dos tortugas con las que pudo nadar a centímetros. Pero en la superficie la sorpresa que le esperaba era mucho mayor.

María José tomaba el sol tranquilamente cuando escuchó en la última esquina del mundo a una pareja hablar en andaluz. Comenzaron a hablar y al rato llegaron a la conclusión de quién era cada uno. Por un lado estaba María José, por el otro Cati, una compañera de facultad de José Pablo junto a David, su pareja. Cuando José Pablo llegó de vuelta del buceo y vio a Cati, como es normal, no podía creérselo. Lo del pañuelo se quedaba en nada con esta historia. No tuvimos otra que celebrar el reencuentro toda la tarde en el único bar de la isla que ofrece alcohol, el de los tailandeses.

Malasia

Malasia

Era nuestro último día antes de un tránsito que duraría muchas horas desde Malasia hasta Sevilla. Cada paso, cuando el sueño se acaba, se saborea con pasión. Lo hicimos en nuestra última noche y a la mañana siguiente, ya con la melancolía completamente instalada en nosotros.

Falta el vuelo de vuelta pero la aventura tocaba a su fin. Nunca fuimos gente de lamentarnos de lo que pasó sino de seguir pensando en el futuro y eso nos hizo reponernos más rápido. Eso sí, lo haremos con una mochila repleta de experiencias, de nuevos amigos y muchas vivencias inolvidables. Y con otro cumpleaños celebrado en el mundo, el número 30 de José Pablo.

Malasia

Como dijo Botton un día, viajar es un intento de transformar los sueños en realidad. ¡Así ha sido! ¡Gracias mundo!

  


Gastos

– Día 1: desayuno 16 R (3,6 euros) + almuerzo 37 R (8,5 euros) + cena ruptura ramadán 24 R (5,5 euros) + trenes 10 R (2,3 euros). Total: 20 euros.

– Día 2: desayuno 7 R (1,6 euros) + visita Torres Petronas (37 euros) + trenes 13 R (3 euros) + almuerzo 24 R (5,5 euros) + bus a Singapur (20,7 euros) + tren 3 dólares de Singapur (1,7 euros). Total: 69,5 euros.

– Día 3: desayuno 8 dólares (4,7 euros) + trenes 13 dólares (7,6 euros) + almuerzo 12 dólares (7 euros) + postales 2 dólares (1,1 euros) + varios 3 dólares (1,7 euros). Total: 23 euros.

– Día 4: desayuno 8 dáolres (4,7 euros) + tren y bus para frontera 7,40 dólares (4,3 euros) + almuerzo 14 R (3,2 euros) + bus a Kuala Lumpur 68 R (15,6 euros) + trenes 12 R (2,7 euros) + cena 15 R (3,4 euros). Total: 34 euros.

– Día 5: desayuno 16 R (3,6 euros) + bus KLIA2 16 R (3,6 euros) + vuelo a Kota Bharu + transporte a Kuala Besut 78-52 R (18-12 euros) + barco a Pulua Perhentian Kecil Terengganu 70 R (16 euros) + tasa Marine Park Malasya 10 R (2 euros) + alojamiento 11,5 euros. Total: 214 R (49 euros).

– Día 6: desayuno 12 R (2,8 euros) + water taxi 30 R (7 euros)+ almuerzo 50 R (12 euros) + cena 40 R (9,5 euros). Total: 132 R (30,4 euros). + Regalo del hotel Coral View 14o R (32,2 euros).

– Día 7: desayuno 30 R (6,9 euros) + buceo 90 R (20,7 euros) + comidas 75 R (17,3 euros). Total: 195 R (45 euros). + Regalo del hotel Coral View 14o R (32,2 euros).

– Día 8: desayuno 30 R (6,9 euros) + barco y bus vuelta 12 R (2,7 euros) + bus aeropuerto 3,6 R (0,8 euros) +almuerzo 20 R (4,7 euros) + bus 16 R (3,6 euros) + trenes 8 R (1,9 euros) + cena 34 R (8 euros). Total: 107,6 R (25 euros).


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Malasia.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en Malasia.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

6 comments on “Malasia, el último destino de nuestro sueño (Kuala Lumpur e Islas Perhentian)

  • Hola! Muy buena la pagina, excelente relato… Una pregunta, como hago para ir de las islas perhentian a kuala Lumpur? Hay buses nocturnos? Gracias! Saludos.

    Reply
  • Hola Grabriel! Muchas gracias por tú comentario! Intentamos ayudar a otros viajeros al igual que muchos compañeros hacen con nosotros. Todos estamos en el mismo camino 🙂 Te contamos. Desde las islas Perhentian hasta Kuala Lumpur es sencillo ir en bus pero debes valorar la opción del avión con Air Asia porque muchas veces compensa. En el caso de que prefieras ir en bus desde tomar el barco que te lleva desde las islas hasta Kuala Besut, que es el pueblo desde el que se cogen los autobúses. Si no es temporada alta no tendrás problemas de plazas aún pillando los billetes el mismo día. El autobús tarda unas 9-10 horas y cuesta alrededor de 50-60 RM/ persona. Hay varias compañías que ofrecen el servicio. Sea como sea, las islas merecerán la pena. Son una pasada!!! Y si puedes, no dejes de bucear o hacer snorkel. Para cualquier cosa, aquí estamos.

    Un saludo viajero

    Reply
    • Hola! Mil gracias por la respuesta. Estoy analizando opciones, porque empezaré desde Bangkok para ir a malasia y aun no se que orden hacer para recorrer las islas, penang y Kuala Lumpur. Quizá la idea del bus este buena si es que hace el recorrido por la noche y me ahorro el hotel.. Ustedes que opinan?
      Muchas gracias!

      Reply
  • Hola de nuevo gabriel! No hay dudas que el autobús es un pelín más barato y, sobre todo, hace que te ahorres el hotel como tú dices. Así que nosotros, si tienes presupuesto low cost, apostaríamos por eso. Una vez en las islas, al ser temporada baja, encontrarás muchas opciones de hostales y hoteles a buen precio. Y si puedes recuerdalo, buceo o snorkel casi obligado. Un saludo fuerte y buen viaje!

    Reply
  • Fiorella Aylin says:

    Hola!! Tu publicación me ha sido super útil!
    Quiero hacer el mismo trip que tu en Malasia, primero Kuala Lumpur y después Perhentian (isla mayor), en tu experiencia, ¿cuántos días recomendarías para KL y para Perhentian Besut? Tomaríamos vuelo de KL a Kota Bharu.
    Gracias 🙂

    Reply
  • Hola como están? Les comento que somos 3 amigas que está misma noche tomamos el bus nocturno para kual besut desde kuala lumpur y de ahí cruzamos a las islas.. principalmente gracias porque nos sirve mucho leer sus experiencias y nos ayuda a organizar el viaje,ahora queria consultarles si saben de alguna manera para ir desde las islas hasta las islas koh Tao o koh pha ngan sin tener que bajar hasta kuala lumpur!? Desde ya muchas gracias

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>