Ottawa, la desconocida y preciosa capital de Canadá

Actualización: 5 junio, 2019

Aunque en el Trivial algunas veces hayas pensado que la capital de Canadá era Toronto o Vancouver, tenemos que decirte que esa respuesta no era correcta. La capital del país es Ottawa. Esta ciudad, a medio camino entre las dos grandes ciudades de la Costa Este, tiene mucho más que ver de lo que te imaginas.

Ottawa, derivado de la palabra algonquina “al comercio”, es la sede del parlamento canadiense, de muchas sedes gubernamentales, pero también es una tranquila urbe, repleta de parques con miles de tulipanes cuando llega el buen tiempo, con cientos de planes para la primavera y el verano. Y sí, un lugar muy adecuado para aprender inglés. Precisamente ha sido nuestra última parada en nuestro curso de inglés con Sprachcaffe y cada vez estamos más contentos de haberla incluido en nuestro recorrido. Ahora sí, te vamos a contar qué ver en Ottawa, la desconocida y preciosa capital canadiense.

Qué ver en Ottawa

Parlamento y Torre de la Paz

Ottawa es, por encima de todo, la capital del segundo país más grande del mundo. Y los habitantes de esta ciudad presumen orgullosos de ello. Por eso, cualquier ruta debe empezar en la Colina del Parlamento. En un enclave espectacular, en una pequeña elevación del terreno y sobre el río San Lorenzo, se sitúa el Parlamento y otros edificios del Gobierno. Un parque bien cuidado une varios edificios desde los que se gobierna este complejo país en lo que se refiere a su tamaño y particularidades geográficas. En este lugar, punto de encuentro de la ciudad, se celebra todo: desde clases colectivas de zumba, hasta eventos oficiales.

Parlamento de Ottawa

Los edificios que forman el Parlamento, se puede visitar de forma gratuita (ya podrían aprender otros países). Hay tres posibles visitas: House of Commons, una especia de Congreso de los Diputados, el Senado y el East block. Si tienes tiempo, puedes ver los tres. Si vas rápido, el más importante es House of Commons, donde toman las decisiones el primer ministro y el resto del Gobierno.

Puedes unirte a las visitas que haya en ese momento en la recepción del edificio pero te recomendamos que consultes esta web oficial y reserves con antelación los tickets (gratuitos). Los días que hay actividad parlamentaria no se puede visitar el edificio. A cambio, nosotros lo hicimos, puedes asistir como público a una sesión del congreso. Merece mucho la pena. Ten en cuenta que al edificio solo se puede hacer con mochila pequeña.

¿Buscas alojamiento en Ottawa?

-> Te dejamos esta lista de 15 hoteles en el centro de Otttawa. 

El mejor lugar para terminar la visita es la Peace Tower o Torre de la Paz de Ottawa. Este símbolo de la ciudad, sobresale 55 metros por encima del edificio, y es un lugar privilegiado para divisar la ciudad. Ahora mismo están reformándolo. Consulta si para la época de tu visita han acabado las obras. Suerte. Nosotros nos quedamos con las ganas.

Canal Ridau y Hotel Fairmount Chateau Laurier

Muy cerca de la Colina del Parlamento está el rincón más bonito de la ciudad, el Canal Ridau. Realmente no es el canal, el sitio concreto son las esclusas. El canal en sí mide más de 200 kilómetros, el más largo de toda Norteamérica. Va desde Ottawa hasta Kingston. En los meses de primavera, verano y otoño es navegable. En invierno se convierte en la mayor pista de hielo del mundo (un plan irresistible).

Canal Ridau

Sea en la temporada del año que sea, lo que no te puedes perder son las esclusas del Canal de Ridau, declaradas Patrimonio de la Humanidad. Situadas junto al famoso Hotel Chateau Laurier, el conjunto del agua, el castillo que acoge al hotel y el entorno natural, es precioso. Allí mismo tienes un pequeño museo para entender la historia y funcionamiento de las esclusas (Museo Bytown) y desde justo al lado parte un sendero por el margen del río.

Cambio de guardia War National Memorie

Si te queda tiempo, el Hotel Fairmount Chateau Laurier se puede visitar por dentro. Y, justo enfrente, está el National War Memorial, un memorial que conmemora a los soldados caídos en la guerra. No tiene mucho de especial. Tan solo te apuntamos que cada hora hacen un pequeño cambio de guardia que es vistoso. Aunque para el mejor hay que esperar a las 17 horas. A esa hora se produce el último relevo y para ello viene un gaitero junto a un grupo de soldados que acompañan a la ceremonia militar.

¿Quieres tener Internet en todo momento y hacer llamadas?

-> Holafly te da la opción de tener tu SIM en Canadá que recibes en España antes de viajar. La metes en tu móvil y ya tienes navegar.

Major´s Hill park y Nepean Point

Justo al lado del Chateau Laurier y las esclusas del Canal Ridau, está el principal parque de Ottawa, el Major´s Hill Park. El parque en sí es pequeño pero muy bonito. Pero, tal vez, lo mejor sean sus vistas. Desde aquí se tiene una estupenda panorámica de la Colina del Parlamento sobre el río. Cuando llega la primavera, el parque se llena de tulipanes que le dan un color muy especial. Y, cuando el verano se aproxima, la terraza del bar que hay dentro del parque es el lugar perfecto para tomar una cervecita al aire libre.

Panoramica del Parlamento

Muy cerca, a menos de 5 minutos andando, debes planear tu visita para estar a la hora del atardecer en Nepean Point. Para reconocerlo verás un montículo con una estatua, la de Samuel Champlain, el creador del astrolabio. Desde esta pequeña colina se tiene las mejores vistas para ver desaparecer el sol. A un lado tienes el Puente de Alexandra, que une Ottawa con la vecina localidad de Gatineau. Al otro se ve el Museo Canadiense de la Historia. Y al otro, el Parlamento y el Chateau Laurier.

Te recomendamos:

  • Montreal está a solo dos horas de Ottawa. Te dejamos un artículo súper completo que hicimos sobre nuestro viaje a esta preciosa ciudad.
  • Aunque la capital sea Ottawa, la ciudad más importante y animada del este de Canadá es Toronto. Si quieres conocerla, te damos todas las pistas y consejos en este post.

Festival de los tulipanes de Ottawa

En la ciudad hay muchos parques, tanto en la parte de Ottawa, como en la Gatineau. Los habitantes de Ottawa los disfrutan todo el año pero, cuando llega mayo, empieza el espectáculo. Desde hace más de una década, la ciudad celebra el Festival de los Tulipanes de Ottawa, el más grande del mundo. En 1945 Holanda mandó a la ciudad 100.000 bulbos de esta flor en agradecimiento por haber acogido a la Reina los años previos a la II Guerra Mundial. Desde entonces, cada año el Gobierno holandés manda miles de semillas de tulipanes para embellecer sus parques y jardines.

Hay muchos sitios donde pueden verse los tulipanes durante las fechas en la que se celebra este festival (en este enlace puedes mirar las fechas de las próximas ediciones). Pero hay un lugar muy especial para verlos: el Commissioners´ Park, junto a Dow´s Lake. Además de este sitio, también se ven muchas flores en Major´s Hill Park. Si vas a venir por estas fecha, eso sí, reserva con tiempo. Se congregan hasta 700.000 visitantes durante la semana en la que se celebra el Canadian Tulip Festival.

¡Atención!

-> Ni se te ocurra viajar a Canadá sin un seguro de viaje. En este país la sanidad es muy cara y cualquier percance también. Usa nuestro descuento del 5% de IATI que te ofrecemos por ser nuestro lector.

Museos de Ottawa

Siguiendo la ruta desde Major´s Hill Park, muy cerca tenéis dos de los principales museos de la ciudad. Si estás varios días en la ciudad, lo más recomendable es que reserves la tarde del jueves para ello. Este día, desde las 17 a las 20 horas, la entrada es gratuita.

La Galería Nacional (National Gallery of Canada) es uno de los imprescindibles. No tiene perdida porque justo delante del modernista edificio que alberga este museo han instalado una de las famosas arañas, las Maman de Louise Bourgeois. Igual que ésta hay varias repartidas por el mundo: Bilbao, Londres, San Petersburgo, Seúl,… Ya dentro, además del interior del edificio, que impresiona, hay muchas obras de artistas nacionales e internacionales. Destaca la muestra de arte contemporáneo, con artistas de renombre como Andy Warhol.

Después de ver este museo, y una vez que cruces el Puente de Alexandra, podrás visitar el Museo Canadiense de Historia (Canadian Museum of History). Este museo de tres plantas, que también puedes ver gratis el jueves por la tarde, es impresionante. El edificio, también de formas modernas, y las colecciones, acompañan al visitante en un paseo por la historia nacional de Canadá. Por suerte, este país no ha borrado la historia de sus pueblos originarios y en sus salas se puede entender la cultura e idiosincrasia canadiense al completo. Además de las exposiciones permanentes y temporales, tiene un interesante cine IMAX que proyecta documentales y vídeos de todo tipo. Para los más pequeños, tienen un programa de visitas especiales.

Museo de Historia de Canada

Gatineau, Parque de Gatineau y Puente de Alexandra

Aunque muchas de las personas que visitan Ottawa no lo saben, el Puente de Alexandra une dos regiones canadienses, Ontario y Quebec. Ottawa pertenece a Ontario y Gatineau a Quebec. En unos pocos kilómetros cambia todo. Los idiomas (en Ottawa prevalece el inglés, en Gatineau, el francés), las leyes, los horarios…

¿Sabías que...

-> Canadá es un estado confederado formado por 10 provincias (Alberta, la Columbia Británica, Manitoba, Nuevo Brunszick, Terranova y Labrador, Nueva Escocia, Ontario, la Isla del Príncipe Eduardo, Quebec y Saskatchewan). y tres territorios (Territorios del Noroeste, Nunavut y el Yukón)? Hace frontera al sur con los Estados Unidos y al noroeste con su estado federado, Alaska.

En tu viaje a Ottawa seguro que, sin darte cuenta, pasarás a otra provincia. Nada más que quieras ir al Museo Canadiense de Historia, ya estará del lado de Quebec. Pero no solo eso. En esta ciudad vecina también se puede desconectar en el Parque de La Gatineau. Más de 300 kilómetros cuadrados de naturaleza, pequeñas cascadas, zonas de pic nic… Eso sí, para ir hasta allí necesitarás al menos una tarde. Así que si vas con el tiempo justo, mejor que no lo incluyas en el plan viajero.

Puente Alexandra

Byward Market 

De vuelta de Gatineau, otro plan imprescindible, ya en Ottawa, es descubrir el Byward Market y su barrio. Este mercado con solera, de principios de 1.800, ha sido la excusa perfecta para que las construcciones posteriores respeten el estilo. El resultado es una zona vibrante llena de bares y terrazas.

Más allá de dar una vuelta por el mercado, y por los puestos de flores de los alrededores, lo que merece mucho la pena es venir cuando hace buen tiempo y aprovechar la vida en alguna de las terrazas. También, ya que estás por allí, puedes hacerte una foto en las famosas letras blancas y rojas de Ottawa. Para Instagram te quedará un fotón.

Letras de Ottawa (Byward Market)

Antes de irte de Byward Mareket tienes que hacer algo que no será bueno para tu dieta. Ya te lo advertimos pero todo sea por ser un viajero ejemplar. Tienes que probar el dulce típico de esta ciudad, los beavertails (colas de castor). Traducido y sin que de mucho miedo, son unos dulces hechos con masa frita y con un ingrediente por encima a elegir entre canela, chocolate, siropes… y espolvoreado con mucha azúcar. Nosotros elegimos una mitad del tradicional, canela y azúcar, y otra mitad de manzana confitada. Todavía tenemos ese regusto dulce…

Beavertails

Nuestra experiencia en inglés 

Otra de las cosas que puedes hacer en Ottawa es aprender inglés, como nosotros. En este mundo globalizado, cada día es más importante el inglés. En los últimos años nos hemos dado cuenta la de veces que lo tenemos que usar. Por eso decidimos apostar por algo más que un curso de inglés. Queríamos vivir una experiencia idiomática completa, una inmersión en inglés. Y decidimos hacer estudiar inglés en Ottawa con Sprachcaffe. Estas escuela de idiomas internacional tiene sede en España; muchos amigos y conocidos nos habían hablado maravillas de ella, y tienen varias escuela por todo Canadá.

En nuestro caso hemos hecho un curso estándar con profes excelentes y con muy buen ambiente en la escuela. Además, la escuela está situada en el centro, por lo que las tardes la aprovechábamos para hacer turismo. Como además la escuela nos ofrecía la posibilidad de vivir con familias locales, nunca dejábamos de practicar. En Ottawa, con Maya y Josh, la pareja con la que vivíamos, ha sido un lujo. Cuando tenían planes con amigos, allí que nos llevaban. Que le decíamos que añorábamos la tortilla, al día siguiente teníamos una para cenar. Súper experiencia.

Dónde dormir en Ottawa

Aunque nosotros en esta ocasión nos hemos quedado en casa de una familia local, hemos tenido tiempo para investigar y descubrir algunos hoteles. Los precios de los alojamientos no son baratos. Además, al precio que veas anunciado, tendrás que sumarle los impuestos, que nunca los incluyen.

Alojamientos en Ottawa:

-> Por ejemplo, el Byward Blue Inn, junto al mercado, está muy bien ubicado, tiene unas instalaciones sencilla pero limpias y más que correctas, y buen precio para ser Canadá. Pero, por si te gusta otro estilo, te dejamos una lista con los mejores hoteles de Ottawa al mejor precio.

Dónde comer en Ottawa

La gastronomía no es el fuerte de los canadienses. No obstante, esta ciudad, como buena capital que es, tiene opciones internacionales para todos los gustos. Empezamos con un clásico, el Zak´s Diner (se puede llegar andando desde el centro). Tal vez una de las mejores opciones para comer una hamburguesa en un bar como el de las películas americanas. En The Works Glebe (en Bank Street), también ponen buenas hamburguesas.

Si te apetece más comer un buen kebap, los mejores los preparan en Shawarma Palace. Para los que siempre se tengan antojo de sushi, una referencia en la ciudad, Banc Sushi (919 Montreal Road). Y de postre, un helado en el Dairy Queen. Umm… qué ricos estaban.

Cómo moverse por Ottawa

Ottawa, aunque parezca mentira, no tiene metro (todavía). Ahora están construyéndolo y en breve anunciarán su apertura. Pero, a día de hoy, la única manera de moverse por Ottawa es en bús (3,50 dólares canadienses el ticket, con transbordo incluidos; así que no tires el billete). Existe una amplia red de autobuses que llega a todos los rincones. No tienen la frecuencia más adecuada que a todos nos gustaría así que la otra opción es andar o pillar un Uber.

Para llegar desde la estación de tren de Ottawa, si vienes desde Montreal, Quebec o Toronto, puedes coger el bus número 62. En 20 minutos estarás en el centro.

Desde el Aeropuerto Internacional de Ottawa/McDonald-Cartier) al centro te lleva la línea 97 de bus y tardarás unos 30 minutos.

Mapa de Ottawa

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver en Ottawa? ¿Incluiríais algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Evita colas y reserva las mejores VISITAS GUIADAS y EXCURSIONES.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Aquí los mejores RESTAURANTES para comer en tu destino.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “Ottawa, la desconocida y preciosa capital de Canadá”

  1. ¡No sabía que hubiera tantos lugares que visitar en Otawa! Me ha molado mucho el parlamento y la Galería NAcional, soy muy fan de Andy Warhol. Saludos

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies