Archipiélago de San Blas y una despedida de año en bañador

Actualización: 15 mayo, 2020

Hay fechas que, por uno u otro motivo, son especiales para los ‘volteros’ que estamos inmersos en esta aventura de dar la vuelta al mundo. No hay duda que el lugar donde despedir el año es uno de los especiales, y así lo intentamos hacer hasta conseguirlo. Estando en Panamá marcamos en el mapa su joya más preciada para apurar los últimos días del 2013 y darle una sonora y viajera bienvenida al 2014, el Archipiélago de San Blas o la Comarca de Guna Yala, que también se llama.

Nuestro gran anfitrión es Diwi, un amigo Kuna que José Pablo conoció en la expedición Ruta Quetzal en 2008. Junto a él, dos amigos suyos llegados desde Suecia, Johan, y Hungría, Konrad; más Adri y Belén, nuestros amigos españoles que esos días nos acompañaban, pusimos rumbo al territorio independiente de Kuna Yala donde sus habitantes son indígenas (una de las siete comunidades indígenas que tiene Panamá).

Los 30.000 gunas que hay en todo el planeta son prácticamente unos desconocidos. Pocas comunidades indígenas concentran tantas curiosidades siendo tan pocos. Los kunas tienen sus propias leyes, aduana, cárcel e incluso policía.

En Guna Yala con amigos

A partir de aquí, empieza la fiesta para los sentidos. 365 islas, una para cada día del año, con todos colores que puedas imaginar para un mar, con sabor a pescado, coco y sal, olores a naturaleza viva, tacto de castillos de arena fina y la sintonía de un paraíso desierto y salvaje. Más o menos eso es Kuna o Guna Yala si dan con el lugar correcto, algunas de las decenas no habitadas del archipiélago (sólo 40 aproximadamente están habitadas, así que es tarea fácil). Para nosotros son nuestras islas favoritas en el mundo y eso que hemos conocido unas cuántas: Cuba, Maldivas, Seychelles, Fiji o Vanuatu.

Mejores islas de San Blas

Masargandup

Nuestra primera parada en las Islas de San Blas es la isla de Masargandup, una isla casi deshabitada, es decir, sólo habitada por la familia Tejada, o lo que es lo mismo, el abuelo, uno de sus hijos y dos sobrinos. Ellos, la isla y el infinito. Llegábamos con los víveres justos. Si queríamos comer pescado, había que pescarlo, si queríamos cocos, había que cogerlos. Jim, el más jovencito, con sólo 14 años, pronto nos enseñó a usar la tanza, el anzuelo y el machete pero sólo su maña nos consiguió alimentar esa noche con un pargo rojo enorme pescado a mano desde la orilla. El júbilo se desató en la pequeña isla.

Para no tentar a la suerte, a la mañana siguiente, Nochevieja, encargamos unas langostas a unos pescadores que pasaron por allí. No hubo suerte y nos la cambiaron por rico pulpo que aderezamos con arroz. Nos supo a gloria al calor del fuego de la hoguera que consumía las últimas horas del año.

Comer en el Archipiélago de San Blas

Piscina natural San Blas

Íbamos a celebrar el fin del 2013 por tercera vez. La primera brindando con cerveza helada en medio del Mar Caribe en una piscina natural (un banco de arena que te permite caminar y nadar entre estrellas de mar); la segunda a las 12, hora española, con uvas de la suerte (las compramos en Ciudad de Panamá, la capital). Ahora, a la tercera, en horario panameño, brindado desde una isla desierta con ron Abuelo, admirando los fuegos artificiales que llegaban desde la inmensidad del océano y bajo un manto de estrellas para pedir mil y un deseos.

Piscina natural en San Blas

¡Ah! También puedes visitar una pequeña isla, con un sólo cocotero, sin nombre, a la que bautizamos como A tomar por mundo. A partir de ahora será la isla de los viajeros.

Despedimos el año en San Blas

El Porvenir

Tienes que tener en cuenta que las islas más cercanas a Puerto de Cartí son las más populares y, por tanto, más masificadas.

La capital de las comunidades guna se encuentra en Gairgirgordub en la Isla El Porvenir. Se trata de una pequeña isla que posee unos cuantos edificios gubernamentales, una estación de policía, colegio, sanitario, chozas (llamadas bohíos), cooperativa de artesanos donde venden las molas (blusas y trajes típicos) y un museo de la historia y cultura kuna.

Que ver en Panama

El Porvenir, muy cerca de Puerto Cartí, funciona como una vía de acceso hacia varios destinos del archipiélago de Kuna Yala porque cuenta con una pista de aterrizaje y recibe vuelos de Ciudad Panamá.

Aguja

Isla Aguja, también conocida como Isla Iggodup, se encuentra a unos 20 minutos en barca de la costa continental de Panamá. Está bastante preparada para el turismo, en cuanto alojamientos, comidas, equipos, excursiones, entre otros. Aquí puedes comprar coloridos souvenirs.

Pelícano

Entre las centenares de islas y cayos del archipiélago tal vez alguna de las que no te debes perder sea Isla Pelícano, que para muchos es la más hermosa. Es cierto, es bonita, pero habría que visitarlas todas para comparar, ¿no?

Debes saber que se encuentra a una hora en lancha de Cartí y que aquí se grabó la famosa serie española, La Casa de Papel.

Archipiélago de San Blas

Perro Chico

Esta isla, a 30 minutos de Cartí, es un buen lugar para hacer esnórquel porque además de estar rodeada por coral y por un arrecife muy extenso que une Isla Perro Chico con su vecina, Isla Diablo,… hay un barco hundido por el que te puedes meter y disfrutar de los peces de colores.

Esnorquel en Bocas del Toro

Perro Grande

No muy lejos se encuentra Isla Perro Grande y al igual que las demás es una isla llana de arena blanca fina, aguas cristalinas, playas hermosas repletas de cocoteros (cuantas más palmeras tenga el cayo más rica será la familia guna que lo regenta). Quizá por su tamaño, cuenta con muy buenas infraestructuras y servicios.

Waily

En Isla Waily puedes ver muchísimas estrellas de mar desde la misma orilla. Es más grande que la anterior, pero mucho más tranquila en cuanto a turismo.

Navidad en Panama

Chichime

No había mucha gente cuando visitamos Isla Chichime pero también está preparada para el turismo. No esperes grandes lujos, ni mucho menos, pero lo básico lo tiene.

Además cuenta con una pequeña laguna en su interior. Debes saber que si excavas en todas las islas encontrarás agua dulce y eso se produce porque las raíces de las palmeras absorben la sal. Así que si tu barco naufraga en alguno de estos cayos desiertos no te morirás de sed, y ni de hambre. Una buena forma de vida, ¿o no?

Agua dulce en San Blas

Cayos Holandeses

Este cayo compuesto por una decenas de grandes y pequeñas islas, entre las que destaca Tortuga, está más alejado del puerto continental y del resto de islas mencionadas. Por lo que estarás más tranquilo y relajado al más estilo Robinson Crusoe. Los servicios brillan por su ausencia; deberás ir equipado con tu propios víveres y tiendas de campaña. Normalmente llegan aquí los turistas que viajan en veleros desde Colombia.

Cómo llegar al Archipiélago de San Blas

Para visitar las islas hay dos opciones, hacerlo por tu cuenta (siempre con algún guía local que tenga lancha) o contratar una excursión. La primera opción, en la que aparentemente puedes gastar menos dinero, tiene el contra de que probablemente te lleven a islas más cercanas y masificadas, además de que no siempre es más barato.

Te lo ponemos fácil:

Para llegar hasta el Archipiélago de San Blas solo hay una alternativa ‘barata’, viajar en todoterreno con algunos de los muchos kunas que van a diario desde la capital hasta Puerto de Cartí, puerto desde donde parten las lanchas (50 dólares ida y vuelta, en los hoteles o agencias pueden facilitarte los teléfonos sin problemas). No hay forma de hacerlo en transporte público o coche particular (a no ser que se conozcas la empinada carretera repleta de curvas y sepas manejar un buen 4×4).

Luego tenemos las opciones caras que nosotros tuvimos que descartar durante nuestra vuelta al mundo: viajar en avión o en velero. En cuanto a la primera, los vuelos en avioneta parten desde la capital con Air Panamá y llegan a los aeródromos de El Porvenir (‎PVE)‎, Achutupo (‎ACU), Corazón de Jesús (‎CZJ)‎, Malatupo (‎MPP)‎, Playón Chico (‎PYC)‎ o Puerto Obaldía (‎PUE)‎, en unos 40 – 60 minutos de trayecto. Y sobre la segunda opción, puedes embarcarte en algunos de los veleros que parten desde la costa de Colombia, normalmente desde el puerto de Cartagena de Indias.

Mejor época para visitar la Comarca de San Blas Panamá

Como habrás comprobado, nosotros estuvimos a finales de año y principios del siguiente, diciembre y enero, justo cuando cambian de estación. Aquí no hay cuatro estaciones como solemos tener en España, aquí se rigen por la Estación seca y la Estación húmeda. La primera va desde enero hasta mayo y no suele llover. Eso sí, hay muchísimo viento y el mar está picado. La segunda va desde mayo hasta diciembre y llueve mucho. Pero no te agobies, llueve cinco minutos y luego sol y buenas temperaturas durante todo el día, y encima el mar está en calma, perfecto para bucear o hacer esnórquel.

Alojamientos en las Islas de San Blas

Nosotros, de la mano de Diwi, conseguimos a un guía también local, con lancha, que aprendió mucho y bueno en sus estudios de turismo en Suiza, Lenin Vaquez.

Con él teníamos la opción de contratar cabañas, terrestres o sobre el agua, en las islas habitadas (desde 40 dólares en adelante con tres comidas incluidas y excursiones) o dormir en tienda de campaña pudiendo acampar en cualquier isla con nuestros propios víveres. La opción aventurera fue la elegida. Ni con éstas el archipiélago es un destino low cost (calcular un presupuesto de 50 dólares en adelante por persona y día), aunque, definitivamente, imprescindible.

Mapa del Archipiélago de San Blas

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre el Archipiélago de San Blas? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Gastos de viaje (precios 2014)

  • Los gastos diarios por persona en las islas fueron de 50 dólares (36 euros).

Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:   


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “Archipiélago de San Blas y una despedida de año en bañador”

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.