Uruguay, el hermoso país invisible (Cabo Polonio, Montevideo, Colonia del Sacramento)

Como dice la murga de Don Timoteo, Uruguay es un país pequeño entre dos hermanos mayores, Brasil y Argentina. Sigue la letra diciendo que este país no se le conoce por nada a pesar de todos sus atractivos y que ha tenido que ser la legalización de la marihuana la que la ponga en el mapa. Nada que ver. El segundo país más pequeño de América del Sur, escondido entre dos colosos, tiene kilómetros de playas hermosas y salvajes, una capital tranquila y varias ciudades de postal.

Uruguay

Para llegar desde Brasil, la entrada natural es por Chuy (Brasil), la frontera con Uruguay. En ese punto se atraviesa, cruzando una calle, sin puestos fronterizos ni nada por el estilo, el otro Chuí, el uruguayo. Tanto de un lado como otro hay buenas comunicaciones en autobús aunque las conexiones sean escasas a lo largo del día. Desde este pueblo también parten los autobuses para la salvaje área de playas del departamento de Rocha.

Cabo Polonio

Las opciones preferidas por los aventureros locales y mochileros son las playas de Punta del Diablo o de Cabo Polonio. Todo sea por evitar otra zona más al sur, Punta del Este, con fama mundial y edificios sobre las olas. Entre las dos, balnearios similares, nos decantamos por Cabo Polonio por lo que nos habían contado, playas vírgenes, chozas sin luz y un misticismo exagerado.

Uruguay

Para llegar al Parque Nacional Cabo Polonio es necesario tomar un peculiar camión 4×4 en la puerta de acceso al parque ya que no está permitido el ingreso en coche (170 pesos uruguayos, 5,5 euros, 20 minutos). En caso de querer ir en coche debéis contar con que desde hace poco el aparcamiento cuesta otros 170 pesos uruguayos el día.

Uruguay

Desde que pusimos pie en las arenas vírgenes del Parque, este lugar nos descolocó. Por un lado se nos parecía demasiado a maravillas conocidas como Bolonia (Cádiz), al fin y al cabo todo es Atlántico, por otro la acumulación de chozas, hostel y casitas nos pareció tan desmedida como lejanas al mito de lugar alejado y “hippie”, pero por último la naturaleza nos mantenía a raya para que la crítica no fuera a más. Buscamos entre el mar de alojamientos a pie de playa que se diseminan entre la maleza y encontramos un lugar con buena onda para pasar nuestros días por acá, el Hostal del Cabo. Ésta opción junto al Hostal Cabo Polonio y Hostel Rosa, que cuenta con una biblioteca que aunque no te quedes allí merece la pena visitar, son las mejores.

Uruguay

Leímos en una tarjeta de visita un buen resumen de lo que pensamos que es Cabo Polonio, turismo inhóspito (venido a menos, eso sí). Si situación geográfica, muy sufrida con vientos y tempestades, y el aislamiento natural realzan las bellezas de este enclave no apto para turistas acomodados (no existe la luz, la poca que hay está generada con placas solares, y las comodidades escasean. Nosotros pasamos nuestras horas relajándonos entre libros, paseos y buenos momentos en el hostel.



Este punto, tan importante en un viaje, va marcando destinos. En este hostal hicimos, casi sin darnos cuenta, un grupo de lo más divertido entre dos argentinos, dos argentino-brasileños (más argentinos que brasileños), dos israelíes, dos alemanes y los servidores. Con almuerzos colectivos en torno a la misma mesa, partidas de cartas en la que nos jugábamos mucho más que el honor, noches entre acentos distintos, aprendizajes, bromas y chistes universales le ganamos la partida al tedio de los días de lluvia frente al mar.

Uruguay

Y rico probamos el rico mate. Así lo cuenta Diego:

Montevideo

Cuando nos despedimos de la calma y la tranquilidad (sin internet se vive mejor), pusimos rumbo a la capital del país, Montevideo (430 pesos uruguayos, 14 euros, 4 horas), la más austral de América. Nos recibió una ciudad en ciernes de varios feriados a cuenta de los carnavales. Encontramos alojamiento en uno de los hostel con mejor calidad/precio, Che Lagarto.

Uruguay

La ya de por sí relajada urbe, caminaba despacio en un fin de semana atípico con calles deshabitadas, playas llenas y comercios cerrados. Lo aprovechamos para descubrir tranquilos el centro, la costanera y sus parques. Por la noche, cuando parecía que los latidos arrancaban del muermo a la capital, nos colamos en la zona popular del Teatro Ramón Collazo (sobre un montículo que hay frente al escenario se puede ver gratis la función). Allí escuchamos las letras de las murgas en los que es uno de los más afamados carnavales del planeta.

Colonia del Sacramento

Nos faltaba un punto imprescindible en un viaje por el litoral atlántico charrúa, Colonia del Sacramento. Situada en la ribera del Río de la Plata, esta ciudad mezcla a la perfección estilos portugués y español, reflejo de la colonización de uno y otro país en la historia.

Uruguay

Uruguay

La ciudad más antigua del país tiene un sabor añejo, distinto al resto. Da gusto pasear por sus calles empedradas e imaginar lo que un día fue. También probar un rico asado en algunas de las terrazas que inundan todos los rincones (la opción local y low cost es el Quiosco Los Faroles). Eso hicimos con mucho gusto. Después, para la hora del atardecer, nos tocó emular a los Americo Vespuccio y Díaz de Solis que hace más de 500 años atravesaron el Río de la Plata. Poníamos rumbo a Buenos Aires (Argentina) en buque. Un ligero paseo de una hora y media. Hay tres compañías que operan: Buquebus, Seatcat Colonia y Colonia Express. Ésta última, Colonia Express, ofrece los billetes más baratos si se reserva por Internet (750 pesos uruguayos, 24 euros).


 
Gastos
 
Día 1: transporte a Cabo Polonio 286 pesos uruguayos (9,2 euros) + transporte 4×4 Parque Cabo Polonio 340 pesos uruguayos (11 euros) + snacks 24 pesos uruguayos (0,80 euros) + alojamiento 800 pesos uruguayos (25 euros). Total: 1450 pesos uruguayos (47 euros)
 
Día 2: comida 480 pesos uruguayos (15 euros) + alojamiento 800 pesos uruguayos(25 euros) + snack 25 pesos uruguayos (0,80 euros). Total: 1305 pesos uruguayos (41 euros)
 
Día 3: transporte a Montevideo 860 pesos uruguayos (28 euros) + comida 260 pesos uruguayos (8,5 euros) + alojamiento 720 pesos uruguayos (23 euros). Total: 1840 pesos uruguayos (59 euros)
 
Día 4: comida 135 pesos uruguayos (4,3 euros) + alojamiento 720 pesos uruguayos (23 euros). Total: 855 pesos uruguayos (27 euros)
 
Día 5: snacks 100 pesos uruguayos (3,2 euros) + transporte a Colonia 556 pesos uruguayos (18 euros) + comida 225 pesos uruguayos (7,2 euros) + barco a Buenos Aires 1500 pesos uruguayos (48 euros). Total: 2381 pesos uruguayos (76 euros)
 

–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Uruguay.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en Uruguay.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoraciones)
Cargando…

2 comentarios en “Uruguay, el hermoso país invisible (Cabo Polonio, Montevideo, Colonia del Sacramento)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>