Buenos Aires querido y amado

La capital argentina, Buenos Aires, estaba frente a nuestros ojos. Llegábamos desde el Río de la Plata (por Uruguay). Rascacielos, zonas boscosas, un gran frente portuario y muchos planes por delante. La ciudad evocada en miles de páginas de revistas de viajes, programas de tv, el cine, los libros, estaba a un paso. Afortunadamente para nosotros, no llegábamos solos. Raquel, una madrileña por el mundo, nada más leer la noticia de nuestro aventura en los periódicos digitales se decidió a escribirnos para abrirnos las puertas de su casa. Junto a Santi, su novio, y sus perros, Bumy y Espinacas, nos dieron el mejor recibimiento posible, una cena a base de tortilla de patatas, salmorejo y croquetas caseras.

Buenos Aires

Buenos Aires
Con todo el día por delante, a la mañana siguiente, nos pusimos la ropa de trabajo para conocer el más turístico de los Buenos Aires: el micro centro, paseando por la interminable avenida Corrientes, la Casa Rosada o la importante calle Florida. Inevitablemente cualquier paseo por la capital debe empezar por aquí.

Buenos Aires

Buenos Aires

Buenos Aires

En la calle Florida es donde se dan cita los “arbolitos”, los cambistas que controlan el mercado alternativo de divisas. Aunque parezca increíble para un turista, además de la guía de la ciudad, es conveniente leerse un manual de cambio de divisas para hacer rentables las vacaciones. Se gana mucho más dinero al cambio (no es ilegal, es una cuestión alegal). La explicación es compleja pero se puede hacer sencilla:

1. Hay que llevarse dólares o euros para cambiarlos en el mercado alternativo al cambio del “dólar-euro blue“. Fundamental, nada de pagos con tarjeta ni cajeros en ningún sitio, siempre dinero en efectivo.
2. Al grito de “cambio, cambio” puedes consultar por el mejor precio del día. Hay muchos y puedes comparar. 
3. Cuando lo hayan decidido, sin necesidad de entrar en ninguna casa de cambio, sino en la misma calle, compruebas los billetes que no sean “truchos” y los cambias.
4. ¡Disfruta de lo ganado! Como ejemplo, un viaje en bus de 1.000 pesos argentinos pasará a costarte 91 euros al cambio oficial y 70 euros con el cambio “blue”. ¡Has ganado 21 euros!

Pero independientemente de la economía doméstica y otras historias mínimas que completan las tertulias de los magazines, Buenos Aires tiene tantos rincones para perderse como barrios. Por eso, al día siguiente, de la mano de Raquel y Santi, cogimos las biciletas para conocer la otra ciudad de los porteños. Empezamos por los muertos. Parecerá feo pero aquí la veneración hacia los que se fueron es mayúscula. Hay dos grandes cementerios con ilustres, el de Recoleta y de Chacarita. Fuimos al último para ver la tumba de un símbolo del país, Carlos Gardel; artistas, políticos, deportistas, completan la magna lista.

A la hora de comer visitamos un clásico, El Imperio de las Pizzas, para seguir con la buena tradición pizzera que empezamos el día anterior en a Pizzería Güerin. Y para hacer la digestión, entre pedaleada y pedaleada, una parada en el Mercado de las Pulgas, un lugar donde todo lo reutilizado consigue categoría de obra de arte.



Lo siguiente que tocaba era conocer el barrio de Palermo en su máxima esfervescencia, un día feriado. Un paseo, primero, por el Palermo Soho, donde los bares cambian sus mesas por percheros con ropa que alquilan en los días de fiesta, las cuidadas librerías enganchan desde el primer minuto y donde el diseño se ha apoderado de todas las tiendas del barrio. Después, más pedaleadas entre los bosques de Palermo.

Buenos Aires

Buenos Aires

Buenos Aires

De camino a nuestra próxima parada, y con los últimos rayos de sol, todavía nos quedó tiempo para ver Recoleta. Ya sin luz, unos cuantos kilómetros más hacia el centro, llegamos al que iba a ser el colofón del día. Lógicamente, cual extranjero en Argentina, queríamos ver tango, el baile y cante por antonomasia del país. Eso lo teníamos claro. También habíamos decidido que nada de cena con show. Y en estas nos sorprendió Santi con una propuesta local y auténtica. Nos llevó a una milonga al Tango Yira Yira, en Balvanera. La milonga es un género musical y una danza parecida al tango (nació a finales del siglo XIX). Un buen libro para no perderse nada de esta cultura musical en la capital es “Buenos Aires baila tango” de Gabriela Kogan, que nos regaló Santi.

Buenos Aires

La que fuera asociación de carboneros en otra época, acoge primero unas clases de tango (75 pesos, 5,2 euros con acceso a la milonga)* y después la milonga (25 pesos, 1,75 euros). A lo primero ni tan siquiera nos atrevimos. No es este baile disciplina sencilla ni dada a las bromas. Así lo tomamos, al menos hasta que entramos en calor. Al final, aunque a regañadientes, María José se animó.

El último día en la capital porteña lo dejamos para lo evidente, los paseos por La Boca y San Telmo. Coincidió en el barrio con más color de Buenos Aires partido de su equipo, el Boca Juniors, más que una religión. Aquí, en estas calles, puede verse el retrato de uno de los representantes de Dios en la Tierra, Diego Armando Maradona, y a los pocos pasos, al otro, el Papa Francisco, ambos compatriotas. Tiene color, sabor y poco más este inflado reclamo turístico con más necesidades que cosas pueda ofrecer. San Telmo es otra cosa. Mejor en horario laboral o en fin de semana.

Buenos Aires

Buenos Aires

A pesar de todo ello, Buenos Aires tal vez sea de las ciudades que conviene más vivirlas que visitarlas. Hay una propuesta cultural para cada día. Raquel y Santi, dos enamorados de la cultura y la literatura, de hecho él es dueño de la Librería Ferrovía en Santa Fé (Argentina), nos contagiaron de ello. Nos descubrieron rincones, librerías, bares… E incluso proyectos laborales apasionantes para un mundo mejor, como el de la cooperativa editorial Eloísa Cartonera . Llegamos queriendo a Buenos Aires y gracias a ellos nos marchamos amándola.

Buenos Aires

Buenos Aires

 


Gastos

Día 1: transporte tarjeta SUBE 20 pesos (1,4 euros) + comida 70 pesos (5,2 euros) + libro 15 pesos (1 euros) + empanadas 50 pesos (3,5 euros). Total: 165 pesos (11,5 euros)

Día 2: comida 250 pesos (17, 6 euros) + café 80 pesos (5,6 euros) + milonga 75 pesos (5,2 euros) + snacks 20 pesos (1,4 euros). Total: 425 pesos (30 euros)

Día 3: lavandería 50 pesos (3 euros) + comida 290 pesos (20 euros) + recarga transporte SUBE 10 pesos (0,70 euros). Total: 350 pesos (24,6 euros) *

* El cambio de pesos a euros lo haremos teniendo en cuenta el cambio oficial. Cuando hayamos pagado con dinero cambiado al cambio extra oficial (euro blue) lo marcaremos con un asterisco. (Esto lo ponemos debajo de todos los gastos que incluyamos).


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Argentina.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en Argentina.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes encontrar diferentes actividades y excursiones para pasarlo pipa en Argentina.

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoraciones)
Cargando…

Un comentario en “Buenos Aires querido y amado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>