fbpx

Comidas del mundo: cuando la gastronomía es el destino

Actualización: 17 enero, 2020

Cada vez que viajamos es para descubrir algo nuevo: un lugar, una forma de vida, una nueva cultura, una enseñanza… La gastronomía también es un punto fuerte a la hora de elegir el destino. Adentrarnos en los sabores, olores y mercados para explorar nuevos ingredientes que darán vida a un plato es parte de la idiosincrasia ese territorio y nos encanta. Es una forma distinta de disfrutar del día a día y las tradiciones de cada pueblo, y nuestro paladar sólo conoce una ínfima parte de lo que podría conocer. En este post sobre las comidas del mundo te traemos la mejor cocina tras haber explorado más de 90 países de los cinco continentes.

Un consejo antes de comenzar. ¡Que no te engañen tus ojos! No eches cuenta a ese dicho «si no me entra por los ojos…». Prueba y luego habla. Seguro que te estás perdiendo muchas cosas por esto. Sé valiente y no te arrepentirás.

Europa

La gastronomía, ese arte de combinar productos, historias y tradiciones, adereza cada vez con mayor fuerza al turismo. Algo que caracteriza a Europa es su diversidad cultural y esto se ha traducido en sus platos. Forma un cóctel completo perfecto y diverso, de ahí que dividamos su cocina por zonas. ¡Acompáñanos!

Sur de Europa

Muchos de los países que forman parte del continente europeo, por la proximidad que guardan entre sí o, incluso, por el clima, tienen platos parecidos. La dieta mediterránea, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010, puede ser un ejemplo de ello. Este tipo de alimentación pone como base la agricultura y pesca local, ya que son de gran variedad y calidad. Los productos de España e Italia son los que inspiran la mayoría de los platos. Sin embargo, entre estas regiones existen pequeñas diferencias.

  • En España el aceite de oliva es uno de los productos estrellas, ya que proporciona aromas, sabor y salud. Según los expertos, es beneficioso para el corazón. Los frutos secos, legumbres, verduras y frutas son otros de los ingredientes fundamentales en esta dieta que no deja de lado el huevo, arroz o pescado azul. Asimismo, los guisos caseros (berza, lentejas,…), paella o marisco son platos que dan buena cuenta de la riqueza gastronómica de nuestro país. Recuerda, que en Andalucía, en el sur del sur, puedes probarlos a modo de tapas (platos más pequeños, y baratos).
  • En Italia, la pasta es el rey de la gastronomía, así como la pizza, que también es un plato muy popular. La carne, el pescado y las hortalizas son ingredientes fundamentales en esta cocina. El risotto de setas, el ossobuco (guiso de ternera) o la piccata (base de mantequilla, especias y zumo de limón que se suele preparar para elaborar distintos platos).
  • Francia, también tiene una buena gastronomía sobre todo a través de sus quesos, vinos, tomates, finas hierbas, verduras, entre otros. La ratatouille, por ejemplo, es uno de los platos más típicosa de la cocina del país galo, y está elaborado con vegetales. Y la cassoulet, el guiso más delicioso.
  • Y, por último, destacamos aquí a Grecia. Esa cocina fresca y sana que nos encanta. No te pierdas los yogures, el Tzatziki, la Moussaka y la ensalada griega con pepino. Tampoco el Kofta, unas ricas brochetas de cordero.

Comida griega

Norte de Europa

La cocina del norte de Europa es otra de las más exquisitas, y sus productos principales provienen tanto del mar como de la tierra. Así, en países como Finlandia y Noruega, la carne de alce es uno de las materias primas más consumidas, a pesar de su fuerte sabor y su alto componente calórico (ideal para combatir las bajas temperaturas).

Los tubérculos también son muy importantes en la dieta del norte de Europa; la patata, por ejemplo, es un ingrediente principal con mantequilla, eneldo y sal. Las remolachas también se usan con frecuencia ya sea en sopas, ensaladas y zumos. El rakfisk, pescado fermentado, te sorprenderá, para bien, y el salmón, puede que sea uno de los productos más placentero. Quesos como el brunost, con sabor a caramelo, también hace las delicias de todo el que lo prueba. Eso sí, comer en estas zonas es tremendamente caro.

Comida finlandesa

Centro de Europa

El clima en Alemania, Austria, Suiza o Hungría suele alcanzar temperaturas muy bajas, por lo que las sopas calientes son una parte muy representativa de su gastronomía. Los quesos a modo fondue y las raclettes, queso deshecho acompañado de embutidos acompañados de carne, verduras, hortalizas,…, son también platos populares de esta zona europea, así como la ensalada de patata, salchichas y/o roastbeef y los filetes empanados. En cuanto a las bebidas, sin duda, la cerveza a grandes cantidades.

El dulce es una parte importante en estos países. La tarta sacher, típica de Viena, se ha convertido en el pastel de chocolate más famoso del mundo. En Alemania, la tarta Selva Negra es la más famosa: nata, mermelada o licor de cereza de la selva que da nombre a este postre.

Comida Bucarest

Este de Europa

Por causas históricas los países de esta región compartieron los mismos imperios, las mismas guerras y las mismas influencias políticas. Por esto ahora comparten muchas tradiciones populares y culinarias. Algunos de los países del este del Viejo Continente cuentan con influencias de la cocina griega, turca y árabe, por lo que entre sus ingredientes podemos encontrar yogurt, ajopepinos y especias.

  • Rusia y los países Bálticos usan el salmón y los arenques en sus recetas. También el caviar del esturión es uno de los platos más codiciados. Al igual que en centro Europa, las sopas es un plato muy popular para soportar las bajísimas temperaturas que se alcanzan en estos países. Pueden elaborarse de muchas formas: con carne, tubérculos, pescado, legumbres,… En Rusia, el borsh, una crema de remolacha deliciosa, es uno de los platos más destacados. La remolacha, zanahorias y patatas también destacan también como unos de los ingredientes más consumidos.
  • Así, el gülash en Hungría, es un estofado elaborado con carne de ternera, cebolla, pimiento y paprika. O el Sarma, hojas de col, acelga,… rellenas con carne picada o arroz.

Comida Europa del Este

Asia

La comida asiática es una de las comidas del mundo más valoradas. Verduras, especies, pescado o frutos secos son alguno de los ingredientes que se utilizan para elaborar auténticos manjares. Desde Vietnam, hasta China, pasando por Japón o Turquía, los alimentos que se cocinan en esta parte del planeta tienen un sabor que los hace inconfundibles. ¡Ya estamos salivando!

Vietnam

Si hay algo que caracteriza a la cocina vietnamita es su insistencia en utilizar alimentos sanos y frescos. Esto se debe a que la mayor parte de la materia prima que se emplea en la elaboración de sus platos son vegetales, hierbas y especias. La comida de Vietnam, al igual que la de Tailandia, suele utilizar la salsa hoisin, salsa de soja, la nuoc nam, salsa de pescado, como parte del plato.

Comida vietnamita

El arroz, las sopas y la carne también tienen su protagonismo: el Pho Bo, una sopa de noodles de arroz a la que se le puede añadir cilantro, menta, lima…; Cha Gio y Goi Cuon, por su parte, son dos tipos distintos de rollitos: el primero se come frito y está relleno de carne picada de cerdo, setas con noodles de arroz y verdura; y el segundo es crudo y se rellena de verduras, gambas y fideos. Nos encantan ambos.

Algunos expertos consideran a Hoi An como la ciudad con más personalidad culinaria por sus platos tradicionales y exquisitos. ¿Estas de acuerdo con esto?

Japón

La comida japonesa ha evolucionado en varias ocasiones a través de los siglos, debido a los cambios políticos y sociales. Con influencia china, la cocina nipona se ha adaptado y hoy en día conocemos platos como el teppayanki (verduras cocinadas en una plancha de acero) o california roll (una clase de sushi).

La cocina de Japón sigue unas reglas que influyen en la cocción y presentación de los alimentos. Se busca la armonía de los ingredientes y la limpieza y orden de los platos. El arroz, el pescado crudo y hervido o las verduras son la base de su ser y componen platos tan aplaudidos como el sushi, tofu, yakitori o tempura. Sin duda, un arte culinario saludable, natural y sencillo.

Comidas del mundo: Japon

India

La gastronomía india es muy variada y emerge como resultado de las distintas culturas que han pasado por su territorio. Las especias y condimentos no pueden faltar en sus exquisitos platos. No hay forma de eliminar el picante. Dices «no spice». Lo entienden y no te lo ponen, pero siempre hay «spice».

La cayena, el cardamomo, el jengibre o el azafrán son algunas de las especias más usadas. Las legumbres, el arroz o las verduras son también materias primas muy usadas en la cocina india.

Comidas del mundo: India

El pollo tikka masala o el pollo tandori son dos de los platos más típicos de la India. En el primero, el pollo está maridado con yogurt, especias y salsa masala; el segundo es un pollo asado al horno con especies, de hecho, tandoor significa horno de barro.

Los dulces, en la India, también son deliciosos y, al igual que con los platos principales, se usa mucho las especias. El mithaa paan o el jalebi son algunos de los más populares.

Turquía

En la cocina turca se funden las tradiciones culinarias de los habitantes de las distintas comarcas del país. Tiene influencia de las cocinas de oriente medio y la balcánica. Además, la comida mediterránea también tiene peso sobre los platos turcos, debido al uso del aceite de oliva como base en prácticamente todas sus elaboraciones.

Especias, verduras o carnes asadas conforman la materia prima principal de Turquía. El meze, dolma, el lahmacum o el döner kebap (nada que ver con el que nos comemos en España) son algunos de los platos que más fama tienen.

China

La gastronomía de este enorme país es una de las más ricas de la Tierra debido a su tradición culinaria, diversidad, ampliamente representada a nivel mundial y su relación con la medicina. Si viajas a China, olvídate de pedir un “arroz tres delicias” o unos “rollitos de primavera”. La cosa va mucho más allá y muchas muy extrañas.

Comida china

Las verduras cocinadas, se la conoce como fan, y esto junto a los cereales, se les llama cai. A los alimentos tiernos y ricos en agua, como las frutas y las verduras, se les conoce como yin, y a los platos fritos, especiados y a base de carne, yang. Hay un dicho que dice que se come todo lo que tiene 4 patas, a excepción de las mesas. Y es que es así. Aquí puedes probar todo tipo de insectos, serpientes, perros, ratas, gusanos, palomas, órganos de animales, entre otros.

La comida china, además de armonizar sabores, que nuestro paladar desconoce, tiene que tener un equilibrio entre lo frío y lo caliente, los colores y lo variado de los alimentos. Unos de los platos más representativos son el pato a la pekinesa, considerado el más famoso dentro y fuera de China. Un pato crujiente cortado en finas rodajas que está de vicio. También, el wanton mee, fideos muy populares que se sirven en una sopa con abundante salsa de ostras o soja; o el jiaozi, empanadillas de masa fina rellenas de carne picada o verduras. En algunas zonas, como en Chengdu, también se toma Hot pot, una especie de fondue china pero muy picante. ¡Ojo!

Comida china

Corea del Sur

No podemos pasar por alto, Corea del Sur, casi que uno de nuestros últimos descubrimientos. La cocina coreana se caracteriza por la amplia variedad de carnes, pescados y vegetales utilizados. Son muy comunes las comidas fermentadas y preservadas, y suelen ser extremadamente picantes para el gusto occidental.

Para comenzar tienes que hacerte amigo del kimchi porque lo encontrarás siempre como acompañamiento en todas las comidas. Es una una conserva picante que generalmente se hace con col que a JP le encanta.

Los platos más populares son: Bibimbap (arroz con mucha verdura), Samgyetang (sopa de pollo) o Namul (verduras codimentadas). Y no te vayas del país sin hacer gogigui, es decir, barbacoas coreanas. Son súper famosas y nosotros lo flipamos.

Comida coreana

América

La comida es un fenómeno social que une a las personas y en Latinoamérica mucho más. De norte a sur, este continente experimenta muchos cambios culinarios. Con la llegada de los europeos, la comida americana cambió pero aún perduran algunos platos autóctonos. En todos los países de este lado del charco hay algo para disfrutar y deleitar los sentidos, pero nos centraremos en la gastronomía peruana, mexicana y argentina, las más relevantes para nosotros.

Perú

La gastronomía de este país es una de las más heterogéneas y ricas del mundo, y es nuestra favorita para qué negarlo. Suele ser una fusión de las antiguas técnicas culinarias del territorio peruano con la cocina española. Los fogones franceses, italianos, japoneses y chinos también influyeron en esta mezcla de sabores. Tres continentes, desde la segunda mitad de siglo XIX, son las principales referencias de la restauración de Perú.

La chirimoya, pescado, el tomate, la papa o el maiz son algunos de los ingredientes más usados a la hora de elaborar los exquisitos platos que nos tienen enamorados. El ceviche, ají de gallina, rocoto relleno o lomo saltado no te los puedes perder. Sería pecado no probarlos.

Comidas del mundo: Peru

México

Declarada, en 2010, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, la cocina mexicana ha influido, y ha sido influida, por cocinas de otras culturas como la española, africana o asiática. Entre sus ingredientes más utilizados destaca el chile, frijol, calabaza, aguacate, cacao y maíz, además de hiervas y condimentos.

Como ves, los cereales, frutas, verduras y legumbres son la materia prima de la comida mexicana, sin dejar de lado los insectos comestibles, como los escamoles o el gusano de maguey.

El chile en nogada es uno de los platos, o platillos, más famosos del estado de Puebla, preparado con el relleno de un guisado de picadillo y frutas, cubierto con crema de nuez, perejil y granada. El mole es otro de los manjares mexicanos (consiste en una salsa con varios ingredientes vertida sobre piezas de carne).

Comida mexicana

Argentina

La gastronomía argentina, con influencias de la comida criolla, nativa o africana, es una de las más sabrosas del mundo, y esto se debe, en gran parte, a su carne.

Las empanadas de carne son uno de los platos estrella de la cocina de Argentina, que van condimentadas con huevo, patata, aceituna, entre otros. El chorizo criollo es uno de los productos que tienes que probar cuando visites el país, sobre todo cuando te invitan a un «asado». Suele acompañarse de pan y se llama choripán… así de sencillo. Está para chuparse los dedos.

Argentina también es especialista en la elaboración del dulce de leche, un producto de repostería que a los argentinos les encantan. Untado en pan para el desayuno o la merienda, o en postres en forma de helado, crepes o pasteles. Ñam, ñam.

África

Quizá sea de las comidas del mundo más infravaloradas, pero lo cierto es que el continente negro es tan diverso como los cientos de culturas que habitan en él. Además también ha «sufrido» las influencias de los visitantes extranjeros. Del exterior trajeron canela, jengibre, clavo, azafrán, pimientos, tomates y patatas, incluso los británicos incorporaron nuevas razas de ovejas, vacas y cabras. Si te vas al Centro y al Oeste de África puedes encontrar una cocina más auténtica, al ser zonas menos «contaminadas» por los colonos europeos.

Marruecos

La cocina marroquí es deliciosa, al igual que la gastronomía del norte de África, basadas en especias, trigo y carnes procedentes de los bereberes. Aquí el tomate sabe a tomate, la lechuga a lechuga, los zumos de naranjas a naranjas, aquí todo es natural y fresco. No hay conservantes, colorantes, ni nada de químicos.

El cuscús acompañado de verdura o el tajine (que debe su nombre al recipiente en el que se sirve) de pollo o cordero son los platos más típicos de la cocina de Marruecos, así como el kefta, que consiste en carne picada aderezada con cebolla picada, ajo, perejil, pimentón picante, cominos y aceite de oliva. No te olvides probar las pastelas como postre, las hay de muchos tipos de rellenos.

Te en Marruecos

Sudáfrica

Por su parte, la cocina sudafricana tiene influencias de las tribus indígenas africanas,  poblaciones europeas y de los sirvientes llegados de Asia. Cape Malay es como se denomina a la gastronomía más esencial del país, la más autóctona.

Así las pap son unas gachas que se sirve de acompañamiento de los platos y se elabora a partir de maíz blanco y carne. El bobotie es otro de los platos más típicos y consiste en un pastel de carne, normalmente de cordero y cerdo, con un toque de jengibre, limón, distintas hiervas y revuelto en huevo. El vetkoek, de herencia afrikáner, es una empanadilla elaborada con masa frita, rellena de carne picada o mermelada y servida caliente que hace las delicias de todo aquel que la prueba.

Debes saber que en el Sur de África es donde está más extendido el consumo de insectos.

Huevos de avestruz en Sudafrica

Etiopía

No hemos hablado de los zumos de frutas que puedes tomar en muchas partes de Asia y Amércia Latina. En el «mundo occidental» cuestan un ojo de la cara, sin embargo en estos lugares del mundo puedes ponerte fino con ellos porque son baratísimos, naturales y saben mejor. Curiosamente, en Etiopía también los puedes encontrar y, a veces, son tan espesos que hay que tomarlos con cuchara.

El café también juega un papel importante en Etiopía y, como condimentos, la carne picante, las verduras y el arroz no quedan atrás. El berbere es una mezcla de pimentón picante mezclado con otras especias que suele usarse en muchos de sus platos, al igual que el niter kibbeh, una mantequilla clarificada preparada con jengibre, ajo y varias especias. Además, en esta zona de África mucha gente depende principalmente de granos, alubias y vegetales.

Comida etiope

El kifto es uno de los platos genuinamente etíopes que consiste en carne picada de la cría de la vaca, poco hecha, maridada con un pimentón especialmente picante y servida sobre un pan plano en una cazuela de barro. El doro wat es otro de los platos más famosos: pollo acompañado de huevo duro, servido con salsa picante hecha con mantequilla, cebolla y chile.

En el Este de África se suele consumir productos lácteos y mucha carne. A medida que avanzamos hacia el interior, el ganado bovino, ovino y caprino está muy extendido pero a menudo son utilizados como moneda.

Oceanía

Una característica que marca la gastronomía de Oceanía es su cercanía al mar, ya que todos los terrenos que conforman este continente son islas (Australia, Nueva Zelanda, Melanesia, Micronesia y Polinesia). Además, algunas de estas islas se han visto influenciadas por su pasado colonial inglés y francés y la cercanía que guardan con el continente asiático.

  • En Australia cierto es que hay muchísima comida internacional y hay poco dónde rascar, queda poco lugar a la gastronomía autóctona, pero bien es cierto que puedes probar algo tan genuino como un filete de canguro. El pastel de carne también es un plato que goza de mucha popularidad y que está elaborado con carne picada, harina, mantequilla y sal.
  • A Nueva Zelanda le sucede parecido que a Australia. Tiene influencias europeas, asiáticas y de la cultura maorí. Cordero, cerdo, venado, salmón, langosta o mejillón son los alimentos más usados en esta cocina. El hangi, una especialidad maorí y elaborada con carne o pescado y verduras, o el colonial gloose, que es una forma particular de cocinar una pierna de cordero asada, son algunos de los menús que puedes probar.

La despensa forma parte de todos aquellos lugares que visitamos, una manera de conocer el destino, los productos y la vida local. Este tipo de turismo gastronómico ayuda a saber sobre la historia y cultura del país que se visita. ¿Tú sueles practicarlo?


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies