Diez consejos para hacer un safari en África y no morir en el intento

Actualización: 18 septiembre, 2018

La palabra “safari” significa “viaje” en suajili. Probablemente el viaje que hagas en breve si estás leyendo este post va a ser de los inolvidables. Cualquier viajero ha soñado alguna vez con recorrer el gran continente africano en 4×4 en busca de leones, elefantes, jirafas o rinocerontes. Pero ante esa aventura también se plantean muchas dudas e interrogantes. Por eso, nuestros viajes más organizados siempre han sido los safaris. Con esta lista de recomendaciones te queremos ayudar en tu próxima expedición para hacer un safari en África y no morir en el intento.

¿A qué país voy de safari?

Pues sí. Lo primero es elegir el destino para tu safari. En África son muchos los países en los que se pueden ver animales en libertad pero nos centraremos en los más significativos para no volvernos locos. Kenia y Tanzania son los países por excelencia para hacer un safari. Masai Mara o Serengueti son lugares míticos para los safaris. Por número de animales y probabilidades de verlos, puede ser la mejor opción. Por el contrario, son destinos más caros y más turísticos.  Nosotros acabamos de aterrizar de Kenia y Tanzania y venimos alucinados. En este caso lo puedes hacer por separado (preferible Tanzania) o, si tienes varios días (entre 8 y 10 días), los dos países juntos. Te dejamos un ejemplo de ruta de 6 días por Tanzania barata.

Si quieres puedes echarle un vistazo a estos vídeos sobre nuestra experiencia con los safaris en Kenia y Tanzania:

Otra opción muy interesante es Sudáfrica. En este caso los safaris se pueden hacer por libre (con tu propio coche) y son más baratos. Moverse por el Parque Nacional Kruger por tu cuenta es sencillo. Un punto positivo también es que al safari terrestre, se puede sumar el safari marino para ver ballenas y tiburones. Las distancias entre parques, por el contrario, son enormes y se ven muchos menos animales.

La tercera opción por la que más suelen optar los viajeros es un safari en Namibia y Botswana por el Delta del Okavango, una de las 7 maravillas naturales de África. Este safari es un equilibrio perfecto en belleza natural, animales y precio. Te dejamos una propuesta muy recomendada si optas por esta ruta.

Aparte, otros países africanos en los que se puede hacer un buen safari pueden ser Ruanda, Mozambique, Uganda o Zimbawue.

¿Safari por libre o por agencia?

La siguiente gran pregunta que todo los viajeros nos hacemos es si se puede hacer un safari por libre o no. La respuesta es que hay países, como en Sudáfrica, en el que es lo más recomendable. Puedes alquilar un buen coche y lanzarte a la aventura con un buen mapa o gps. Pero en otros, como Kenia y Tanzania, es prácticamente imposible. El estado de las carreteras, la ausencia de señales y el tamaño de los parques, lo hace casi inviable.

Nuestro 4x4

Otra cuestión que debes valorar es si quieres safari privado o safari grupal. Esta última opción es más económica porque se abaratan gastos de guía, conductor, coche, entre otros, pero tiene el inconveniente de ser más incómodo y de ir a otros ritmos. Nosotros optamos por el privado.

En nuestro safari por Kenia y Tanzania estuvimos varios meses comparando decenas de agencias de safaris. La mayoría ofrece las mismas rutas y similares servicios según el rango de precios que procuran. Los valores añadidos que nos hicieron decantar por la que elegimos, Udare Safaris, fueron varios: tenían un delegado en España que nos ayudó en todo momento con la confección de la ruta que queríamos, es una empresa pequeña que cuida a los clientes, y tienen conciencia medioambiental más allá del negocio.

¿Cuándo es la mejor época para hacer un safari?

La mejor época para hacer un viaje es cuando tengas disponibilidad para hacerlo. O cuando encuentres la mejor oferta este enlace de chollos y vuelos baratos. Siempre decimos lo mismo. Ahora bien. Si puede elegir, hay fechas más idóneas que otras. La época seca, en la que hay menos vegetación, ayuda a ver mejor a los animales. En Kenia y Tanzania coincide con los meses de junio, julio y agosto. Además, a partir de julio comienza la gran migración de animales por el Río Mara. Un auténtico espectáculo de la naturaleza. Sin embargo, si puedes ir al principio o final de la temporada seca, ahorrarás mucho, mucho, dinero.

En el caso del sur de África (Sudafrica, Namibia, Botswana…) nuestro verano es su invierno. De junio a octubre, la vegetación no crece de forma abundante, y no es temporada altísima, por lo que los precios también son más bajos.

¿Hotel o camping?, ¿alojamiento dentro o fuera de los parques?

Normalmente, la agencia incluye el paquete con todo, incluso con el alojamiento, pero este servicio lo puedes reservar por tu cuenta para abaratar. Tanto una opción como la otra, si hay presupuesto la respuesta es sencilla: alojamiento dentro del parque (no fuera) y hotel para los más cómodos y camping para los más aventureros. Pero vamos por partes.

Nuestro alojamiento

En Kenia, por ejemplo, los precios de los alojamientos son más bajos y merece la pena optar por el tented camp (tiendas fijas con baño privado) o por los hoteles. En el caso de Tanzania los precios suben mucho, sobre todo, porque los alojamientos suelen estar dentro, y puede ser un buen momento para disfrutar de la aventura en camping. En general las tiendas, colchones y sacos lo pone la propia agencia. En este enlace puedes mirar y reservar los mejores hoteles y tented camp en Masai Mara y en Serengueti.

En el caso de Sudáfrica la cosa cambia. Las distancias de las puertas de acceso al Kruger son grandes por lo que siempre es más recomendable dormir dentro. En el Parque hay 21 campamentos, así como 7 refugios privados concesionados y 11 refugios privados. Tienes toda la información y posibilidades de reservar en este enlace oficial de los parques naturales de Sudáfrica. Las plazas, no obstante, son limitadas y no siempre hay sitio. Por eso es conveniente valorar otras opciones de alojamientos fuera del Kruger.

Reponiendo fuerzas antes del safari

En el caso de Botswana y Namibia se puede hacer safari en hotel o en camping. La diferencia de precio, en la mayoría de los paquetes, es casi de doble. Si un paquete de 8 días vale 900 euros en camping, pagarás, como mínimo 1.600 euros. Tú eliges. Aquí te dejamos un listado con las mejores opciones de alojamiento.

Qué momento es el mejor para ver animales

No es fácil saber con certeza cuando vamos a ver más animales. Cuando cae la noche los animales están más activos porque bajan las temperaturas y es el mejor momento para cazar. Aunque en algún parque, como en el Kruger, hay posibilidad de hacer safaris nocturno, hasta el día de hoy no tenemos visión nocturna en nuestros ojos. Aunque haya más animales, no los vemos bien. Así que estamos en las mismas. Así que, por extensión, el amanecer y el atardecer son buenos momentos para ver a los animales más huidizos.

Pero no bajes la guardia. El león puede acechar en cualquier lugar y hora del día. En Masai Mara (Kenia) recordamos que uno de los días paramos para almorzar bajo una acacia (está permitido) y nos encontramos a un precioso león justo cuando nos íbamos a bajar. Como te podrás imaginar, tuvimos que cambiar de árbol. Fue un gustazo verlo tan cerca, pero el susto no los llevamos.

Leon bajo acacia

Los safaris son más que los “Big five”

Para los neófitos en la materia, todos los hemos sido en algún momento, los big five son: león, rinoceronte, leopardo, elefante y búfalo. Está claro que son algunos de los animales que todos queremos ver y, también, sobre todo, en el caso del rinoceronte y el leopardo, los más difíciles aún de conseguir.

Nos ponemos como meta conseguir ver los cinco grandes de una estacada, pero no se puede olvidar que en la sabana conviven otros cientos de animales que no veremos en ningún otro lado. Y no solo mamíferos. También aves preciosas que te dejarán con la boca abierta.

Avestruz a lo lejosa

Lo ideal es verlos todos, incluido los big five, y si hay suerte a veces se consigue. Nosotros lo conseguimos en ocho días y llevábamos una pequeña guía de animales e íbamos tachando a la vez que conociendo los nombres y características de animales que nunca habíamos visto antes.

Respetar normas de seguridad

Un safari no es un paseo por un zoológico ni una película de Hollywood. No podemos olvidar que estamos en un torno salvaje y rodeados de animales en libertad. Por eso siempre hay que hacer caso a nuestro guía.

En ningún momento, salvo en las zonas habilitadas, se puede salir del coche. Además de la multa, te puedes llevar un buen susto. Tampoco se puede molestar a los animales. Estamos en su casa. Bajo ningún concepto, se puede tirar comida o piedras para que se muevan para “la foto” (sí, hay gente que lo hace).

Hipopotomos en el rio

En el caso de que los animales se acerquen (a los guepardos les gustan subirse o incluso meterse en los 4×4 que suelen estar abiertos por arriba), hay que seguir siempre las indicaciones del guía o el chófer-guía. Y, por encima de todo, guardar silencio. No solo para poder ver más animales, sino para disfrutar de los sonidos de la sabana.

Aunque uno se proteja y prevea las situaciones, siempre puede haber un contratiempo. Desde problemas con diarreas hasta accidentes de coche. Nosotros siempre viajamos con seguro y sin duda es la mejor inversión.

El equipo básico: cámara y prismáticos

Cuando estás haciendo un safari, en ocasiones sientes que estás viviendo un documental en vivo y en directo. Aunque disfrutarlo con nuestros propios ojos es una experiencia brutal, siempre nos gustará inmortalizando.

Desgraciadamente los animales están donde les apetece. Encima de un árbol, entre matorrales… por eso es bueno llevar una buena cámara y objetivos acordes. Si no la posees, ya tienes buena excusa para darte un regalo en forma de cámara de fotos. Además es conveniente que te lleves tarjetas de memoria de sobra (vas a hacer miles de fotos) y batería (no siempre hay luz en los campamentos). Otra cosa que no puede faltar en tu mochila son los prismáticos. Te ayudarán mucho a ver con detalle los animales. El guía sólo suele llevar uno.

JP y elefantes

La ropa para un safari

La ropa para un safari es algo muy que hay que tener en cuenta. Dependiendo de la fecha, hará más frío o más calor. Lo que está claro es que por la mañana temprano, por norma general, hará mucho más frío y conforme pase el día te asarás de calor. Así que vestirse con capas es buena idea. Y no olvides un chaquetón o manta si es invierno. En muchas ocasiones los coches van con techo subido y ventanas abiertas. Y piensa que la comodidad debe ser una máxima. Puedes pasar de 4 a 8 horas en el coche tranquilamente.

El gorro y las gafas de sol también son imprescindibles. Hace mucho calor, sobre todo en las horas centrales del día. Y mucho polvo. Por eso las gafas te protegerán. Para evitar que los bichos acudan a ti, no intentes innovar. Usa colores suavesaquí unos ejemplos. Las moscas tsé-tsé y mosquitos entran aunque vayas en un camión blindado. No nos preguntes cómo.

Ten paciencia, “hakuna matata”

Lo dicho. Soñar es gratis pero nadie va a mover a los animales para que estén en tu camino. No seas exigente con los guías ni los conductores. No pierdas la paciencia. Cuando menos te los esperes, aparece una escena sacada de un documental que verás a dos pasos de tu coche. Como dicen en suajili, “hakuna matata” (sin problemas). ¡Vive y se feliz!

Nosotros más que felices con nuestro safari por Africa


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> Evita colas y reserva las mejores EXCURSIONES.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Ayúdate de las mejores GUÍAS DE VIAJES para descubrir KENIA y descubrir TANZANIA.


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

11 comentarios en “Diez consejos para hacer un safari en África y no morir en el intento”

  1. ¡Pedazo de post habéis escrito! 👏🏼👏🏼👏🏼 Hacer un safari fotográfico es uno de nuestros viajes soñados pendientes de cumplir y, aunque ya hemos mirado varias veces precios en agencias, siempre nos surgían dudas sobre la mejor fecha, el apís de destino, el alojamiento… Habéis resuelto muchas de nuestras dudas, así que guardamos el post para cuando ahorremos y podamos viajar a África. 😉

    Saludos.

  2. Uno de mis viajes soñados, y que no dudo que más pronto que tarde caerá una visita. Muy buenos consejos, la verdad que son dos países con tanto que ver, que solo organizarse debe ser de lo más entretenido.

    Un saludote.

  3. Un post ideal si uno se plantea la posibilidad de hacer un safari. Siempre he querido ir a Namibia, Botswana o Suráfrica y ahora cuento con más información a la hora de decidir qué tipo de viaje hacer. Guardado en favoritos!! Saludos viajeros.

  4. Muy buenos consejos!!. Si algún día realizo este tipo de safaris, seguramente escoja como destino Tanzania o Kenia. De entre todos los países del entorno son los que más me han atraído por su fauna y por su puesto por la seguridad. Saludos 😉

  5. Más información y más completa imposible. Cada vez que leo entradas sobre safaris, me emociona, me gusta pero no acabo de animarme a hacer uno. Imagino que es cuestión de gustos pero desde luego, nadie puede negar que es toda una aventura.

  6. Los safaris siempre me han llamado la atención, aunque tenía la idea de que eran muy caros e imposibles de hacer por cuenta propia, pero gracias a estos consejos volveré a reconsiderarlo y ojalá pueda visitar pronto ese continente tan desconocido y fascinante que es África.

    Un saludo!!

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies