El Canal du Midi, ruta y guía práctica para descubrir sus rincones con encanto

Actualización: 22 enero, 2018

Si sueñas con un paisaje bucólico tal vez estés viendo, aunque no lo sepas, un tramo del Canal du Midi (Canal del Mediodía en español) Durante los 241 kilómetros que van desde Toulouse hasta el Mediterráneo, el entorno regala imágenes de las que no se olvidan nunca. 60.000 árboles con sus millones de hojas correspondientes adornan una acuarela en la que manda la lámina de agua sobre la que todo se refleja. Este es lugar para relajarse, para hacer deporte, para comer, para beber, para charlar, para reír… Es el paraíso de los vividores, en el mejor sentido de la palabra. Sí, vivir la vida. Con esta guía práctica os intentaremos acercar a un lugar donde es muy fácil disfrutar de los pequeños placeres de la vida, “la bonne vie”.

La Ruta

La ruta completa del Canal de Midi, inscrito como Patrimonio de la Humanidad en 1996, comprende los 241 kilómetros que separa Toulouse de Sète. Se puede hacer por tramos o en su totalidad que, con calma, os puede llevar una semana. Para hacerlo se puede optar por navegar en un barco en el que no se necesita permiso para llevarlo, en bicicleta por las sendas que hay junto a todo el canal, caminando o en coche haciendo las paradas que os apetezcan (más abajo os contamos con detalle las diferentes formas de moveros).

Nosotros en esta ruta que os vamos a contar teníamos cinco días y optamos por probar de todo un poco. Nuestro medio de transporte principal fue el coche pero hicimos partes en barco, tramos en bicicleta y otros caminando, para no perdernos nada. Y la verdad es que estamos contentos.

Nuestra ruta: Toulouse – Moissac (Tarn et Garonne, Canal 2 Mares) – St. Ferreol – Revel – Carcassonne – Le Somail – Saint Ferrol – Revel – Port Lauragais (Maison Haute – Garonne) – Villenouvelle – Toulouse

Toulouse

El punto de partida del Canal du Midi y el lugar más adecuado para empezar una ruta es la ciudad de Toulouse. La capital de la Región de la Occitania, donde discurre todo el Canal, ofrece las mejores comunicaciones para llegar desde cualquier lugar de España, de otros puntos de Francia y del resto de Europa. Aquí puedes ver las mejores ofertas en vuelos baratos. Además, para empezar a entender la grandeza de esta obra de ingeniería que diseñara Pierre Paul Riquet entre 1666 y 1681, es el mejor sitio posible.

Junto a ello, la “Ciudad rosa” como se la conoce, es una excelente primera parada para descubrir una ciudad muy bonita en cuanto a patrimonio se refiere y también llena de vida. De hecho, esta ciudad universitaria y la cuarta más grande del país, ofrece al visitante una oferta de ocio y gastronómico para todos los gustos. Si queréis ampliar la información sobre qué ver y hacer, dónde dormir y los mejores bares y restaurante para comer en la capital en un día os recomendamos que entréis en nuestro post sobre los imprescindibles de Toulouse aquí.

Canal du Midi

St. Ferreol

Aunque hay que desviarse un poco en la carretera, la siguiente parada natural es el pueblo de Saint Ferreol. Para los que lleguen en barco, el puerto más cercano es del de Castelnaudary (20 kilómetros). Aquí se encuentra el lago artificial que se escavó en el siglo XVII de forma manual para crear la reserva de agua que alimentara al canal. Las fuentes de canal, que así se le conocen, están situdas al cobijo de la Montaña Negra, una zona de naturaleza muy hermosa.

Junto al lago, que se puede visitar en un paseo de forma gratuita, está el Museo y Jardines del Canal du Midi. El espacio expositivo es interesante pero tal vez lo más bonito sean los jardines, en donde además de zonas verde, pequeños lagos y fuentes. Pero, por encima de eso, al menos a nosotros nos lo pareció, con lo que nos quedamos de este pueblo fue la visita a los grifos del Canal de Midi. ¿Qué es esto? Te estarás preguntando. Pues son tres grifos a tamaño gigantes que siguen funcionando y sirven para abrir o cerrar la entrada de agua del cercano lago al Canal. En nuestras manos estaba el poder de llenar el Canal y, claro, tuvimos la tentación… aunque fue solo para la foto. ;D

Canal de Midi

–> Horario Museo y Jardines del Canal de Midi: Abre todo el año excepto enero y febrero. En los meses de julio y agosto abre de 10.30 a 18.30 horas. De abril a junio y los meses de septiembre y octubre abre de 10 a 13 y de 14 a 18. En noviembre y diciembre solo abre los fines de semana.

–> Para visitar los grifos hay que pedirlo con antelación a contact@museecanaldumidi.fr

–> Precios: La tarifa general es de 5 euros. La reducida es de 3 euros. Los menos de 12 años tienen la entrada gratuita. Si se visitan los grifos hay que pagar 1,5 euros más.

Revel

A muy pocos kilómetros de St. Ferrol está Revel, un pequeñito pueblo de la Occitania con mucho encanto y uno de los mercados más bonitos de toda Francia. Era sábado por la mañana, el mejor día para visitarlo. Un pueblo aparentemente tranquilo por sus alrededores se transforma por completo cuando llegamos a su corazón, la plaza donde se instalan los puestos. Es un viaje al pasado en un mercado que se construyó en el siglo XIV. Sí, has leído bien. Los productores llegan de la zona con sus mejores viandas. La gente está contenta. Un buen bocado y un buen vino es sinónimo de felicidad.

Este mercado techado pero abierto a la calle atrae a gente de todo el país y de fuera de él cada semana. Hay puestos de quesos artesanos (solo pensarlo se nos hace la boca agua), de carnes y longanizas como la famosa melsat (una especie de butifarra), dulces y panes hechos a mano y todos los productos del pato que os podáis imaginar, incluidos unos chicharros con los que aún seguimos soñado.

Canal de Midi

–> Consejo: organiza bien la ruta para que la visita a Revel coincida en sábado, el día en el que se instala el mercado. Si tienes tiempo aprovecha algunas de las visitas a la azotea del mercado que organiza la Oficina de Turismo que está en el interior del mismo.

—> Para comer: Le Bistrot Onome. Este restaurante local y casero no está en las guías, pero se come como en casa a base de menú del día. Jean Matthieu, su dueño, explica con paciencia todos los platos del día.

–> Consejo para dormir: aunque tengáis que deshacer unos cuantos kilómetros, merece mucho la pena llegar a Villenouvelle para dormir en esta casa tradicional convertida en hotel con encanto: Maison Le Village.

Port Lauragais

Para los que van en barco Port Lauragais, una ciudad puerto a medio camino entre Toulouse y Carcassonne, es un buen lugar para una parada o incluso para empezar la ruta. Pero, además de eso, para los que vayan en coche por la A61, tienen una pausa obligada en la Maison de la Haute – Garonne. Lo que desde fuera parece una mega área de servicio es en realidad un gran espacio lúdico y formativo con el Canal de Midi como excusa.

Por un lado, tienen un museo sobre el propio canal. Por otro, una gran tienda en donde encontrar casi cualquier producto local de la región. Pero lo más interesante, al menos para los que nos gusta el movimiento, es que allí mismo se pueden alquilar bicis para estirar las piernas por los carriles peatonales y para bicicletas que van paralelos al propio canal. ¡Ah!, y para que no le falte de nada a este “área de servicio tan especial” también tienen un atraque de barcos. Puede ser la única en el mundo con estos servicios. ¿O conocéis alguna otra?

Canal de Midi

Carcassonne

Carcassonne es de esos pueblos demasiado bonitos. A ver si nos explicamos sin que nadie se mosquee. Objetivamente es una ciudad medieval amurallada insuperable. La ciudadela, el Castillo condal, entre otros monumentos y, sobre todo, su importancia histórica, no pueden pasar desapercibidas. Además, ya no puede ser más fotogénica y bonita. De hecho, aunque no estaba en nuestro itinerario inicial no pudimos sucumbir a pasar cerca a la hora del atardecer y no visitarla. Pero… el excesivo turismo de masas le roba un poco de ese encanto que podría seguir teniendo como antaño. La eterna discusión entre turismo y sostenibilidad.

No obstante, y eso queda por descontado, nadie debería dejar pasar la oportunidad de visitar Carcassonne, Patrimonio de la Humanidad y que conste en acta, uno de los pueblos más bonitos de Europa. Nosotros lo hicimos. Estuvimos el tiempo justo para conocerla, valorarla y no acabar muy hastiado de escuchar todos los idiomas europeos menos el francés.

Canal de Midi

Le Somail

Este pequeño pueblo que está antes de llegar a Béziers es nuestro lugar en el Canal de Midi. En todos los rincones nos trataron de maravilla pero aquí, sin duda, el tiempo se detuvo para nosotros. Este viaje lo hicimos junto a Aitor López de Audícana, fotógrafo profesional y amigo. Compartimos opinión. En Le Somail fuimos muy felices.

No llegan a los 50 habitantes estables. Cuatro calles, un canal, una tienda de ultramarinos en un barco y gente con ganas de sonreírle a la vida. ¿Para qué más? Marga y Marjolaine, de la Oficina de Turismo, nos dieron una cálida bienvenida. El capitán Ruud Hol, holandés errante con cara de bonachón, nos espera en su barco para recorrer, por primera vez en todo este tiempo, el Canal de Midi sobre sus aguas. Da paseos a los que visitan la aldea (www.patiasses.com). El sol caliente pero no ahoga. Las hojas del otoño recrean un decorado de cine.

Canal de Midi

Cuando termina el viaje nos bajamos y nos invitan a un cumpleaños, el de la dueña de un hotel con mucho encanto que no debes dejar de visitar, Le Neptune. Nos sentimos como en casa. Nos sacan cerveza trapense, una de las mejores del mundo. Para completar el guión de Hollywood, Marga nos lleva a un sitio mágico antes de que caiga el sol. A una librería que tiene el pueblo con más de 50.000 ejemplares. Sí, como puedes leer. Damos vueltas sin parar entre viejos libros usados. El primero que veo de frente es La vuelta al mundo en 80 días. Nos podemos acostar tranquilos. Le Somail ha sido insuperable.

–> Consejo: no dejes de pasar, al menos, una noche aquí. La calma de este lugar es mucho más apreciable por la tarde cuando los visitantes marchan.

–> Para comer: hay un restaurante muy rico y elegante que se llama Le compotoir nature. Tiene un chef que hace platos deliciosos y los precios, aunque no baratos, están más que correctos.

Béziers

La ciudad de Beziers está 181 kilómetros de Toulouse pero es un imprescindible en una ruta por los pueblos del Canal du Midi. A nosotros, además de sorprendernos, nos encantó. No solo por su vinculación con el canal (aquí nació el ingeniero que lo diseñó y aquí están las famosas 9 Esclusas de Fonseranes), sino por muchas más cosas.

Béziers, una ciudad muy manejable de 70.000 habitantes, tiene un patrimonio que bien se merece casi un día de visita. Lo mejor es visitar el centro por la mañana y, las esclusas, a las afueras, por la tarde. En la parte urbana destaca la Catedral de St. Nazaire. Una antigua fortaleza de estilo románico reconstruida en estilo gótico que por lo particular llama mucho la atención. La Plaza de la Revolución, justo después de salir del edificio religioso, también es parada obligada. Sitios con encanto. Como otras pequeñas plazas que os encontraréis. Sin más, sin menos. Otra vista en las que gastamos unas cuantas fotos fue la del Puente Viejo pero desde un lugar poco visitado por los turistas, desde los Jardínes Emile Aïn. Y, si es viernes, no te pierdas el mercado de las flores. Desde el siglo XIV sin faltar con su público.

Al mediodía, cuando todavía apretaba el sol de otoño, pusimos rumbo a las 9 Esclusas de Fonseranes. Sin duda alguna la obra de arte más destacada del canal (hablando en términos ingenieros). Una escalera de esclusas (en la actualidad funcionan 7) que ayudan a flanquear un desnivel de 21 metros. Las esclusas se pueden conocer durante todo el año y es la visita estrella de la ciudad. De largo…

Canal de Midi

–> Horarios: Las 9 Esclusas de Fonseranes están abiertas todo el año. La Oficina de Turismo, donde se proyecta un vídeo en 3D, abre del 1 de julio al 1 de noviembre de 10 a 19 horas. En el centro también se pueden hacer cruceros y paseos en barco o alquilar bicicletas eléctricas.

–> Precios: la visita a las esclusas es gratuita. El resto de actividades complementarias (paseo en barco, alquiler bicicletas,…, tienen precios distintos. Más información en el Espacio Pierre Paul Riquet de las mismas instalaciones.

–> Consejo: Las instalaciones cuentan con un muy buen restaurante Le 9, comandado por un empresario local que usa muy buen género, ofrece precios competitivos y con vistas a toda la ciudad. Probablemente uno de los mejores de Béziers.

Fuera de ruta

Moissac

Ya fuera de la ruta del Canal du Midi pero relativamente cerca de Toulouse (70 kilómetros) hay un pueblo con mucho encanto que merece la pena visitar para acabar el viaje por todo lo alto, Moissac. También perteneciente a la Región de la Occitania pero en el Departamento de Tarn y Garona, en este lugar es sencillo desconectar y recargar energías rodeado de calma y naturaleza.

Llegamos al atardecer. Cuando la luz estaba más bonita. El sol se reflejaba entre los arcos del Puente de Napoléon. El momento fue como un imán del que no poder despegarse. Solo cuando cayó la noche seguimos nuestros pasos hasta nuestro hotel, Le Moulin de Moissac. Probablemente sea uno de los hoteles con más encanto de los que hayamos estado nunca. Es sencillo, rural pero las vistas al puente, el amanecer al río Tarn, la tranquilidad que lo rodea y la belleza de este antiguo molino lo hacen muy especial.

Canal de Midi

Al día siguiente, para empezar con alegría, nos fuimos hasta Valence d´Agen, a 20 kilómetros de Moissac para hacer una ruta en bici por el Canal Lateral del Garona. Este Canal, que va desde Toulouse a Burdeos, sería la otra mitad que continua al de Midi y une el Mediterráneo con el Atlántico. Se puede recorrer en barco, a pie, pero también en bici. Y así lo hicimos. Al menos en una pequeña parte del recorrido total que suman 429 kilómetros de los dos canales.

Todavía nos faltaba la tarde libre y una visita imprescindible, la Abadía de Moissac. Dentro de este edificio, que nos enseñó Jorge, uno de esos guías que transmite, se encuentra el claustro intacto más antiguo del mundo. Una auténtica joya con la que despedirnos de este pueblo que nos cautivó.

–> Visita Abadía de Moissac: la visita guiada dura una hora y media y cuesta 9 euros. La visita libre vale 6 euros.

–> Para comer: Le kiosque de l´uvarium. Este restaurante con terraza y vistas al río Tarn muy agradable. Sirven platos de la cocina francesa más moderna pero usando productos locales. El plato estrella es la hamburguesa de pato. ¡Exquisita!

Cómo moverse

Barco

Para conocer de la mejor manera posible el Canal du Midi lo ideal es alquilar un barco sin necesidad de permiso y recorrer a tu aire esta ruta Patrimonio de la Humanidad. Si quieres conocer todos los detalles puedes leer el artículo que escribimos sobre el turismo fluvial en Francia.

Canal de Midi

Bici

Todo el canal tiene a los lados caminos habilitados para pasear o usar la bicicleta. La ruta es totalmente plana y no presenta a penas ningún desnivel. Primavera y otoño son las mejores épocas para usar el transporte de las dos ruedas aunque el verano, a pesar del calor, tampoco es mala opción, porque los árboles del camino protegen al ciclista. A lo largo del camino, en los pueblos, hay bares, alojamientos e incluso opciones de acampada libre.

Coche

La opción del coche, la que elegimos en esta ocasión, es interesante si queréis conocer la zona con calma y a vuestro aire. Lo más cómodo es alquilar un coche en el aeropuerto de Toulouse con los mejores precios. La A61 es la autopista que une los principales pueblos en la ruta. Es una carretera de dos carriles en muy buen estado. El único impedimento que tendréis que tener en cuenta es que cuenta con muchos puntos de peaje.

Dónde alojarse

Toulouse – Gran Hotel D´Orlean

Villenouvelle – Maison Le Village

Carcassone – Hotel Le Bastide San Martin

Béziers – Hotel XIX

Le Somail – Casa de huéspedes La Maison des Escaliers / Le Neptune

Moissac – Le Moulin de Moissac


Fotografías: Aitor López de Audícana


Webs oficiales

www.tourisme-occitanie.com

www.turismo-toulouse.es

www.destination-languedoc.es

www.audetourisme.com/es

www.hautegraonnetourisme.com/es


–> Aquí puedes encontrar estos vuelos baratos a Toulouse.

–> Aquí puedes contratar este seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Esto es un post patrocinado y contiene enlaces de afiliados. Esto significa que hemos recibido de manera gratuita productos o servicios mencionados en este artículo o una compensación económica por mencionar la marca. Además, si compras a través de los enlaces presentes, nosotros recibiremos una comisión. Su uso no incrementa el precio final. Mis opiniones son independientes y están basadas en mi percepción real sobre el producto o servicio. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


 

Comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Print this page
Print

9 comentarios en “El Canal du Midi, ruta y guía práctica para descubrir sus rincones con encanto

  1. Me encanta este post y esta es una ruta que tenia pendiente desde hace muchísimo tiempo. Siempre que veo fotos de esta región y del canal me dan ganas de subir al coche y pasar por aquí unos cuantos días. El post está super completo y me quedo con todas las indicaciones para mi próximo viaje. Gracias

    • Muchas gracias!! La verdad es que la Región de la Occitania es una maravilla. Tiene de todo y allí, por sus pueblos, su forma de ser, es muy fácil desconectar y disfrutar a tope. Recorrer el Canal de Midi es una de las experiencias imprescindibles que hay que hacer en Europa. Cualquier cosa, nos dices! Nos vemos por el mundo!

  2. La ruta es mágica. Solo hice una “etapa” desde Carcassone hace unos años y es que esa zona de Francia es puro deleite. Espero poder visitar Toulouse y hacer algún tramo más este año. La info que dais es de 10. Un abrazo

  3. Gran resumen sobre una de las rutas más interesantes con las que cuenta el Sur de Francia, nosotors la recorrimos en una preciosa barquita durante una semana , de sábado a sábado, coincidimos en varias de las localidades, pero en nuestro caso empezamos en el Canal del Rhône y fuimos remontando hasta la localidad de Homps, cerquita de Le Someil.

    Para nosotros supuso uno de los viajes más interesantes e intensos de los que hisimos ya que el viaje en barca, con el paso de esclusas como las de Béziers incluidas, es casi una hazaña 😉

    Un saludo viajero!
    Eva y Carmelo

    • Estamos con vosotros al 100 % No hace falta ir muy lejos para sorprenderse y disfrutar tanto de un viaje. Para nosotros, sin duda, fue uno de los mejores del año pasado. Y repetiríamos mañana mismo! Un saludo viajero!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »