fbpx

Clermont-Ferrand y los volcanes de Francia

Actualización: 28 octubre, 2019

Construida sobre la cima de un antiguo volcán, Clermont-Ferrand, Francia, es una de las ciudades más antiguas del país vecino y una de las más grandes en la antigua Galia. Una sierra con más de 80 volcanes, el origen de Michelin, dos encantadores centros históricos y una amplia oferta cultural y deportiva hacen de la localidad francesa el destino ideal para todos. Si estás impaciente por visitar Auvernia y quieres saber qué ver en Clermont-Ferrand y en los alrededores, acompáñanos a descubrir sus maravillosos rincones.

Volcanes de Francia

Clermont-Ferrand es el destino perfecto para salir a explorar la naturaleza. ¿Sabías que en la Francia continental hay volcanes? Sí, sí, además hay más de 80 y conforman la Chaîne des Puys. La cadena volcánica tiene una extensión de 30 kilómetros y podemos encontrar distintos tipos de volcanes como Estrómboli, Maar o Peleano y muchas laderas verdes. En 2018, hace nada, el parque fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO -hasta ahora el único espacio natural del país- y también se inscribió en la lista de fenómenos geológicos excepcionales compartiendo méritos con la Gran Barrera de Coral de Australia y el Gran Cañón del Colorado de Estados Unidos.

Uno de los volcanes más famosos es Puy de Dôme, declarado Gran Site de France y de tipo Peleano, está situado a 15 kilómetros de Clermont-Ferrand. Se formó hace 11.000 años debido a tres erupciones volcánicas. Desde su cima, a casi 1.500 metros de altitud, obtenemos una fotogénica estampa: un manto verde de vegetación que ha ido recubriendo los conos a lo largo de los siglos. A la misma se puede acceder a pie o con un tren panorámico, el Panoramique des Dômes, que permite el acceso al volcán en cualquier época del año.

Vistas a los volcanes de Francia

La actividad por excelencia en esta cadena volcánica de la región Auvernia-Ródano-Alpes es el senderismo. Decenas de rutas y caminos para hacer a pie, en btt o a caballo te llevan a descubrir los atractivos naturales que la zona ofrece, como el mencionado volcán Puy de Dôme, el macizo de Sancy o el Puy Mary, este último uno de los volcanes más bellos de la región.

Los más atrevidos podrán lanzarse en parapente o volar en globo aerostático desde la cima del Puy de Dôme y los que buscan cultivarse podrán visitar Vulcania, el parque temático sobre vulcanología referente en Europa donde los volcanes cobran vida.

Centro de Clermont

Clermont-Ferrand tiene su origen en dos ciudades rivales llamadas Clairmont y Montferrand. Clairmont tiene sus orígenes en la villa romana de Nemossos y Montferrand, muy posterior, se fundó en el siglo XII por los condes de Auvernia. Luis XV fue quien las unió bajo su nombre actual. Hoy en día es posible diferenciar los dos centros históricos de las dos poblaciones iniciales. Te hablamos aquí del primero.

En Clermont, paseando por sus calles y callejuelas, uno puede apreciar cómo la mayor parte de la ciudad antigua fue construida en piedra volcánica de color oscuro, llamada volvic, extraída directamente de las colinas. Tendrás la sensación de que todo es muy gris, incluso triste, pero poco a poco verás el ambientazo que esconden sus plazas para darte cuenta del color que tiene.

Algunos de los lugares emblemáticos que ver en Clermont son la catedral gótica de Nuestra Señora de la Asunción, de color oscuro, del siglo XIII y con dos torres gemelas; y la hermosa basílica románica de Notre-Dame-du-Port, el edificio más antiguo de la ciudad (data del siglo XII), Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO dentro del Camino de Santiago de Francia y curiosamente construido con piedras claras de arenisca.

Que ver en Clermont-Ferrand

No dejes de pasear por el centro histórico, lleno de fuentes y de anticuarios y libreros, contemplar las calles empedradas, casas y palacetes, o parar para tomar un café en la plaza de Jaude. Se trata del centro neurálgico de la ciudad sobre la que se levanta la estatua ecuestre de Vercingetorix, un gran héroe para los franceses pues fue quien luchó contra las tropas de Julio César cuando los romanos invadieron La Galia.

Clermont-Ferrand hoteles:

  • Te puedes hospedar, tal y como hicimos nosotros, en el gran hotel que se halla en la Plaza de Jaude, el Hotel Mercure, de la cadena Accor, un grupo muy volcado con el turismo sostenible y responsable que nos encanta.

Centro de Montferrand

Mucho más pequeño y residencial es el centro de Montferrand, situado a un par de kilómetros de Clermont (a 10 minutos en tranvía). La ciudad ha sabido conservar su origen medieval y en ella parece que se ha detenido el tiempo. De hecho, a principios de junio, y desde 1996, se celebra el festival medieval de Montferrand donde caballeros, nobles, burgueses, campesinos e incluso mendigos vuelven a las calles de la villa para recrear y homenajear épocas pasadas.

El centro histórico cuenta con unos 80 edificios antiguos en los que admirar las fachadas, arquerías o balaustradas. Las tranquilas calles pavimentadas acogen desde las típicas casas con el entramado de madera, propiedad de los campesinos de la época, a las casas de piedra negra, Volvic, propiedad de las personas más adineradas. Si tienes hueco puedes visitar la iglesia Notre-Dame de Montferrand, de estilo gótico meridional característico de Francia.

Este encantador núcleo lleno de historia que fundado por los Condes de Auvernia para frenar el poder de la Iglesia en Clermont nos pareció más agradable y acogedor que la vecina Clermont. Pero, ojo, es cuestión de gustos.

Montferrand

Museo de Michelin

El museo L’Aventure Michelin es un imprescindible dentro de tu lista sobre qué ver en Clermont-Ferrand. De hecho, todos reconocemos al famoso muñeco Michelin, ¿no? Es en esta ciudad dónde empezó la historia de los neumáticos (líderes mundiales de fabricación), de las guías de viaje y mapas, así como de las famosas estrellas que se asignan a los restaurantes de calidad.

En 1889, los hermanos Michelin fundaron la empresa de neumáticos que lleva sus mismos apellidos. Con el paso del tiempo se involucraron no solo en la manera de desplazarse sino también en la forma de viajar. Por eso comenzaron a ofrecer a los automovilistas una pequeña guía sobre mecánica, información útil de los destinos, mapas de carreteras, itinerarios de gasolineras o lugares dónde comer. Desde 1926, la guía empezó a valorar con estrellas la calidad de los establecimientos hosteleros que en ella aparecían. Comenzó asignando una sola estrella hasta que cinco años más tarde se fijaron los criterios que se aplican hoy en día.

¿Cómo se consigue una estrella Michelin?

  • Hoy en día, Michelin cuenta con 85 inspectores en todo el mundo (en España operan 14 de ellos) y tienen fama de ser inflexibles e insobornables. Estos inspectores se desplazan a distintos restaurantes para valorar la calidad del producto, los sabores, la relación calidad/precio y la creatividad del chef entre otros requisitos.
  • En España para que un restaurante reciba su primera estrella Michelin debe ser visitado cuatro veces por los inspectores (las estrellas se asignan al establecimiento y no al chef). Para que consiga la segunda estrella debe recibir diez visitas (siempre de sorpresa) y para obtener la tercera estrella recibirá más visitas, entre ellas las de inspectores franceses. Todos deben estar de acuerdo. Una estrella significa que tiene muy buena cocina; dos estrellas, una cocina excelente por la que vale la pena desviarse; y 3 estrellas, cocina excepcional que justifica plenamente el viaje.
  • En la actualidad, conseguir una estrella Michelin no es un camino de rosas ya que son miles de restaurantes los que luchan por obtener al menos una y otros tanto que luchan cada año por mantenerlas.

El museo, ubicado en el distrito que existe entre Clermont y Montferrand, ofrece una experiencia lúdica e interactiva para pequeños y mayores. En los 2.000 metros cuadrados el visitante podrá descubrir la historia, el presente y el futuro del grupo Michelin.

Michelin en Clermont-Ferrand

Ocio en Clermont-Ferrand

Clermont-Ferrand también es conocida por ser la capital del rugby en Francia. El equipo de la ciudad, ASM Clermont Auvergne, fundado por el Sr. Marcel Michelin, ha ganado importantes títulos: una copa de Francia en 2001 y dos Challenge Europeo, en 1999 y en 2007. Los vecinos de Clermont-Ferrand están muy volcados con su equipo, de hecho cuenta con una de las aficiones más numerosas de Europa. Es frecuente ver a jóvenes y adultos vistiendo los colores del club, el amarillo y azul, no sólo cuando se disputa algún partido.

Para conocer la historia del club y del deporte en general te puedes acercar al museo del Rugby en Clermont, un moderno espacio con secciones interactivas.

Otro museo muy interesante es el Fondo Regional de Arte Contemporáneo de Auvernia (FRAC) que cuenta anualmente con una veintena de exhibiciones gratuitas sobre artistas contemporáneos de la zona. De esta forma te permite descubrir los nuevos talentos y al mismo tiempo contemplar las obras de artistas de renombre.

Restaurantes recomendados:

  • Restaurante panorámico d’Epicure. Se encuentra en el volcán Puy de Dome.
  • L’AOC. Cocina tradicional y vanguardista cerca de la Catedral.
  • Les Canailles. Tiene una agradable terraza donde puedes degustar embutidos y las cinco denominaciones de origen de los quesos de Auvernia (Cantal, Salers, Bleu d’Auvergne, Fourme d’Ambert y Saint Nectaire).
  • La Gourmandine. Cerca tradicional y vanguardista cerca de la Plaza de Jaude.

Por último, no te puedes perder la Cooperative de Mai, una sala de espectáculos inaugurada en el año 2000 que acoge conciertos y festivales de lo más interesantes durante todo el año. El espacio se caracteriza por la originalidad y diversidad de su programación con precios bastante asequibles. Cada año se realizan unos 130 conciertos de artistas nacionales e internacionales de la talla de Thirty Seconds to Mars, Elliot Smith o The Hives. Nosotros asistimos al espectáculo de Catherien Ringer, una cantante y compositora francesa, y disfrutamos como nunca de ella y de la acústica del lugar.

Qué ver en Clermont-Ferrand

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver en Clermont-Ferrand? ¿Te animas a visitar esta volcánica región? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

2 comentarios en “Clermont-Ferrand y los volcanes de Francia”

  1. Da gusto leer estos post de lugares desconocidos (para mí)… Solo hace falta cerrar la maleta y volar hasta este sitio maravilloso para descubrir los volcanes y la naturaleza porque, aunque las fotos son una pasada, ¡seguro que no hace justicia!

  2. El año pasado hice un road trip por Francia y pasé por Orleans, Bourges, Limoges, Cahors, Toulouse… Lástima que no existía este artículo porque me hubiera encantado ir a Clermont Ferrand! Muy bueno!! La verdad no tenía ni idea de su existencia jaja. Muy buen artículo… No se cuando voy a poder volver al país galo, pero la próxima segurísimo que voy a revisar tu blog para sacar algunas ideas. Muy buenoo!! Felicitaciones, me encantan las fotos y como escribís!
    Saludos desde Buenos Aires,
    F.

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies