fbpx

10 imprescindibles que ver en un viaje a Marruecos

Actualización: 15 febrero, 2019

Marruecos es luz, color, sabor, olor… Marruecos es una explosión de sensaciones… Es uno de esos países que te enamoran y te cautivan desde el primer momento que lo pisas. Es un refugio estupendo donde conocer una cultura maravillosa de forma segura. Es un lugar donde te sentirás como en casa porque ya verás que tenemos más coincidencias con un marroquí que con un alemán. Es un rincón del mundo que llegas con una idea y regresas con otra mejor.

Hay muchos lugares que visitar en Marruecos a un paso de España. Sólo tienes que cruzar el Estrecho de Gibraltar (Europa y África están separadas por 14,5 kilómetros de océano) y encontrarás un país con medinas laberínticas, construcciones de adobe, ciudades imperiales que parecen sacadas del libros de aventuras, desiertos, nieve y una gastronomía deliciosa.

En este post queremos inspirarte y ayudarte con los diez lugares imprescindibles que a nuestro parecer se deberían visitar.

Imprescindibles que ver en Marruecos

Desierto del Sáhara

Es el desierto cálido más grande del mundo y el tercero más grande después de la Antártida y el desierto del Ártico. Con una superficie mayor de 9 mil de km cuadrados, abarca la mayor parte de África del Norte con una extensión casi tan grande como China.

viajar-marruecos-africa

En este lugar mágico todo se para. Es una buena manera de desconectar del mundanal ruido y encontrarse con uno mismo. El silencio en este lugar es sepulcral y es una buena ocasión para conocerse. El desierto es gigante y tendrás que elegir la zona para visitar. Merzouga es el lugar más visitado donde se toman las imágenes soñadas sobre las dunas que siempre vemos en la pequeña y gran pantalla.

Montar en camello y recorrer las inmensas dunas de arena de Merzouga es una experiencia única que no podrás realizar si viajas al país. Muchas son las excursiones que parten desde allí en camello, hasta llegar a una haima donde tienen preparada la cena. Una vez de noche, el cielo se cubre de estrellas y constelaciones, sin contaminación lumínica, un espectáculo difícil de apreciar desde cualquier lugar.

Otra parte menos visitada es Zagora. El plan es sencillo pero espectacular. Dormir en una haima a la luz de las estrellas y madrugar para no perderte el amanecer. Son postales que no se pagan con nada y que nunca borrarás de la retina. Una vez allí, la mejor forma de recorrer este paisaje es caminando o, mucho mejor, en camello. Pasar un par de días en el Desierto de Marruecos es uno de los imprescindibles de un viaje al norte de África.

viajar-marruecos-africa

Consejo:

-> Para la excursión al desierto es mejor que dejes la maleta grande en tu hotel o en algún lugar que te facilite la agencia con la que vayas y tires de mochila pequeña. Ir ligero de equipaje es una liberación. Eso sí, casi siempre refresca por la noche. Llévate una ‘rebequita’, por no decir, un chaquetón. 

Marrakech

Dicen que es la tierra de Dios. Esta ciudad imperial, una de las más importantes de Marruecos, es para vivirla. De día y de noche. Cuando llegues, piérdete por su medina, ya que es la mejor forma de estrechar lazos con la ciudad. La vida nocturna comienza en la Plaza Jamaa El Fna justo al ponerse el sol.

Esta inmensa plaza, fue y sigue siendo un punto de encuentro entre mercaderes y comerciantes de venían de todas partes del país. Hoy en día, todavía puede verse comerciantes de todo tipo, dentistas, encantadores de serpientes y domadores de monos titi que pedirán al turista alguna moneda para hacer una foto con ellos. La plaza hay que vivirla, lo mejor es subir alguna de las terrazas de alrededor y observarla desde arriba. Todo el ir y venir de gente, turistas y no turistas. Es la puerta de entrada al zoco y el mejor lugar para dejarse llevar.

Por la noche se transforma. A media tarde empiezan a montar puestos de latón que posteriormente ofrecerán comida. Una jauría de olores y de sabores que no te podrás perder.

viajar-marruecos-africa

También merece una visita cualquier palacio, tanto el de la Bahía o El Badi, y no te pierdas la espectacular la Mezquita Kutubia, un minarete que si has estado en Sevilla te resultará familiar.

viajar-marruecos-africa

Aunque las más famosas sean las de Fez, Marrakesh cuenta también con un barrio de curtidores, situado al norte de la Medina. Si soportas el olor pestilente que desprende este oficio, merece la pena ir a verlas, eso sí, tendrás que sorteas a lugareños que querrán enseñarte toda la medina a cambio de unas monedas.

Si no quieres perderte por la laberíntica Medina de Marrakesh, ni perderte nada de esta ciudad imperial, puedes reservar un tour por la ciudad.

Un consejo: no dejes probar los zumos en la Plaza Jamaa El Fna y de visitar las pequeñas curtidurías que se esconden por la medina. Cualquier persona que te encuentres en el camino se ofrecerá para mostrarte el camino a cambio de una propina que debes pactar previamente. 

Dónde dormir en Marrakech:

-> Si quieres dormir dentro de la Medina de Marrakech, una buena opción puede ser Riad Star by Marrakech Riad, un oasis de calma en mitad del ajetreo de la ciudad. Este Riad (Alojamiento típico de Marruecos) ofrece cómodas habitaciones y servicio de bienestar con Spa Incluido.

Otra buena opción un poco más económica es Dar Daoud, un Riad con de estilo marroquí que ofrece habitaciones a muy buen precio y se encuentra localizado a un kilómetro de la plaza principal de Marrakesh.

Fez

Fez es la tercera ciudad de Marruecos, después de Casablanca y Rabat. Es una de las más bonitas del país y que mejor conserva la cultura y tradiciones marroquíes.

Esta ciudad imperial es capital religiosa, cultural e intelectual. Es de gran interés turístico por su medina, de origen medieval, la mejor y mayor de todo el país. Además, su universidad, cuya creación es anterior a la Sorbona de París, es una de las más importantes del país.

Pero si hay algo que no olvidarás a tu paso por esta ciudad, son las curtidurías. Aún permanecen cuatro en activo en el corazón de la medina. La de Chouwara, la más extensa y conocida, puede ser buena opción para conocer. Vistas desde arriba, y si las pillas en activo, podrás ver la diversidad de colores con los que tratan la piel, que en su mayoría suelen ser de oveja o de cabra. Eso sí, como venimos contando, prepárate porque el olor que desprenden es fuerte.

viajar-marruecos-africa

La Medina de Fez es de las mayores  y más laberínticas de Marruecos, y sobre todo la más auténtica. Cientos de calles y callejones que no llegan a ninguna parte y que parecen sacados del cuento de Aladino. Te harán creer que has viajado en el tiempo. Para evitar la sensación de estar perdidos es recomendable pactar una visita guiada y así asegurarte que no te dejas nada en el tintero.

Otros planes pueden ser pasear por las mezquitas, visita el Palacio Real o hacerte una foto en la Puerta Bab Bou Jeloud, la zona más antigua y con más encanto de la ciudad.

Dónde dormir en Fez:

-> Para relajarte de la jauría de ciudad que es Fez, te recomendamos que te quedes en Dar Borj, un pequeño Riad con servicio personalizado ya que cuenta solo con 6 habitaciones, además desde la terraza tendrás unas vistas espectaculares.

Otra muy buena opción dentro de la Medina de Fez es el Hotel & Spa Dar Bensouda, un remanso de paz en mitad de la locura de Fez. Tienen servicio de recogida de huéspedes ya que es un poco lioso llegar hasta el (la media de Fez es una de las más laberínticas del mundo). Sus habitaciones de techos altos te harán sentir como un sultán, demás tiene una piscina muy agradable y el desayuno se sirve en el patio también muy agradable.

Chaouen

Si viajas a Chaouen nunca lo vas a olvidar. Quizás no sepas cómo pronunciar el nombre, y mucho menos escribirlo, pero siempre recordarás la ciudad de las calles azules… azul Chaouen.

Este azul tan característico que tiñe prácticamente todo el centro de la medina de este pueblo, hace de este lugar un enclave singular en todo el mundo. Aquí la gente es más tranquila y no sentirás tanto la presión de los comerciantes como en otras localidades marroquíes.

Este municipio situado en la montaña del Rif occidental, a 100 kilómetros de Ceuta, es uno de los puntos turísticos más atractivos del norte de Marruecos. Te aseguramos que te vas a enamorar y que no querrás ir. Y si ya tienes un gusto o afición por la fotografía, con total seguridad, en Chaouen perderás la cabeza.

viajar-marruecos-africa

Probablemente, y esto no es exageración andaluza, es uno de los pueblos más fotografiados y visuales de todo el planeta. El que avisa no es traidor. Lleva tu cámara y teléfono móvil bien cargados.

A muchos les recuerda este pueblo del norte de Marruecos a Vejer de la Frontera, uno de los diez pueblos más bonitos de la provincia de Cádiz. Y es que estos dos pueblos están hermanados… Cuenta la leyenda que hicieron Chaouen a imagen y semejanza de Vejer, y si has visitado las dos, podrás apreciarlo. Sólo que Vejer es completamente blanco.

Dónde dormir en Chaouen:

-> Una opción muy económica puede ser el Hotel Casa Khaldi, con una ubicación excelente, cuenta con terrazas con vistas y todo con una excelente relación calidad precio. Su decoración muy marroquí pero con toques andaluces no te dejará indiferente.

Otra opción perfecta para una escapada romántica es el Lina Ryad & Spa, con vistas al Rif, este hotel ofrece unas suites de lo más confortable.

Essaouira

Este lugar es un bello pueblo costero con una rica historia que se ha convertido en uno de los lugares más bonitos de toda la costa atlántica del país.

La ciudad se podría definir como una acuarela de colores perfecta en la que contrastan los azules del mar con el ocre de las fortificaciones y las casas blancas. La medina, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es una visita ineludible. Essaouira también invita a pasear y descubrir el interior de las murallas del siglo XVIII.

El puerto es otro de nuestros lugares preferidos. La vida cotidiana, esa que nos gusta tanto, se cruza a diario por aquí en el mercado de pescado. Es bonito verlo pero, sobre todo, probar esos frutos del mar en alguno de los bares cercanos.

Dónde dormir en Essaouira:

-> Si quieres pasar unos días en Essaouira como reyes quedaos entonces en el Parfums D´Etoiles, a 20 km del centro de Essaouira, este complejo hotelero al estilo marroquí hará que recargues pilas para seguir con vuestra ruta por Marruecos.

Otra buena opción para alojaros es el Riad Dar Awil, ubicado en el centro de la Medina, este Riad cuenta con unas excelentes instalaciones y una buena relación calidad precio.

Un consejo: Si vas en época de calorcito, no olvides llevarte el bañador para visitar cualquier playa de la ciudad. Todas de arena fina.

viajar-marruecos-africa

Rabat

Capital costera del país desde 1912, esta ciudad es una urbe moderna y cosmopolita. En ella se encuentra la zona financiera, administrativa y ministerial del país.

Además, Rabat ha sido declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su gran valor histórico y cultural. Rodeadas de murallas, cuatro en total, construidas por los Andalusies expulsados de España en el siglo XVII, la modernidad se diluye en esta zona por el paso del tiempo.

Dónde dormir en Rabat:

-> Para descansar después de un largo día de turismo en Rabat, te recomendamos que te alojes en el Dar Ars Una, una casa tradicional marroquí con solo cinco habitaciones en pleno centro de Rabat.

Otra buena opción para alojarse es el Riad Sakina, con precios más asequibles, ofrecen habitaciones en el centro de Rabat con baño compartido, eso sí, los mantienen limpios como patenas.

Piérdete por la calle Suiqa, paralela a la muralla, es la más animada de la ciudad. No te vayas de la capital sin ver la Explanada de la Torre de Hassan, de 44 metros y con 200 columnas, la Necrópolis de Chellah Sellah, cuenta en su interior con restos de lo que en su día fue la ciudad romana y el Palacio Real. Por supuesto, reserva tiempo para pasear por la Ciudad moderna. El equilibrio entre lo nuevo y lo antiguo, entre lo moderno y lo añejo, son los signos de identidad de Rabat.

viajar-marruecos-africa

Ifrane

Ifrane es un pueblo de montaña ubicado a 65 kilómetros al sur de Fez. Limpio y ordenado, Ifrane cuenta con parques, lagos y casas de estilo alpino. De hecho se la conoce como “la Suiza de Marruecos”.

Creada por los franceses en 1930 como destino vacacional, Ifrane es el lugar donde veranea la gente más adinerada del país. Durante el invierno constituye uno de los destinos de esquí más importantes de Marruecos.

¿Qué ver en Ifrane?

  • Centro de la ciudad: Esta zona peatonal cuenta con bonitos bares, restaurantes y terrazas, siendo un lugar ideal para comer.
  • León de piedra: Está situado a escasos metros de las calles anteriores. Lo talló un soldado alemán durante la Segunda Guerra Mundial en honor al último león del Atlas.
  • Universidad Al-Akhawayn: Fue creada en 1995 por el rey Hassan II de Marruecos y el rey Fahd de Arabia Saudí. Es una universidad que sólo pueden permitirse los más ricos. Para saber por qué, basta recorrer su campus…
  • Palacio Real: Aunque no se puede visitar, podéis recorrer su exterior con el coche para apreciar su magnitud.
  • Ver los monos en los campos de alrededor de la ciudad y su árbol más alto y longevo.

Ksar de Ait Ben Haddou

Se conoce por ksars o kasbah a las ciudades fortificadas por los bereberes, la mayoría con murallas de adobe, muchas de las cuales se encuentran en el sur de Marruecos.

El mejor ejemplo de cuantos hay en Marruecos lo tenemos en Ait Ben Haddou, apenas a 20 kilómetros al oeste de Ouarzazate. Este ksar aparece en numerosas películas como Gladiator o El Reino de los Cielos pero fue la película Lawrence de Arabia la que la dio a conocer. Y es que este lugar parece traído del mismísimo planeta Marte. Toda una ciudad fortificada hecha únicamente de barro.

Ait Ben Haddou es una de las kasbahs mejor conservadas de Marruecos, en la que podrás hacerte una idea de cómo vivían los beréberes, que construían estas fortificaciones de manera estratégica para proteger las casas y las cosechas colindantes.

viajar-marruecos-africa

Esta zona, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987, ofrece al visitante un viaje a otro tiempo. Siempre lo decimos cuando viajamos por allí, todo parece un portal de Belén de siglos atrás. Para llegar hasta allí desde Marrakech tendrás que recorrer 190 kilómetros cruzando la cordillera del Atlas por lo que la carretera tiene muchas curvas y os tomará unas 5 horas llegar hasta allí. Puedes alquilar un coche desde Marrakech, o contratar una de las excursiones que van desde Marrakech hasta Ouarzazate.

También puedes organizarte e incluir este lugar en tu ruta antes o después de vuestra visita al Desierto. Sin duda es uno de los lugares más imprescindibles de todo Marruecos.

Para visitar Ait Ben Haddou se paga una entrada simbólica. Si quieres también hay personas que te podrán hacer de guía por un precio que pactes con ellos previamente.

Cascadas de Ouzoud

Situadas a unos 150 kilómetros de Marrakech, en la cordillera del Atlas, son las cascadas más espectaculares de Marruecos y del norte de África. Sus saltos de agua son de más de 100 metros interrumpidos en tres y generan un espectáculo tanto para la vista como el oído.

Antes de bajar las cascadas te recomendamos que las observes desde arriba, una imagen espectacular que solo podrás disfrutar en este punto.

Los más atrevidos se pueden bañar pero, cuidado…, ¡el agua está fría! Para llegar a las cascadas desde Marrakech puedes hacerlo en coche, taxi o, mucho más cómodo, reservando esta excursión previamente, en la que te recogerán en el hotel y en menos de 3 horas ya estarás en esta maravilla de la naturaleza.

Meknes

Es la menos famosa de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos pero tiene un precioso casco antiguo lleno de zocos y rincones mágicos que te enamorarán.

Gracias al poco turismo, en Meknes se respira un ambiente mucho más amable y distendido que en el resto de ciudades del país. Lo mejor de la ciudad es pasear por las laberínticas calles de la medina, en las que puedes ver a los artesanos trabajar el hierro o el tejido como hace siglos.

Otros de sus lugares más interesantes son la Plaza el Hedim, la madraza Bou Inania, el mausoleo de Mulay Ismaíl, las madrazas o la Bab Mansour, la gran puerta de entrada a la medina. Una vez allí, no puedes perderte Volubilis, una ciudad romana en un paraje espectacular, a pocos kilómetros. Imprescindible.

viajar-marruecos-africa

Este post y la posibilidad de conozcas estos lugares ha sido posible gracias a la agencia de viajes especializada en viajes a Marruecos. Esta agencia lleva años organizando y especializándose en este destino. No dudes en contactar con ellos para reservar, preguntar, sugerir o realizar un viaje a Marruecos. ¡Ponte en manos de profesionales!

¿Te ha gustado nuestro post sobre los lugares imprescindibles que ver en Marruecos? ¿Añadirías alguno más? ¡Déjanos un comentario más abajo! Estaremos encantados de leerte.


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio..

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

4 comentarios en “10 imprescindibles que ver en un viaje a Marruecos”

  1. Totalmente! Marruecos es un destino que sorprende. Son muchas las personas que tienen una idea y, a la vuelta, la cambian al 100 % Como destino vale para todo el mundo, jóvenes, mayores, familias, aventura, cultura, playas… una pasada!

  2. Adoro Marruecos y eso que he de reconocer que cuando nos propusimos viajar a él con un niño pequeño me lo pensé dos veces. Recorrimos el pais durante casi un mes y a la vuelta tenía clarísimo que había sido un destino para recordar con mucho cariño riño el resto de mi vida. Sus paisajes, pueblos, gastronomia, pero sobre todo sus gentes son maravillosas. Volvería una y mi lista veces.
    Buen post amigos!

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies