Varanasi (Benarés), la ciudad más sagrada y espiritual del mundo

Actualización: 23 agosto, 2020

Varanasi, conocida como Banaras, Kashi o, en español, Benarés, es una de las ciudades más sagradas del hinduismo. Los peregrinos vienen de todas partes a los ghats -gradas que descienden al río Ganges– para lavar sus pecados, incinerar a sus muertos o terminar sus días aquí. Esta fascinante y colorida metrópolis de la India es conocida por otras razones que desvelaremos a lo largo del post.

Cómo llegar a Varanasi

Una buena forma de llegar a Varanasi, una de las siete ciudades sagradas del hinduismo, es en tren. El viaje, desde Agra, es apasionante (la distancia de Agra a Varani es entre 10 y 12 horas -más de 600 kilómetros-).

Nadie debe irse de La India sin haberse montando en un tren nocturno. Pero no solo eso. No debe hacerlo sin haberse dado un paseo por los diferentes compartimentos. Ver cómo es la vida sobre raíles de los indios, observar sentados el ir y venir de los reposteros, ver amanecer un nuevo día con el vaivén de los vagones…

Que ver en Varanasi

Y en el caso de Benarés, India, llegar a una estación que tiene mucho de mortuorio. Gente llegada de todo el país, personas mayores, enfermos, deambulan por el desvencijado lugar esperando su muerte. Vienen aquí a morir. Sí.

Qué ver en Varanasi

La visita a la ciudad de Benarés es dura, muy dura. Aquí no hacen faltan mapas, ni tener apuntado los nombres de ningún monumento. Eso es lo de menos. En este lugar sagrado las cosas pasan en cada esquina, en cualquier calle.

Después de dejar nuestras cosas en nuestro hotel The Amayaa, junto a los expedicionarios de nuestro Club de la Aventura, tomamos un tuc tuc que nos llevará desde el lugar desde donde no se puede continuar en autobús (cortan el tráfico durante el día por el centro) hasta el epicentro de esta gran ciudad. Las callejuelas que llevan a su gran catedral fluvial, el Río Ganges.

Establecimientos recomendados:

  • Para dormir: The Amayaa.
  • Para comer: New Bread of Life, Nice y Open Hand para probar los lassi.

Ocurre que dos coches están a punto de chocarse, también que una vaca no deja continuar a los que lo pretenden por la carretera, diluvia y como si no pasara nada, que en la escuela aprenden sanscrito, que un cadáver amortajado pasó a nuestro lado en procesión…

Templos de Varanasi

Antes de impresionarte con los ghats puedes visitar primero algunos de los templos que ver en Benarés, como el Templo de Oro (Kashi Vishwanath), el Templo de Hanuman (donde habitan muchos monos) y el Templo de Durga. Aunque lo cierto es que el primero está vetado para los no hinduistas y sólo podrás contemplarlo por fuera.

Benares, India

Sarnath

Si tienes tiempo, no como nosotros, no dejes de visitar Sarnath, una ciudad ubicada a media hora de Varanasi. Al parecer Buda dio su primer sermón aquí y es uno de los cuatros sitios sagrados de peregrinaje para la religión budista. Encontrarás varios templos, estupas y un museo arqueológico.

Excursión a Sarnath en español:

  • El tour tiene una duración de 4 horas y se realiza exclusivamente en español para conocer a fondo una de las ciudades sagradas del Budismo. Puedes reservar directamente aquí.

Ya más alejado, a cinco horas y por si te interesa, está Bodhgaya, otro de los sitios sagrados del budismo y uno de los grandes olvidados en las rutas por la India. Aquí se encuentra el árbol bajo el que Buda alcanzó la iluminación y comenzó una de las grandes religiones del mundo.

Qué hacer en Varanasi

Cremaciones en Manikarnika

En estas llegamos a uno de los crematorios, el más importante que visitar en Varanasi, el de Manikarnika ghat. Entre la multitud nos abrimos paso con nuestro guía. Acaba de perder a su madre hace pocas semanas. Su pelo rapado, como marca la tradición que tienen que hacer quienes pierden a un familiar, lo delata. Sabe de lo que habla. Hay cientos de personas que observan este ‘teatro’ de la vida. También dos cabras que se comen las flores de los muertos y componen el cuadro. Queremos estar cerca de lo que ocurre. Algo tan impactante sólo se puede entender viviéndolo de cerca. Imposible de otra manera.

Tras pedir permiso subimos al crematorio, una estructura sobre el Ganges expuesta al aire libre en la que, en forma de pira, se acumulan los cuerpos sin vida, la leña y el incienso para que no huela. El calor es abrasador. Solo los hijos mayores permanecen cerca. Es su obligación, como manda la tradición. Ni mujeres ni niños tienen permitido estar allí. Los muertos van consumiéndose. La imagen puede ser tan dura como ninguna que se haya visto antes. El impacto es brutal. Solo podemos aguantar unos segundos. Da tiempo a sentir de cerca que la muerte se entiende de forma muy diferente según el paralelo del mundo en donde ocurra.

Varanasi

Ceremonia Ganga Aarti al atardecer

Por si no tuviéramos bastante con clases de espiritualidad a borbotones, ahora vamos camino de la ceremonia del Ganga Aarti, una ofrenda a la Diosa del río sagrado. Se hace todas las tardes cuando cae el sol frente a un ghat, escalinatas que conducen a las orillas del Ganges. Cuando llueve y las aguas vienen crecidas, la cosa se complica.

Oferta inteligente:

Esta ceremonia se hace en una terraza de una casa frente al río. Para coger sitio hay que ir con mucho tiempo de antelación. Nuestro guía, perro viejo, lo sabía y tuvimos primera fila.

Varanasi

Paseo en barca por el río Ganges

Todavía falta algo más en la ciudad santa. En este ambiente, indescriptible, de magia, espiritualidad y misticismo que envuelve a Varanasi, India, quedaba estar más cerca del Ganges. Al igual que estuvimos en el crematorio, sintiéndolo de cerca, ahora queríamos hacer lo mismo con el río al que peregrinan miles de hindús para purificar sus pecados en sus aguas. Sabíamos toda la teoría de que es el río más contaminado del planeta, que en él se vierten además contaminantes, cenizas y cadáveres enteros (hay cinco tipos de personas que no pueden ser quemadas y son tiradas al agua: los niños menores de 10 años, las mujeres embarazadas, los babus -una especie de anciano respetado-, los leprosos y los que han muerto por picadura de cobra).

JP en el Ganges

No es suficiente para parar a JP. Cristina, la única valiente del grupo de expedicionarios, también se atreve. Allí, frente a gente que tiene un rostro de satisfacción infinito por bañarse en lo que para ellos es sagrado, todo se olvida. Es una experiencia religiosa.

Mientras que miles de devotos realizan sus baños rituales, otros se asean y lavan la ropa. Puedes pasar horas contemplando algún ghat de Varanasi subido en una embarcación, por ejemplo al amanecer.

Meditación y yoga

Si has sentido ese magnetismo que desprende Varanasi y dispones de más días, te recomendamos descubrir lo que el yoga y la meditación pueden hacer por ti, pues puede eliminar el estrés del día a día y brindarte paz interior. Hay muchas empresas que en esta ciudad que se dedican a ello.

Mapa de Benarés

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre Varanasi? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “Varanasi (Benarés), la ciudad más sagrada y espiritual del mundo”

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.