Billetes al sueño americano: Qué ver en Nueva York + Washington

Actualización: 28 marzo, 2019

De nuevo otro viaje. Uno más, pero otro diferente. Único, irrepetible, inigualable. En esta ocasión buscamos el sueño americano, ese por el que millones de personas han ido a su encuentro; algunos para una estadía, otros para toda la vida. Lo nuestro será cosa de los días que tiene una semana. Partimos de Málaga, de ahí a Madrid y desde la capital a la antigua Nueva Amsterdam, conocida hoy en día como Nueva York. Airbus A-340, de nombre de pila Julio Romero de Torres (así lo han bautizado, como el pintor de La Musa Gitana) es el que nos hará atravesar el «charco».

¿Cómo llegar del aeropuerto al centro de Nuevo York?

Siete horas y pico de vuelo con los “veteranos” de Iberia, los azafatos y azafatas más experimentados en todo lo bueno y lo malo, son suficientes para llegar al Aeropuerto John F. Kennedy – JFK -, uno de los más grandes e importante del mundo con nueve terminales (hay otros dos aeródromos: el Aeropuerto LaGuardia y el Aeropuerto Internacional Libertad de Newark).

La combinación entre el Airtrain y el metro (7,75 $ en total) es la opción más barata, pero se puede llegar a tardar una hora y media aprox. hasta Manhattan (el centro y el distrito de mayor población de los cinco que conforman NY). Para ello puedes descargarte la App en tu móvil sobre el metro de Nueva York y consultar así las estaciones dependiendo de la ubicación de tu alojamiento.

Nueva York y Washington

El aeropuerto cuenta con un servicio de bus que se llama NYC Airporter y que sale cada media hora hacia Manhattan y a otras zonas de la ciudad. Las cuatro paradas son Grand Central Terminal, Penn Station, Port Authority Bus Terminal y Bryant Park. Dura unos 90 minutos y cuesta 18 $ el trayecto.

Una alternativa correcta en calidad-precio son los shuttle o lo que es lo mismo, unas furgonetas (también pueden ser coches o limusinas) que se usan como taxis compartidos y te llevan a la isla por no más de 20$, incluyendo los peajes y las propinas. Nosotros usamos esta opción porque era de noche y el trayecto más corto, a pesar de ser casi de los últimos en bajar.

Y si ninguna te convence, tienes las opciones caras, pero cómodas: taxi, uber, transfer privado o coche de alquiler.

¡No te compliques!

-> Reserva este traslado desde el aeropuerto hasta Nueva York de puerta a puerta y con precio cerrado antes moverte.

No hace falta haber estado antes en la Gran Manzana para sentir que realmente lo has vivido en otra vida. La memoria cinematográfica trabaja a destajo en New York city. En una de sus arterias, Union Square, nos reunimos con Pitu, un gran amigo de JP de El Puerto de Santa María, de los nuestros, de los que hace mundo. Gracias a su talento y el reconocimiento de éste por parte de la Junta de Andalucía mediante las Becas Talentia, está cursando un máster en dirección de cine en la prestigiosa New York Film Academy. Precisamente una fábrica de sueños grabados en celuloide será el comienzo de esta historia. ¡Silencio!, ¡se rueda!

Nueva York y Washington

¿Qué ver en Nueva York?

Time Square

Dice Enric González en su delicioso libro Historias de Nueva York (RBA) que «cuando en Nueva York son las tres de la tarde en Europa son las nueve de diez años antes». A nuestro colega de profesión y corresponsal de El País (ahora en Jerusalén) no le falta razón. En una especie de ciencia ficción reconocida, la tecnología y los avances nos apabullan desde que subes el último peldaño de la estación de metro. El cine, otra vez, Internet o la Tv nos lo habían dicho, pero en este caso, la realidad supera a la ficción. El epicentro del centro del mundo está en el cruce entre la 42 th con la 7 th, o lo que es lo mismo Times Square; las catedrales aquí se erigen con cemento y mucho cristal y sus vidrieras son de LED ultramoderno.

Nueva York y Washington

Pero aquí todo es factible de poder ser: libras de M&M servidas a granel, montarse en una noria dentro de una tienda Toys `R´ Us, un kilo y medio de hamburguesa con patatas fritas, millones de vinilos antiguos…

Free Tour:

-> No lo dudes, reserva esta visita guiada en español para comenzar a explorar la ciudad de Nueva York. ¡Es gratis!

Empire State Building

En esta ciudad hay mucho de todo, incluidos museos, pero el más grande está en sus calles: tiene miles de plantas dedicadas a la construcción y al diseño (empezando por el mítico Empire State Building que hoy hemos visitado), otros millones de metros cuadrados lo dedica a la parte antropológica (toda raza, nacionalidad, religión y cultura puede verse por sus amplias avenidas), y tampoco se queda corta a la dedicada al arte.

Nueva York y Washington

Para ver toda esta gigantesca sala expositiva en la que se conforma la ciudad hace falta una cosa que siempre le falta al turista: tiempo. Por ello, sacamos una pronta conclusión, Nueva York es, definitivamente, una ciudad para vivirla no para visitarla.

Entrada al Empire State sin colas

-> ¡No te lo puedes perder! Ascenderás al mirador de uno de los edificios más famosos del mundo. Recuerda que tienes que reservar con antelación.

La Quinta Avenida

Pero a falta de pan, y como prólogo a una estancia mayor, lo mejor es echar un vistazo general a la Gran Manzana desde el Top of the Rock (Rockefeller Center: 34 $) y ver desde allí el Empire State. Las vistas en 360 º son insuperables.

Rockefeller Center

Antes se nos olvidó, en la ciudad que nunca duerme también puedes comprar kilos de diamantes. Lo encontrarás en Tiffany & Co, la joyería más famosa del mundo gracias a Audrey Hepburn en «Desayuno con diamantes» ubicada en la Quinta Avenida (727, 5 th Ave.).

Tiffany

Se trata de la calle más famosa de la ciudad de Nueva York que comunica el norte y el sur de Manhattan. En inglés la Fifth Avenue es una de las calles comerciales más importantes y los locales tienen alquileres a precios prohibitivos, como Armani o Cartier.

Nueva York y Washington

La tienda más famosa es Apple, conocida tanto por su diseño y sus productos como por ofrecer ordenadores con conexión gratuita a internet, algo muy apreciado por los turistas. Junto a Apple se encontraba la famosa juguetería Fao Schwarz, que fue cerrada en julio de 2015 y que nosotros pudimos disfrutar. Según las últimas noticias, parece que se va a abrir de nuevo pero en el edificio Rockefeller Center. Así que el famoso piano de la película «Big» donde Tom Hanks lo tocaba con los pies ya es una realidad.

Jugueteria Fao Schwarz

El primer rascacielos de Nueva York se llama Flatiron Building y está muy cerca. Si ese edificio delgaducho por uno de sus laterales que merece una visita. También puedes hacer una parada en Central Terminal, la estación más famosa de Nueva York. Te resultará muy familiar.

¿Dónde alojarse en Nueva York?

-> Nosotros tuvimos la suerte de hospedarnos en la casa de nuestro amigo Pitu, pero tienes decenas de opciones para encontrar uno bueno, barato y en la medida de lo posible céntrico, en Manhattan. Después de consultar y comparar creemos que estas son las mejores opciones calidad-precio, según su categoría:

  • Hostel. HI NYC Hostel. Este moderno hostel se encuentra en una zona residencial de Nueva York, a una manzana de la calle Broadway y a 10 minutos a pie de Central Park. Hay buen rollo con el resto de clientes venidos de todos los países.
  • Hotel. Cassa Hotel NY 45th Street. Este hotel boutique, situado a 300 metros del parque Bryant y Times Square, ofrece café gratuito todas las mañanas en el vestíbulo y cuenta con un centro de fitness abierto las 24 horas.
  • Apartamento. AKA Wall Street. Estos apartamento se hallan a 500 metros de la Bolsa de Nueva York y a 1 km del Puente de Brooklyn.
  • Bed & Breakfast. The French Quarters. Situado en el centro de Manhatta, a 500 metros de Time Square, sirve un desayuno continental diario.

Broadway

También nos pasamos para acabar un día agotador por Broadway y cumplir con un plan clásico, un musical. Lo importante no es el título, que tendrán que elegir en función de su compresión del inglés, los horarios,…, lo fundamental es conseguir las entradas a buen precio. Para hacerlo hay que cumplir religiosamente con la cola que se forma en TKTS (cruce de Broadway y W 47 th st.), unas taquillas rojas que despachan las localidades con hasta un 50 por ciento de descuento a última hora. Nosotros conseguimos las nuestras para Mary Poppins (soberbio) por 34 $, justo la mitad (aunque a veces no se consiguen).

Nueva York y Washington

Y de la magia sobre las tablas del teatro cambiamos a una parecida que se hace en la televisión. Cosas de la vida acabamos presenciando el rodaje de un video clip para un grupo sudafricano en un estudio neoyorkino con Pitu a las tantas de la noche. La vida nocturna. No sé si han oído hablar del croma, pues en esa lona está el truco de fabricar los sueños en este caso, que un día más nos siguen. ¡Corten! ¡Toma dos!

Te dejamos a continuación un listado con los mejores musicales de Nueva York del momento. ¿Cuál te gusta más?

Estatua de la Libertad

Lo que más me gusta de la casa de Pitu son sus dos amplios ventanales. Desde él que está más pegado al fregadero, al oeste, se ve el Queensburg bridge y parte del barrio de Queens; desde el otro, el que está justo enfrente, al lado de la pecera, se puede observar el Williamsburg bridge, una vista parcial de Manhattan, y de fondo, en la lejanía, el puente de Brooklyn.

Él vive en otra isla, Roosvelt Island, alejado del mundanal ruido. Este trozo de tierra rodeado de agua está a tan solo una parada de metro del lío o, si lo prefieren, a una parada de teleférico (muy recomendable aunque no aparezca en las guías), pero la restricción al tráfico rodado y los tan solo 7.000 personas que la habitan hacen de este pedacito de NY un remanso de paz entre tanta tormenta.

Nueva York y Washington

El tiempo correo más rápido de lo normal en esta urbe y hay que elegir: Estatua de la Libertad o Staten Island.

En la primera opción, con un ferry que cuesta 18 $ se llega a Liberty Island y se recorre la isla, se ve la estatua más emblemática del país, incluso incluye audioguía. Si quieres subir hasta la corona de la estatua, se puede, pero deberás pagar una cantidad adicional. Y, recuerda, las plazas son limitadas.

En la segunda opción, un ferry gratuito, se puede ver la Estatua de la Libertad, el sur de Manhattan y el puente de Brooklyn desde el barco. Para ver el famoso puente, ya en tierra firme, pasa lo mismo; si estás en él no lo ves, y una buena elección es pasear por el Puente de Manhattan, paralelo a éste (como sucede con el Empire State y el Top of the Rock).

Nueva York y Washington

Wall Street

Tras el vaivén nos reunimos MJ y el que suscribe con Pitu. La maraña de barrios que se entrelazan sin solución de continuidad era nuestro objetivo: NoHo, Nolita, SoHo, Little Italy y así hasta llegar al mítico Chinatown. Tras ellos, seguidos en la cuadrícula perfecta del mapa de la ciudad está lo que se conoce como Financial Distric.

Si no llueven billete en esta área es porque los tienen a buen recaudo, pero dicen que en estas calles se encuentra una parte muy importante de todo el dinero que hay en el mundo, ya sea en lingotes, acciones o bonos. De entre todas las calles, a la más rica le pusieron un nombre simplón, Wall Street.

Nueva York y Washington

World Trade Center

La vida de esta zona contrasta, suponemos que todo serán imaginaciones nuestras, con la calma de la Zona Cero. En lo más profundo del agujero gigante que dejó huérfano de ajetreo a esta área de la ciudad que intenta brotar desde el día después del 11 de septiembre de 2001 con ansias de pasar página pero sin olvidar. Para ello está el Memorial del 11-S -rinde homenaje a las casi 3.000 víctimas del lamentable suceso- que se sitúa al oeste de lo que fueron un día las Torres Gemelas en el complejo World Trade Center (WTC).

¿Quieres pasear en helicóptero por Nueva York?

-> Se trata de la excursión más envidiable de la ciudad. Desde las alturas podrás disfrutar de las mejores vistas de los lugares más emblemáticos de Manhattan, consiguiendo recuerdos inolvidables. Ahora está súper de moda.

Son buenos para esto de rendir homenajes a sus caídos los americanos y levantaron nuevas construcciones para su recuerdo (el One World Trade Center, la Estación Central WTC -diseñada por Santiago Calatrava- y el Museo del 11-S -fotografías, grabaciones de voz, algunos de los vehículos utilizados el día del desastre y un sinfín de elementos-). También son buenos con los negocios y te cobran las entradas a precio de oro.

El punto y seguido lo ponemos con un buen plato de sushi junto al desgastado toro de bronce que representa la fuerza de la economía estadounidense. Fue un paréntesis, un descanso para lo que sigue.

Madison Square Garden

El espectáculo debe comenzar. Madison Square Garden. 20.000 espectadores. New York Knicks – Milwaukee Bucks. El «American way of life» va incluido en la entrada. Todos nos contagiamos. Hay que consumir: la mano con el número 1 de los Knicks, la gorra, la camiseta, el cubo de Coca cola, la caja de perritos calientes… la fiebre por el espectáculo ya se ha desatado mucho antes que el árbitro lance la pelota a lo más alto del pabellón. Animadoras desde Virginia. El gran marcador con el calentamiento en vivo. Himno nacional. Canasta. Triple. Gran partido de Carmelo Anthony. Ídolo. El partido parece que hace tiempo que no importa. Último cuarto. Locura colectiva.

Ahora sí, miran con atención la cancha. 114-108. Knicks wins. Éxtasis. Party city! Vuelta a la calma. No hay frases, solo palabras. The show must go on! Al menos una vez en la vida… al fin y al cabo es parte del sueño americano.

Nueva York y Washington

¿Quieres ir a algún partido de baloncesto?

Central Park

Central Park puede ser muchas cosas; para nosotros, un misterio. Todo lo que rodea al gran pulmón de esta city es estridencias, ruidos y algarabía. Entre sus caminos, recortados por árboles y arbustos habitados por graciosas ardillas, el silencio es prácticamente absoluto. Junto a algunos de sus lagos helados ahora que el mercurio no sube de los cero grados, la tranquilidad es casi plena. Se puede patinar sobre hielo, ver estatuas, correr o ver a tipos que sacan 10 0 12 perros a la vez como oficio. Pero todo eso tras disfrutar de la calma.

Nueva York y Washington

Nueva York y Washington

High Line y Chelsea Market

Otro de los pulmones y oasis de la ciudad es el High Line en el barrio de Chelsea y un tanto singular porque está construido sobre una antigua vía de tren elevada. Mide algo más de dos kilómetros y su columna vertebral son las vías. A los lados puedes encontrarte un sinfín de jardines, zonas de descanso, galerías de arte, puestos de ropa y de comida.

Al lado tienes el Mercado de Chelsea, un lugar súper cool, tipo industrial, donde se combina todo tipo de restaurantes (aquí puedes probar uno de los mejores mariscos de la ciudad), tiendas y oficinas, como la de Youtube o Google.

Metropolitan Museum

Y no solo del museo de la calle vive Nueva York. Ese es el mejor, pero en esta ciudad hay otros muy buenos entre los que destaca el Metropolitan (en todos los museos nacionales de EEUU no es obligatorio pagar a pesar de que la gente lo haga y haya estipulado un precio sugerido o recomendado). Para hacerse una idea de la magnitud de esta sala, sírvase un dato, tan solo se expone una cuarta parte de los fondos de la institución. Coja aire, respire y a ver obras de arte. Así hasta que dure (abierto de 10:00 a 17:30).

Nueva York y Washington

Justo enfrente está otro clásico, el Museo Americano de Historia Natural (American Museum of Natural History) concebido para los más pequeños, pero por eso de ser gratuito, bien merece una visita para ver el gran Tyranosaurus Rex que está expuesto en la última planta.

Universidad de Columbia

Pero hoy lo que estábamos deseando que llegara era el momento en el que cayera la tarde. A esa hora teníamos fijada una cita con la historia del periodismo. Pasa desapercibido pero para románticos o frikis, llaman ahora, de esta amada profesión, el dato no podíamos pasarlo por alto. La archiconocida Universidad de Columbia tiene una afamada Escuela de Periodismo más conocida por su fundador que por los méritos contraídos. Les hablamos de Josep Pulitzer, fundador de esta institución y que es la misma que otorga anualmente los premios periodísticos más prestigiosos del mundo. El sueño americano, en este caso seguido de periodistas de todos los rincones del mundo, sigue presente (y, por supuesto, como sourvenir nos compramos el New York Times ;D).

Nueva York y Washington

No es bueno irse a la cama sin comer y eso mi amigo Pitu se lo tomó al pie de la letra. Una hamburguesería neoyorkina, con bancos de madera fijos, una decoración cutre tocada por un póster de los Ramones y una carta tan esbelta como ninguno de los allí presentes. Así es Joint burger, el rincón donde hacen cola los del lugar para comerse un trozo de carne a la parrilla bien hecho, patatas con mucho ketchup y soda o cerveza al gusto. Si lo buscan, no lo encontrarán. Si preguntan, con suerte, puede que den con él. Mantendremos el secreto nacional.

Hamburguesas en Nueva York

Aquí la cinco hamburgueserías más famosas de Nueva York

Ya sabes que la cultura gastronómica de Estados Unidos es la cultura del «fast food», es decir, de la comida rápida (pizzas, perritos calientes, hamburguesas, entre otros) y de la comida internacional. Así que donde fueres haz lo que vieres, o ¿no? Las hamburguesas, elaboradas o en cadenas, se llevan la palma y algunas pueden estar realmente buenas. Aquí te hacemos algunas propuestas, además del Joint Burguer están Ellen’s Dinner, Shake Shack, 5 Napkin, Bareburger y Corner Bistro.

Barrios de Nueva York

Manhattan

Hay más de 60 barrios en NY, pero no te asustes están distribuidos en 5 distritos: Manhattan, Brooklyn, Queens, Bronx y Staten Island.

Los imprescindibles que te hemos contado arriba para tu viaje a Nueva York se encuentran en Manhattan y éste se divide en tres zonas Downtown (también conocido como Lower Manhattan cuenta con Distrito Financiero, Little Italy, Chinatown, el SoHo, entre otros), Midtown (comienza en Central Park y están los barrios de Chelsea, Hell’s Kitchen,…) y Uptown (Upper West Side, el Upper East Side, Harlem, etc.). A continuación te contaremos más sobre el resto de distritos y algunos de los barrios más populares que no debes perderte.

Contrastes de Nueva York: ¡conoce los distritos!

-> Aléjate de los barrios de Manhattan y recorre Bronx, Queens y Brooklyn, las zonas con mayor diversidad cultural del mundo.

Queens

Es el distrito más grande de Nueva York, ubicado en Long Island, es mosaico de sabores y gente de todo el mundo con mucho que ver basado en el arte y el cine. Allí encontrarás el MoMa (Museo de Arte Moderno).

Admeás, Queens es la cuna del Jazz (Louis Armstrong se asentó en la zona a mediados del siglo XX) y es, junto al Bronx, uno de los principales focos del rap y del hip hop.

Brooklyn

Al cruzar el Puente de Brooklyn (el lugar prelidecto de suicidas, artistas y directores de cine -dieciséis años se tardó en construir este coloso de acero y hormigón por el que atraviesan al día miles de coches y personas-) encontrarás el distrito más poblado y los barrios conquistados por jóvenes y nuevas tendencia como Dumbo, Williamburg o Greenpoint. Queens y Brooklyn se encuentran en Long Island, una isla del Estado de Nueva York.

También se puede visitar el Coney Island (verás la famosa playa y parque de atracciones), Prospect Park y los excelentes miradores de Manhattan en Brooklyn Heights.

Americanos jugando al Baloncesto

Bronx

Distrito menos preparado para el turismo, pero con atracciones  y tours para conocerlo. Puedes visitar el Estadio de los Yankees, la casa de Edgar Allan Poe o City Island, un inesperado pueblo de pescadores en Nueva York.

El Bronx se encuentra separado de Manhattan por el río Harlem y es el único distrito de Nueva York que se encuentra en la parte continental del país.

También encontrarás el Bronx Zoo (el más grande de Estados Unidos) y el New York Botanical Garden (el más importante del país).

Staten Island

25 minutos en ferry desde Manhattan está el distrito menos visitado de Nueva York. Es decir, Bronx y Staten Island son dos de los distritos menos explorados por los turistas.

Aunque tienes facilidades. Puedes viajar gratis en las embarcaciones naranjas a Staten Island, desde allí tendrás las mejores vistas de la Estatua de la Libertad y del skyline de Manhattan, tal y como mencionábamos más arriba.

Barco para ver la Estatua de la Libertad

En este distrito se conservan más edificios de la época colonial que en cualquier otro lugar de Nueva York, como el Historic Richmond Town. Además, puedes visitar Fort Wadsworth, el fuerte defensivo que construyeron los holandeses y que sirvió después para proteger NY de las incursiones de barcos enemigos.

Harlem

Harlem no es un distrito, es un barrio de Manhattan que bien merece ser mencionado. Los holandeses la bautizaron como Nieuw Haarlem (Nuevo Haarlem) en 1626. Era un barrio chic y con muchas casas bonitas (Bqrownstone), pero después de la crisis de los años 30, los residentes blancos la abandonaron para dar paso a muchos afroamericanos en busca de trabajo.

Te interesa...

-> Este tour recorre Harlem y se asiste a una misa góspel, algo realmente único y sorprendente.

Durante un tiempo no fue muy seguro, pero ahora se puede pasear de forma tranquila hasta la 125th Street y el oeste de Park Avenue . Allí se puede probar la «soul food», la comida tradicional afroamericana: pollo frito, boniatos o batatas y frijoles… Pero el principal atractivo de esta zona es asistir a una misa góspel en Harlem.

Si tienes tiempo visita el Teatro Apollo, donde comenzaron su carrera artística Aretha Franklin, James Brown, Ella Fitzgerald y Michael Jackson.

Mapa de Nueva York

¿Cómo ir de Nueva York a Washington?

Alcanzamos antes del mediodía Chinatown. Desde esa zona de la ciudad parten cada hora autobuses hacia la capital, a Washington (salen desde Canal St., en varios puntos repartidos por la vía con diferentes compañías. Aproximadamente 30$ i/v. Lo más barato que vimos).

El trayecto, pesado, de casi cinco horas, sirve para ver pequeños destellos del avance norteamericano: sus carreteras, sus edificios, sus hostales, sus coches, sus granjas, que tantas veces vemos en la pequeña y gran pantalla.

También tienes esta otra opción mucho más cómoda:

-> Este tour de un día a Washington DC para conocer todos los lugares imprescindibles en español desde Nueva York.

Arribamos a Washington DC pasado el atardecer. Del Chinatown neoyorquino al capitalino. En la Costa Atlántica pero sin salida al mar, se bautizó así en honor al primer presidente de los Estados Unidos, George Washington, aunque el distrito se denominó con el nombre del descubridor de las Américas, Cristobal Colón (Distric of Columbus, DC).

Nueva York y Washington

La ciudad fue magníficamente proyectada por el francés L´Efant a finales del siglo XVIII, siendo la primera ciudad planificada como centro de gobierno, con el Capitolio como referente, y partir de ahí toda una urbe con sus calles, parques, museos y todos los organismos internacionales relevantes de nuestros días.

Nuestro alojamiento en Washington

-> Era el momento del descanso, el que llega cuando uno ya no puede más. De entre las posibles moradas, elegimos Capitol Hill Hotel, hotel perfecto si nos atenemos a la relación calidad precio, incluso muy por encima, diríamos nosotros.

Reconocemos que somos muy de «Solo en casa», algunos defectillos que tenemos todos. En cuanto que podemos intentamos emular al siempre joven Macauly Culkin, y lo de las pizzas en los hoteles, reconocemos que lo aprendimos de él. El pizzero llegó con su coche, al estilo americano, nos pusimos finos y a dormir. Buenas noches y dulces sueños que el viaje fue largo.

Nuestra habitacion en Washington

Capitolio

La visita a Washington debe empezar obligatoriamente por el Capitolio, el corazón del poder estadounidense, en el barrio Capitol Hill. En su interior alberga las dos Cámaras del Congreso (cámara de Representantes y el Senado) y la Corte Suprema. Las visitas, de mucho interés aunque sólo en inglés, duran 30 minutos y son gratuitas (abierto de 7:00 a 19:00 de lunes a sábados).

Si quieres estar más tiempo, conocer toda la historia norteamericana y entrar en todas las estancias, puedes reservar esta visitas de cuatro horas de duración. Merece la pena.

Nueva York y Washington

Monumento a Washington

Desde ahí, el centro de Washington, el centro del mundo políticamente hablando, el National Mall (la explanada larga que acoge varios monumentos) vertebra el resto de la visita. Es una zona ajardinada que llega hasta el monumento a Washington (el gran obelisco al que se puede acceder a su terraza todos los días desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde y de entrada gratuita) y sobre la que se distribuyen los museos pertenecientes a la Fundación Smithsonian.

Nueva York y Washington

Esta institución privada fue fundada por el inglés James Smithsonian que, paradojas de la vida, nunca visitó Estados Unidos, pero a pesar de ello donó toda su fortuna a los americanos en pro de incrementar y difundir el conocimiento entre los hombres.

Museo Nacional del Aire y el Espacio

De entre ellos, el más destacado es el Museo Nacional del Aire y el Espacio, el más visitado del mundo por delante del Louvre, el Metropolitan o el Hermitage, donde encontrarás una colección de aviones y aparatos de todo tipo sobre el espacio. Y todos los museos, totalmente gratuitos. El horario suele ser de 10:00 a 17:30 horas.

Nueva York y Washington

Museo Nacional de Historia Natural

Y otro de los más populares es el de Historia Natural, que según los rankings es el mejor de su categoría. Entre las salas en las que más merece la pena detenerse se encuentran la de la biodiversidad (con cientos de animales disecados), la de minerales y meteoritos y, muy especialmente, la de los dinosaurios, con fósiles y reproducciones a tamaño natural.

Museo Historia Natural

Lincoln Memorial

Situado también en esta gran pradera está el monumento memorial dedicado al presidente Abraham Lincoln (decimosexto), de seis metros de altura, justo al extremo opuesto del Capitolio.

Lincoln marcó la historia estadounidense por varias razones, entre ellas abolió la esclavitud, fortaleció el gobierno federal y modernizó la economía del país.

El horario para visitar el Lincoln Memorial es todos los días del año durante las 24 horas. No se cierra el acceso al público. Además, la entrada para la visita es gratuita.

Memorial de Lincoln

Camina a la derecha dejando el río a tus espaldas, llegarás a otro memorial dedicado esta vez a Thomas Jefferson, otro de los presidentes de los Estados Unidos (el tercero) y uno de los Padres Fundadores de la nación.

Hay muchos más memoriales de otros presidentes del país que hicieron historia y también de personalidades relevantes como Martin Luther King, premio Nobel de la Paz por su incansable lucha contra la segregación estadounidense y discriminación racial (cuando tengas un hueco lee el discurso más famoso del activista: Have a dream).

Cementerio de Arlington

Si cruzas el río Potomac encontrarás el Cementerio de Arlington, el cementerio militar más famoso del mundo. Allí se puede conocer la historia de Secesión, los personajes que descansan en él (como las tumbas de la familia Kennedy) y las leyendas que hay a su alrededor.

Cerca está el Pentágono, el impresionante edificio sede del poder militar de Estados Unidos.

Memorial en el Pentágono

La Casa Blanca

Sin duda, además de las decenas de memoriales (Lincoln, Guerra de Corea, Víctimas del Holocausto, Veteranos de Vietnam,…). Junto a ellos, la atracción más famosa que visitar en Washington es la Casa Blanca. Tan importante con solo nombrarla, su realidad se reduce a un amplio chalet con zonas ajardinadas donde, de vez en cuando, se ordenan los designios del planeta. A sus puertas, los opositores protestan por ello: unos contra la Guerra de Iraq, otros por el conflicto en los países árabes, etcétera.

¡Visitar la Casa Blanca es posible!

-> No te quedes tras la verja como nosotros. La Casa Blanca recibe 5.000 visitas al día por lo que deberás solicitarla al menos con tres meses de antelación. Debemos tramitarla a través de la Embajada de Estados Unidos en nuestros países respectivos. Los horarios son de martes a jueves, desde las 07:30 hasta las 11:30 horas de la mañana, y los viernes y sábados puedes visitarla desde las 07:30 horas hasta las 13:30 horas.

El centro neurálgico del poder está aderezado de todo tipo de instituciones y organismos con sede en la ciudad. Sorprende verlos todos juntos y en un radio tan estrecho pero, por sobredosis, termina cansado. Ese es el momento de planear la retirada.

Nueva York y Washington

Antes de hacerlo, fuimos a un supermercado, pero hasta esa simple acción es diametralmente opuesta a como la entendemos nosotros, los españoles, me refiero. La idílica imagen que pueden imaginarse de hacer la compra, cambia mucho por estos lares. Todo, absolutamente todo (excepto mínimas cosas que llaman en plan moderno orgánicas) están procesados: patatas fritas de paquete con sopa Campbell de primero, carne con salsa al curry de lata y piña en su jugo con dos chocolatinas es lo máximo que se puede aspirar comer después de hacer la compra y llegar a casa. Y para beber, una Budweiser.

¿Dónde comer en Wahshington?

-> Te dejamos aquí este listado con las mejores opciones opciones de bares, restaurantes y establecimientos de comidas rápidas para todos los gustos y presupuestos. Muy recomendable.

Reflexiones: La caja tonta más inteligente

Madrugamos para ir a misa. Es domingo, el día del Señor. Buscábamos una iglesia presbiteria para asistir a una celebración gospel del sacramento. Lo intentamos por nuestra cuenta, pero no hubo fortuna. Será lo primero en la lista de motivos por los que volver a Estados Unidos.

Volvimos por tanto al hotel para preparar la maleta y aprovechamos el tiempo ganado al reloj para ver la televisión, una de las patas sobre la que se sustenta la cultura americana. El concepto espectáculo está tan arraigado aquí, como beber coca cola de litro cuando se tiene sed. Valga como ejemplo un botón en cuanto al audiovisual se refiere; pongamos por caso la cadena deportiva por antonomasia, ESPN. De un simple entrenamiento de pretemporada de fútbol americano sacan una programación en directo que abarca buena parte de la mañana con la retransmisión en directo, infografías, debate con especialistas; y todo porque saben colocar como nadie el lacito a cualquier producto que emiten. Lo digo sin acritud y con actitud de pronta imitación.

Campo de beisbol

La vuelta, prevista para las 15 horas, la adelantamos para estar en Nueva York a tiempo para ver la gala de los Oscars, celebrada en Los Ángeles, otra ocasión para vivir desde dentro otra de las patas del sueño americano, el del cine y sus celebrities.

Nos quedan tan solo unas horas en la ciudad que nunca duerme y hoy toca ir cerrando los frente abiertos que hemos ido dejando tras nuestra huella estos días. Visitamos algunos rincones que se nos escaparon antes por falta de tiempo o presencia del cansancio y hacemos algo que en otras partes del universo es prescindible, pero aquí se antoja de obligado cumplimiento, casi, por decreto: ir de compras. Pero no crean que nos hemos vuelto loco ni hemos faltado a nuestros principios viajeros: hemos dicho ir de compras, no comprar.

Sin duda, la visita a determinadas tiendas (M&M, Abercrombie, Victoria´s Secret, grandes almacenes, etc.) se convierte en la quinta esencia para los amantes del despilfarro, y para los neófitos en la materia, no deja de ser algo curioso con un cronómetro, eso sí, para no sobrepasar el tiempo máximo permitido para que esa fatídica acción no perjudique gravemente nuestra salud.

Nueva York y Washington Nueva York y Washington

El tiempo, divino manjar, se agota. El game over se acerca. Antes de la despedida había algo muy importante que siempre quisimos hacer: tirar la bolsa de basura por el compartimento que tienen los apartamentos neoyorquinos en el interior de sus pisos. Pero un acto simple pero una de las experiencias más inolvidables que nunca he había vivido. Son las pequeñas cosas que hacen felices a las personas, o al menos con nosotros lo hizo. Definitivamente, creemos que el cine siempre tuvo mucha culpa en la construcción del sueño americano y toda su parafernalia.

¡Corten!

Mapa de Washington

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver en Nueva York? ¿Incluiríais algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!

Aquí te dejamos todos los posts que hemos escrito sobre EEUU:


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Solicitud visa ESTA.

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Aquí los mejores RESTAURANTES para comer en tu destino.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “Billetes al sueño americano: Qué ver en Nueva York + Washington”

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies