Qué ver en Mandalay y sus alrededores

Actualización: 14 julio, 2022

Mandalay es la segunda ciudad más grande de Myanmar. Y desde el pasado 17 de abril, el Aeropuerto Internacional de Yangon ha reiniciado la operación de sus vuelos internacionales después de un cierre que duró más de dos años por la pandemia y por el golpe militar del 1 de febrero de 2021. La antigua Birmania tiene el triste récord de haber sufrido la dictadura militar más longeva del mundo y con este nuevo golpe se ha regresado una década atrás en el tiempo. La situación allí aún es convulsa, aunque se vuelven a expedir los visados turísticos (el turismo estaba permitiendo unos ingresos antes inimaginables para la población de ciertas zonas). Si vas a viajar a Myanmar infórmate bien antes de hacerlo y luego pásate por aquí para conocer los imprescindibles que ver en Mandalay.

La antigua capital de Myanmar cuenta con más de 700 pagodas, cientos de monasterios y arte budista… por lo que la convierten en uno de los destinos turísticos por excelencia junto a Yangón, Bagan y el Lago Inle. Una cosa es segura: aquellos que hayan visto esta tierra mágica de mañanas brumosas, lagos centelleantes y un millón de templos con torres doradas nunca, nunca, la olvidarán.

Qué visitar en Mandalay

Palacio Real de Mandalay

Uno de los principales lugares que ver en Mandalay es el Palacio Real o Mandalay Palace. Construido entre 1857 y 1859  por el Rey Mindon, quedó totalmente derruido tras la Segunda Guerra Mundial. Este hecho produjo que el gobierno birmano comenzase a reconstruirlo en 1989 para recordar y devolverle todo su encanto.

El complejo del Palacio Real está construido en forma de cuadrilátero y estaba defendido por cuatro murallas. De madera de teca y ladrillo recubierto con oro, sorprenden sus formas asimétricas y sus vistas desde la torre del lado izquierdo de la entrada. El interior está vacío por lo que no tardarás más de 20 minutos en recorrerlo. Con la ayuda de un mapa, recorre sus pasillos y pabellones de madera, torres y mausoleos.

Mandalay Hill

Sin duda, las mejores vistas de la ciudad y el lugar preferido de los viajeros para disfrutar de la puesta de sol es Mandalay Hill. Unos 1.700 escalones nos separarán de la cima de la colina, de unos 260 metros de altitud, y de la Pagoda Su Taung Pyae donde se encuentra un Buda de 3 metros en la Sala de Oración.

En la entrada de la colina encontrarás dos estatuas mitológicas (Chinte) que protegen el santuario y dan comienzo al recorrido que te mostrará decenas de cosas sorprendentes. Budas, mercados, miradores o cientos de peregrinos y monjes que acuden a rezar. Una vez en lo más alto del templo aprovecha para descansar y admirar la belleza que te ofrece este sitio. Un imprescindible que ver en Mandalay.

Pagoda Kuthodaw, el libro budista más grande del mundo

Otro de los lugares obligatorios que ver en Mandalay es la Pagoda Kuthodaw, un lugar esencial para los budistas ya que aguarda el libro más grande del mundo. No pienses que es un libro como tal, son 729 estupas de mármol que conforman el Tripitiaka (antiguas escrituras budistas) y que rodean la estupa dorada central.

Cerca de este complejo, puedes organizar una excursión a la Sandamuni Paya, menos conocida pero no por ello menos sorprendente. Aquí se encuentra otro “libro gigante” con 1.774 losas con escrituras relacionadas con el budismo. Es una buena oportunidad para descubrir más de la cultura birmana.

Puente U-bein

Amarapura, a tan sólo 11 km de Mandalay, se ha convertido en uno de los lugares de la zona más visitados por los turistas, por contar con el puente de madera más largo del mundo. El puente U-bein, construido en teca, se encuentra sobre el lago Taungthaman y es quizás uno de los lugares más fotografiados durante el atardecer. Cabe destacar que una mayor parte del puente no tiene barandilla por lo que debes de tener cuidado.

Es frecuente la presencia de monjes paseando, al haber un gran número de templos budistas cerca de las orillas, y de pescadores en pequeñas barcas de madera o en el mismo lago pescando con sus propios métodos.

Otra manera de disfrutar del paisaje es tomando un barco cuyo precio oscila entre los 5.000 y 10.000 kyats, la moneda local, aproximadamente (5 €). Es un buen momento para contemplar la puesta de sol mientras observas el día a día de los locales.

Visitar Mandalay

Río Irawadi

Conocido por ser “el camino de Mandalay” o por ser el río más largo de Myanmar, el río Irawadi o Ayeyarwady es uno de los elegidos por los turistas para navegar. Los viajes de Mandalay a Bagan, y viceversa, están disponibles con un pequeño número de compañías.

Uno de los tours más conocidos es el crucero de tres días en el que te permiten visitar comunidades como Sin Kyun, Sein Pa Kone o She Ma Ga, donde sus habitantes te mostrarán sus comidas típicas y su manera de vivir.

Que hacer en Mandalay

Aunque una de las cosas más llamativas e imprevisibles es el avistamiento de los delfines típicos del sureste asiático, un animal protegido del que quedan tan solo 85 ejemplares.

Pagoda U Min Thonze en Sagaing

Una de las rutas más conocidas es la realizada por las antiguas capitales de Myanmar, que junto a Mandalay, Amarapura, Inwa y Mingun, Sagaing es una de las más curiosas del país. Sus templos, pagodas y monasterios la convierten en un referente del budismo y un lugar en el que viven más de 6.000 monjes.

Las colinas de Sagaing Hill o Cave Sagaing conforman una de las escenas más fascinantes en las que las estupas blancas y los techos dorados se mezclan con el paisaje verde. Uno de los lugares que ver en Mandalay es la pagoda U min Thonze, de forma circular que contiene 45 estatuas de buda. Desde su mirador podemos disfrutar de unas vistas espectaculares de Sagaing Hill, del río Irawadi y del entorno.

Mingun y la Pagoda blanca de Hsinbyume

Si te encuentras en Sagaing…, un pequeño pueblo que no te puedes perder es Mingun, conocido por su zona arqueológica y sus monumentos. Entre sus atracciones turísticas destaca la estupa incompleta Mingun Pahtodawgyi, Hsinbyume Pagoda, Mingun Paya y la campana.

La pagoda blanca de Hsinbyume fue construida en 1816 en memoria de la esposa fallecida del Rey Bwpaodaya. Sus formas onduladas y su arquitectura característica, simulan el Monte Meru, una montaña mitológica sagrada en varias culturas. Destacan sus siete terrazas que representan las siete cordilleras que rodean dicho monte.

Templo en Myanmar

Para llegar a Mingun puedes hacerlo en barco desde Mandalay o por carretera desde Sagaing. La opción del barco es la más divertida y en la que puedes disfrutar de un agradable paseo de una hora aproximadamente. La salida de estos ferrys se realizan desde el puerto Mingun Jetty a las 9 am, siendo la hora de regreso las 12.30 pm. El precio no supera los 5000 kyats.

También puedes alquilar una moto, una bicicleta o incluso contratar un taxi. Recuerda que no existen los taxímetros por lo que te recomendamos que negocies el precio antes de subir al vehículo. Si prefieres llegar a Mingun en moto, los precios oscilan entre los 12.000 y los 15.000 kyats (el estado de la carretera es bueno); es una buena idea para ver el pueblo de una manera más rural.

Dónde dormir en Mandalay  

Con la apertura del turismo, la ciudad ha ido evolucionado, pero todavía las infraestructuras hoteleras no están muy desarrolladas y dormir en el centro requiere encontrarse habitaciones no adaptadas a la calidad-precio que se ofrece. Aun así, los visitantes prefieren alojarse en la zona centro, cerca del Mandalay Palace y de la Estación de tren, o en la zona de la ribera del río, aunque los precios sean más caros.

Mandalay es una ciudad muy grande donde podemos encontrar desde hostales con habitaciones compartidas a grandes cadenas hoteleras. Algunos de los alojamientos preferidos por los usuarios de Booking son: Sunset Palace View Suites de cuatro estrellas u Orient Hotel Mandalay de tres estrellas. Si lo prefieres también puedes optar por el hostel Ostello Bello Mandalay, práctico, barato y con mucho ambiente, aunque no esté en pleno centro, tienes la facilidad de desplazarte caminando a muchos lugares de interés que ver en Mandalay.

Alojamiento en Myanmar

Dónde comer en Mandalay

La antigua Birmania no es conocida por sus establecimientos de alta cocina; de hecho, hay muy pocos restaurantes, principalmente porque no ha habido turistas visitando el país durante tanto tiempo. Esto está empezando a cambiar ahora que el país se ha abierto, pero las opciones para comer fuera de tu hotel aún son muy limitadas.

Aquí hay algunos de los mejores restaurantes que encontramos: el restaurante BBB (comida occidental), el Kyan Taing Aung (comida birmana), Shan Ma Ma (comida típica de Mandalay) y el Mangia (comida italiana). Todos ellos tienen buenos precios y con platos ricos. Y de postre… no olvides tomarte un batido de fruta en el Nylon Ice-Creams. ¡Están buenísimos!

Cómo llegar a Mandalay desde Yangón

La distancia entre Mandalay y Yangón es de 575 km por lo que la opción más rápida es sin duda el avión, siendo ésta una manera de ahorrar tiempo en desplazamientos. Puedes mirar ofertas con antelación. Si quieres encontrar vuelos a los mejores precios y horarios no dudes en buscarlos a través de este comparador.

Otras opciones de traslado son en tren o en autobús. Si decides viajar en este último medio de transporte, puedes dirigirte a la Estación situada a las afueras de Yangón, Aung Mingalar Highway Bus Station, y seleccionar el precio o compañía más asequible. Hay varias salidas diurnas y nocturnas y los precios oscilan entre los 11.000 y los 37.000 kyats. Si por el contrario, viajas en tren debes desplazarte hasta la estación de tren, Yangon Central. Allí tendrás tres opciones que podrás elegir según tu presupuesto y tu tiempo.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver en Mandalay? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.