Qué ver en Cracovia: Razones para enamorarse de la ciudad más bonita de Polonia

Actualización: 15 abril, 2019

Dicen que es una de las ciudades más bonitas de Europa y ahora que la hemos visitado podemos reafirmarlo. El precioso casco antiguo de Cracovia fue uno de los primeros en ser declarados Patrimonio de la Humanidad y será por algo, o ¿no?

Y su historia es tan brutal como imprescindible. En el barrio judío, el antiguo gueto y en la Fábrica de Oskar Schindler se comprende mejor que en ningún sitio un triste pasado. Lugares sobrecogedores. Además, te recomendamos visitar el campo de concentración y exterminio de Auschwitz, a una hora y media de la ciudad polaca. Sabemos que no es agradable, pero debe ser obligatorio para que nunca vuelva a ocurrir una tragedia tan grande como el genocidio protagonizado por los nazis.

Descubre con nosotros todos los imprescindibles que ver en Cracovia para que tu escapada a Polonia sea cómoda, única e inolvidable. ¡Comenzamos!

¿Qué visitar en Cracovia?

Antes de empezar con las visitas imprescindibles es recomendable que leas un poco sobre la historia de Polonia para que tu estancia sea lo más completa posible. Aquí te dejamos algunos titulares para ayudarte a entender ciertos monumentos, esculturas o templos y valores la importancia de cada cosa y situación.

  • Polonia comenzó a tomar forma como la conocemos en el siglo X, gracias a Mieszko I que convirtió la nación al catolicismo en 966.
  • A finales del 1.300, Polonia formó una coalición con su vecino y creó el Gran Ducado de Lituania. Llegaron así a su Edad de Oro.
  • En el siglo XVI se convirtió en el país más grande de Europa, pero la época de esplendor no duró demasiado.
  • La invasión sueca hizo que Polonia quedara dividida en tres partes, es decir, sus tierras se repartieron entre tres países, algo que provocó que desapareciera del mapa casi doscientos años.
  • Después de la I Guerra Mundial, Polonia renace como territorio. Y algo se pudo recomponer.
  • El 1 de septiembre de 1939, Alemania invade a Polonia y da comienzo la II Guerra Mundial. El país quedó en ruinas y perdió el 40 por ciento de su territorio y perdió a 6 millones de ciudadanos, de los cuales, la mitad eran judíos debido también al Holocausto que se sucedió de forma paralela.
  • Tras la guerra, Polonia siguió sin ver la luz, ya que el país fue anexado a la Unión Soviética. La época comunista fue muy dura por la escasez y la opresión.
  • La llegada de Karol Józef Wojtyła fue esencial. Se convirtió en el primer Papa polaco, dando lugar a Juan Pablo II, nombre y hombre que conocemos todos. Hizo que la religión católica se convirtiera en un refugio para muchos de sus ciudadanos y realizó una gran campaña para sacar el comunismo de su país.
  • En 1989, cayó el telón de acero y desde entonces la nación se ha reestructurado. Desde que ingresara en la OTAN en 1999 y se uniera a la UE en 2004, Polonia goza de una estabilidad económica y social que no se había visto en décadas.

Excursión a Auschwitz:

-> Si hay una visita imprescindible en un viaje a Polonia esa es Auschwitz-Birkenau. En este tour descubrirás in situ la espeluznante historia del campo de concentración más terrorífico del siglo XX.

Plaza del Mercado de Cracovia

En tu viaje a Cracovia deberías arrancar las visitas desde la Plaza del Mercado en pleno centro (Stare Miasto) y desde allí marcarte la ruta. Fue una de las plazas más grandes de la Europa medieval y en ella se levantaron los edificios más célebres de la ciudad.

Basílica de Santa María Cracovia

La plaza puede llevarte tiempo porque tienes varias cosas que ver y hacer. En primer lugar, entrar en la Basílica de Santa María y observar el altar principal, cuyo retablo es el más grande de Europa. Por fuera te llamará la atención las dos torres por ser diferentes una de la otra. La leyenda cuenta que se debe a la rivalidad que existía entre los dos hermanos que construyeron el templo. También por fuera y cada hora, observa la torre más alta porque se escuchará una trompeta en directo, en honor a un trompetista asesinado cuando trataba de alertar a los ciudadanos de una invasión en la ciudad.

Horarios y precios:

-> De lunes a sábado: de 11:30 a 18:00 horas. Domingos: de 14:00 a 18:00 horas.

-> El acceso general cuesta 10PLN y la subida a la torre otros 15PLN (en Polonia no hay euro).

-> Si te interesa, puedes hacer este free tour en español por el casco histórico de Cracovia para acabar en los alrededores de la colina Wawel. ¡Gratis!

Como su nombre indica, la plaza acogía un gran mercado en tiempos pasados. Hoy lo sigue haciendo y los puestos se encuentra en el centro de la misma, conocido como la Lonja de los Paños (Sukiennice). El espacio techado se mantiene igual que hace siglos pero las tiendas han cambiado. Ahora se dedican a la venta de souvenirs.

MJ en la Plaza del Mercado

Justo al lado está la Torre Antigua del Ayuntamiento que puedes subir para tener una perspectiva de la gran villa polaca.

La plaza fue lugar además de numerosos acontecimientos, tales como ceremonias, celebraciones y ejecuciones públicas, llegando incluso a adoptar el nombre de Adolf Hitler Platz durante la ocupación nazi. Hoy en día, se puede disfrutar de su ambiente animado, sus agradables terrazas y ver pasar los coquetos coches de caballos.

Y, por último, no puedes marcharte del lugar sin recorrer el subsuelo. Sí, como oyes, debajo de la plaza hay prácticamente otra ciudad, una auténtica fuente de conocimiento sobre el pasado y sus relaciones comerciales con el resto de Europa.

Barbacana de Cracovia

Se trata de una puerta enorme de entrada, o salida, al centro histórico de la ciudad en la época medieval, que hacía también de defensa junto a las murallas. La barbacana de Cracovia es algo más grande que la de Varsovia, pero igual de hermosas de ladrillo rojizo.

Hoy en día es una atracción turística, punto de encuentro y lugar de exposición para muchos artistas polacos.

Vistas desde la barbacana de Cracovia

Parque Planty

La Ciudad Vieja está rodeada por un anillo verde de cuatro kilómetros. Se trata de un parque construido sobre los antiguos fosos de la muralla medieval. Se vaciaron en el siglo XIX y ahora se han convertido en un agradable paseo dando lugar a los jardines Planty.

Castillo de Wawel

No lejos de aquí se levanta la colina de Wawel y, sobre él, el Castillo de Wawel, sede histórica de dinastías reales polacas y personajes célebres. Allí vivieron los primeros reyes de Polonia (hay que recordar que Cracovia fue capital del país, antes que Varsovia).

Nosotros en la Catedral de Wawel

El recinto es extenso y cuenta con varios puntos de interés que son visitas imprescindibles: Catedral de Wawel (todo un símbolo para la nación), Museo Catedralicio Juan Pablo II (muestra objetos religiosos y valiosas insignias reales), Cueva del Dragón (se trata de una gruta que cuenta con unos túneles de 270 metros de longitud y llega hasta la orilla del Vístula, donde se puede ver una escultura del dragón -la leyenda cuenta que el Dragón de Wawel vivió en estas cuevas) y el Palacio Real (residencia de los monarcas donde se pueden ver salas de Estado, apartamentos reales, museos, el tesoro de la Corona y la Armería).

Desde la colina consigues un skyline perfecto de Varsovia con el río Vístula de fondo.

Horarios y precios:

-> Generalmente, las visitas son de 9:30 a 17 horas (cada parte del castillo tiene diferentes horarios y precios).

-> Entrada gratuita: Los lunes desde abril hasta octubre de 9:30 a 13 horas y los domingos desde diciembre hasta marzo de 10 a 16 horas.

-> También puedes hacer un tour guiado en español por la Catedral y la Colina de Wawel (incluyen las entradas a los edificios).

Catedral de Wawel

En este punto vamos a hacer una mención especial a la Catedral de Wawel por sus 1.000 años de historia y porque fue un relevante centro de poder eclesiástico y monárquico de Polonia.

Aquí podemos encontrar la Capilla de Segismundo (cubierta por una cúpula de oro), la Cripta (se pueden ver los sarcófagos reales), el Mausoleo de Segismundo (es el patrón de Polonia y la tumba se encuentra en una nave central de la Catedral) y la Campana de Segismundo (aún es posible oírla repicar durante algunas ocasiones especiales, mientras puedes subir a la torre para obtener unas vistas increíbles de la ciudad).

Catedral de Wawel

Collegium Maius

Se trata de la universidad más antigua de Polonia y en ella estudió nada más y nada menos que Copérnico, el fundador de la astronomía moderna. Entre otras cuestiones, fue quien dijo que la la Tierra y los planetas giraban alrededor del sol.

Hoy en día, el edificio de estilo gótico acoge una extensa colección de instrumentos históricos utilizados para la astronomía, meteorología, cartografía, física y química.

En el Colegio Mayor también estudió Karol Wojtyl, más conocido como el Papa Juan Pablo II, el historiador Jan Długosz y el poeta Jan Kochanowski.

En el patio central funciona un interesante reloj con figuras de madera de reyes y antiguos profesores de la universidad, que se mueven al compás de música del siglo XVI.

Horarios y precios:

-> De abril a octubre: de 10:00 a 17:20 horas. De noviembre a marzo: de 10:00 a 14:20 horas.

-> Entrada regular: 12PLN.

Barrio judío de Cracovia

Junto a la ciudad vieja se ubica el barrio de Kazimierz, que entre los siglos XIV y XIX fue una ciudad independiente habitada en su mayoría por judíos. Sin duda visitar el barrio judío de Cracovia es un must.

Al siglo siguiente, fue una de las zonas que más sufrió durante la invasión nazi durante la II Guerra Mundial. Se les obligaron a realizar trabajos forzados, a llevar brazaletes y se les confiscó todo lo que tenía que ver con su religión. Los judíos pasaron al gueto, a Podgorze, desde este distrito, para luego ser deportados a los campos de concentración y exterminio.

Si viajas a Cracovia se puede visitar el cementerio judío que alberga sepulcros de los grandes rabinos polacos (además es objeto de peregrinación de judíos ortodoxos de todo el mundo), las siete sinagogas (Sinagoga Tempel, Sinagoga Isaac, Sinagoga Kupa, Sinagoga Wysoka, Sinagoga Vieja, Sinagoga Remuh -la única activa- y Sinagoga Popper), el Museo Judío (creado en memoria de las víctimas del Holocausto) y la Plaza Nueva (antes calle Szeroka y uno de los puntos de moda de Cracovia hoy en día, con multitud de clubs, pubs y restaurantes).

Tiendas judias

Después de recorrer Kazimierz, la mejor opción es cruzar el río Vístula para visitar Podgorze, el antiguo gueto judío. Puedes hacerlo por el puente Bernatek (o puente del Amor) que, construido en 2010, se ha convertido en el más famoso de Cracovia. Observa las esculturas «voladoras».

Puente del Amor

Gueto judío de Cracovia

El Tercer Reich alemán concibió el gueto en un primer momento como campo de tránsito de las deportaciones, pero el destino final fue otra cosa: los campos de concentración y exterminio.

Free tour por el barrio y gueto judío de Cracovia

-> En esta excursión con guía español y gratuita se visita tanto Kazimierz como Podgorze para conocer de lleno la cultura judía en la ciudad.

La mayoría de judíos tuvieron que abandonar sus hogares, cruzar el río y establecerse en Podgorze. El gueto de Cracovia fue uno de los cinco grandes guetos de Polonia y se estableció formalmente el 3 de marzo de 1941. Vivían unas 15.000 personas en muy poco espacio, y aquello se convirtió en un hervidero de gente, enfermedades y privación de derechos.

Los días 13 y 14 de marzo de 1943 los nazis ejecutaron la «liquidación» final del gueto bajo el mando del Sturmbannführer de las SS, Willi Haase. Muy pocos sobrevivieron, quedaron unos 6.000 judíos en el gueto que fueron deportados a Auschwitz.

Se puede ver aún restos del muro que rodeaba al gueto, entre las calles Lwowska 25 y en Limanowskiego 62. Además, en la plaza Bohaterów se encuentra el Monumento de las Sillas, un homenaje a Roman Polanski (el famoso director de cine polaco y superviviente en el Holocausto) para recordar a los judíos que tuvieron que irse de sus casas con sus pertenencias a cuestas. En la misma plaza está la Farmacia del Águila, única del gueto durante la ocupación que aún sobrevive por decisión de su dueño, y fue un lugar de refugio de muchos judíos (salvaron muchas vidas).

Fábrica Oskar Schindler

Junto al antiguo gueto se encuentra la famosísima Fábrica de Oskar Schindler, conocida a nivel mundial por su aparición en la película Steven Spielberg, la Lista de Schindler.

Forma parte de la historia del país, y del mundo, debido a que su dueño, Oskar Schindler, empresario alemán, empleó todas sus fuerzas para salvar el mayor número de vidas durante la ocupación nazi.

Se pensaba que lo hizo para aprovecharse de una mano de obra barata, pero lo cierto es que acabó salvando la vida de más de un millar de personas.

Durante la invasión de Polonia, Schindler adquirió una fábrica de ollas en la que decidió producir utensilios para la campaña. Consciente, posteriormente, de la atrocidad que se estaba viviendo decidió construir cápsulas de proyectiles, muchos de ellas defectuosas.

En la fábrica se muestra la historia de la ciudad desde finales de 1939 hasta la «libertad» de la época comunista.

-> Desde abril hasta octubre: Lunes: de 10:00 a 16:00 horas. De martes a domingo: de 9:00 a 20:00 horas. Desde noviembre hasta marzo: Lunes: de 10:00 a 14:00 horas. De martes a domingo: de 10:00 a 18:00 horas.

-> Entrada general: 24PLN.

-> Si necesitas un guía en español, aquí tienes esta opción. Solo por 11 euros. Puedes reservarlo directamente.

Nowa Huta: Barrio comunista

Este barrio se encuentra alejado de la zona histórico, a 10 kilómetros, pero merece ser conocida. Tras la invasión alemana, llegó la invasión comunista. Nowa Huta fue una ciudad construida siguiendo el estilo soviético.

En la urbe, hoy convertida en barrio, llegaron a vivir 100.000 personas para dedicarse a la producción de acero. Se dice que fue construida para mostrar al pueblo polaco las bondades del nuevo régimen.

En el distrito puedes visitar la Iglesia de Nuestra Señora Reina de Polonia (Kościół Matki Bożej Królowej Polski), sorprendente por su arquitectura y por su polémica historia.

¿Qué ver en los alrededores de Cracovia?

En Cracovia ciudad tienes muchas cosas más que ver y hacer, como por ejemplo visitar más templos religiosos, como la Iglesia de San Pedro y San Pablo, la Iglesia de San Andrés, la Basílica de San Francisco de Asís, la Basílica de la Santa Trinidad y la Basílica del Corpus Cristi, más museos, como el Etnográfico, el Nacional o el Arqueológico, o el Cuartel General de la Gestapo.

Pero en una escapada de fin de semana no da tiempo a todo y te recomendamos que visites los alrededores de Cracovia porque tiene bastante que ofrecer. Nos centramos en dos lugares: el Campo de concentración de Auschwitz y las Minas de Sal.

Campo de concentración de Auschwitz

El crimen más grande de la historia de la humanidad se dio en los diferentes campos de concentración y Auschwitz se convirtió en el mayor centro de exterminio masivo de judíos en Europa (1940-1945). Se calcula que aquí los nazis mataron a más de 1,1 millones de personas, judíos principalmente, aunque también habían polacos, gitanos, prisioneros soviéticos y aliados (Francia y Reino Unido).

Al principio, Auschwitz se construyó como cárcel para los prisioneros polacos, pero en los años posteriores se fue ampliando hasta contar con tres partes (Auschwitz I, Auschwitz II-Birkenau y Auschwitz III-Monowitz) y casi 50 subcampos.

Auschwitz I

Con la llegada de los soviéticos, no mejoró mucho más las cosas, bueno sí, desaparecieron este tipo de atrocidades, pero el hambre y la represión continuaba. Sin embargo, una cosa «buena» de aquella época es que se encargaron de que el genocidio se conociera mundialmente.

Desde 1947, en Auschwitz I y Auschwitz II se encuentra el Museo Nacional y está declarado como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Se pueden ver algunos edificios conservados, barracones, cámaras de gas, hornos crematorios y pertenencias de todo tipo.

El museo también promueve la investigación y la educación para el estudio y la divulgación. Fue un vergonzoso pasado que tuvimos, pero como ellos mismo dicen «hay que recordar para que no vuelva a pasar».

Título

Contenido

Todos los días de 7:30 a 14:00-19:00 horas (en función de la época del año).

¿Cómo ir de Cracovia a Auschwitz?

Para visitar Auschwitz-Birkenau tienes dos opciones, la primera por libre y la segunda contratando una excursión. A continuación, te hablamos de las dos para que tú elijas según tus necesidades. Recuerda que el campo de concentración se ubica a 70 kilómetros de distancia de Cracovia por lo que necesitarás reservar un medio de transporte.

Dos opciones:

  • Por libre: Puedes llegar en transporte público, autobús (14 PLN) o tren (15,60 PLN), y en coche de alquiler (lo que cueste el vehículo más el parking 8PLN), pero la visita deberás hacerla antes de las 10 y después de las 15 horas desde el 1 de abril al 31 de octubre. Si quieres hacerla entre las 10 y las 15 horas deberás contratar un guía de forma obligatoria y hacerlo con antelación porque hay mucha demanda. La entrada a los dos recintos es gratuita y el guía privado en español cuesta unos 50 PLN.
  • Con excursión: Lo más sencillo es un tour organizado, pero es la opción más cara (36 euros). Aquí te despreocupas de todo, te llevan y te traen a Cracovia, tienes un guía en español que habla para el grupo sin tapujos y tiempo para investigar más y hacer fotografías. Un total de seis horas y media de circuito.

Todo esto y mucho más te lo contamos en este post sobre el campo de concentración Auschwitz-Birkenau (en breve lo publicamos).

Auschwitz II

Minas de Sal de Cracovia

Las minas de sal de Wieliczka constituye una de las principales atracciones de Cracovia y no es para menos. Además, es uno de los imprescindibles más visitados de Polonia.

A más de 300 metros de profundidad se esconde una ciudad única en el mundo con sistemas de ventilación, alcantarillado, alumbrado, transportes, lagos subterráneos, iglesias y capillas y un complejo deportivo. Nos recuerda a las minas de sal de Zipaquirá de México, pero para las de Polonia no hay que cruzar el «charco», son las más antiguas del mundo y son mucho más impresionantes. Merece la pena.

Minas de sal de Cracovia

La mina de sal de Cracovia, a 15 kilómetros de la ciudad, fue de los primeros lugares en el mundo en ser declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (1978) y desde entonces está en las agendas de un viaje a Cracovia.

Las minas tienen una longitud de 300 kilómetros de galerías laberínticas, de las cuales sólo se permite acceder a 3,5 kilómetros, pero la verdad que suficiente. En su interior puedes hacer una ruta turística, ya que cuenta con más de 40 capillas. La más importante la Capilla de Santa Kinga (o Capilla de St Kinga), con 54 metros de largo.

Además, si lo deseas, en tu visita a las minas puedes ir al SPA a relajarte, disfrutar de algún concierto, pasear en barca o quedarte una noche a dormir.

Como dato curioso, hay que destacar que las minas han sido explotadas sin interrupción desde el siglo XIII y aún hoy en día siguen produciendo sal de mesa.

Información práctica:

-> Las minas se encuentran a 15 kilómetros al sureste de Cracovia.

-> Precio de la entrada general: 89PLN.

-> Desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre: de 7:30 a 19:30 horas. Desde el 2 de noviembre hasta el 31 de marzo: de 8:00 a 17:00 horas.

-> Puedes llegar en coche de alquiler, tren o bus, pero te recomendamos la excursión de las minas de sal en español para no perderte un detalle de cada escultura o lugar esculpido. Es fundamental entenderlo en su conjunto. También puedes hacer el tour combinado del campo de concentración de Auschwitz Birkenau y las Minas de Sal para ahorrar.

¿Cómo llegar del Aeropuerto al Centro de Cracovia?

El Aeropuerto de Cracovia se encuentra muy cerca de la ciudad, a tan sólo 15 kilómetros (unos 25 minutos en coche). Y tienes varias opciones de transportes para llegar al centro.

  • Bus. Hay tres líneas de autobuses entre el aeropuerto y la ciudad, dos prestan el servicio de día (bus 208 y bus 252) y una opera de noche (bus 902). Cada media hora tendrás uno y cuesta 4 PLN.
  • Tren. Cada 30 minutos sale un tren, llegas en 20 minutos y cuestan 9,00 PLN.
  • Coche de alquiler.
  • Uber. Debes tener la aplicación descargada y con los datos actualizados.
  • Traslados privados. Está a caballo entre el Uber y el taxi, pero con posibilidad de reservar con bastante antelación y con mejor servicio. El precio es similar.
  • Taxi. Hay una tarifa fija establecida de 90 PLN.

¿Dónde alojarse en Cracovia?

A donde quiera que vayamos nos gusta alojarnos en el centro, pero si no es posible por el precio o disponibilidad, optamos por los barrios más pegados de las principales atracciones de la ciudad.

Nuestro alojamiento:

-> En esta ocasión elegimos el hotel Wyspiański, justo en uno de los laterales del parque Planty. Vamos, casi en el corazón de Cracovia, a solo 5 minutos a pie de la preciosa plaza del Mercado. Por las mañanas se sirve un desayuno buffet en el restaurante del hotel, especializado en cocina polaca y europea, que normalmente viene incluido.

Si no hay disponibilidad o no te convence, tienes este hotel más moderno PURO Kraków Kazimierz o los coquetos apartamentos Heart Of Cracow.

¿Dónde comer en Cracovia?

La comida polaca está riquísima y es variada. Sin duda, debes probar los pierogis (unas especies de empanadillas individuales rellenas -puedes elegir de qué- servidas cocidas o fritas), los ahumados de carne, pescado y quesos, filetes empanados, los codillos de cerdo, las salchichas polacas, los bigos (guisos a base de col con carne), golabki (bolas de carne envuelta en col), la cerveza (Fortuna, Harnás, Kasztelan. Lech o Perla) y el vodka. Pero sobre todo las sopas, da igual que sea verano, están exquisitas. A menudo las preparan en el pan de centeno formando el cuenco de la misma y que luego te puedes comer. ¡Ñam, ñam!

En Cracovia encuentras todo tipo de establecimientos, desde puestos callejeros hasta lujosos restaurantes. Pero te recomendamos que vaya a algún bar de leche. El gobierno comunista los creó para dar de comer a los obreros en la época de la postguerra cuyos productos principalmente estaban elaborados con lácteos. Comida casera y baratísima. Nosotros fuimos a uno de estos en Varsovia, en Cracovia nos decantamos por el mítico restaurante Pod Baranem en la calle Sw. Gertrudy 21. ¡Todo delicioso!

Mapa de Cracovia

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver en Cracovia? ¿Incluiríais algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> ¡No te compliques! Coge aquí tu TRASLADO desde el aeropuerto.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> Evita colas y reserva las mejores VISITAS GUIADAS y EXCURSIONES.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Aquí los mejores RESTAURANTES para comer en tu destino.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

5 comentarios en “Qué ver en Cracovia: Razones para enamorarse de la ciudad más bonita de Polonia”

  1. Cracovia es una ciudad que está en nuestra top de ciudades europeas que ver próximamente. Igual la elegimos para pasar fin de año, ya que lo tuvimos en mente el año pasado y no pudo ser 😀

    Saludos.

  2. La lista de Schindler es una de nuestras películas fetiche pero no sabíamos que se podía visitar la auténtica Fábrica de Oskar Schindler. Debe ser una experiencia dura, como la visita a Auschwitz, pero creemos que necesaria para no repetir los errores del pasado… 😥

    Nos guardamos este post porque no conocemos Cracovia todavía aunque tenemos muchas ganas de ir. Además, tendremos que aprovechar que suele haber vuelos baratos desde Málaga ¿no? 😉

    Saludos.

  3. ¿Cracovia es la ciudad más bonita de Polonia? Para mí es un sí rotundo. He de decir que no soy muy fan de este país de Europa del Este, pero Cracovia me cautivó. Yo no fui a Auschwitz, fuimos a Majdanek, que es como la versión menos «refinada», si se puede utilizar este tipo de término aquí, de campo de exterminio, un horror. Que no se vuelva a repetir.

    Un fuerte abrazo chicos!!

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies