Qué ver en Bosnia y Herzegovina: 10 lugares alucinantes

Actualización: 21 septiembre, 2022

Si estás pensando en visitar Bosnia y Herzegovina dile a los tuyos que ya no es una zona de guerra. Hace más de 20 años de aquello y es sorprendente comprobar cuánta gente piensa que todavía están en conflicto. Bosnia y Herzegovina es un destino seguro y además estás en Europa. La calidez de sus paisanos de diferentes culturas y la espectacular belleza del verde paisaje son los puntos fuertes del país. Ahora más que nunca es igualmente un lugar de nuevos comienzos tras la pandemia. Te hablamos sobre esto y sobre los 10 lugares alucinantes que ver en Bosnia y Herzegovina.

Qué visitar en Bosnia y Herzegovina

Para conocer estos 10 lugares que ver en Bosnia y Herzegovina tienes que saber que vas a necesitar un coche de alquiler para moverte por el país con comodidad y libertad, aunque el servicio de autobuses es excelente y relativamente barato, y el tren que, aunque es más lento y tiene peor frecuencia que el bus, suele ser algo aún más económico. Y si ninguna de las opciones propuestas te convence siempre podrás conocer Mostar desde Sarajevo y las cuatro perlas de Herzegovina: Konjic, las Cascadas de Kravice, Pocitelj, Blagaj.

Si tienes el tiempo justo y quieres ir a tu aire como nosotros el coche es lo que más sentido tiene para llegar a las partes más remotas. Además, las carreteras no tienen excesivo tráfico y son agradables de recorrer.

Eso sí, Bosnia y Herzegovina es un país complejo. Este país de los Balcanes se dividió en dos regiones autónomas, la Federación Bosniaco-Croata y la República Serbia, después de la guerra (1992-1995) que siguió a la desintegración de la antigua Yugoslavia en 1991; no existen fronteras visibles entre ellas, y los visitantes son igualmente bienvenidos en cada una.

Seguro de viaje:

Nosotros nos movimos por Bosnia en coche de alquiler porque veníamos haciendo una ruta por los Balcanes (Albania, Montenegro, Kosovo y Macedonia del Norte). Y nuestro road trip por Bosnia y Herzegovina comenzó en Trebinje para continuar por Neum, Mostar y alrededores y terminar en Sarajevo. Empleamos para ello unos 10 días.

A continuación, te contamos los 10 imprescindibles que hacer en Montenegro ordenados de lo que más a lo que menos nos gustó.

Sarajevo

En Sarajevo, la capital de Bosnia y Herzegovina, la línea donde termina Asia y comienza Europa (¿o es al revés?) está literalmente dibujada en la tierra. Una placa en el pavimento separa la parte de la ciudad construida por los austrohúngaros, con sus mercados y fachadas de yeso, del barrio otomano, con sus fuentes públicas y minaretes cantores.

Que visitar en Bosnia y Herzegovina

El Viejo Bazar de Sarajevo, Bascarsija, es pura magia. Mientras te desplazas entre casas de té, tiendas de alfombras y Buregdzinicas (panaderías especializadas en burek –una especie de empanada-), se mueve al ritmo de los comerciantes que todavía gritan con el mismo fervor que lo hicieran hace siglos.

Oferta inteligente:

No te puedes perder la calle Kazandziluk, el Ayuntamiento (antes era la Biblioteca Nacional y Universidad), la antigua Iglesia Ortodoxa, la mezquita Gazi Husrev-beg, la gran Torre del Reloj, la sinagoga, la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús o el Puente Latino, lugar donde fue asesinado el Archiduque Francisco Fernando de Austria en 1914 y que desencadenó en la Primera Guerra Mundial.

Muy cerca del Ayuntamiento y hacia arriba tienes un Castillo un poco deteriorado, pero con unas vistas increíbles de la ciudad al atardecer. No pierdas detalle en el camino: muchas de las fachadas de Sarajevo, y del resto del país, siguen con restos de balas y cañonazos de la guerra; también puedes ver algunos cementerios llenos de los caídos de las contiendas.

Viajar a Bosnia y Herzegovina

Alrededores de Sarajevo

Sarajevo está rodeada de verde y también de muchos lugares interesantes que visitar en Bosnia. ¡Comenzamos!

Uno de ellos es el Túnel de la Esperanza, un pasadizo subterráneo de cinco metros de profundidad, construidos bajo tierra durante el asedio de Serbia (en concreto debajo del aeropuerto de Sarajevo desde una casa particular), y 800 metros de largo. Por él llegaban alimentos, medicamentos y todo tipo de productos para asistir a los bosnios, además de trasladar a los enfermos y heridos de guerra a la libertad. Allí hay también salas con diferentes paneles informativos, vídeos y artilugios expuestos para poder hacerte una idea de lo que fue. Desde 1992 hasta 1995 murieron más de 10.000 personas y huyeron casi 2 millones de personas.

Visitar Bosnia y Herzegovina

¿Sabías que Sarajevo acogió unos Juegos Olímpicos en 1984, antes de la guerra? El antiguo circuito de Bobsleigh se puede visitar. Está abandonado, pero es un lugar muy instagrameable y sobre todo una zona muy agradable para pasear y hacer senderismo. Se puede llegar en teleférico. Por la zona hay restaurantes para tomar una rica merienda al atardecer y con vistas a la capital.

Que hacer en Bosnia y Herzegovina

Durante el asedio, los bosnios tuvieron que cortar los árboles de Sarajevo-ciudad para calentarse y refugiarse del invierno, por eso no existen demasiados parques. Cerquita del Túnel de la Esperanza puedes respirar aire puro en Vrelo Bosne. Nuestro pequeñín se lo pasó en grande subiendo y bajando los puentes de madera.

Que hacer en Bosnia y Herzegovina

Mostar

Mostar es una hermosa ciudad medieval con una mezcla de arquitectura austrohúngara y otomana. La más bonita de Bosnia. Es el hogar del icónico puente Stari Most, del cual la ciudad recibe su nombre y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El Puente Viejo es un poderoso símbolo de paz y resiliencia (fue destruido durante la guerra).

Que ver en Mostar

Más allá del puente, Mostar es una ciudad resplandeciente con un hermoso río, un antiguo bazar, casas otomanas, innumerables miradores, mezquitas y restaurantes que sirven cocina local realmente sorprendente. Sin duda, un imperdible que ver en Bosnia y Herzegovina.

Kravica Waterfall

En la zona de Ljubuki existe una belleza natural única construida por el agua del río Trebizat y que atraviesa terrenos calizos, la cascada Kravica. Por momentos parecía que estábamos en las cataratas de Iguazú en la parte argentina, un imprescindible que ver en Bosnia y Herzegovina.

El río crea una cascada de 28 metros de altura y un hermoso anfiteatro natural de 120 metros de ancho. Este fenómeno natural lleva años atrayendo a muchos amantes de la naturaleza, y en los meses de verano se ofrece a los turistas baños y actividades en la zona. Están a casi una hora de Mostar.

Blagaj

A 15 minutos de Mostar puedes visitar el pequeño pueblo de Blagaj, una preciosa villa que se levanta donde el agua brota de la tierra. Allí debes visitar al Casa Derviche, ya no por lo bonita que es y por lo que cuenta, si no por su ubicación al lado de una pared de 200 metros de donde nace el río Buna. Una maravilla y uno de los imprescindibles que ver en Bosnia y Herzegovina.

Que ver en Blagaj

Medjugorje

Y a algo más de media hora de Mostar está Medjugorje, un lugar de oración y reconciliación para los cristianos católicos. Esta localidad balcánica es la ubicación de unas presuntas apariciones marianas, no recocidas por la Iglesia ni el Papa, pero sí se ha dado permiso a las diócesis y parroquias de todo el mundo a que organicen las peregrinaciones a esta ciudad-santuario. Independientemente de si eres creyente o no, debes conocer todo lo que se cuece allí. Impresiona.

Trebinje

Se trata de una preciosa ciudad medieval situada al sur del país, muy cerquita de Croacia y Montenegro, que pertenece a la República Srpska, es decir a la parte Serbia de Bosnia. Se puede respirar un ambiente lleno de diversas influencias culturales por los distintos imperios que pasaron por ella.

La plaza Slobode es el centro neurálgico de Trebinje, allí veras un mercado con productos tradicionales y muchas terrazas populares llenas de gente. Y luego cruza una de las puertas de la muralla para llegar a su coqueto y pequeño casco antiguo. Tiene muchos rincones con encanto. También puedes ir a Gradski Park para pasear, descansar o jugar como fue nuestro caso en el parque infantil. Y no te olvides de hacer una foto en el mítico puente otomano de Trebinje.

Que ver en Trebinje

En Bosnia y Herzegovina no hay Roaming:

  • Tienes que saber que Bosnia y Herzegovina no tiene ningún acuerdo con los operadores de telefonía móvil españoles o europeos (no hay Roaming) por lo que las tarifas de llamadas o conexiones a Internet pueden tener un coste muy elevado. Por ese motivo nosotros usamos una tarjeta SIM o ESIM de HolaFly, así no nos tenemos que preocupar de pagar un coste extra por llamar o navegar por Internet. En este enlace obtendrás un descuento por ser lectores de A Tomar Por Mundo.

Pocitelj

Dicen que es el pueblo más bonito de Bosnia. Una villa medieval de apenas 900 habitantes construida por los otomanos en una colina y en la que encontremos verdaderos tesoros. De hecho, es Patrimonio de la Humanidad y está a sólo 30 kilómetros de Mostar. La fortaleza, la mezquita o la torre del reloj son los principales atractivos además de su enclave junto al río y sus empinadas y estrechas callejuelas.

Que ver en Pocitelj

Konjic

Es otro pueblecito situado a medio camino entre Sarajevo y Mostar, y con menos turismo. Rodeado de mucho verde y mucha zona de agricultura y ganadería. Lo más bonito y llamativo es la parte del río Neretva. En esta parte hay una playa de piedras que en verano se llena de gente. El agua es cristalina, pero, ojo, está congelada. Si buscas paz, éste es tu lugar, independientemente de aquí exista un búnker nuclear de tiempos pasados. O si buscas aventuras, aquí también la encuentras: puedes hacer rafting. ¡Un planazo para los más atrevidos!

Que ver en Konjic

Neum

Neum es la ciudad costera de Bosnia. Te animamos a que mires el mapa con atención para que veas lo singular del lugar.

Croacia es un país alargado que sigue en paralelo al mar Adriático, pero en la parte sur, justo al norte de Dubrovnik, hay una pequeña interrupción. Se trata de un pequeño trozo de Bosnia y Herzegovina que separa Croacia en dos territorios sin conexión (los croatas que quieran viajar a Dubrovnik por la autopista que bordea la costa del país, tienen que atravesar la frontera bosnia dos veces en unos 10 minutos). Y a esto se le llama como el Saliente de Neum (son sólo 22 kilómetros).

Allí se localiza la pintoresca ciudad de Neum, sobre una bahía cerrada: el resultado es una piscina enorme y azul de aguas calmas.

Que ver en Neum

Dónde dormir en Bosnia y Herzegovina

Bosnia y Herzegovina es uno de los países más baratos de los Balcanes y también de Europa. Puedes hospedarte en buenos hoteles, apartamentos, hostels, … sin gastarte mucho dinero. Nosotros pusimos la base de operaciones en dos puntos de este territorio y nos fuimos moviendo a partir de ahí. Te dejamos los lugares dónde nos alojamos por si te sirven de ayuda para organizar tu ruta.

Alojamientos recomendados en Bosnia y Herzegovina:

  • Mostar: Los apartamentos de Villa Zaad son muy buenos, además de bonitos, modernos y prácticos. Como íbamos a estar varios días en Mostar queríamos un alojamiento lo más completo posible para preparar comida y no comer siempre fuera, para lavar, para estar tranquilos como si estuviésemos en casa,… y lo conseguimos. Está muy cerquita del Puente Viejo y de buenos restaurantes.
  • Sarajevo: Y lo mismo no sucedió con los apartamentos Tuffo en la capital de Bosnia. Son casi de lujo y a precios de risa. Además, está a 20 segundos de la calle principal de la zona otomana. ¡Un gustazo! Y no te preocupes por el parking porque cuenta con uno para los clientes.

Donde alojarse en Sarajevo

Dónde comer en Bosnia y Herzegovina

La comida es una parte extremadamente importante en la cultura de Bosnia y Herzegovina, donde preparar y compartir alimentos es una pieza clave del tejido social. Muchas comidas están llenas de historia y tradición, y reflejan la mezcla de culturas que hace que Bosnia y Herzegovina sea tan diversa (la influencia turca, griega y otomana es mucho más pronunciada aquí).

Además muchas veces no merece la pena preparar la comida en el apartamento de lo económico y de lo casero que es. En los 40 días que estuvimos por los Balcanes, en Bosnia y Herzegovina es el país donde mejor comimos sin lugar a dudas.

Las dietas de la mayoría de las personas giran en torno a las verduras y los frijoles, y solo en las ciudades y centros turísticos se basan en la carne. Cuando se sirve carne, se sirve de verdad: estilo parrillada mixta con todo tipo de cortes en un mismo plato. Normalmente sirven carne de res y cordero en lugar de cerdo. La comida bosnia es sabrosa, pero usa especias con moderación. Las sopas y los guisos abundantes son muy populares también.

¿Y cuáles son los platos más típicos? Cevapi (unas salchichas o albóndigas alargadas de carne picada a la parrilla que se sirven con pan de pita), burek (empanadas rellenas, normalmente de carne, queso, patata, espinaca, calabaza… o mixtas en forma de espiral), verduras rellenas como punjena (pimientos morrones rellenos de queso), sogan dolma (cebollas rellenas), sarma (carne y arroz envueltos en las hojas de col en escabeche) o japrak (hojas de parra rellenas), begova corba (sopa de pollo y verduras), bosanski lonac (guiso de carne y verduras), tarhana (sopa cremosa de verduras), grah (sopa de frijoles), cutfe (albóndigas en salsa de tomate) y/o el baklava, uno de los postres más populares de Bosnia.

No te puedes ir del país sin probar un bosanka kahva, es decir, un café bosnio, la bebida nacional. El té, la cerveza bosnia o el brandy de frutas Rakija también son un placer para nuestros paladares.

Los restaurantes tradicionales llamados Aščinica suelen ser el mejor lugar para probar platos nacionales, así que busca esta etiqueta. Los lugares que tienen una parrilla abierta y cocinan su carne y verduras sobre brasas al momento son particularmente buenos.

Cafés y restaurantes recomendados en Bosnia y Herzegovina:

  • Sarajevo: Ferhatovixñc y Ćevabdžinica Mrkva para probar los cevapis; SAC y Buregdžinica Bosna para deleitarse con los burek; Barhana para comer verduras rellenas; ASDŽ para saborear sopas y guisos. Rahatlook para probar el café bosnio y el té de rosas o de ortigas (sí, como lees).
  • Mostar: Saray con platos típicos variados y muy baratos; y Labirint algo más caro y turístico pero con vistas espectaculares al Puente Viejo de Mostar en una agradable terraza junto al río.

Cómo llegar a Bosnia y Herzegovina

Para llegar a Bosnia y Herzegovina desde España la manera más rápida y sencilla es en avión, tanto si lo haces a Saravejo u otras ciudades como Mostar, Banja Luka o Tuzla. Si quieres encontrar vuelos a los mejores precios y horarios no dudes en buscarlos a través de este comparador.

Cómo moverse por Bosnia y Herzegovina

Una vez en B y H la manera más cómoda para desplazarte por él es alquilando un coche. Nosotros lo venimos reservando en este comparador. Eso sí, es más caro que usando el transporte público.

Tenlo en cuenta:

  • Recuerda que si vas a visitar otros países de los Balcanes vía terrestre tendrás que cruzar fronteras y para ello te pedirán tu pasaporte en vigor, la documentación del vehículo y la Carta Verde del vehículo. Además, deberás llevar contigo el Carné de Conducir Internacional.

Bosnia y Herzegovina se comunica mediante autobuses directos con todos sus países vecinos y además moverse por el interior del mismo es facilísimo. Eso sí, para trayectos nocturnos o en temporada alta, a veces es necesario comprar con antelación.

Y en cuanto al tren, no tiene una gran red ferroviaria pero puede ser una buena opción según en qué casos. Las principales rutas son Sarajevo-Visoko-Banja Luka-Bihać y Sarajevo-Konjic-Mostar. Los horarios de ŽFBH se pueden consultar aquí.

Mapa de Bosnia y Herzegovina

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver en Bosnia y Herzegovina? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.