Día 3, 4 y 5: Cómo hacer un safari low cost en el Kruger y no morir en el intento

1. Infórmate

Antes de visitar el Parque Nacional Kruger es vital informarse. Se trata de la reserva con animales salvajes más grande del país (del tamaño de Gales) y para aprovechar el tiempo hay que planificar las rutas, horarios, etc. Podéis hacerlo en la web oficial del organismo que lo gestiona: South African National Parks. Las mejores zonas de avistamiento cambia con las épocas del año. El invierno sudafricano (de junio a octubre) es bueno porque hay menos vegetación y a los animales se les ven mejor. Además es temporada baja, es decir, más espacio y menos precio. Y dicen que la zona sur y centro es donde se concentran más animales. Nosotros nos movimos por esa zona y vimos muchos (menos al león y al leopardo).

Kruger

Kruger

2. Reserva el alojamiento con tiempo dentro del parque

En el caso del Kruger no vale improvisar. Nosotros lo hicimos y nos quedamos sin sitio para dormir dentro del parque. La oferta es grande pero la demanda mucho mayor. En la actualidad la reserva cuenta con 21 campamentos, así como 7 refugios privados concesionados y 11 refugios privados. Los campamentos públicos tienen muchas opciones de alojamiento (bungalows, tiendas de campaña, apartamentos, cabañas, etc.) por lo que los precios varían mucho pero, no obstante, se pueden encontrar posibilidades low cost.

La elección del campamento más adecuado tendrás que hacerla después de estudiarte el mapa del parque. Dormir en el parque es lo mejor por muchas razones: no se pierde tiempo en salir y entrar del parque cada día, se puede seguir una ruta más ordenada y hay más posibilidades de hacer safaris públicos y a precios más baratos

Kruger

3. Alternativas al alojamiento de dentro

En el caso de que los campamentos estén llenos siempre hay alternativas. Como los trabajadores del parque son, en general, muy ineficaces y groseros, es mejor que llevéis algunos alojamientos apuntados en el caso de que no queráis o podáis dormir en el interior del parque. Ellos no os ayudarán. En cada puerta, a unos cuantos kilómetros, siempre hay pequeños pueblos que ofrecen hostales, bed and breakfast u hoteles de lujo.

Por ejemplo, en la Puerta Paul Kruger Gate, una de las más usadas, a solo unos metros está el caro Protea Kruger gate Hotel. Pero a solo un par de kilómetros más hay un humilde pero más que correcto alojamiento low cost, el Kruger gate Guest House (800 Rands, 58 euros). Otra de las puertas más usadas, Numbi Gate, tiene un hotel con buena relación calidad/precio a unos kilómetros de la entrada, Karula Hotel. En el camino a Malalane Gate también muchas opciones. El resto de puertas, lo mismo.



Kruger

4. Entrada al parque

La entrada al parque, que se compra en las casetas de información que hay en las puertas, cuesta 264 rands (19 euros) para extranjeros. El ticket da acceso al parque desde la hora de apertura hasta la hora de cierre. Fuera de esos horarios está totalmente prohibido circular por el parque. Los horarios cambian según la época del año. 

Hay una opción, si vais a visitar muchos parque nacionales en el país, que se llama wild card. Esta tarjeta permite la visita ilimitada a las reservas. El precio para turistas extranjeros es de 1.770 Rands (116 euros). Una vez que hagáis cuenta, veréis si os interesa. Pensad que cada día en el parque son 19 euros por separado. Tenéis toda la información en Internet. No os olvidéis de comprar la revista del parque en las casetas de información, os será muy útil (40 rands, 3 euros).

5. Safaris por tu cuenta

La opción más barata para hacer safaris es hacerlo en tu propio coche. Lo normal es llegar a Johannesburgo. Allí se puede alquilar un coche y en cuatro horas te plantas en alguna de las puertas de entradas del parque. Una vez dentro de la reserva puedes conducir libremente por las carreteras de asfalto o arena habilitadas para tal fin. Como dice la palabra inglesa para referirse a los safaris (game drive), de eso mismo se trata, de un juego. Vas conduciendo y cuando ves a aun animal, te hechas para un lado y lo observas con calma. No hay que pagar a nadie (más que la entrada al parque) y con paciencia y buena vista se pueden llegar a ver exactamente los mismos animales que en los carísimos safaris privados.

Kruger

6. Safaris públicos

El parque Kruguer también oferta la opción de safaris públicos, tanto a los visitantes de día, es decir, los que no duermen en los campamentos de la reserva, como a los visitantes que se alojan en las instalaciones del Kruger. Los precios para los visitantes que duermen fuera son, aproximadamente, de 384 rands (28 euros), e incluye el precio de la entrada al parque. El precio baja si estás alojado en algunos de sus campamentos.

Ofertan dos tipos de safari a los visitantes de día que no duermen en los campamentos: safaris al amanecer (sobre las 6 de la mañana donde se pasa mucho frío y se pueden ver a especies que son complicadas verlas de día) y al atardecer (salida sobre las 17 de la tarde). Para los que duermen en los campamentos, además, se ofertan safaris nocturnos, para ver la fauna que no duerme, y caminatas de día (la única opción de visitar el parque fuera de los coches).

Kruger

7. Bocadillos en los campamentos

Para abaratar al máximo el safari a la hora de comer se puede recurrir a llevar tu propia comida y prepararla en alguno de los merenderos de los campamentos o zonas habilitadas especialmente. Fuera de estos espacios está completamente prohibido hacerlo puesto que sería un riesgo por la presencia de animales. En muchos de estos lugares permitidos se puede disfrutar de un buen bocado en plena naturaleza. Tan solo hay que tener cuidado con unos visitantes muy desagradables, los monos. Por desgracia deambulan a sus anchas en muchos de estos espacios y la comida es su objetivo.

Kruger

8. Bien equipados

En el Kruger solo existen pequeñas tiendas, baños, bares y gasolinera dentro de los campamentos, pero los precios son más caros que en el exterior. Es decir, lo ideal es ir bien provistos de todo lo que vayáis a necesitar. Además de la comida, gasolina, no olvidar llevar ropa de abrigo (incluso una manta si vais a hacer el safari al amanecer), crema solar, gorra y, muy importante, unos buenos prismáticos y cámara de fotos.

Kruger

9. Cumplir con las medidas de seguridad

Si no queréis que el safari os salga con regalo, debéis cumplir al detalle las extensas normas de seguridad del Kruger para no recibir una desagradable y cara multa. Lo más importante es no correr en la carretera. El límite de velocidad es 50 km/h en carrera de asfalto y 40 km/h en carretera de arena. Son muchos los controles de velocidad en el parque, así que cuidado. Otra cuestión importante es la seguridad. No hay que olvidarse que estamos en una zona natural donde los animales están en su hábitat natural. Por eso está terminantemente prohibido salir del coche. No solo puedes llevarte una buena multa, sino la bronca de los sudafricanos que pasen por tu lado. Y, lógicamente, en cualquier caso, evitas muchos problemas con los animales salvajes que te encuentres en el camino.

10. Disfrutar de los animales

Una vez hechos todos los trámites, toca lo mejor, disfrutar de la vida salvaje. Es alucinante como a tu paso vas viendo la vida animal en vivo y en directo. Cual niño en el día de reyes vas gritando de alegría cada vez que ves un animal nuevo.

No se olvida el primero que ves, en nuestro caso uno de los miles de impalas (antílope) que pueblan el parque. Tampoco el primer hipopótamo que ves mientras se baña en alguna laguna. Es inolvidable ver a cebras a menos de cinco metros tuyo o jirafas mientras se acaban de despertar. También es un gran recuerdo empezar a ver a alguno de los cinco grandes: el elefante, el búfalo o el rinoceronte (el león y el leopardo no lo vimos en esta ocasión, sí en otro parque). O observar a animales que solo has visto en la televisión como las hienas. Solo por eso, ¡bien merece la pena un viaje a Sudáfrica! 😀

Kruger

Kruger
 


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Sudáfrica.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamiento en Sudáfrica.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoraciones)
Cargando…

Un comentario en “Día 3, 4 y 5: Cómo hacer un safari low cost en el Kruger y no morir en el intento

  • isabel Taboada says:

    Hola.
    Vamos a Kugger después del 20 de enero. Nos quedaremos 5 o 6 seis días. Pero no sabemos aún lo siguiente:
    -Por la época en que vamos en qué parte del parque nos conviene estar?
    -Tenemos decidido ir a un alojamiento privado ¿Cuáles son los mejores dentro de los económicos con pensión completa? No nos interesan los lujos pero si comodidades y buenas vistas y zona de avistaje
    -Aunque vayamos a uno privado ¿Vale la pena llevar auto para desplazarnos por nuestra cuenta de uno a otro?
    -¿Conviene cambiar de alojamiento? ¿Qué zonas abarcar?

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>