Que ver en Senegal, la tierra de la hospitalidad

Actualización: 2 octubre, 2020

Una de las primeras expediciones que hicimos con El Club de la Aventura de Atomarpormundo fue a Senegal. Un país africano que te llena y no precisamente por su caos, ruido o los atascos que se producen en Dakar (la capital), si no porque venir hasta aquí es tener experiencias que cambian la vida, y todo ello aderezado con vibrantes mercados, bellísima arquitectura colonial francesa, espectaculares parques nacionales y una gran biodiversidad. En la ‘tierra de teranga‘, de la hospitalidad, se pueden nombrar más de 15 etnias y poblados que forman la composición demográfica del Estado. Nosotros aquí nos mimetizamos con algunos de ellos y además te podemos hablar de los imprescindibles que ver en Senegal para un viaje de dos semanas.

Dakar

Si hay algo que destacar de la capital de Senegal es, su gente y su ambiente. Color, sabor, olor, emociones, caos,… todo esto y más se esconde entre sus calles amuralladas llenas de turistas y locales.

Entre los lugares que ver en Dakar hay que destacar la medina, una serie de vías estrechas dispuestas en cuadrículas, y los mercados. Los dos más conocidos son el Mercado de Kermel, cerquita del puerto, y el Mercado de HLM, a un par de kilómetros de distancia del distrito Grand Dakar.

El de Kermel, construido en el siglo XIX aunque restaurado a finales de los 90, es donde la gente local hace vida. Aquí compran la comida, se ve fruta y verdura fresca, pescado y vacas vivas (algunas son sacrificadas delante de tus ojos allí mismo). El HLM, es el mercado del textil. Está especializado en ropa local y sobre todo en maravillosas telas de colores y estampados geométricos. Aquí el ritmo, la música y las buenas vibraciones están aseguradas.

Que ver en Dakar

Tampoco te puedes dejar atrás, la Plaza de la Independencia donde está el Palacio Presidencial, la Catedral de Nuestra Señora de las Victorias, el Museo de las Civilizaciones Negras, la Gran Mezquita de Hassan II o el Pointe des Almadies, el sitio más occidental del continente africano. Está situado a unos 30 minutos del centro de Dakar y es además uno de los mejores lugares donde practicar surf en Senegal.

En los alrededores de Dakar se encuentra uno de los monumentos más visitados de Senegal, pero que más polémicas ha creado: el Monumento del Renacimiento Africano. Se trata de una escultura de bronce sobre una colina de 100 metros de altura y representa a tres miembros de una familia, una mujer, un hombre y un niño, señalando al mar. Es decir, señala a los africanos del otro lado del océano Atlántico, los que se ‘marcharon’ esclavizados al continente americano. Además, la polémica estaba servida por su precio. Costó más de 27 millones de dólares en 2010. Controversias aparte, esta obra llama la atención por su tamaño ya que es la estatua más grande de África y un imprescindible que ver en Senegal.

Excursiones para hacer en Senegal:

Kedougou

Si hay un lugar remoto en Senegal ese es Kedougou. Aquí el tiempo sí que se ha detenido y es como si hubiéramos retrocedido unos cuantos años. Esta región fue creada en febrero de 2008, junto con las regiones de Kaffrine y Séidou.

Y si por algo es conocida Kedougou es porque constituye el hogar de los bassari, un pueblo o etnia que vive mayoritariamente de la agricultura de subsistencia, cultivando arroz, mijo, cacahuetes y fonio. Aunque aquí también convive otras etnias como los belik o los fulani.

Es verdad que cuando llegas a Kedougou algo se remueve en tu interior. Hay pobreza pero no extrema. Ves que tienen recursos naturales para sobrevivir y no necesitan nada de lo material y del mundo consumista del que venimos. Nosotros aquí fuimos realmente felices y tuvimos la suerte de que nuestro viaje coincidió con el fin del Ramadán. Nos unimos a la fiesta de los bassari y lo celebramos encantados.

Que hacer en Senegal

Mbour

Podemos decir que Mbour es la ciudad pesquera de Senegal. Mbour no tiene monumentos en general para visitar, pero la ciudad en sí, con su puerto es lo que la hace única. No exageramos si decimos que nunca habrás visto un espectáculo como el que se forma alrededor de las barcas, un imprescindible que hacer en Senegal.

La esencia de este pueblo es su mercado. Un fuerte olor a pescado te va a llegar conforme te vas acercando al mar. Numerosas barcas de madera y colores se acechan con la pesca del día y las moscas merodean a sus anchas por allí.

La llegada de pescadores al Puerto de Mbour es uno de los grandes atractivos de Senegal para los visitantes. Es todo un espectáculo ver cómo los locales están atentos por si algún pescado se cae para cogerlo al vuelo y llevárselo.

Desde aquí se reparte el pescado al resto de África y, por supuesto, a España, uno de los principales destinos de este rico y fresco manjar.

Que visitar en Senegal

Muy cerca de Mbour se encuentra una zona turística y lujosa, Saly Portudal, un antiguo centro de comercio portugués. Aquí se encuentran los mejores hoteles, restaurantes, campos de golf, actividades, mercado de artesanías… de Senegal. Nada que ver con el puerto pesquero de Mbour. La opulencia en Saly está presente en cualquier rincón.

Qué comer en Senegal:

Dicen que es una de las mejores comidas de África por su influencia de la cocina francesa y la base de muchos de sus platos son el arroz, el pollo o el pescado. Algunos ejemplos son:

  • Chicken au yassa. Pollo a la barbacoa con mucha cebolla y salsa de limón.
  • Tieboudienne. Pastel de pescado con hierbas y arroz.
  • Maffe. Pollo con salsa de maní.

Lago Rosa

A unos 35 kilómetros al norte de Dakar se encuentra el Lago Rosa. Es uno de los paisajes más impresionantes que verás jamás y una de las atracciones turísticas que ver en Senegal. El lago recibe este color y este nombre gracias a los minerales que tiene en su fondo, una combinación única de microorganismos y de la sal.

Pero no sólo es el color rosa (más o menos intenso según la estación, el viento o la hora) lo que lo hace especial. Los trabajadores que se dispersan con sus barcas de madera por el lago, lo hacen para sacar sal de la forma más auténtica posible. Mientras que los hombres salen en las barcas para cargar la sal, las mujeres extraen el producto en la tierra.

Lago Rosa

Nosotros recomendamos la temporada seca para visitarlo, que es cuando además el color está en su máximo esplendor. Y si hay un momento mágico en el día para visitarlo es al amanecer o al atardecer, ya que la luz solar con los depósitos minerales de roca (conocido como el feldespato) producen este efecto rosa-brillante que vemos en las fotografías sobre Senegal.

El Lago Rosa está situado entre varias pequeñas aldeas y en medio de un bosque de baobabs, un sitio pensando para el turista en el que incluso se puede pernoctar.

Isla de Gorea

Esta pequeñita isla, de apenas 0,182 kilómetros cuadrados, está situada a tan solo dos kilómetros del puerto de Dakar. Llegar a ella es fácil ya que hay un servicio regular de ferry que te deja allí en sólo 30 minutos.

Esta isla, otro imprescindible que ver en Senegal, tiene un pasado duro y es fundamental conocer su presente para no cometer los mismos errores en un futuro. Y es que durante 3 siglos fue casa de esclavos. Se hablan de hasta 20 millones de personas. Hombres, mujeres y niños.

Estatua Isla de Gorea

Esta isla fue incluida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1978 por rendir homenaje a aquella época y a la trata de esclavos.

Además de conocer las cárceles y la historia de este lugar, los edificios históricos coloniales se han convertido hoy en día en restaurantes y hoteles, debido a la afluencia turística. Como curiosidad, debes saber que en esta isla está prohibido circular en coche.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre que ver en Senegal? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:   


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.