Escapada a Nápoles y Pompeya de un día desde Roma

Actualización: 15 mayo, 2018

Nápoles es caos pero a la vez encantadora. Esta ciudad del sur de Italia tiene esos contrastes y por eso hace que la ames u odies a partes iguales. Además de su riqueza histórica, artística, cultural y gastronómica, la pizza dicen que nació aquí, si llegas hasta Nápoles tienes la obligación de visitar Pompeya.

Tanto para ir a Nápoles como a Pompeya, no hace falta que tu viaje esté programado expresamente al sur del país. En Italia los trenes están muy bien conectados y desde Roma puedes hacer una escapada de un día. Con el tren de alta velocidad llamado Frecciarossa, de la compañía Trenitalia, en una hora puedes estar en la capital napolitana. A pesar de ser un tren de alta velocidad, existen muchas ofertas y combinaciones. Todas las rutas de trenes por Italia las puedes comparar y reservar en GoEuro, incluyendo los trenes de Trenitalia e Italo, otro operador ferroviario. ¿Nos vamos?

Qué ver en Nápoles

Esta ciudad tiene numerosos rincones por descubrir siempre con el Vesubio como testigo. Como hemos dicho antes, Nápoles no tiene término medio, la amas o la odias. Nápoles tiene fama de ser una ciudad insegura; es cierto que tiene grandes problemas con el crimen organizado (Camorra) pero es algo que no afecta al turismo. Las calles son estrechas y decadentes, la suciedad está por todos lados y conducir es un caos, pero… aún así tiene su encanto y merece ser visitada porque cuenta con decenas de atractivos que te detallamos a continuación.

Viajar al sur de Italia

¿A quién no se le viene a la mente la imagen de una calle del centro de esta ciudad? La más famosa es Spaccanapoli cuyo origen se remonta a 3.000 años atrás cuando separaba la zona norte de la sur. En la actualidad, da nombre a todo el barrio del centro histórico, con laberínticas y coloridas vías. En ellas encontrarás todo tipo de tiendas, restaurantes y… ¡cuidado!, porque tendrás que esquivar alguna que otra vespa.

La Piazza del Plebiscito es uno de los símbolos de la capital. En ella se encuentra el Palacio Real, la Basílica de San Francisco de Paula, el Palacio de la Prefectura y el Palacio Salerno. De todo, se puede visitar tanto el Palacio Real como la Basílica. 

Viajar al sur de Italia

Después, se puede hacer una parada en la zona portuaria para subir al Castel dell’Ovo. Desde allí se pueden tener unas vistas espectaculares del golfo. Esta fortaleza medieval, que se erige a orillas del mar, es otro de los símbolos de la ciudad. 

Justo al lado contrario, se puede hacer una parada en la Galleria Umberto I, por Via Toledo, la calle más importante de la ciudad con una longitud de más de un kilómetro. A lo largo de ella se ramifican otras calles de notable importancia y hay numerosas plazas, iglesias y palacios nobiliarios. La galería del siglo XIX es una zona comercial de tiendas y bares. Te recordará a la Galería Víctor Manuel II de Milán, con techos de cristal y acero, y suelos de mármol con mosaicos. 

Antes de retomar la Via Toledo, se puede visitar el Castel Nuovo o Maschio Angioriono, en el que se guarda la historia sobre las Dos Sicilias. Actualmente es un museo cívico y un lugar de espectáculos.

Nápoles no se puede entender sin conocer a su patrón, San Genaro. Es algo que va más allá de su fe y puedes ver la devoción que muestran  los napolitanos ante el santo delante del “Tesoro di San Gennaro” en el Duomo de Nápoles, la catedral. El 19 de septiembre dicen que se celebra el milagro: cuando la sangre del santo pasa de estado sólido a líquido.

ciudad-subterranea-napoles

Si se dispone de algo más de tiempo, se puede visitar el Museo Arqueológico (uno de los más importantes de Europa, tanto por la cantidad como por la calidad de sus obras; albergar las colecciones de Pompeya y Herculano, las ciudades perdidas por el volcán), el Museo de Capodimonte o la ciudad subterránea. ¿Sabías que existe otra urbe por debajo de las calles de Nápoles? Hay miles de años de historias escondidos bajo el distrito de Sanità. Las Catacumbas de San Gaudioso es un comienzo de ello. Puedes bajar y adentrarte a las entrañas de la ciudad.

¿Cómo hablar de Nápoles sin mencionar a Maradona? Como curiosidad te contamos que en Largo Corpo había un altar dedicado al futbolista que jugó en el equipo de la ciudad entre los años 80 y 90. Contenía un mechón de pelo del argentino, como si de una reliquia se tratase. Hoy, este monumento y el denominado “Capello Miracoloso” se encuentra en el Bar Nilo.

Dónde comer en Nápoles

¿Pensabas que en este post no íbamos a hablar de las famosas pizzas napolitanas? Muchos dicen que la verdadera pizza nació en Nápoles. Tal es la tradición de esta ciudad por esta comida que muchos restaurantes solo venden dos tipos de pizzas: la “margarita” con tomate, mozzarella y albahaca, y la “marinera” con tomate, orégano y ajo. Comerte una pizza aquí es un gustazo y es casi una obligación. Aunque te puedan parecer sosas, cuando las pruebes lo entenderás todo.

La pizzería de Nápoles más famosa es L’Antica Pizzeria da Michele. Posiblemente, te suene porque Julia Roberts se comía una deliciosa pizza en la película “Come, reza y ama“. Plántate allí y prueba su delicia que además es muy barata.

La pizzería Brandi, situada en el barrio de Chiaia, es la que inventó l a pizza margarita. No te puedes ir de la ciudad sin pasarte y probarla. ¡Sería un delito!

También recomendamos la siguiente lista con los mejores resturantes de pizzas de Nápoles, según la guía on line Mi Nube.

Nápoles es conocida también por su rica gastronomía. Es una de las regiones italianas dónde mejor se come y al ser una ciudad portuaria hay que probar su marisco y las frituras de pescado. También debes probar: mozzarella di bufala, scialatielli (pasta), taralli (picos), pasta con frutos del mar, espaguetis con almejas y limoncello di Sorrento. Recomendamos aquí los mejores restaurantes calidad-precio de la ciudad italiana, según el comparador Tripadvisor.

Qué ver en Pompeya

No puedes ir a Nápoles y no visitar Pompeya. Una de la otra se encuentra a 24 kilómetros aproximadamente, una media hora de distancia. Pompeya es historia viva y va unida al Vesubio, aquel volcán que entró en erupción un 25 de agosto del año 79 y arrasó completamente la ciudad.

Viajar al sur de Italia

Viajar al sur de Italia

Contrariamente a lo que se pueda pensar, según dicen, los ciudadanos tuvieron suficiente tiempo para huir. Días antes se sintieron terremotos y explosiones y muchos decidieron huir de sus casas. Sin embargo, unas 2.000 personas se quedaron, por temor a perder sus tierras y no corrieron con la misma suerte. Fueron enterradas en cenizas. Cuando visitas Pompeya, llama la atención ver la posición en la que se quedaron muchos de los cuerpos.

Viajar al sur de Italia

anfiteatro-romano-pompeya

La entrada sale por 11 euros, y 5,50 euros la reducida, aunque si quieres incluir las otras ciudades perdidas por el volcán y otros atractivos de la zona en tu visita (Herculano, Stabia, Oplontis y Boscoreale) existe un ticket global por 20 euros. También hay que tener en cuenta por dónde comenzar la ruta. Existen varias entradas para acceder a las excavaciones pero lo ideal es por Puerta Marina, la principal.

Dónde dormir en Nápoles y Pompeya

Es posible que, aunque la excursión prevista sea para un día, necesites un poco más de tiempo y decidas quedarte algunas noches en el sur de Italia. No hay problema, para eso estamos aquí, para recomendarte algunos sitios donde sentirte como en casa.

Vamos a partir de la base de que los hoteles en Nápoles no son nada baratos. Aún así os vamos a dar diferentes opciones, aptas para todos los públicos y presupuestos. El hotel Relais Della Porta se encuentra en el centro histórico de la ciudad. Está situado en un antiguo palacio del siglo XVI y en unas instalaciones perfectamente cuidadas. A pesar de ello, te llamará la atención la fachada del hotel, con pintadas un poco feas. No te preocupes, es Nápoles y ya dijimos que la suciedad está presente en todos sitios.

Una opción más económica es el Bed and Breakfast A Casa di Anna. Se trata de un albergue situado en pleno centro histórico a 800 metros del castillo Maschio Angioino. Está limpio y es importante saber que todas las habitaciones incluyen baño privado. Además tiene wifi gratuito y una cocina para el uso de todos los huéspedes.

Viajar al sur de Italia

Si lo que queremos es algo más cerca de las ruinas de Pompeya puedes optar por el B&B Elena. Es un sitio correcto a unos 100 metros del yacimiento y cuyas habitaciones están equipadas con aire acondicionado y baño privado. Eso sí, ofrece unos desayunos exquisitos a base de tartas caseras. ¿Quién se resiste a esto?

Con esto hemos hecho un buen resumen para uno o dos días yendo deprisa. Ya sabes que con planificación da tiempo a todo y, aunque en un principio no hayas tenido en cuenta viajar al sur de Italia, en tan solo una hora puedes disfrutar de estas auténticas maravillas. ¿A que ahora ya no te lo pensarás dos veces? ¡Ah! Si cuentas con algunos días más, la costa Amalfitana es muy top, pueblos de colores colgados sobre unos acantilados azotados por el mar de color turquesa, como Sorrento, o tostarse al son en la isla de Capri.


–> Aquí puedes encontrar diferentes actividades y excursiones para pasarlo pipa en el sur de Italia.

–> Aquí puedes contratar este seguro de viajes para viajar seguro.  


 

Escapada a Nápoles y Pompeya de un día desde Roma
Califica esta entrada

Comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Print this page
Print

8 comentarios en “Escapada a Nápoles y Pompeya de un día desde Roma

  1. Curiosamente, y después de estar en varias ocasiones en Nápoles y en Pompeya, todavía en mi blog no tengo nada publicado. Un recorrido muy interesante y sobre todo práctico. Me encanta la fotografía de Spaccanapoli… está llena de vida y luminosidad.

  2. Pompeya es uno de esos lugares que tenemos muchísimas más ganas de visitar pero que, por las malas combinaciones de transporte desde Málaga, siempre se nos resiste… 😩 A ver si con un poco de suerte podemos ir a comernos una auténtica pizza napolitana dentro de poco tiempo. 😋🍕

    Saludos.

  3. Hola compis

    Vamos a recorrer Italia pronto y nos estamos haciendo la ruta así que tomamos buena nota de todos estos lugares. Nuestra idea es pasar por ambos lugares, rumbo a Palermo. Cada vez que veo un post de Pompeya me sale mi antigua vena de historiador y me entran más ganas de ir… Por fin, si no se tuerce lo conseguiré en unos meses.

  4. Primero ¡Qué delicia la pizza napolitana! ¡Coincido con vosotros! Segundo, gran post sobre uno de mis destinos más soñados. Estuve hace unos años y cumplí mi sueño. Os recomiendo también Herculano que está cerquita.

  5. En el año 2007 hicimos un crucero por el mediterráneo, una de las paradas era Napoles. La ciudad no la llegamos a ver, pero hicimos la excursión a Pompeya. Y quedamos impresionados. Que razón tienes cuando dices que Pompeya es historia viva. ¡Saludos!

  6. Que buenos recuerdos me lleva tanto Nápoles como la Campania y, en particular, Pompeya. Por desgracia no tuve tiempo de llegar a Capri, que también la mencionas, aunque sí a la Costa Amalfitana. Espero poder regresar!

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies