10 bares para comer en Jaén y morirse de gusto

Actualización: 6 abril, 2020

Jaén tiene el mejor producto que una cocina puede necesitar: su oro líquido, su aceite de oliva. Recorrer la provincia es quedarte embobado con los innumerables olivos que la abrazan. Puede ser la menos conocida de Andalucía pero te aseguramos que tiene un encanto que sobrepasa los límites. Y además se come bien, muy bien. Su gastronomía es característica al tener influencia manchega. Con esta mezcla perfecta te dejamos aquí una lista con los mejores bares y restaurantes donde comer en Jaén, según nuestra experiencia. claro.

Bagá

Mientras escribíamos estas líneas le concedían su Estrella Michelín. Bagá es sinónimo de calidad, de buen trabajo, de buenos productos… Si quieres vivir una experiencia gastronómica sublime, éste es tu sitio. Y es que en Jaén se echaba de menos este tipo de restaurantes hasta que llegó la cocina de Pedro Sánchez.

A pesar de ser un sitio nuevo, su chef está curtido en las mejores cocinas, no sólo de España sino también de Francia. Pero no hay que olvidar que la tierra está presente en todos los platos. Como él mismo dice, ‘es el sueño de un cocinero humilde hecho realidad’. Bagá, perfecto para empezar una ruta gastronómica y como se ubica en el centro de la ciudad puedes continuar con esta preciosa ruta guiada Jaén capital.

Baga

La Vestida

La Vestida es una apuesta segura si quieres comer bien en Jaén. Este establecimiento está en el Camino de la Fuente de los Panaderos, a 5 minutos en coche y alejado del bullicio de la ciudad. La carta es de temporada con opciones variadas y de calidad. Puede optar por el menú degustación o volverte loco con las maravillas que ofrece su repertorio: cremoso de paté de perdiz, fideos con su tinta y chipirón, paletilla de cabrito lechal…

Si vas en verano a su terraza, sin duda, te encantará. El restaurante al estar situado fuera de la ciudad, te recomendamos que aproveches el camino y visites los Baños de La Encina. Este pueblo situado a poco más de media hora de la capital, es un destino desconocido para la mayoría, sin embargo, cuenta con uno de los castillo medievales más antiguos de Europa.

El Abuelo

Es uno de los bares míticos que debes descubrir si visitas Jaén. El Abuelo es un local muy pequeño donde todo jiennense lleva a sus visitas.  Este bar con solera sigue sirviendo las mismas tapas desde antaño. La tradición ordena que con la primera cerveza te pondrán una alpargata de pan con bacon. Para la segunda vas a comerte un plato de patatas fritas generoso con una salsa ali oli que está riquísima. Casi todo el mundo llega a la segunda porque está de vicio. Y si eres de los que te quedas con hambre, para la tercera tapa con la consumación, vendrá una hamburguesa completa.

La cerveza cuesta menos de dos euros. Así que, puedes hacer la cuenta y ver que este bar, además de un clásico, es uno de los más baratos de la ciudad de Jaén. De El Abuelo te irás con la barriga llena y la cartera casi igual que cuando entraste. ¿Qué son 6 euros?

Yakibérico Bulevar

Yakibérico mezcla lo antiguo con lo moderno, la cocina de fusión japonesa con las recetas más castizas de Jaén. En este lugar la calidad, la originalidad y el buen precio van cogidos de la mano.

A nosotros nos encanta la comida japonesa y, si encima tiene un toque andaluz, mucho más. Por eso este lugar es uno de nuestros preferidos. Puedes pedir desde el tradicional sushi, si no quieres innovar, hasta cosas tan ricas como croquetas con una seta japonesa, gyozas de carrillera ibérica (que le encanta a MJ) o ensalada de alga wakame (que le encanta a JP).

Tips viajero:

  • Si te alojas en el centro debes saber que este restaurante está un pelín más apartado, a 5 minutos en coche del casco histórico o un paseo de media hora andando. Pero, no hay mal que por bien no venga. Si decides ir sobre ruedas, qué te parece si antes de comer te sumerges en el interior de Jaén y conoces los pueblos imprescindibles de la provincia llenos de encanto. Un plan genial.

Especia

Especia es el nombre que tiene el restaurante del Parador de Jaén. Si puedes alojarte en él sería una buenísima idea, pero sino tienes que ir a almorzar o cenar al menos. Es un lugar que respira historia por los cuatro costados. Situado en el cerro de Santa Catalina, coronando Jaén, es una forma diferente de seguir haciendo turismo.

Alojamiento recomendado:

Nada más entrar al restaurante te trasladas a otra época. Sus pasillos con las paredes de piedras hacen como si hubieras cruzado una puerta hacia el pasado. Y es que nos encontramos dentro de una fortaleza árabe del siglo XII.

La comida destaca por una calidad inmejorable. El producto andaluz es el principal protagonista aunque la comida jienense tiene un hueco especial. Entre sus especialidades destaca la pipirrana, el salmorejo, la ensalada de perdiz, bacalao con naranjas, las migas serranas o un buen solomillo o cordero. Es uno de esos sitios donde no te vas a llevar sorpresas porque sabes que vas a comer correctamente.

Parador de Jaen

El Castillo de Santa Catalina o Alcázar Nuevo puede verse desde el Parador y es seña de identidad de la ciudad de Jaén. Recuerda que por él han pasado numerosos pueblos a lo largo de la historia como los íberos, musulmanes o cristianos.

Antojos

Antojos es un buen restaurante para vegetarianos en Jaén. En su amplia carta destacan muchas opciones para los amantes de lo natural y también para celíacos. Se adaptan a todos los comensales y su puesta en escena es perfecta. Trabajan con productos locales dándole una vuelta interesante y, si tienes dudas, los camareros están para ayudarte en todo.

Aceite de oliva de Jaen

Importante, como en cualquier sitio de Jaén, aunque en su carta lo afirman, todos los productos están elaborado con aceite de oliva virgen extra supremo. ¡Cómo se nota la tierra!

Los baños árabes mejor conservados de Europa:

  • Jaén cuenta con los baños árabes mejor conservados del continente europeo, por eso no debes dejar pasar la oportunidad para adentrarte en ellos a través de esta ruta guiada.

Asador El Mirador

Si te apetece comer un buen chuletón debes poner rumbo a este asador de Jaén. Puedes degustar platos de la carta o pedir el menú del día. Tiene unas vistas preciosas sobre la ciudad, por lo que es un buen plan familiar para dejarte llevar y disfrutar de una buena comida. Prueba también la morcilla en caldereta o el picadillo de chorizo.

Si te gusta comer hasta hartarte, platos abundantes y de calidad, éste es tu sitio. Es tan imprescindible como ir a Jaén y visitar los dos Patrimonios de la Humanidad: Úbeda y Baeza.

DiXtinto

Su nombre ya nos pone en sobre aviso, pero tranquilo porque si eres de buen comer lo vas a disfrutar. Este restaurante, experto en arroces, ofrece unos platos más elaborados que las típicas tapas… a muy buen precio.

El producto local tiene importancia en las recetas de este restaurante diferente del centro de Jaén. Además, si te chiflan los postres déjate asesorar porque los de este lugar son originales. ¿A qué esperas?

Dixtinto

Rincón de Paco

Abierto recientemente, esta marisquería de Jaén tiene sus orígenes en Torre del Mar y Córdoba. El marisco es el principal reclamo, aunque puedes degustar un magnífico flamenquín, una buena carne ibérica o chacina de buena calidad.

En definitiva, el Rincón de Paco es uno de esos sitios donde el producto andaluz es el protagonista, y no solo del campo. No se olvidan de la buena materia prima e incorporan platos de carne de la zona del Norte de España. Sus cocineros son profesionales de toda la vida y descendencia pesquera. Una apuesta segura para todos los gustos.

Mangasverdes

Magasverdes es también un sitio diferente donde comer en Jaén. Ellos mismos se definen como «Taberna gastronómica atípica«. En Mangasverdes los platos están riquísimos. Comida original, de muy buena calidad y con una presentación exquisita. Si no sabes qué elegir o tienes alguna alergia, sus camareros estarán encantados de guiarte y aconsejarte para que simplemente disfrutes con todos tus sentidos.

Es un sitio interesante en su categoría con respecto a los demás bares y restaurantes de Jaén de la zona. Por ejemplo, no te pierdas su turrón de foie o las croquetas de pollo de corral con crema de curry. Se nos hace la boca agua… ¡Es que nos encanta comer!

La ubicación de este sitio no es casual ya que uno de sus dueños es un enamorado de su tierra. Mangasverdes está situado en la calle Carrera, una vía emblemática en el corazón de la ciudad desde donde se puede ver la Catedral de Jaén.

Mangasverdes

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre dónde y qué comer en Jaén? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.