fbpx

Ruta cultural por Guatemala: Del mercado de Chichicastenango al Lago de Atitlán

Actualización: 19 abril, 2020

Guatemala, el país Maya por excelencia que, dejando a un lado su lastimosa situación económica, promete ser una auténtica maravilla cultural, natural y humana. Este país de América Central, cuenta con una fuerte herencia indígena  y una influencia castellana de la época de los colonizadores. Durante nuestra vuelta al mundo, quisimos entrar de lleno en el pueblo guatemalteca y para eso, en la primera parte de nuestra ruta, la planificamos para hacerla coincidir en domingo y con Chichicastenango, y así poder descubrir su famoso y colorido mercado, un binomio imprescindible para entender este país.

En esta primera parte del viaje, también visitamos otro de los imprescindibles de Guatemala, el Lago de Atitlán, del que dicen ser el lago más bonito del mundo. ¿Quieres comprobarlo con nosotros?

Quetzaltenango

Quetzaltenango es un buen lugar para comenzar e ir acercándose a la esencia de este país. Con tres cuartas partes de la población indígena, es una ciudad con tamaño perfecto, ni grande ni pequeña, relativamente segura y con cosas para ver, pero sin agobiar.

Cómo llegar a Quetzaltenango

Nosotros al llegar desde México, tomamos un bus directo en la frontera con Guatemala. Si vienes directamente desde España, lo mejor será coger un vuelo hasta Ciudad de Guatemala y, desde ahí, bien alquilar un coche o tomar una de las rutas en bus que sale hasta Xela, o lo que es lo mismo, Ciudad de Quetzaltenango (Xela para los amigos viene de Xelajú, el nombre en maya). La ruta en coche dura aproximadamente 4 horas.

Qué ver en Quetzaltenango

Un buen amigo nuestro, Luis Briones, que pasó por allí un tiempo, nos hizo un buen recorrido que seguimos al detalle y lo compartimos a continuación.

Parque Centroamérica

Se trata de la plaza principal de Quetzaltenango y en sus alrededores se encuentran los principales monumentos y lugares de interés.

Centro de Quetzaltenango

Catedral del Espíritu Santo

Este templo fue fundado por los españoles una vez que conquistaron la ciudad y en honor al Espíritu Santo. Durante el paso de los años y debido a varios terremotos, la catedral ha tenido que ser restaurada en numerosas ocasiones.

Palacio Municipal

Es uno de los rincones más bellos de la ciudad y se encuentra en pleno centrohistórico. De estilo neoclásico, puede recordar a ciertos rincones Europeos. Herencia también de los colonizadores. Actualmente es un edificio en funciones y en su interior se encuentran varias oficinas.

Quetzaltenango

Pasaje Enríquez

Se trata de unas galerías comerciales de estilo colonial, de repente parece que te transportas a Milán pero en menor escala. Este lugar está llenos de bares y lugares para salir de copas, por lo que es un buen sitio para cenar y luego continuar con la noche.

Dónde dormir en Quetzaltenango

Alojamientos recomendados:

  • La mejor opción para dormir es Casa Morasan Hotel – Boutique, un apartamento muy bien situado y que además incluye desayuno continental en el precio.
  • Pero si está lleno, como fue en nuestro caso, una alternativa barata es el Black Cat (45 quetzales, 4,5 euros por persona en habitación compartida), a solo una cuadra del Parque Centroamérica, el corazón de Xela.

Dónde comer en Quetzaltenango

Para probar lo típico, un pequeño rincón donde comimos como en casa, Tiguilá, un local con solo dos mesas muy cerca de nuestro alojamiento, una familia haciendo tortitas a mano sin parar y un sabor exquisito. Bueno, y lo mejor, el precio, un almuerzo por 30 quetzales (3 euros). No está nada mal.

Tortitas en Quetzaltenango

Chichicastenango

Chichicastenango, otro pueblo situado en las Tierras Altas de Guatemala. Comúnmente conocido como Chichi, este pueblo es muy popular por su mercado, el mercado indígena más grande de Centroamérica. Solo si vienen en jueves o domingo, días de mercado, merecerá la pena su visita. Y si no es el caso, debes cambiar el plan para conocerlo sí o sí.

Cómo llegar a Chichicastenango

Nuestro viaje por Guatemala empezaba por el domingo. A primera hora, bien temprano, buscamos en la terminal de buses de Quetzaltenango la manera de llegar a Chichicastenango. Aunque suene a gran estación, no es más que una explanada junto al mercado.

Dimos con una señora que iba a vender a Chichi. Nos contó su vida mientras llegaba el bus directo (20 quetzales, 2 euros, 2 horas. En caso de no ser directo hay que ir a Los Encuentros, cruce de caminos, y desde ahí en micro o bus a Chichicastenango). Ella iba a vender los frutos que había podido recoger esa semana. Casi como todos. Algo de leche, tomates, maíz y poco más. Nos contó que estaba separada, con tres hijos, y muchas horas de trabajo a sus espaldas. El resumen fue rápido, la mujer guatemalteca es la que sustenta a la familia, la que lleva para adelante lo de la casa y lo de fuera… en una sociedad, dice, todavía muy muy machista.

Nos montamos en el primer autobús guatemalteco (chicken bus). Sin duda, una auténtica experiencia, el mejor termómetro para entender el país y a sus ciudadanos. Son algo así como los buses escolares norteamericanos pero tuneados. Al frente va el conductor y como compañero de fatigas, su ayudante; una especie de altavoz de todas las paradas, un hombre que igual pone las maletas en el techo del vehículo, cobra a los pasajeros, que agarra la gallina que se escapó de su jaula.

En los asientos, filas de dos butacas en cada una, realmente caben seis, dos en cada línea más una tercera que va sentada entre el filo del asiento y el espacio que queda en el pasillo. Y cuando crean que ya no cabe nadie más porque las leyes de la física así lo dictan, entrará una señora con una canasta para ofrecer ricas tortillas. De todo menos aburrido. Pero nos encantó.

Qué ver en Chichicastenango

No hay duda que el mercado de Chichicastenango, este puesto infinito de mercadería variada en el que los indígenas compran y venden sus productos a lo largo de las calles del pueblo, es algo digno de vivir. No encontrarás un mercado más colorido y vivo en el mundo. Es mágico, es especial.

Mercado de Chichicastenango

Te aconsejamos que te pierdas por las calles del mercado tradicional de Chichicastenango, donde encontrarás cualquier cosa que se te ocurra imaginar, desde souvenirs más típicos artesanales, telares, hasta productos puramente indígenas. Te sorprenderá la variedad de tonalidades y de olores que encontrarás en la zona de comida (frutas, especias, legumbres…). Los productos huelen de verdad, no a químicos. Y saben mejor.

Durante tu estancia en Chichi, puedes visitar las blancas iglesia de Santo Tomás e iglesia Calvario, el también colorido cementario municipal, el museo de las máscaras o el cerro sagrado Pascual Abaj.

Dónde dormir en Chichicastenango

Alojamientos recomendados:

  • En este pueblito no son muchas las opciones para pernoctar en él, pero te podemos recomendar dos. El Hotel Chalet es una de ellas. Es una opción más humilde y un presupuesto más económico, pero suele estar bastante lleno. Conviene reservarlo con antelación.
  • Un alojamiento algo más caro es el Hotel Museo Mayan Inn, de estilo colonial y con un patio interior de lo más agradable, muy cerca de la capilla del Calvario de Chichicastenango.

Dónde comer en Chichicastenango

Después de ver el mercado, una buena opción para comer en Chichicastenango es La Villa de Don Tomás, situado en el centro, sirven buena comida local a precios moderados y con buena atención por parte del personal del establecimiento.

Otra opción en la segunda planta del mercado es el Restaurante Don Pascual, acostumbrados a recibir turistas tienen en su carta comida típica de Guatemala con ciertas inspiraciones internacionales.

Lago de Atitlán

Terminamos nuestra visita a Chichicastenango. Cuando llegamos al lago de Atitlán, caía el sol y la imagen sobre un lago que se sitúa rodeado de volcanes es de las que se guarda para siempre en la retina.

El lago Atitlán es un lago de origen volcánico que se encuentra rodeado por tres volcanes, el Tolimán, Atitlán y San Pedro. Desde el lago se pueden ver los tres volcanes dando una panorámica única e increíble.

El lago está rodeado de pueblos indígenas, todos o casi todos con nombres de santos. Nosotros visitamos dos: Panajachel, donde sentamos base, y Santiago de Atitlán, uno de los pueblos imprescindibles que hay que visitar en el Lago Atitlán.

Te interesa...

Cómo llegar al Lago Atitlán

Nuestra ruta continuaba con destino al lago Atitlán (para llegar desde Chichi hay que tomar una microbus hasta Los Encuentros -5 quetzales, 0,50 euros, 30 minutos-, después un bus hasta Sololá -3 quetzales, 0,30 euros- y por último hasta Panajachel -1 quetzal, 0,10 euros).

Visitar el Lago Atitlán

Para moverse por el lago hay dos alternativas. Reservar un tour guiado o nuestra propuesta low cost, tomar el barco público (sin hora fija, se va cuando se llena, por 20 quetzales, 2 euros) por los pueblos del Lago Atitlán. Imaginamos que sabrás cuál elegimos. Pues sí, la segunda, más barata y genuina. Teníamos todo el tiempo del mundo.

Lago Atitlan

Con el barco local llegamos hasta Santiago de Atitlán, el pueblo más visitado. Varias calles, hombres y mujeres vestidos con trajes indígenas muy coloridos, vistas espectaculares hasta el Volcán San Pedro (2.950 metros) y un santo, deidad o como quieran llamarlo.

Rilaj Mam (nombre en maya), Maximón o San Simón, que tiene la particularidad que en su representación aparece fumando. Cada año los miembros de la cofradía lo cambian de casa y durante un año permanece en una de algún vecino. Cada mañana y cada tarde el chamán sube y baja al que llaman ‘Dios de los alcohólicos y las prostitutas’, a un pequeño altar improvisado.

Santiago de Atitlan

Teníamos pensado visitar otros pueblos bonitos, y parecidos, del lago: San Pedro La Laguna, para hacer una visita a nuestro amigo el barbero Fabricio, y San Marcos La Laguna, pero el ambiente de Santiago nos envolvió y nos hizo olvidarnos del reloj. Y aquí nos quedamos hasta que el atardecer nos hizo soñar de nuevo en un mundo maravilloso.

Dónde dormir en El Lago Atitlán

Panajachel, un buen punto para moverse por la zona. Demasiado turístico tal vez, pero bien comunicado. No había más fuerzas, desde las 6 de esta mañana, que para el descanso del guerrero.

Alojamientos recomendados:

  • En esta ocasión elegimos el Hotel El Viajero (habitación privada con baño por 130 quetzales, 13 euros).
  • Otra opción de alojamiento en Panajachel, es el Hotel Fonda del Sol. Este hotel incluye en cada habitación un patio y en algunas de las habitaciones también cuentan con terraza, perfecto para descansar y con vistas del lago y sus volcanes.
  • Si después de unos días intensos por Guatemala, buscas la más plena relajación en mitad de la naturaleza, también puedes quedarte en la Reserva natural Atitlán. Este alojamiento ofrece maravillosas vistas al entorno, además de una zona privada de ‘playa’. Podrás practicar actividades de aire libre.

Dónde comer en El Lago Atitlán

Panajachel, al ser el pueblo mejor comunicado y con más turismo, tiene opciones para comer buena comida guatemalteca. Una alternativa barata es Deli Llama De Fuego, que ofrece cocina casera a precios aceptables y con buen servicio.

Otra buena recomendación para cenar es el Jose Pingüino´s, un restaurante familiar que ofrece buena cocina y música en directo por las noches.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre Quetzaltenango, Chichicastenango y Lago de Atitlán? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Gastos del viaje (precios 2014)

En esta ocasión, teníamos un presupuesto low cost para viajar. Este viaje puede hacerse de muchas maneras, de hecho, intentamos ofrecer opciones para todos los gustos. A continuación te dejamos una relación de los gastos de nuestra ruta por el mercado de Chichicastenango, Quetzaltenango y Lago de Atitlán.

Los gastos son para dos personas y por cada día expresados en la moneda local y en un cambio aproximado a euros. Recordamos que en este viaje tenemos de presupuesto 20 euros por cada uno al día:

  • Día 1: Hostel (90Q, 9 €) + Comida (30Q, 3 €) + Supermercado (50Q, 5 €) + 2 refrescos (20 Q, 2 €). Total: 190 Q (18 €)
  • Día 2: Transporte ( 62Q, 6 €) + Mercado (20Q, 2 €) + Hostal (130Q, 13 €) Total: 212Q (20 €)
  • Día 3: Transporte (80Q, 8 €) + Guía (30Q, 3 €) + Comida (60Q, 6 €) + Supermercado (20Q, 2 €) + Hostal ( 130Q, 13 €) Total: 320 Q (30 €)

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

2 comentarios en “Ruta cultural por Guatemala: Del mercado de Chichicastenango al Lago de Atitlán”

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.