Ruta por Japón I: Osaka, Kyoto, Nara, Hiroshima y Miyajima

Actualización: 23 agosto, 2020

Japón no estaba incluido en nuestros planes iniciales pero nuestro viaje de la vuelta al mundo estaba vivo y las improvisaciones tenían cabida. Una buena oferta de vuelo barato con Air Asia desde Bali hasta Osaka nos hizo replantear el calendario y descubrir un país al que le teníamos muchas ganas. Empezaban dos semanas de infarto en los que el ansia de conocer nos pudo. Lo conseguimos, pero acabamos muertos. Nuestra ruta para Japón en 15 días fue la siguiente: Osaka – Kioto – Nara – Hiroshima – Miyajima – Tokio – Nagoya (en el siguiente post te hablamos de estos dos últimos destinos).

Estaba muy pensada. La confección de nuestro planning nos llevó mucho tiempo en el país nipón en el que se usa la escuadra y el cartabón para casi todo (son milimétricos) y no es baladí llevar mucho previsto con antelación. Lo primero de todo, cuando hicimos la ruta, nos basamos en lo que queríamos ver y las visitas imprescindibles.

Lo segundo, y no menos importante, era cuadrar nuestro tour con el Japan Rail Pass (JRP), la forma más barata y cómoda de moverse por el país. Se trata de un pase que da acceso a los trenes de la compañía nacional de trenes, Japan Railways. Los pases sólo pueden comprarse desde el extranjero y las tarjetas, de 7, 14 0 21 días correlativos, se activan una vez en Japón cuando mejor te venga.

Ruta por Japón: Osaka

Una vez ordenados, pusimos rumbo a Osaka. Esta ciudad, que muchos no incluyen entre los imprescindibles que ver en Japón, es una de las más hermosas que hemos visto durante nuestro largo viaje por el mundo. Su gente, alejada de la locura de Tokio o el megaturístico Kioto, te hacen sentir como en casa, pero en un auténtico Japón, con más mérito aún.

Lo primero que hicimos fue perdernos camino de la casa de nuestro primer anfitrión de Couchsurfing, Syouji. En este país esto no es un problema, sino un placer. Solo falta preguntar para que te ayuden hasta el infinito, para que te regalen un mapa que llevan en la guantera de su coche o que te lleven ellos mismos.

Comer en Osaka

Por la tarde, ya instalados, fuimos a ver su monumento más reconocido, el Castillo de Osaka, para continuar por la torre Tsutenkaku y el barrio Shinsekai, por el Mercado Kuromon Ichiba y terminar en el barrio de los neones y sus canales, Dotonbori.

La gente, por encima de todo, fue la que siguió sorprendiéndonos. Un señor mayor, un artista, se sentó a nuestro lado para charlar. Su regado de bienvenida fueron varias palomas hechas con la técnica del origami. Aún nos faltaba lo mejor. Con Syouji, el couchsurfer que nos acogió, fuimos a deleitarnos al Restaurante Sushiro de una larga lista de sushis que iban pasando por el kaiten sushi (cintas transportadoras de sushi) que se inventó en esta ciudad, la misma que se conoce con el sobre nombre de «La cocina de Japón».

Te recomendamos:

Ruta por Japón: Kioto

A la mañana siguiente, tras un dulce regusto de nuestras primeras 24 horas, nos esperaba Kyoto, la que fuera capital de país por muchos años.

Por razones logísticas (necesitábamos una dirección postal de un hotel para recibir dos envíos) tuvimos que optar por dos hostales. Primero estuvimos en el JAM Hostel Kyoto Gion, muy bien situado junto al barrio de Gion (el famoso barrio de las geishas), después optamos por un alojamiento clásico de Japón, para dormir en los tatamis de un ryokan, Luck You Kyoto, con mama y papa, como se hacen llamar los dueños, de excelentes anfitriones. En cualquier caso, son caros. Sin duda, el gasto en alojamiento además del transporte, son dos partidas importantes en este país. Alojarse con amigos o couchsurfer y viajar sin prisas son dos formas para abaratar en un territorio con precios similares a los de Europa (nosotros viajábamos muy low cost).

Dormir en Japón

La visita a Kioto, la intensa y completa ciudad, hay que dividirla en varios días. Muchos imprescindibles que ver en Kioto: Pabellón Dorado (Kinkaku-ji), los toris de Fushimi Inari-taisha, el Templo del agua pura Kiyomizu-dera, el barrio de Gion donde alquilar un kimono, el barrio más costumbrista de Higashiyama o el bosque de Bambú de Arashiyama (si coincides en primavera podrás ver por aquí los cerezos en flor), entre otros. Además de ello, un simple paseo sin más pretensiones también será una gozada. Aquí en Kyoto, mejor que en otras ciudades, la modernidad y la tradición se dan la mano.

Antes de marcharnos hasta Nara, otra de las antiguas capitales de Japón, JP tenía que hacer algo importante. Él es judoka y llegó al cinturón marrón-negro cuando era muy joven. Tenía que esperar varios años para conseguir el cinturón negro y decidió dejarlo antes… esa espinita se la quería quitar pronto y pensando en ello se compró su cinturón negro en Japón, en la tienda especializada en artes marciales y museo Tozando.

Te recomendamos:

Ruta por Japón: Nara

Ahora sí, ya en Nara, tocaba reponer fuerzas después del arreón inicial. El mejor hostal de la ciudad se llama Nara Guesthouse 3F (B&B), era nuevo y estaba a sólo dos minutos de la estación.

Por la tarde, recuperados, pero sin grandes ambiciones, paseamos por el parque de Nara (Nara Koen) sorprendentemente repleto de ciervos salvajes que viven aquí desde tiempos antiguos. No hay duda que estar tan cerca de estos bambis es un reclamo importante que ver en Nara, aunque no el único, de la ciudad. Guarda 8 monumentos que son Patrimonio de la UNESCO (Todaiji, Nigatsu-do y Sangatsu-do, Kashuga Taisha, Kofuku-ji, Palacio Heijo, Toshodai-ji, Yakushi-ji) y hermosísimos jardines. No obstante, en un día se puede visitar sin problemas.

Te recomendamos:

Ruta por Japón: Hiroshima

Hiroshima coge a desmano de nuestra ruta por Japón, demasiado al sur, pero teniendo el Japan Rail Pass sería delito no pasar por esta ciudad tristemente famosa por su historia. Es una visita dolorosa que ver en Hiroshima pero necesaria.

Nos enfrentamos con lo más desagradable de la humanidad en el Museo Conmemorativo de la Paz, vimos de cerca el Atomic Bomb Dome o lo que es lo mismo la  Cúpula de la Bomba Atómica, el Monumento de la Paz de Hiroshima con la llama a la Paz y el Monumento a los niños en el Parque Memorial, y conocimos la tragedia poniéndole rostros.

La guerra nuclear marcó el final de la Segunda Guerra Mundial y un capítulo devastador en la historia mundial… El 6 de agosto de 1945, Estados Unidos lanzó la primera de dos bombas atómicas sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, matando a más de 70.000 personas al instante. Hoy en día pueden verse algunas huellas de aquello cerca del parque de la Paz. Una segunda bomba siguió tres días después sobre Nagasaki y mató a 40.000 más.

Te recomendamos:

Ruta por Japón: Miyajima

Sin duda, lo que nos puso la piel de gallina, fue en el tranvía por la tarde que nos llevaba al puerto para tomar el ferry a Miyajima (o isla de Itsukushima), al conversar con uno de los supervivientes de la gran matanza. Tenía cinco años cuando perdió a parte de su familia. Decía que, a pesar de su corta edad, lo recuerda con crudeza. Por suerte, decía, vivían alejados del epicentro y pudo salvarse. Todo nos lo contaba serio, con rostro de dolor. Aseguraba, y es lo más importante, que aún son miles las personas anónimas que siguen viviendo con tristeza en su soledad y con problemas de salud indirectos de esta sinrazón.

Lo que vino después, el santuario Itsukurima Shrine (santuario del agua) y el torii sobre el agua más famoso de Japón, el parque Momijidani, el salón de madera Senjokaku, la calle comercial Omotesando o los ciervos de Miyajima sólo fueron un adorno turístico en el día.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre nuestra ruta por Japón? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Gastos de viaje a Japón (precios 2014)

  • Día 1: transporte aeropuerto Osaka a la ciudad 1740 yenes (12,5 euros) + desayuno 860 yenes (6,2 euros) + taxi 680 yenes (5 euros) + tren local 780 yenes (5,6 euro) + almuerzo 110 yenes (8 euros) + metro 780 yenes (5,6 euros) + cena para tres personas 2.300 yenes (16,6 euros). Total: 8240 yenes (59,2 euros)
  • Día 2: tren Osaka-Kyoto 1.600 yenes (11,5 euros) + buses 460 yenes (3,3 euros) + 2 entrada Pabellón Dorado 600 yenes (4,3 euros) + almuerzo local 680 yenes (4,9 euros) + 2 entrada Templo Kiyomizudera 600 yenes (4,4 euros) + cena 1460 yenes (10,5 euros) + alojamiento 4.600 yenes (33,2 euros) + varios 200 yenes (1,4 euros). Total: 10.880 yenes (78 euros)
  • Día 3: alojamiento 8.000 yenes (57,7 euros) + cinturón de judo 3.000 yenes (21,6 euros) + bus local 1000 yenes (7,2 euros) + comidas 1500 yenes (10,8 euros) + varios 300 yenes (2,1 euro). Total: 10.800 yenes (78 euros)
  • Día 4: bus estación trenes Nara a la ciudad 460 yenes (3,3 euros) + activación Japan Rail Pass + alojamiento 4.600 yenes (33,2 euros) + lavandería 450 yenes (3,2 euros). Total: 5510 yenes (39 euros)
  • Día 5: comidas 1200 yenes (8,6 euros) + alojamiento 4000 yenes (29 euros). Total: 5200 yenes (37,5 euros)
  • Día 6: tren Nara-Hiroshima incluido en el Japan Rail Pass + 2 entradas Museo de la Paz 100 yenes (0,70 euros) + tranvía 320 yenes (2,3 euros) + super 2000 yenes (14,5 euros) + alojamiento 5000 yenes (36 euros). Total: 7420 yenes (53 euros)

Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:   


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “Ruta por Japón I: Osaka, Kyoto, Nara, Hiroshima y Miyajima”

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.