fbpx

Qué ver en Brisbane, Australia: guía completa de viaje

Actualización: 1 diciembre, 2019

Brisbane, la capital del estado de Queensland, es la tercera ciudad más grande de Australia. Con casi 300 días de sol al año, se creó a principios del siglo XIX como una metrópolis para los negocios y hoy en día es una de las urbes con más calidad de vida. La mayoría de las personas que la visitan lo hacen para recorrer la Costa Dorada (dirección sur) o cuando se dirigen hacia Cairns (dirección norte) para conocer la Gran Barrera de Coral. Hagas lo que hagas debes pararte unos días y descubrir todo lo que tienes que ver en Brisbane imprescindible porque tiene cosas bastante interesantes. ¿Preparado?

The wheel of Brisbane

Uno de los lugares más icónicos que ver en Brisbane es la famosa noria, la rueda de Brisbane. Fue inaugurada a finales de agosto de 2008 por dos motivos: por un lado, por la conmemoración del 150 aniversario de la creación del estado de Queensland y, por otro lado, por la celebración del veinte aniversario de la Expo Universal de 1988, evento que transformó el decadente barrio de South Bank en una de las zonas más atractivas de la ciudad en la actualidad.

Cuesta 21 AUD (unos 13 euros) y merece la pena porque puedes obtener unas vistas panorámicas de la ciudad estupendas desde los 60 metros de altura que tiene. También tienes la opción de subir por la noche y dejarte envolver por las más de 65.000 luces LED. No nos extraña que sea uno de los sitios más visitados de Brisbane.

Noria de Brisbane

La noria dispone de 42 cabinas, una de ellas VIP, con aire acondicionado y unos altavoces audio guía que te irán explicando los distintos puntos turísticos, así como la historia de los barrios de Brisbane. En total, tiene capacidad para 336 pasajeros que disfrutan de un paseo de unos 15 minutos y de un espectáculo 360º del municipio australiano. 

Mejores lugares para alojarse en Brisbane:

En Brisbane, pese a ser una ciudad cara, no tendrás problema para encontrar alojamiento dado la gran variedad de opciones que ofrece. En ella podrás encontrar desde hoteles lujosos, hospedajes medios hasta los famosos backpackers. A continuación te hacemos un resumen para que tu búsqueda sea más fácil:

Las zonas de Roma Street y Central Station son las mejores áreas para alojarse según la relación calidad precio. Ambas están en el centro neurálgico, justo en el Brisbane CBD y a diez minutos andado del South Bank. Si buscas algo con precios similares pero con más vida nocturna te recomendamos Fortitude Valley, un poco más alejado (a 15 minutos del CBD), pero llena de bares, restaurantes y pubs.

Nosotros, después de nuestra buena experiencia en Sydney, decidimos alojarnos en el Brisbane Central YHA, de la misma cadena que el hostel de Sydney. Y una vez más, no pudimos haber elegido mejor. Ubicado en el centro del distrito financiero, a diez minutos a pie de la estación de tren Roma Street y a 450 metros del Estadio Suncorp. Además de su practicidad, las zonas comunes nos encantó por su gran cocina, piscina, terrazas, salas de cine, de juegos y de estar.

South Bank

South Bank es uno de los lugares obligatorios que ver en Brisbane. Es uno de los barrios, también llamados suburbs, más activos y animados de la ciudad. Siempre lleno de gente joven y familias. Como mencionábamos arriba, el distrito se comenzó a adecentar para la Exposición Universal de 1988 y desde entonces se ha conservado en muy buen estado.

Además es una de las zonas favoritas para los visitantes porque allí se encuentra su famosa playa artificial, conocida como Streets Beach. ¡Es una auténtica pasada! Simula totalmente a una playa real con más de 2.000 metros cuadrados, arena, orilla, socorrista… Puedes descansar bajo una palmera o darte un refrescante baño en la «piscina», o playa, tropical de agua dulce, incluso por la noche. No es profunda así que es perfecta para los más pequeños de casa. Hay baños, duchas gratuitas y puedes alquilar una taquilla para guardar tus pertenencias.

Streets Beach está ubicado en un lugar privilegiado, rodeado de parques, plantas, zonas recreativas con barbacoas, museos,… que muchas ciudades del mundo deberían tomar como ejemplo. Es un auténtica maravilla encontrarte con este oasis en medio de la ciudad y también es un sitio perfecto para veranear (por la noche ponen una pantalla de cine gigante donde proyectan películas los fines de semana) con cafeterías y bares de moda.

The Arbour en South Bank

Seguimos en South Bank porque cuenta con uno de los parques más bonitos y originales que ver en Brisbane. The Arbour, también recibe el nombre de jardín encantado, es un camino peatonal con 443 postes de acero que forman un túnel revestido de enredaderas y otras flores,como buganvillas, que le dan un toque de color y originalidad.

Este fotogénico lugar se inauguró en el año 2000 y fue diseñado por un despacho de arquitectos de la ciudad de Melbourne. Además, el parque cuenta con un equipo de jardineros que se encargan semanalmente del cuidado y mantenimiento para que siempre esté siempre impecable.

Que ver en Brisbane

En los alrededores de este paseo encontrarás distintas zonas verdes donde poder hacer picnics, actividades al aire libre, deporte, barbacoas (a los australianos les encanta)… En este camino de casi un kilómetro podrás ir visitando también algunos museos, como el de Queensland Museum, un museo sobre la fauna australiana que no sólo se va a observar si no a jugar. Te recomendamos que comiences por Cultural Forecourt (aquí encontrarás las famosas letras de Brisbane, la Galería de Arte de Queensland, así como la Galería de Arte Moderno) y seguir hasta River Quay.

Letras de Brisbane

Story Bridge

Este puente es el más famoso de Brisbane, fue construido en 1940 y une los barrios Fortitude Valley (el norte) y Kangaroo Point (el sur).

Se puede cruzar caminando, en patinetes o en bicicleta pero si te atreves puedes escalarlo. Story Bridge es uno de los tres únicos puentes en el mundo que se pueden escalar. En el post que ya publicamos sobre Sydney te explicábamos que también es posible escalar el Harbour Bridge (pincha en el enlace por si te lo perdiste). Desde arriba obtendrás unas vistas maravillosas de la ciudad que bien habrá valido la pena. Si buscas más adrenalina, puedes bajar el río Brisbane haciendo rappel a 30 metros de descenso, ¡casi nada!

Puente de Brisbane

Por otro lado, es posible cruzar el río en barco con el City Hopper, un servicio de ferry municipal gratuito que te permite desplazarte por las distintas orillas todos los días de la semana.

Si coincides con el Riverfire Event, durante el mes de septiembre, podrás ver cómo el puente se llena de color por el espectáculo de fuegos artificiales que hay sobre el Story Bridge. No te pierdas esta preciosa estampa entre rascacielos.

Kangaroo point

Kangaroo Point es uno de los barrios (o suburb) que sí o sí tienes que ver en Brisbane. En el distrito hay un punto muy guay donde contemplar una panorámica de Brisbane que te va a enamorar. Son los llamados Kangaroo Cliffs, unos acantilados para disfrutarlos al atardecer. Para llegar hasta ellos se puede tomar el bus o ferry o caminar por un paseo paralelo al río, justo delante de Eagle Street Pier. ¿Qué te parece llevar algo para comer e improvisar un picnic? No suena nada mal, ¿verdad?

En este barrio vas a encontrarte con muchísimos lugareños y turistas haciendo deporte (ciclismo, patines, rappel, escalada…) en sus parques, pues el buen clima favorece la práctica de actividades al aire libre. Las barbacoas también están incluidas dentro de estas actividades.

Mejores lugares para comer en Brisbane:

Brisbane no destaca por su buena cocina local pero sí por la variedad de su cocina gracias a la multiculturalidad de sus habitantes. En ella podrás encontrar restaurantes de todos los lugares del mundo: japoneses, coreanos, italianos, griegos y, sí, también españoles.

  • Vapiano Brisbane, muy cerca del Ayuntamiento, está el restaurante italiano donde el chef cocina delante de ti y es una gozada.
  • El Banna Leaf y el Longtime son dos restaurantes asiáticos ubicados en East Brisbane y Fortitude Valley respectivamente.
  • Otra propuesta es disfrutar de la gastronomía en alguno de los food courts de los centros comerciales.
  • Y por si echas en falta la comida de casa puedes acercarte al Olé Restaurant, cocina española muy buena y a precios aceptables (en South Bank).
  • Por último, si quieres probar la carne de canguro pero no vaciarte el bolsillo, puedes acercarte al supermercado Coles, comprar una bandeja y cocinarla en alguna de las barbacoas gratuitas que hay en los distintos parques. Un plan 100% aussie.

Mount Coot Tha

La montaña más alta de la ciudad, con 287 metros, se ha convertido en uno de los lugares más frecuentados por foráneos y locales para poder admirar Brisbane desde el punto más elevado. Esta cima está ubicada a tan sólo 6 kilómetros del centro y desde aquí podrás contemplas las montañas Glass House, los campos Scenic Rim, la bahía de Moreton y los rascacielos más impresionantes.

Al estar un poco alejado del centro de la ciudad, se puede llegar en autobús (471) por unos 4 euros pero… ¡cuidado! No suelen salir con mucha frecuencia, así que lo mejor será contratar una visita guiada o llegar en transporte particular.

En el Mount Coot Tha de más 1.500 hectáreas encontrarás un planetario, un restaurante, una amplia biblioteca, el parque botánico que es gratuito, un mirador y muchísimos turistas.

El lugar se declaró Reserva Pública Recreativa en el año 1880 y está lleno de senderos aptos para todos los niveles. Algunos de ellos te llevaran a las cataratas de J.C Slaughter y durante la caminata podrás descubrir modernas pinturas aborígenes que se encuentran en la roca. En la página web de Turismo de Brisbane obtendrás mapas y guías para orientarte.

Estadio Suncorp

Se trata de un estadio moderno inaugurado en 1914, aunque se remodeló y amplió el aforo hasta 52.500 espectadores en 2003. Pese a que está destinado principalmente a las competiciones de fútbol australiano (el equipo local es Brisbane Roar), se usa para el rugby (el equipo es Queensland Reds) y para la celebración de conciertos (Coldplay, The Police o U2 han tocado aquí).

JP en partido de futbol australiano

Al estadio Suncorp fuimos a ver un partido de fútbol australiano y fue una experiencia divertidísima a la par que asombrosa. Es un deporte que se parece mucho al rugby aunque hay algunas diferencias, como el número de jugadores que hay en el campo (15 en rugby y 18 en fútbol australiano), la forma del campo (ovalada en el caso de fútbol australiano) y la duración de los partidos (unos 80 minutos en rugby y unos 50 minutos el futbol australiano), entre otras muchas.

El fútbol australiano es un deporte muy antiguo, de hecho, sus reglas se redactaron a mediados del siglo XIX. Es decir, las reglas de fútbol son las más antiguas de la historia. Eso sí, al igual que en el fútbol europeo, se mueven grandes cantidades de dinero.

Si tu visita no coincide con ningún evento deportivo pero quieres visitar el estadio puedes realizar tours guiados por 16 AUD (unos 10 euros). Ten en cuenta que esta modalidad de fútbol no se ha implantado fuera de Australia, aunque es verdad que poco a poco va ganando más adeptos y aficionados.

The Anzac Square

En el centro de la ciudad, Anzac Square es uno de los sitios más emblemáticos que ver en Brisbane, ya que se trata del monumento que rinde homenaje a los soldados australianos que perdieron la vida en la I Guerra Mundial. Tal y como pasa en muchos otros memoriales de guerra, verás que hay una antorcha encendida casi siempre, la flama eterna.

Memorial de la guerra

En los alrededores de la plaza, ubicada en el corazón de Brisbane, encontrarás calles peatonales, parques y muchísimo ajetreo. Además, hay cuatro centro comerciales malls- que destacan por encima de los demás. Te los explicamos por si te apetece pasar una jornada de compras:

  • Queens Plaza es quizás es el más elegante y exclusivo de los que te mostramos. Destaca su food court (zona de restaurantes y bares) en la planta baja.
  • Queen Street Mall se halla unos metros más adelante del Queens Plaza, es más grande y destaca el gran cine que tiene en la última planta del edificio. Te recomendamos visitarlo por la noche pues las vistas a la ciudad son bien bonitas.
  • Un poco más adelante encontramos Wintergarden que ocupa el edificio de un antiguo teatro. Cuenta con una bolera, una sala de laser tag, karaoke y un food court a pie de calle.
  • Por último, el más viejo y clásico, Brisbane Arcade, fue construido en 1923. Por dentro es una maravilla arquitectónica donde localizas de todo.

Roma street parkland

Este es el jardín urbano subtropical más grande del mundo con 14 hectáreas de lagos, flores exóticas, fuentes de agua y plantas autóctonas. Este otro oasis en medio de la metrópolis, en concreto en Brisbane CBD, está en el centro financiero rodeado de altos edificios, parecido al Central Park de Nueva York.

Excursión a Moreton Island:

En Moreton Island puedes ver barcos hundidos, snorkel, kayaks transparentes, canales vírgenes y playas de ensueño, ¿qué más se puede pedir? Puedes reservar aquí directamente.

No nos extraña que sea considerado uno de los mejores parques de Australia, porque Roma Street Parkland es el hogar de más de 35 especies de aves, como las cacatúas rosadas o los loros de color arcoíris. También lo tienen muy cuidado y se realizan actividades y eventos. Además, cuenta con muchas áreas de recreo, caminos por explorar y las famosas barbacoas de uso público y gratuitas. Como ves, muy completo y no cierra por las noches. Apúntalo en tu lista de que ver en Brisbane.

Parque urbano Brisbane

Lone Pine Sanctuary

Lone Pine Sanctuary, a 12 kilómetros de la ciudad, es uno de los lugares más visitados de Australia y uno de los sitios que ver en Brisbane. Se trata de un santuario, un centro que protege especies en peligro de extinción y trabaja para cuidarlos y frenar así su situación de peligro. Solo por la labor que los trabajadores y voluntarios de este lugar llevan a cabo cada día tras día lo consideramos como un sitio imprescindible que ver en Brisbane.

Además es la reserva de koalas más grande del mundo y también la más antigua. Aunque principalmente se dedican a proteger a los koalas (hay alrededor de 130) también se encargan de cuidar a otros animales en peligro de extinción, como el dingo y el wombat. Igualmente, se pueden ver canguros, ornitorrincos, demonios de Tasmania y algunos reptiles como serpientes o cocodrilos.

Canguro

El santuario abrió en 1927, el mismo año en que la legislación australiana por fin añadió al koala en la lista de especies protegidas para evitar así que siguiera siendo cazado por su piel. Fue una iniciativa privada de Claude Reid, quien consideró necesario crear un refugio para koalas huérfanos, heridos o enfermos y proteger así una de las especies más importantes del país.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre que ver en Brisbane? ¿Alguna duda? ¿Incluiríais algo más para este viaje de mes y medio? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “Qué ver en Brisbane, Australia: guía completa de viaje”

  1. ¡Cómo os curráis los post! Una información muy completa que ojalá algún día pueda usar 🙈✈️✈️.
    Y una playita así al lado del Guadalquivir no estaría mal 🤗

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies