fbpx

Ranking: los 10 pueblos bonitos de Cataluña

Actualización: 27 abril, 2020

Un viaje a Catalunya es un paseo por el mar, por la montaña, por el románico, por las tradiciones. Todo a la vez pero en diferentes rincones. Costa Brava, Pirineos, Costa Dorada, los volcanes de La Garrotxa, Penedés, Valle de Arán… Y así hasta crear una lista casi infinita de lugares mágicos. Uno de los destinos más visitados del mundo, y que va mucho más allá de su capital, Barcelona. No es fácil resumir en un post los lugares y pueblos más bonitos de Cataluña, pero lo vamos a intentar. Aquí te dejamos nuestros 10 rincones imprescindibles que ver en la comunidad catalana.

Cadaqués (Girona)

Si hay un pueblo pintoresco que destaca en Catalunya, ese es Cadaqués. Este antiguo pueblo de pescadores conserva todo su encanto desde antaño, con casas blancas rodeando el mar. En su día fue el refugio de Dalí, el pintor catalán y uno de los máximos exponentes del surrealismo en el mundo. También para Picasso, Miró… Cadaqués tiene una energía especial que atrae, de eso no hay dudas. El mar chocando con las calles y plazas de este pueblo seguro que tienen algo que ver. También su luz. No exageramos si decimos que es uno de pueblo más bonitos de Cataluña.

Si visitas este municipio, hay dos planes que no debes perderte. El primero, conocer la Casa Museo Salvador Dalí. El segundo, descubrir el Parque Natural del Cap de Creus, que te pillará de camino.

Tampoco se come nada mal en uno de los pueblos bonitos de Cataluña. Una de las opciones para ir abriendo boca es Can Pelayo. Es un lugar perfecto para degustar pescados y mariscos de la zona, o una buena paella. Es un sitio pequeño, acogedor, ideal para relajarte después de un día de turismo por el pueblo. Si te atreves con comidas del mundo te recomendamos El Barroco. Vas a encontrar comida libanesa casera preparada con cariño y dedicación. El menú degustación tiene un poco de todo, desde hummus, falafel, ensalada de perejil y tomate, pastelito de queso tipo feta y espinacas… todo delicioso. El té verde con menta y la baklava ponen la guinda al pastel.

Para dormir te recomendamos el Hotel Playa Sol. Este hotel dispone de aparcamientos (muy importante), piscina, y habitaciones muy cómodas y luminosas, especialmente las que dan al mar. Por lo demás, no es un sitio barato pero es perfecto para unos días de descanso en este bonito pueblo del Alto Empordà. Más en el centro del municipio se encuentra el Hotel Octavia. Muy muy cerquita de la playa e ideal para pasear y descubrir los encantos de la zona.

Por cierto, si eres un apasionado de Dalí te recomendamos hacer este tour en el que vas a descubrir todos los rincones favoritos del artista.

Vall de Núria (Girona)

Enclavado en los Pirineos Catalanes y dentro del término municipal de Queralbs, se encuentra esta pequeña región que te dejará con la boca abierta. Te reconocemos que nosotros no sabíamos nada de este lugar. Un buen amigo catalán fue el que nos lo descubrió en un fin de semana inolvidable. Ya sabemos que el valle no es un pueblo, pero la zona está llena de ellos con mucho encanto, como Queralbs, Fustanyà o Ribes de Freser.

Para acceder al valle, situado a 2.000 metros, debes hacerlo mediante un tren de cremallera. En tu viaje vas a encontrar panorámicas de ensueño, tanto en invierno como en verano. El mejor plan es caminar y hacer senderismo en uno de los mejores rincones verdes de Cataluña. Si vas en invierno debes saber que hay una estación de esquí, perfecta si te gusta este deporte.

Vall de Nuria

Si te gusta la aventura, te recomendamos que hagas noche en el Albergue Pic de l´áglila, un refugio de montaña a más de 2.000 metros pero con todo lo básico para dormir en medio de la naturaleza. Ahí fue donde pasamos la noche. Si te gustan más la comodidades, la mejor opción para dormir es Queralbs. En este pueblo existen multitud de apartamentos. Los Apartaments Fontalba son estudios de estilo rústico, con terraza privada y unas vistas espectaculares a las montañas. Si prefieres un hotel arriba en El Valle, tienes el Hotel Vall de Núria.  Si te alojas aquí los viajes en el tren cremallera son gratuitos. ¡Y cuidado con el equipaje ya que solo se puede llegar aquí en este medio de transporte!

Tip viajero:

Tossa de Mar (Girona)

Situado en la zona del Empordá, a 10 kilómetros de Barcelona, Tosa de Mar, o Tossa de Mar en catalán, es un municipio con encanto de Girona y uno de los pueblos más bonitos de Cataluña. Esta localidad también es un pueblo marinero situado en la costa, con un castillo impresionante del siglo XIII que lo corona y una muralla con vistas al mar. Bautizada como el ‘Paraíso azul’ por el pintor Marc Chagall, es posiblemente uno de los pueblos más bonitos de Cataluña y de España. Además del castillo, su gran atracción son sus playas y calas. Así que no debes olvidarte el bañador para sumergirte en sus aguas turquesas.

Como esta localidad es muy turística, sobre todo en la temporada alta de verano, no vas a tener problemas para alojarte. Por si quieres nuestras recomendaciones, te dejamos alguno de los mejores alojamientos en Tossa de Mar. Una opción puede ser en el Hotel Turissa, un precioso establecimiento de solo dos estrellas pero que te va a sorprender para bien. Está poco más de 5 minutos andando de la playa. Otra alternativa es el Hotel Delfín, con vistas a la Costa Brava y a solo 200 metros de la playa.

Tossa de Mar

Si quieres comer algo rápido te recomendamos el Bar Savoy, un sitio de bocadillos, pa amb tomàquet y hamburguesas bastante bueno. Además, los precios son súper accesibles. Si buscas un sitio de cocina de autor, a la altura de una estrella michelín, entra en La cuina de Can Simon. Platos de cocina mediterránea bien cocinados. Todo un espectáculo para los sentidos.

Besalú (Girona)

Situado en la comarca de La Garroxa, Besalú es un pueblo con un gran patrimonio cultural medieval. Está en todas las listas de los pueblos más bonitos de Cataluña y España, y destaca por su famoso puente medieval. Sí. Aunque no lo supieras, seguro que has visto alguna foto antes.

Es cierto que los turistas han tomado este sitio pero, aunque sea para una visita, merece la pena hacer una escapada. La mejor forma de comenzar el viaje por esta localidad es accediendo al casco histórico por su puente. Paseando por sus callejuelas encontrarás el barrio judío y un miqvé del siglo XII, antiguos baños que los judíos utilizan para la purificación del cuerpo. Es el único que existe en España. En la plaza principal se encuentra la iglesia del antiguo monasterio benedictino de Sant Pere de Besalú. Otro de los monumentos para visitar es la iglesia de Sant Vincenç, que era la parroquia original de la localidad. Podríamos seguir describiendo rincones pero lo mejor es que lo descubras tú mismo.

Nosotros en Besalu

Si quieres dejar para el final del día este pueblo y hacer noche, te vamos a recomendar alguno de los mejores hoteles en Besalú. Un hotel para pasar unos días románticos con tu pareja es el Mas Pere Pau. Situado en el paraje natural de Bruguers, se encuentra solo a cinco minutos en coche de la localidad. Merece la pena alejarte un poquito. Si buscas algo en el centro histórico te recomendamos Els Jardins De La Martana, un sitio de gran belleza para recargar pilas.

Y cuando la hora de comer se acerque, no dudes en entrar en Amb els 5 sentits. Un sitio pequeñito, con una decoración peculiar en el que solo podrás comer un menú degustación a 16 euros. Además del precio, que no está nada mal para la zona, usan productos de calidad y de la tierra. Si además de comer quieres tener unas buenas fotos, vete al Pont Vell. Es uno de los lugares con mejor panorámica para tener tu mejor foto para Instagram 🙂

Taüll (Lleida)

En Taüll, un pequeño pueblo a 1.500 metros de altura en el Pirineo Leridano, llegan los turistas para visitar las iglesias y para esquiar. La estación abre en temporada. Las iglesias todo el año. Si por algo es famoso este pueblo es por estos templos románicos, enclavados en el Valle del Boí.

Destacan sus dos iglesias, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; la iglesia de Santa María de Taüll y la iglesia de San Climent de Taüll, auténticas joyas de la arquitectura románica catalana. Pero no te quedes en estas dos. En este viaje te recomendamos que recorras al completo el Valle del Boí. En el recorrido hay nueve iglesias también declaras patrimonio de la Humanidad. Siete de estas iglesias se pueden visitar en su interior y subir a sus campanarios. Para saber cómo llegó el románico hasta este valle es indispensable una visita el Centro románico de la Vall de Boi.

Taull

Para comer, esta zona también es buena. En Taüll puedes hacer parada en Llesqueria L’empriu y puedes comer la comida de montaña catalana. Puedes abrir boca con una ensalada de queso de Cabra, butifarra y alguna tosta. Para seguir con un chuletón de ternera de la Ribagorza y la parrillada de verduras con salsa de romesco. Todo ello a la brasa. Si te encuentras en la ruta del Valle del Bou puedes ir al restaurante La Granja, en Erill La Vall. La carta de este pequeño restaurante no es muy extensa pero suficiente para probar las delicias de la zona.

Para dormir en uno de los pueblos bonitos de Cataluña te recomendamos el Alberg Taull. Un albergue moderno, con baños privados y bien situado, a 7 km de la estación de esquí de Boí Taüll. Te vas a sentir como en casa. Otra opción, si prefieres un hotel, es el Hotel Rantiner, de dos estrellas, es el sitio perfecto para descubrir el lugar.

Te recomendamos:

  • Esta es una buena zona para hacer senderismo y lo puedes practicar en el bello parque nacional de Aigüestortes y lago Sant Maurici, que se encuentra a tan solo 4 km.
  • Situado en el corazón de los Pirineos, esta zona natural es uno de los catorce parques nacionales de España y el único existente en Cataluña. Para visitarlo debes ir a primera hora de la mañana a sacar los tickets ya que siempre suele haber mucha cola. La entrada al parque se puede realizar desde varios accesos (te dejamos los dos principales): Boí (Alta Ribagorça), que permite adentrarse en el sector occidental o de Aigüestortes; y Espot (Pallars Sobirà), que es la puerta habitual de entrada al sector más oriental, el de la zona de Sant Maurici. Otro punto de interés desde el que visitar el Parque Nacional de Aigüestortes es el teleférico, que permite ascender en menos de un cuarto de hora desde el lago de Sallente hasta el Estany Gento. Aunque la mejor forma de conocer el parque, sin duda, es a pie a través de las numerosas rutas y excursiones para todos los gustos y niveles.
  • Mapa senderos Aigüestortes.

Artíes (Lleida)

Situado en pleno Valle de Arán, esta pequeña villa de apenas 500 habitantes se encuentra en la confluencia entre el río Garona y el Valarties, a 1.144 metros de altitud. No puedes perderte la Iglesia de Santa María de Artíes, situada en pleno casco histórico y de origen románico. Las piscinas termales son un buen plan si quieres darte un baño a 39º a pesar de que fuera estés a bajo cero. Solo se puede llegar a pie o en bici, ya que está prohibido el acceso en coche. Entre las casas notables que ver en Artíes sobresale la Casa de Paulet, cuyo origen es bajomedieval.

Este pueblo bonito de Lleida es un buen lugar para hacer una parada. Te vamos a contar nuestro alojamiento preferido de Artíes: el Parador de Artíes. Se encuentra en el corazón del Pirineo, con una preciosa vista del Valle de Arán, rodeado de bosques, montañas nevadas y pastos verdes. Si prefieres quedarte en un apartamento para ahorrar en el presupuesto, puedes hacerlo en Apartamentos Deth Camin Reiau, un complejo con arquitectura tradicional con piedras y madera, más una zona de spa. Perfecto para relajarte de un día ajetreado.

Si quieres comer una buena carne, en esta zona también la sirven de maravilla. Nosotros somos de carne y pescado, sin diferencias. Pero si eres carnívoro, L’entrecote Genial es tu paraíso. A unos 5 km de Artíes, en Baqueira, tienes La Petita Borda. Un buen sitio para almorzar una olla aranesa, uno de los platos tradicionales de la zona.

Arties

Fageda d’en Jorda (Girona)

Este lugar, conocido y apreciado por los catalanes, se encuentra dentro del Parque Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa, el mejor exponente de paisaje volcánico de la península Ibérica. Este impresionante hayedo es un sitio de obligada visita sobre todo cuando llega el otoño. Con el comienzo de esta estación, el paisaje se transforma y alcanza una belleza inigualable. Si eres amante del senderismo, aquí puedes hacer excursiones desde 1,5 km hasta los 10 km (para todos los gustos). Y si eres más aventurero, te aconsejamos un paseo en globo.

La Fageda d´en Jorda está situada a poco menos de 1 hora de Girona. Una ciudad que nos encantó y de la que escribimos mucho. Si te interesa, aquí te dejamos este post que preparamos.

Volcanes de Girona

Precisamente en Girona, que es lo que nosotros hicimos, asentamos nuestro cuartel de operaciones. Allí dormimos en el Ibis Girona. Si tienes coche, ya que está en las afueras, es una opción fabulosa y a buen precio. Si quieres estar más cerca, también te damos opciones por la zona de La Garrotxa. A 2,2 km de Fageda d’en Jordà se encuentra Mas Masnou, un lugar ideal para dos viajeros con piscina exterior y jardín con zona de barbacoa. En La Vall de Bianya se encuentra la casa rural La Coma D’En Roca.

Si después de una caminata en uno de los pueblos bonitos de Cataluña quieres recuperar energía te recomendamos que vayas a Can Xel, en la cercana localidad de Santa Pau. Aquí vas a comer con las tres B: bueno, bonito y barato. Otra recomendación estupenda que nos dio nuestra amiga Andrea, que vive en la cercana Olot, es el Hostal dels Ossos. Pedimos de menú y comimos mucho, local y super rico.

Miravet (Tarragona)

Miravet es uno de los pueblos bonitos bonitos de Tarragona y, a pesar de haber sufrido varias guerras como la Carlista o la Civil, ha sabido conservar su hermoso patrimonio medieval. Se alza sobre un meandro del río que pasa por allí y destaca el castillo que domina el paisaje como si formara parte de él. Se combinan en él elementos románicos, bizantinos, islámicos, entre otros. Desde lo alto obtendrás unas magníficas vistas.

Junto al parking en la zona baja se encuentra el antiguo embarcadero desde donde se obtienen las mejores fotos panorámicas de la localidad. Si tienes tiempo y te apetece puedes montarte en el único transbordador del Ebro que todavía cruza el río merced a la corriente (de 9 hasta las 19 horas). Además, puedes entrar en varias fábricas y tiendas del municipio para conocer la gran tradición de alfareros que tienen, donde se emplean técnicas ancestrales.

Miravet

Para dormir te recomendamos Casa de pueblo en Miravet, que tiene terraza, zona de barbacoa y se puede practicar ciclismo y pesca; y para comer Moli de Xim, con opciones para veganos y opciones sin gluten.

Sitges (Barcelona)

Sitges es muy conocido por ser punto de encuentro del turismo gay y su festival de cine de terror. Pero este pueblo bonito de Barcelona es mucho más que eso. Además de sus playas (como la afamada Playa urbana de San Sebastiá), Sitges es una ciudad con mucha historia y con muchos rincones que merecen la pena conocer. La Iglesia de San Bartolomé, con su torre barroca, es una de las visitas más espectaculares. Pero también lo son sus edificios modernista como el Museu Cau Ferrat.

Si no te gusta la playa o simplemente quieres completar tu estancia con la montaña, muy cerca vas a encontrar el Parque Natural de Garraf. Más de 12.820 hectáreas de espacio protegido para que no digan que solo de sol y playa vive el turismo.

Sitges

Sitges tiene una gran oferta hotelera en la que no es fácil elegir. Nosotros te proponemos el Hotel Medium Sitges Park. Este hotel ocupa un edificio modernista y se encuentra en el mismo casco histórico a tan solo diez minutos de la playa. Una buena opción para exprimir la ciudad al máximo. El Hotel Sitges es una casa restaurada en el tranquilo y acomodado barrio El Vinyet. La playa la tienes a dos minutos y cerca se encuentra la zona de tiendas.

En Sitges hay numerosos restaurantes y es difícil decantarse por uno en estos pueblos bonitos de Cataluña. Si quieres celebrar un momento romántico, te aconsejamos que reserves en El Castell. Como sitio más informal está La Tapadera. Perfecto para empezar con unas croquetas o un pulpo y seguir con un buen plato de atún. Deja sitio para el postre.

Oferta inteligente:

Castellfollit de la Roca (Girona)

El pequeño pueblo gerundense de Castellfollit de la Roca se halla sobre un espectacular risco basáltico de 50 metros de altura y de casi un kilómetro de largo. Las estrechas callejuelas del pueblo desembocan en la antigua Iglesia de Sant Salvador, donde se encuentra un mirador con unas vistas privilegiadas. Castellfollit de la Roca es una de la puertas de entrada al Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Por lo que podrás unir esta visita a otros pueblos bonitos de Cataluña de los que te hemos hablado más arriba en este post. Sea como sea, recorrer su casco antiguo de Castellfollit de la Roca (cuesta decirlo sin trabarse) es detenerse en el tiempo y olvidarse del mundo por unos momentos.

Pueblos bonitos de Cataluna

En esta zona hay pocos hoteles. Si decides alojarte aquí una de las opciones que puedes encontrar es la Fonda Ca La Paula. Un sencillo establecimiento para pasar una noche y descansar. Entre Castellfollit de la Roca y Montagut se encuentra el Hostal Mont-Rock. Todas las habitaciones tienen baño privado y algunas cuentan con balcones y unas vistas impresionantes.

Para comer la oferta tan poco es amplia pero existen diferentes posibilidades. Una buena comida a buen precio (el menú son 12 euros) es Cala Paula. Lo mejor es que tienes numerosos platos donde elegir. A apenas 2 km, en Montagut, puedes ir a comer a Can Budancia. Tiene una carta pequeña pero con productos de calidad y a buen precio.

Sabemos que se nos quedan otros pueblos bonitos de Cataluña fuera de nuestra lista. Por eso queremos que nos ayudes. Si conoces otros lugares, otras zonas, y nos las quieres recomendar en los comentarios, estaremos encantados de añadirlos.


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:   


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.