Kumari, la diosa viviente de Nepal (Festival Indra Jatra)

Actualización: 14 enero, 2019

La realidad siempre supera la ficción. La historia que a continuación te contamos está basada en hechos reales y respeta los datos, lugares y nombres reales de sus protagonistas. Te vamos a contar una tradición de hace más de 700 años de antigüedad que ha llegado hasta nuestros días y, probablemente, no entiendas o no te quieras creer. Pero es veraz, como la vida misma. Es la historia de la Kumari, la diosa viviente de Nepal, y nuestra experiencia en el Festival Indra Jatra.

Probablemente una de las experiencias más fuertes que hayamos vivido durante un viaje… La vivimos en una de nuestras expediciones del Club de la Aventura junto a un grupo de viajeros que nos acompañó en estas aventura auténticas que organizamos por destinos diferentes.

Kumari, la única diosa viviente del mundo

En Nepal habitan las únicas diosas vivas del mundo. De entre ellas, la Kumari real, que reside en Katmandú (la capital), es la más importante de todas. Para ser Kumari hay que cumplir una serie de preceptos, en concreto 32 “perfecciones”. El primero es que la Kumari sea una niña. Poseen la deidad mientras sean puras (no tengan la menstruación o una herida sangrante muy grande), por eso se elige entre niñas de 3 y 4 años. Deben ser la etnia Newar y de la familia Shakya, la misma a la que pertenecía Buda. Su horóscopo también debe coincidir con el del jefe del estado. Y así hasta completar otras cuestiones más poéticas como que debe tener voz clara, los muslos como los de un ciervo y las pestañas como las de una vaca.

Romeria nepali

En su elección interviene un comité de sacerdotes y expertos que valorar todas las perfecciones de las seleccionadas. Una vez que cumplen con los preceptos, deben pasar pruebas rituales de todo tipo. Tal vez la que más llame la atención es la que ocurre durante una de las noches del Festival Dashain, en el que matan 108 búfalos y cabras en honor a la Diosa Kali. Justo después de ese momento, la futura Kumari presencia en un patio bailes rituales en torno a las cabezas cortadas de los animales. Después la candidata pasará la noche en un cuarto cerrado con las mismas cabezas. No puede llorar ni sentirse atemorizada, a pesar de su corta edad. Solo así será la elegida.

Lectura recomendada...

-> Te dejamos aquí un libro escrito por una antigua Kumari.

Una vez que es elegida la diosa viviente, empieza su deidad terrenal. La actual, Trishna Shakya, que fue elegida solo con tres años, es la que nosotros vimos en vivo y en directo. Desde el momento en el que pasa a ser la reencarnación de la diosa Taleju (de la victoria del bien sobre el mal), debe abandonar su casa y a su familia e instalarse en el Palacio de la Kumari o Kumari Bahal, en la plaza principal de Katmandú. Hasta que tenga la regla estará rodeada de sacerdotes que cuiden de ella. En estos años vivirá alejada de la gente, de otros niños e incluso no podrá pisar la calle.  Tan solo sale de palacio en una ocasión, el Festival Indra Jatra. Cuando deje de ser diosa viviente, con 12 o 13 años, tan solo le ayudará una pensión vitalicia que le pasa el gobierno nepalí. Para el resto, debe tener que aprender desde cero en la vida terrenal y mundana.

Festival Indra Jatra

Una de las razones por las que visitamos Nepal en septiembre e hicimos coincidir la expedición del Club de la Aventura que organizamos era por vivir el Festival Indra Jatra.

Te interesa...

-> Lee aquí nuestro post «qué ver en Nepal, la guía más completa para descubrir el país del Everest» para que no te pierdas nada de los imprescindibles. 

Esta festividad que se celebra después del verano, en el mes de septiembre (las fechas cambian cada año y hay que chequearlas en la web oficial de Turismo de Nepal) se usa para implorar por un año de lluvias y buenas cosechas. Este momento es el único en donde se puede ver a la Kumari, la diosa viva nepalí.

Por la mañana, antes de que empezará la procesión a las 16 horas, fuimos a conocer un poco más de cerca esta tradición y sus elementos. Era día de fiesta. La gente estaba en la calle con sus mejores galas. Un niño vestido de «domingo» y tocado con el tradicional topi, sombrero nepalí, pasea de la mano con una sonrisa enorme junto a su madre ataviada con el sari de los días especiales.

Esperando el momento

Ya en la Plaza Durbar, un grupo de señoras elegantemente vestidas charlan de donde van a ver a la Kumari. Junto al Palacio de la diosa viviente, empiezan los preparativos de las tres carrozas que más tarde desfilarían entre la multitud. La primera será para la Kumari. Las otras dos para el Dios Ganesh y el Dios Bhairav, también encarnado por niños. La Kumari, de solo tres años, ajena a este gran lío que se forma para ella, descansa en palacio.

¡Novedad!

-> Este traslado desde el aeropuerto hasta tu alojamiento.

Poco antes de las cuatro de la tarde llegamos a la Plaza Durbar, justo enfrente del Palacio de la Kumari. Todo esto ocurre el primer día de festival, que se alarga durante toda una semana. La gente tiene ganas de celebrar. Todavía queda una hora para que lleguen las autoridades y empiece la procesión pero casi no se cabe. Locales y algún turista se arremolinan a pie de plaza y hace malabares para subirse a los templos que rodean este lugar. Bandas de música llegadas desde todo el Valle de Katmandú empiezan a animar los prolegómenos. Por muchas razones esto recuerda a la Semana Santa o, más aún, a la Romería del Rocío.

Mucha gente

Queríamos vivir de cerca esta tradición centenaria. Vivirla con los nepalíes. Por eso nos mezclamos con ellos y nos metimos en el corazón de la plaza. Casi por casualidad terminamos frente a un viejo edificio anexo al Palacio de la Kumari del que decían iba a salir la pequeña diosa. Decidimos esperar. Y, efectivamente, minutos después, la diosa viviente atravesó una diminuta puerta sostenida en brazos por uno de los sacerdotes. Todos los fieles, enfervorecidas, intentaban acercarse a ella para besarle los pies, la única parte que pueden tocarle y que, según la tradición, da buena suerte y salud para el que lo hace.

La diosa en la carroza

A solo unos metros teníamos a la única diosa viviente del mundo. Al fin y al cabo una niña de tres años con cara de incredulidad y gente emocionada a su paso. Las sensaciones en ese momento se mezclan. Codo con codo, porque no hay sitio literal, no hay otra que empatizar con los nepalíes para intentar darle sentido a este festival. De frente, a pocos pasos, una realidad con forma de niña.

Recomendación...

-> En estas fechas los hoteles se llenan, por lo que tendrás que reservar con tiempo un alojamiento. Échale un vistazo a esta lista con las mejores ofertas de hospedaje en Katmandú.

El camino en brazos del sacerdote es muy corto, menos de 15 metros hasta que consiguen subirla a la carroza sobre la que desfila. La carroza está adornada con flores de adoración y repleta de ayudantes y sacerdotes. Una vez que meten a la Kumari en una especie de hornacina, como la de los santos, todas las miradas se centran en ella. Es una diosa viva y sorprende como la tapan de la vista cuando quiere beber agua o simplemente quiere rascarse. Es una diosa y las diosas, parece ser, que no deben hacer eso.

Todos bien engalanados

La carroza, hecha de madera, se mueve con el movimiento de decenas de jóvenes que tiran de unas sogas que hay en la parte delantera. Hay tanta gente que es muy difícil que arranque. Casi sin darnos cuenta, los propios locales nos invitan a que los ayudemos. En unos segundos estamos tirando de la cuerda movidos por el vaivén desordenado que marca la masa. Se pasa miedo ante una posible avalancha. Se siente respeto por compartir con los nepalíes algo tan importante para ellos.

Festivales en Nepal

El país asiático está lleno de cosas que ver y hacer en Nepal. Aquí te dejamos una lista con nuestros 10 imprescincibles (en breve lo publicamos). Sin duda, una de las que cosas que recomendamos que hagas, es vivir un festival en este país. Además del Festival Indra Jatra, el festival callejero más importante de Nepal, existen otros a lo largo del año.  Algunos de los más importantes son:

Festival Holi o Fagu Purnima

Este festival hindú que mucha gente ya conoce de carreras y fiesta en nuestro país, se celebra en un día de luna llena al final del mes de Falgun, desde mediados de febrero hasta mediados de mayo. El Holi es una fiesta que se celebra de una manera muy divertida, rociándose agua y polvos de colores. En el valle de Katmandú, el Fagu Poornima comienza alrededor del mediodía frente a la Casa Kumari en Basantapur.

¡Oferta inteligente!

-> Si quieres completar tu visita a Katmandú con otras excursiones en español, mira en este enlace.

Bada Dashain

El Dashain es el festival hindú más grande de Nepal. Se celebra durante el mes de octubre por dos semanas. Está dedicado a Durga, la Diosa Madre Universal y en el se agradece y se pide por las cosechas. Se puede ver por todo el país, pero lo más sorprendente se puede vivir en el Valle de Katmandú.

Uno de los dioses nepalies

Durante el Festival Dashain se sacrifican públicamente a muchos animales. También hay procesiones durante esos días. Los locales lo celebran, de forma más íntima, visitando a sus familiares. El último día, como curiosidad, también se lleva a cabo un vuelo de comentas muy bonito.

Maha Shivaratri

El Festival Maha Shivaratri es uno de los principales festivales de Nepal y significa literalmente «La noche de Shiva«. Se celebra en primavera. Este año se ha celebrado en marzo. Se cree que en este día las estrellas del hemisferio norte están en las mejores posiciones para ayudar a subir la energía espiritual de una persona.

Miles de devotos visitan el templo Pashupatinath en Katmandú, uno de los santuarios hinduistas más sagrados. Este festival religioso puede llegar a congregar a más de un millón de personas que llegan desde diferentes puntos de Nepal y La India. Es una celebración centrada en lo religioso pero el recogimiento espiritual entre la multitud sobrecogen a todos los visitantes.

Kushe Aunsi

El Kushe Aunsi es la festividad que celebra el día del padre y también se conoce como Gokarna Aunsi. En este día más íntimo, los hijos celebran en las casas con sus padres la jornada festiva. En las calles, muchas personas celebran este festival ofreciendo oraciones al santuario de Shiva en el Templo de Gokarna. La fecha no coincide con el día del padre de otros países, sino que se basa en el calendario lunar.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre la Kumari? ¿Incluiríais algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> Evita colas y reserva las mejores VISITAS GUIADAS y EXCURSIONES.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

8 comentarios en “Kumari, la diosa viviente de Nepal (Festival Indra Jatra)”

  1. ¿Y porqué diosa? ¿Acaso creó a la naturaleza? La ignorancia ancestral a mi me da tristeza. Igual que en México el engaño de la Guadalupana…

  2. Hoy he visto a la diosa Kumari, y a pesar de mi ateísmo crónico, se me ha erizado el pelo al verla en la ventana del patio. Tan pequeña, tan seria, tan aislada…

  3. Totalmente de acuerdo con Netikerty, en los particular no he tenido la oportunidad de viajar a Nepal, me encantaría la idea, parece una experiencia encantadora. he asistido a otros festivales cuando estuve realizando viajes a Tailandia me encantaría apuntarme a la idea de ir en la época del festiva de Indra Jatra excelente opción!!

  4. Muy curioso lo de la deidad Kumari. Me llama la atención que sea de tan corta edad, pero supongo que para ellas será todo un privilegio ser elegidas. Un relato muy interesante.

  5. Pues no os puedo proponer nada porque no he tenido la oportunidad de viajar a Nepal, que ya me hubiera gustado, así que con vivir lo que vosotros, me parece ya una experiencia genial. Tomo nota que ir en la época del festiva de Indra Jatra es una opción genial!!

  6. Ya es difícil encontrar gente con 10 perfecciones, como para encontrar 32 «perfecciones».

    Como bien apuntas, una de las mejores cosas de haber vivido esa fiesta es vivirla con los nepalis.

    Si algún día me decido por Nepal, cosa que me apetece, apuntaré Septiembre como mes de viaje.

    Saludos.

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies