fbpx

La Feria de Abril de Sevilla para visitantes

Actualización: 7 mayo, 2019

Hoy es fiesta y la Feria de Abril de Sevilla empieza su semana grande. Te dejamos un post con información y consejos para los que quieran visitarla y disfrutar, y no morir en el intento.

Sevillanos y visitantes tienen esta semana su casa en el Real de Los Remedios. Con más casetas públicas que nunca y un día más que en años anteriores, no hay excusas para no pasarlo de lujo en la feria más reconocida en el mundo.

Feria de Abril de Sevilla

¿Cuándo se celebra la Feria de Abril?

Nota. Este post es apto para los neófitos en la Feria de Abril, una de las fiestas más internacionales y conocidas de España. Se celebra durante una semana, normalmente en abril, aunque alguna vez ha tenido lugar en mayo, en Sevilla capital. Y nadie puede morirse sin haberla vivido, al menos, una vez. Para que nadie se pierda vamos con algunos consejos sobre cómo vivir la feria.

¿Dónde se celebra la Feria de Abril?

La Feria se celebra en una explanada gigante que se encuentra en el barrio de Los Remedios. En la antigüedad estuvo ubicada en otra zona y fue una feria de comercial y de ganado, pero en la actualidad es puramente lúdica.

Para llegar hasta este lugar a la vez que lo hacen otros miles de personas, lo mejor, sin duda, es usar los autobuses (Tussam) ubicados en el Prado de San Sebastián, la línea de metro o las «patitas» si estás relativamente cerca. El coche particular, el taxi o el uber es casi misión imposible.

La Feria tiene unas dimensiones enormes, incluso más grandes que muchos municipios de España: 250.000 metros cuadrados divididos en 15 calles y más de 1.000 casetas, una auténtica ciudad efímera.

La capital andaluza se «para» por una semana (en realidad sólo hay un día festivo oficial que suele ser a mitad de semana) y se traslada a este recinto.

Puesto de información de la Feria de Abril de Sevilla

Así que ya sabes qué es lo primero que tienes que hacer si no quieres pasar toda la fiesta dando vueltas: ir a los puestos de información que hay en el recinto (en la portada hay uno) o descargarte la App de Turismo de Sevilla.

¿Cómo vestirse para la Feria de Abril?

Pero antes de llegar a la Feria tendrás que saber cómo vestirte. Lo primero, mira el tiempo. Siempre se celebra en abril (en ocasiones también con algunos días de mayo) y, evidentemente, la meteorología cambia cada 5 minutos.

Lo normal, aunque no lo que hace todo el mundo, es que las mujeres se vistan con el traje de flamenca.

¡Que no cunda el pánico! También se pueden alquilar tanto si vas un día, unas horas o la semana entera. Y si no… pues ir elegante, con zapatos cómodos y una flor en la cabeza. Los sevillanos se arreglan para las fiestas.

Feria de Abril de Sevilla

Los hombres suelen ir elegantes también, con camisa o chaqueta. Los zapatos, igualmente cómodos. Y el móvil que esté bien cargado. Si no, a ver cómo encuentras a los amigos…

La Portada

Como buen guiri nada más pisar el albero, la tierra por la que caminarás todo el día y que te llevarás de recuerdo a tu casa en forma de manchas, tienes que dirigirte a la portada, la puerta de entrada y todo un símbolo para los sevillanos.

Miles de bombillas dan forma a una entrada efímera que cambia en cada edición. Este año se dedica al 25 aniversario de la Expo 92. Fotos de rigor y a las redes sociales.

La noche es bonita en el Real pero el día es más luminoso y vistoso con el paseo de caballos. Id ante de las 20 horas y así verás las dos Ferias de Abril.

Si te gusta los toros, de forma paralela, se celebra a diario la Feria Taurina en el Real Maestranza de Sevilla.

Casetas públicas y privadas

Sin tiempo que perder tendrás que hacerte amigo de algún sevillano para que te lleve de aquí para allá. En general, las casetas son privadas con acceso sólo para los socios (son los que pagan, un dineral, por el mantenimiento de la misma durante todo el año) y sus invitados. Suelen ser pequeñitas.

Mapa casetas Feria de Sevilla

Pero existen las casetas públicas. Hay 18 más 1, este año como novedad, para turistas. Preguntad por la antigua caseta de Abengoa y la encontrarás. Aunque en realidad podrás acceder a muchas más, todas aquellas que sean de empresas e instituciones. Suelen ser las más grandes.

La actitud es importante, ve sin miedo y con ganas de pasarlo bien. Habla con los porteros de seguridad y en más de una caseta, privada o pública, entrarás. Pero es verdad, la proporción entre unas y otras es desproporcional.

Te preguntarás… ¿por qué hay casetas privadas?, ¿por qué sólo pasa esto en la Feria de Sevilla y no en otras ferias andaluzas? La respuesta está en la historia. Esto viene desde los orígenes cuando el Duque de Montpensier, el cuñado de la Reina Isabel II, en 1850, montó una especie de «tienda» en la puerta de su palacio, el Palacio de San Telmo, e invitaba a pasar a los nobles que les parecía. A partir de ahí otros nobles, y no nobles, comenzaron a hacer lo mismo, algo que ha perdurado hasta nuestros días. Hay muchas críticas al respecto, pero esa es la idiosincrasia de esta fiesta diferente a las demás.

Te interesa...

-> Si quieres saber más sobre la privacidad de las casetas de la Feria de Sevilla, te dejamos este artículo que escribió MJ para el periódico.

Qué comer y beber

Una vez dentro de las casetas (espacios donde se come, se bebe, se canta y se baila con familias, amigos, compañeros,…), tendrás que buscar un hueco. Hay mucha gente y hay que estar rápido. Se aprende paciencia. A partir de entonces lo mejor es conocer el nombre del camarero y pedirle jarras de rebujito, la bebida oficiosa de la feria (manzanilla con refresco de lima) o, para los clásicos, una copa de manzanilla sola (al día siguiente nos cuentas que tal la feria… jejejej).

Rebujito de la Feria de Sevilla

Cuando ya te sientas como en casa es el momento de comer. Lo que no debe faltar en una mesa feriante es la tortilla de patatas, los pimientos fritos, los montaditos,…, y los serranitos, y muchos tenedores para compartir. La caseta es la casa de los sevillanos por una semana. Te harán sentir como si estuvieras en la vuestra y te transmitirán ese duende que hay en el sur. Siempre hay un hueco para el que llega con una copa de vino o un plato de comida. Compartir es vivir. ¡Que no falte de ‘ná’!

Bailar y cantar

Lo último y más difícil. En algún momento te tocará bailar. Sí, las famosas sevillanas. Tendrás que buscarte una pareja, si es local te ayudará, y seguir sus pasos. Hay cuatro fases o coplas con una breve parada entre cada una de ellas. Pierde la vergüenza, da muchas vueltas, levanta las manos y déjate llevar…

También se baila mucha rumba y mucha música variada y animada de la actualidad.

Y para rematar…

Si terminas muy cansado, para la vuelta a casa o al hotel, haz una parada en los puestos de buñuelos de las casetas cercanas a la Portada. Están de vicio y te ayudarán a despertarse mejor al día siguiente.

Cuando abras los ojos pensarás que habrás vivido un sueño y querrás repetir. ¡Eso es la Feria de Abril! El sueño de siete días de primavera en el que lo único que cuenta es disfrutar y pasarlo bien con familia y amigos.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre la Feria de Abril de Sevilla?, ¿eliminarías o añadirías algo? Cuéntanos tus propuestas. Estaremos encantados de leerte.


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> ¡No te compliques! Coge aquí tu TRASLADO desde el aeropuerto.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.a

–> Aquí los mejores RESTAURANTES para comer en tu destino.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “La Feria de Abril de Sevilla para visitantes”

  1. ole, ole, oleeeeee…..!!!!!, que bonita y única es la feria de Abril sevillana y que colorida,
    Que guapos y contentos se os ve.
    María José, que guapa estas y que bien te sienta el traje de flamenca,

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies