Qué ver en Luxemburgo: el no tan pequeño país

Actualización: 2 enero, 2019

En el corazón de Europa hay un gran desconocido, el Gran Ducado de Luxemburgo. Este diminuto país pasa desapercibido muchas veces para el viajero por simple desconocimiento. Por eso hemos querido salir de dudas con nuestros propios ojos y… ¡que no nos lo cuenten! Ahora te podemos asegurar que son incontables los motivos para visitar este pequeño gran destino que nos ha sorprendido gratamente.

No pienses que con un solo día en la capital, como dicen muchos, será suficiente para cumplir el expediente. Luxemburgo tiene mucho que ofrecer: castillos medievales de ensueño, lugares patrimonio de la Humanidad, 7 parque nacionales, carreteras de anuncio, pueblos termales donde relajarse… ¿a qué no te lo imaginabas? Pues sigue leyendo la guía definitiva sobre qué ver en Luxemburgo para descubrir la capital (Luxemburgo capital) y el resto del Estado.

Dónde está Luxemburgo

Si te preguntamos dónde está Luxemburgo, te costará de primeras colocarlo en el mapa. No te preocupes, a nosotros también nos pasaba. Lo cierto es que este Gran Ducado, que es como se considera, está situado en el corazón de Europa. De hecho está rodeado por grandes colosos como Alemania, Francia y Bélgica.  Por eso, este destino también es un buen lugar para volar si quieres conocer otros lugares.

Nosotros lo hicimos para continuar nuestro viaje por Colmar, en la Alsacia francesa. La mejor manera de llegar es en avión. Ahora, por suerte, hay varias aerolíneas low cost que operan hasta allí. De hecho nosotros volamos hasta el aeropuerto de Luxemburgo por menos de 10 euros por trayecto desde Sevilla. En este buscador encontramos el vuelo chollo a Luxemburgo.

Excursiones desde Bruselas a Luxemburgo

-> Si has volado a Bélgica y quieres hacer una escapada a la City de Luxemburgo puedes hacer esta excursión. Está a 200 kilómetros de la misma y al regresar a Bruselas se pasa por Las Ardenas y Dinant.

Para moverse por el país, el planazo es alquilar un coche y hacer un buen roadtrip. Las carreteras de este país están muy bien pero, sobre todo, son preciosas por la parte montañosa del norte. Nosotros, en uno de los países más ricos del mundo, no quisimos ser menos y alquilamos un BMW con la empresa de alquiler de coches SIXT. Lo recogimos en el aeropuerto y, como siempre, la experiencia fue genial.

Castillo de Beaufort

Una vez en la capital, eso sí, te recomendamos que aparques el coche y te muevas en transporte público por Luxemburgo (el primer país del mundo con los transportes públicos totalmente gratuitos. Sí, no te estamos vacilando. Te montas en el bus, no pagas y nunca vendrá un revisor a ponerte multa (aunque cuando fuimos todavía no lo habían empezado a aplicar porque la noticia la publicaron unos días antes de nosotros llegar).

Qué ver en Luxemburgo capital

Le Chemin de la Corniche: el Balcón de Europa

Lo primero que te recomendamos ver de Luxemburgo capital es su impresionante Balcón de Europa, que tiene las mejores vistas de la ciudad y… ¡del continente! Le Chemin de la Corniche, como se conoce por los locales, te va a dar una buena perspectiva de lo especial de esta ciudad, tanto de la parte alta como de la baja, construida sobre rocas naturales, entre ríos… Aunque el balcón está sobre las Casamatas del Bock (ahora te contamos), nosotros encontramos mejores planos para las fotos desde el propio Chemin de la Corniche que baja junto al río.

Luxemburgo city

Casamatas del Bock

Las Casamatas del Bock, uno de los mejores complejos de galerías militares del mundo, es el lugar más turístico de Luxemburgo. En el interior de la roca se creó una fortificación natural que ha sido utilizada desde la Edad Media para refugiarse de los asedios que históricamente ha sufrido la capital por parte de tropas enemigas. Precisamente la red de túneles subterráneos es la que reciben el nombre de casamatas. En total 17 kilómetros de caminos y pasadizos bajo tierra que está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Casamatas de Luxemburgo

Un apunte importante es que los túneles abren del desde febrero a mediados de noviembre. En diciembre y enero cierran por mantenimiento y como precaución por derrumbe y posibles subidas en los niveles del agua en los túneles por las lluvias. Si quieres actualizar la información, horarios de visitas, tours guiados, etc., pásate por la oficina de información turística que hay en la Plaza Guillermo II.

Hoteles en Luxemburgo:

-> En este viaje nosotros nos alojamos en el Mondorf Parc Hotel, un hotel situado a 20 minutos en coche del centro pero que cuenta con uno de los mayores balnearios y zona de spa de toda Europa. El acceso al mismo es gratis si te alojas en el hotel.

Barrio de Grund

Si sigues el camino, por la parte baja, entrarás de lleno en el Barrio de Grund, sin duda, el más bonito de la capital. En este rincón con encanto de Luxemburgo capital, situado a orillas del río Alzette, tiene una de las postales que habrás visto antes de llegar. Desde aquí podrás pasear entre casas construidas en las rocas y parar en alguno de los muchos bares y terrazas que hay por esta zona.

En esta zona se puede ver el Muro de Wenceslao, la Abadía de Neumünster y las principales fortificaciones construidas junto al río Alzette.

Si después de comer te da pereza volver a subir a la parte alta de la ciudad, puedes hacer uso de los ascensores gratuitos para flojetes con los que cuenta Luxemburgo.

Palacio Ducal Luxemburgo

Ya en el puro centro, en la parte alta, tienes que acercarte a ver el monumento, en mayúsculas, de la capital. El Palacio Ducal de Luxemburgo sigue siendo la residencia oficial de los Reyes. Aquí los Reyes reciben a otros mandatarios, graban el mensaje de Navidad, como el de nuestro Felipe, y todo lo propio de las monarquías actuales.

Palacio Ducal de Luxemburgo

Precisamente por eso no puede visitarse durante el año, tan solo los meses de julio y agosto. Pero verlo por fuera ya merece la pena. Además, para los curiosos que les guste ver guardias reales por el mundo, en este palacio también aguardan dos militares custodiando este lugar histórico que data del siglo XVI.

Luxemburgo tiene una monarquía constitucional enclavada entre las dos gigantescas repúblicas de Francia y Alemania, y ha pagado el precio de su ubicación en dos guerras mundiales, por lo que tiene mucha historia que ofrecer.

Catedral de Luxemburgo

Muy cerca, a la espalda de la Plaza Guillermo II, está la Catedral de Luxemburgo, la principal de todo el país. La iglesia, de estilo gótico, fue en origen propiedad de los jesuitas.

En el interior se encuentra la cripta de los Reyes antepasados del ducado. Se puede visitar de forma gratuita.

Cripta Catedral Luxemburgo

Museos de Luxemburgo

La capital tiene muchos museos y, lo mejor de todo, es que con la tarjeta de la ciudad Luxembourg Card, se puede acceder a todos totalmente gratis. Algunos de los más importantes son el Museo de la Ciudad (Lëtzebuerg), el Museo de Arte Moderno o el Museo de Historia Natural.

La tarjeta, que también da acceso gratuito al transporte público, a piscinas públicas, centros de ocio y otros monumentos repartidos por el país, solo cuesta 13 € (un día), 20 € (dos días) o 28 € (3 días).

Te dejamos aquí el enlace con todas las actividades que incluye la Luxembourg Card.

Kirchberg, el barrio Europeo

Miembro fundador de lo que ahora es la Unión Europea, el diminuto país alberga una de las tres capitales de la UE -la ciudad de Luxemburgo, junto a Bruselas y Estrasburgo- y sigue siendo un actor clave en la gestión de las políticas europeas.

A las afueras del centro se ha construido precisamente el barrio Europeo de Luxemburgo, la parte más moderna de la ciudad. En esta zona se han construido algunos de los edificios de instituciones europeas como el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea, parte de la Comisión Europea, entre otros.

Barrio europeo

Hay que recordar que en Luxemburgo se firmó el tratado de Schengen, un acuerdo que garantizaba la posibilidad de viajar sin fronteras dentro de los países europeos miembros. Una gran iniciativa, sobre todo, para los que viajamos mucho.

Además, se puede visitar por fuera el espectacular edificio de la Filarmónica de Luxemburgo o el MUDAM o Museo de Arte Moderno. Tengas coche o no, te recomendamos que hagas el tour en bus por Luxemburgo. Las principales paradas son en esta parte europea y merece la pena que te lleven hasta allí y te expliquen. En coche es un lío grande porque hay muchas zonas en continuas obras, zonas privadas y poco aparcamiento.

Qué ver en Luxemburgo país

Luxemburgo cuenta con cinco regiones bien diferenciadas además de la city. Te contamos lo más destacado de cada una de ellas.

Región Éislek

Vianden

A partir del segundo día queríamos recorrer el país en nuestro cochazo para descubrir otros rincones de Luxemburgo. Uno de los imprescindibles, segurísimo, es el pueblo de Vianden, a menos de una hora de la capital.

Aquí está uno de los castillos medievales más importantes y mejores conservados del mundo. Antes de llegar, desde el casco urbano que está en la parte baja, te recomendamos que te pares para hacer una foto. Ya verás que parece un paisaje de cuento de hadas. Para subir al castillo, que se puede visitar, puedes optar por el coche (lo más sencillo) o un viaje en telesilla con vistas espectaculares de 10 minutos (unos 3-4 euros).

Vianden

Recuerda que si tienes la Luxembourg Card, la entrada a la fortaleza es gratuita. Y, si te queda tiempo, acércate al Beaufort, a 20 minutos, que tiene otro castillo muy chulo e impresionante, aunque un poco derruido.

Esch-Sur-Sure

Para nosotros el pueblo más bonito de Luxemburgo. No aparece como tal en ninguna guía de viaje ni en ninguna otra plataforma digital. Lo descubrimos en una revista de la región y nos encantó. Es muy, pero que muy, pequeño, pero merece una visita si estás por Vianden al encontrarse en los campos verdes de Las Ardenas.

El mas bonito de Luxemburgo

Región Mullerthal

Parques Nacionales: Mullerthal y cascada Schéissenëmpel

Otra de las cosas que queríamos hacer en Luxemburgo era conocer alguno de sus 7 Parques Nacionales. Parece mentira que en el séptimo país más pequeño de Europa haya tanto verde protegido, pero los luxemburgueses son unos cracks para eso.

De entre todos, del que mejor nos hablaron fue del Parque Nacional de Mullerthal, al noreste del país y a menos de media hora de la capital. Le llaman la Pequeña Suiza de Luxemburgo. Para aprovechar bien tu tiempo, lo ideal es que pongas Schéissenémpel en el GPS (sí, ya sabemos que te va a llevar un rato poner este palabro tan raro).

Ese lugar está la cascada más famosa del país. Es bonita pero muy pequeña (no esperes ver el mismo agua que en Iguazú). Para llegar hasta allí atravesarás unas carreteras de anuncio. Y, una vez allí, podrás hacer varios trails bien señalizados y de dificultad baja (en invierno cierran algunos caminos, así que id con los ojos abiertos).

Te interesa...

-> Aunque Luxemburgo pertenezca a la Unión Europea es uno de los países más caros del mundo y la sanidad no es del todo gratuita (hay que pagar el 20 % de la factura). Por eso es mucho mejor bien asegurados por muy poco dinero y contratar un seguro de viaje. Nosotros usamos IATI Seguros y solo por ser nuestro lector tienes un 5 % de descuento en tu seguro de viaje a Luxemburgo

Echternach

Es otro pueblo con encanto y la particularidad de éste es que es el más antiguo del Ducado. Tiene varias cositas patrimoniales que ver.

Región The Moselle

Mondorf–les–Bains

Cada vez tenemos claro en nuestros viajes que, además de las visitas, nos encanta disfrutar de las experiencias. Por eso, cuando decidimos coger nuestro alojamiento Mondorf Parc Hotel lo hicimos, principalmente, porque dentro de sus instalaciones está uno de los más grandes y mejores balnearios y spas de Europa, Mondorf Domain Termal.

Mondorf-les-Bains, el pequeño pueblo residencial a 20 minutos de Luxemburgo donde está situado, es precisamente reconocido por sus aguas termales. Este lugar es una auténtica locura para los amantes de la buena vida. Cuenta con varias piscinas termales (interiores y exteriores). Las exteriores son de agua calentita y en inverno son un gustazo, nos recordó al baño que nos dimos en Budapest. Además, tiene varias piscinas con chorros de hidromasaje (interiores y exteriores). Cuenta con gimnasio, varias saunas y un largo etcétera para pasar el fin de tu día aquí relajando cuerpo y alma.

Viñas luxemburguesas

El Gran Ducado tiene una floreciente industria vinícola local. El valle es evidentemente clave para la producción de vino del país, con hileras interminables de viñedos que cubren las lomas bajas interrumpidas solo por unos pocos pueblos y aldeas. Puedes visitar Grevenmacher y dar un paseo fluvial en barco.

Región Guttland

Cementerios: Americano y Alemán

Como comentábamos más arriba, Luxemburgo vivió dos grandes guerras mundiales. Hasta el lugar se desplazaron miles de soldados de uno y otro bando. De ahí que se puedan visitar los dos cementerios como curiosidad y por conocer un poco más la historia reciente de nuestro planeta. Se puede visitar el Cementerio Militar Americano a 15 minutos de la capital, en Val du Scheid, y un poco más adelante, a un kilómetro, está el Alemán en Sandweiler. Ambos gratuitos.

Sobre el americano, se puede visitar la tumba del General George S. Patton, comandante del Tercer Ejército estadounidense en la que la historia lo ha dejado como la imagen de un brillante líder militar.

Ruta de los Castillos

Con Vianden tendrás suficiente, pero si te vuelven locos los castillos en esta región hay unos cuántos. En concreto siete: Mersch, Pettingen, Useldange, Septfontaines, Ansembourg, Hollenfels y Schoenfelds.

Región The Land of the Red Rocks

Rumelange

Esta región, al sur del país, es la más prescindible para nosotros. El paisaje verdoso que se puede ver en el resto del ducado se convierte aquí en rojizo al ser una zona minera e industrial. De hecho se puede visitar el Museo Nacional de la Mina en Rumelange.

Zona minera e industrial de Luxemburgo

Hoteles en Luxemburgo

Para ayudarte con tu alojamiento en el Ducado, te dejamos la web que usamos nosotros para encontrar hoteles con los mejores precios en internet.

Qué comer en Luxemburgo

Luxemburgo tiene mucha influencia de los países vecinos y en la comida también se nota. Si hubiera que nombrar un plato nacional ese es (atentos al nombre) el bouneschlupp, una sopa de judías verdes muy consistente.

Pero a nosotros lo que más nos gustó fue (ojo al nombre otra vez) el gromper keeschelche, unas tortitas de patatas fritas que la comen mucho en los mercados navideños (acompáñalo de un vino caliente). También encontrarás la típica salchicha con el choucroute, hojas de repollo fermentadas con la que acompañan todo.

De tapitas por Luxemburgo

Para los amantes del queso, el kach keis, es una variedad muy tierna que se deshace y está deliciosa. Para probar estos platos típicos, Luxemburgo tiene buenos restaurantes. Como no son baratos, nuestra recomendación es que optéis por la opción de menú, que es mucho más económica y completa. Te dejamos una lista con las mejores opciones de bares y restaurantes en Luxemburgo.

Curiosidades de Luxemburgo

Luxemburgo es un país lleno de curiosidades. Por eso queremos cerrar este post con alguna de las que más nos han llamado la atención:

  • Luxemburgo es el país con el salario mínimo más alto de Europa, unos 2.000 euros al mes.
  • En total en Luxemburgo viven menos de 600.000 habitantes. En su capital, unas 120.000 personas. Sin embargo, la mitad de las personas que trabajan en este país, no viven aquí sino en alguno de los países vecinos.
  • A los luxemburgueses les chiflan los coches. Tienen el porcentaje más alto de coches nuevos comprados: 647 por cada mil personas. Eso también se nota en los atascos que hay en la capital a las horas punta…
  • Para terminar, dato que nos encanta y dice mucho: en las últimas elecciones votó más del 90 % del electorado.

Mapa de nuestra ruta por Luxemburgo

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver en Luxemburgo? ¿Incluiríais algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

11 comentarios en “Qué ver en Luxemburgo: el no tan pequeño país”

  1. Hello,
    nice article. I want to give a note on the public transport.
    Nothing pays is not true, my friend got 2 fines in one year:-)
    The controls on the bus are rare, but they are! Instead, on the trains, 90% of the times you get the control.
    It is now official that the public transport will be free from next year (2020).
    Currently, it is also free on Saturday and the first Sunday of the month.
    Greetings from Lux

  2. De la que se va a víanden una parada en diekierch a visitar el museo militar ,super interesante,como muchísimo material sobre la Segunda Guerra Mundial

  3. Estoy de acuerdo con vosotros en que Luxemburgo es un lugar que se queda ahí en el medio y no se te ocurre visitar. Leyendo vuestro post lo acabo de meter en el grupo de lugares futuribles.

    A ver si pronto surge la oportunidad.

  4. Estuve en Luxemburgo en noviembre y regresé a casa enamorada. El país estaba teñido de dorado y aunque llovió pudimos disfrutar mucho de este pequeño rincón europeo, con muchos más que ver y hacer de lo que pensaba. Fue una escapada breve y que quedé con ganas de más castillos y de visitar el Parque Nacional de Mullerthal, que viendo vuestras fotos se convierte en una razón para volver a Luxemburgo. 🙂
    Un saludo ¡y feliz año!

  5. Nosotros acabamos en Luxemburgo de casualidad – tengo a una amiga que vive allí y un día nos invitó ir a verla. No teníamos muchas expectativas, pero como bien decís, Luxemburgo – todo el país, no solo la capital – nos sorprendió muy gratamente.

    Y lo de transporte público gratuito es un puntazo. Cuando estuvimos, no era oficial, pero nadie pagaba. Y como íbamos con los locales, hacíamos lo mismo. Como dices, nunca vino un revisor a multarnos. Así que, creo, que solo legalizaron lo que se hacía durante años.

    De todo lo que se debe/puede ver en Luxemburgo capital creo que me quedo con el Balcón de Europa y casamatas. Son dos sitios únicos.

    Reconfirmo que el PN de Mullerthal es una maravilla. Si solo estuviera dos días en Luxemburgo, le dedicaría un día a la capital y otro, a pasear por las sendas de ese parque.

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies