Que ciudades visitar en Alemania: nuestro top 10

Actualización: 8 febrero, 2022

Los paisajes de Alemania son asombrosamente hermosos: picos alpinos, bosques misteriosos, villas termales, pueblos de casas de madera, iglesias rococó y castillos que parecen demasiados majestuosos para ser reales. Desde las montañas hasta las capitales, y en todas las zonas intermedias, te contamos que ciudades visitar en Alemania más bellas y todo lo que ofrecen sus alrededores para que tu escapada o escapadas sean memorables. ¡Comenzamos!

Berlín

Berlín es una ciudad fascinante y un monumento de historia viva. El Muro de Berlín fue desmantelado en 1989, pero los distritos este y oeste de la ciudad aún muestran signos de la división política, cultural y física que existió durante casi 30 años. Hay mucho que ver en Berlín, desde los restos del muro cubiertos de grafitis hasta el búnker de Hitler y el nuevo centro de la sinagoga judía, sin olvidar los grandes clásicos como la Puerta de Brandeburgo, el Reichstag (edificio del Parlamento), Alexanderplatz o la Isla de los Museos.

Berlín no está sofocada de ninguna manera por su pasado, más bien se lanza de cabeza hacia el futuro con bares de moda que atraen a una multitud joven y moderna en los distritos de Mitte y Charlottenburg. También ofrecen excelentes hoteles de lujo y restaurantes gourmet que aseguran su elegante estatus europeo.

Que ver en Berlin

Viajar a Berlín en familia también es un planazo y nosotros lo haremos con JJ en cuanto podamos visitar Alemania. No importa en qué barrio te encuentres, puedes estar seguro de que encontrarás varios spielplatz estupendos a pocos minutos a pie (parques infantiles). Las autoridades de Berlín parecen enorgullecerse de crear parques infantiles cada vez más imaginativos, divertidos y decorativos para los más pequeños. Rara vez verás el trío desolado de columpio, rotonda y tobogán, aquí son temáticos. Muchos incorporan un patio de juegos de madera y con una especie de fuente de agua y zonas de arena.

Te recomendamos...:

El Museo Laberinto Kinder y FEZ-Berlín también son planes para ir con niños. En el primero se intenta aprender a través del juego en un espacio ruidoso, colorido y animadamente interactivos; y el segundo es un espacio de 100.000 metros cuadrados, repleto de actividades lúdicas y educativas, lo que lo convierte en el centro familiar sin ánimo de lucro más grande de Europa.

Potsdam

La visita a la ciudad de Postdam es una de las excursiones desde Berlín imprescindibles. Está situada a solo 20 kilómetros de la capital alemana. La que fuera la antigua residencia de los reyes prusianos y los kaisers alemanes está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1990 por sus bonitos palacios y cuidados jardines.

El Palacio Sanssouci es conocido como el ‘Versalles alemán’, es uno de los más populares de la ciudad. El Palacio Nuevo (Neues Palais) es un edificio renacentista donde destaca su cúpula verde. O el Palacio de Cecilienhof, es hoy en día un hotel además de un museo.

Postdam también cuenta con una Puerta de Brandenburgo y fue construida antes que la de Berlín. Se encuentra situada en el centro histórico de la ciudad, junto a la Luisenplatz.

Que hacer en Alemania

Múnich

Puede que sea más conocido por el Oktoberferst, pero Múnich tiene más que ofrecer que solo cerveza. La ciudad bávara tiene una grandeza y una belleza que rivalizan con muchas capitales europeas y, con más teatros y galerías que cualquier otro lugar de Alemania.

Lo ideal es empezar la visita patrimonial por la Marienplatz, la plaza donde se ubica el Neus Rathaus (el nuevo Ayuntamiento), la fuente Fischbrunnen y la columna de Santa María (Mariensäule). Se puede decir que es el centro neurálgico donde se concentran también numerosos bares y tiendas. La Karlplatz es otra de las plazas más famosas de Múnich y por ella se accede a la ciudad antigua por la puerta de Karlstor. Y es que Munich estuvo en su día rodeada de varias puertas. Otra plaza que visitar en Múnich es Odeonsplatz. Aquí se concentran tres monumentos importantes: Feldherrnhalle, dedicado al ejército bávaro, la Iglesia de los Teatinos (Theatinerkirche), y los parques Hofgarten y Finanzgarten. La Catedral de Nuestra Señora de Múnich (Frauenkirche) llama la atención por sus dos grandes torres coronadas por las cúpulas de color verde; el interior fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial.

Oferta inteligente:

  • Ya sabes que la mejor forma de visitar el centro de Múnich es haciendo un free tour. No se te escapará nada y además ¡es gratis!
  • ¡Ah! Desde Múnich puedes hacer excursiones muy molones por los alrededores, tales como al castillo de Neuschwanstein (sí aquel en el que Walt Disney se inspiró para crear su castillo de cuentos de hadas), a los Alpes bávaros y ascender la montaña más alta de Alemania (Zugspitze con 2.962 metros), y disfrutar del lago Constanza, a los pies de los Alpes, entre tres países (Alemania, Suiza y Austria).

Además, si hablamos de Múnich se nos viene a la cabeza varias cosas: coches y olimpiadas. Si eres un amante del motor, aquí puedes visitar el Museo BMW y la fábrica. Y si te gusta el deporte, puedes conocer el Parque Olímpico de la ciudad donde destaca la Olympiaturm, la torre de televisión de 291 metros (aquí puedes rendir homenaje a las 11 víctimas del equipo olímpico de Israel).

Que visitar en Alemania

Núremberg

En esta ciudad alemana tuvieron lugar los famosos Juicios de Núremberg para castigar a los responsables de todos los crímenes contra la humanidad que se cometieron durante la Segunda Guerra Mundial. Aparte de esto, es una villa que engancha, con cierto aire medieval y mucho ambiente. Sin duda, una de las ciudades que visitar en Alemania.

Una de las cosas que hay que hacer en Núremberg es buscar el anillo en la Schönner Brunnen. Esta fuente se halla en Hauptmarkt, junto al Ayuntamiento y la Iglesia de Frauenkirche, y está compuesta por 40 figuras que representan la visión del mundo según el Sacro Imperio Romano.

Handwerkerhof o Patio de los artesanos parece sacado de un libro de cuentos; aquí se puede ver un gran número de pequeños talleres, tiendas y restaurantes que desde 1971 ofrecen artesanías y comida típica. El Puente del Verdugo es un puente de madera sobre el Río Pegnitz y una de las postales más bonitas de la ciudad.

Otras de las iglesias famosas de la ciudad son las de San Lorenzo y San Sebaldo. Y si hablamos de Castillos es visita obligada el Castillo de Núremberg, situado sobre una roca arenisca en el Norte de la ciudad, y su museo Kaiserburg.

Que ver en Alemania

Muy cercad de Núremberg está Rothenburg Ob Der Tauber, uno de los pueblos más bonitos de Alemania, con sus calles empedradas y casas tradicionales de la región.

Baden-Baden

Con alrededor de 350 ciudades balneario, 200 baños termales y 900 balnearios, no es de extrañar que Alemania haya sido durante mucho tiempo el destino de bienestar más prestigioso de Europa.

La elegante ciudad balneario de Baden Baden, en la Selva Negra, a menudo se describe como gemutlich, que significa cómoda o acogedora. Los manantiales naturales han atraído a visitantes desde la época romana.

En la Selva Negra camina a través de la densa naturaleza, siga el rugido del agua hasta la espectacular cascada Geroldsauer o el vertiginoso Triberger, sube al funicular de Merkur Mountain para disfrutar de vistas espectaculares, desciende a toda velocidad en el trineo durante todo el año en Mehliskopf y recupera el aliento en el jardín de rosas en la colina de Beutig.

Consejo: ir al Mercado navideño de Friburgo:

  • Friburgo está cerca de Baden-Baden y la Selva Negra y, como tal, su artesanía y comida reflejan la región. Encontrarás zapatos de paja y animales de juguete de madera de colores, así como velas de cera de abeja, que se pueden hacer por encargo. Hagas lo que hagas, asegúrate de probar un Nonnenseufzer , o un donut recién hecho relleno de manzanas, bajo la torre de 380 pies de altura de la catedral gótica de Freiburg Minster de la ciudad para disfrutar de una clásica escena navideña. ¡No te lo pierdas!

Hamburgo

Hamburgo es el centro de las industrias de seguros, Internet y periódicos de Alemania y es su segunda capital de la moda. Con lujosas calles comerciales y animadas zonas, la ciudad también es sorprendentemente hermosa.

Hamburgo es uno de los principales puertos del mundo situado en la desembocadura del río Elba. Si hay un símbolo de esta ciudad es El Faro de Sankt Michaelis; que es un campanario perteneciente a la iglesia de Sankt Michaelis, y era lo primero que veían los navegantes al aproximarse a esta ciudad por mar.

El entorno de la Rathausplatz, la inmensa plaza del Ayuntamiento, concentra el Hamburgo más monumental. Aquí vas a encontrar el edificio del Rathaus, la Cámara de Comercio, la antigua iglesia de St. Nikolai, a cuya torre se puede subir en ascensor; la de St. Petri. Así como las casas más antiguas de la ciudad en las calles Deichstrasse y Cremon; las Alster Arkaden (pórticos), el muelle Jungfernstieg; la Hauptbanhof y el muy recomendable Kunsthalle (museo de Bellas Artes), que acoge algunas obras maestras de la historia del arte.

Que ver en Hamburgo

Hannover

Esta ciudad situada al norte de Alemania es una de las ciudades industriales de alemanas por excelencia. Muchas fábricas de neumáticos y de coches se encuentran aquí y hasta Hannover llegan las ferias internacionales de este sector.

Después de la segunda Guerra Mundial, Hannover fue reconstruida con una nueva planificación urbanística. No puedes irte sin visitar el Ayuntamiento Nuevo, el edificio más bonito y representativo de la ciudad, que data de principios del S.XX. Desde arriba, tienes una magnifica panorámica en 360 grados. El lago Maschsee, es otro imprescindible de esta metrópolis alemana.

Qué ver en Hannover

Si visitas la ciudad en otoño tampoco puedes perderte los jardines de Herrenhausenn que es cuando están en su máximo esplendor.

Visitar Hamelin desde Hannover:

  • Cerca de Hannover está Hamelin. ¿Te suena de algo? Muchos lo reconoceréis por el popular cuento del flautista de Hamelín, escrito por los hermanos Grimm. Aquí en este lugar se inspiran los autores.
  • En la fachada renacentista de la casa Hochzeithaus, hay un carrillón que representa la leyenda del flautista. Encontrarás muchas referencias e iconos inspirados en el relato. Los locales se sienten muy orgullosos de ello y no es para menos.
  • El casco antiguo medieval y la principal calle de Hamelin están repletas de casas de madera y edificios muy bellos. Las ratas, que encontrarás en el suelo de las calles a modo de mini-esculturas, te guiarán por una ruta turística por toda la ciudad.

Frankfurt

El centro financiero de Alemania confunde su reputación empresarial con algunos hoteles, restaurantes y tiendas con estilo. Asegúrate de ver una exhibición en uno de sus museos de clase mundial. Aquí se une arte, tradición e historia.

En el corazón histórico se encuentra Römerberg, una plaza donde se encuentra el Ayuntamiento y, que durante el mes de diciembre, alberga uno de los mercadillos navideños más multitudinarios del país. Cerca está la Colegiata de San Bartolomé, la catedral. Con 200 metros de altura te topas con uno de los miradores más impresionantes de Frankfurt, la Torre Meno.

Una buena manera de conocer los imprescindibles que ver en Frankfurt es dando un paseo a bordo del Ebbelwei Express, un tranvía que recorre los puntos más interesantes mientras se degusta una copa de vino de manzana (apfelwein) acompañada de pretzels y música.

En la orilla de los museos vas a encontrar nada más y nada menos que quince museos, entre los que destacan Städel, Liebieghaus, Giersch o Portikus. A finales de agosto se celebra el Museumsuferfest, la Fiesta de la Ribera de los Museos.

Si tienes niños, ve al parque Bethmann, uno de los secretos mejores guardados de Frankfurt, con macizos de flores bellamente cuidados.

Que hacer en Frankfurt

Düsseldorf

Düsseldorf es la capital de Renania del Norte-Westfalia, es el principal centro económico de la Alemania Occidental y es otra de las ciudades que visitar en Alemania. La historia pesa sobre esta ciudad y es que tras ser prácticamente destruida durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, resurgió cual ave fénix y se convirtió en lo que es hoy: una de las ciudades alemanas con mayor calidad de vida.

El 90% de los edificios del Altstadt, la Ciudad Vieja, fueron totalmente destruidos durante el bombardeo. El río Rin cruza de este a oeste su centro histórico, que cambia completamente durante el día y la noche. Aquí se encuentra la Burgplatz (Plaza del Castillo) y el Monumento de la Ciudad. En Markplatz verás el imponente edificio del Ayuntamiento, copia exacta del original (que databa del siglo XVI).

El Rheinturm (la Torre del Rin) es la torre de telecomunicaciones de Düsseldorf y tiene el mirador más espectacular de toda la ciudad. No puedes irte sin dar una vuelta por Königsallee, la calle comercial más elegante de Alemania. Por su parte, el Kaiserswerth es un barrio ubicado en una isla en el Rin, que lleva 700 años viendo cómo la villa se va transformando. Düsseldorf también tiene un corazón verde con Volksgarten y Südpark, dos de sus grandes parques. Tienes que visitar ‘La Barra Más Larga del Mundo‘, una zona con un gran número de bares y restaurantes. Aquí tienes fiesta asegurada, sobre todo si vienes en Carnavales.

Que ver en Dusseldorf

Dresde

Se considera como la ciudad grande más bella de Alemania, la «Florencia barroca». Aunque ha sufrido mucho. Todavía muestra las cicatrices de la Segunda Guerra Mundial, cuando fue bombardeada por las fuerzas aliadas en febrero de 1945. Durante la última década, desde el final de la Guerra Fría, la capital histórica de Sajonia ha sido minuciosamente restaurada.

Aunque muchos de sus tesoros se han desvanecido, queda una cantidad inmensa: un teatro de ópera de primera clase, una arquitectura barroca sublime y una de las mejores colecciones de arte renacentista del mundo. El río Elba divide a la capital en la Ciudad Vieja, donde se concentra las mayores joyas, y la Ciudad Nueva. Allí está Brühlsche Terrasse, ‘balcón de Europa’, una terraza sobre el río con unas magníficas vistas de Dresde.

El símbolo más importante de Dresde es la iglesia Frauenkirche, y el Palacio Zwinger alberga la mayor colección de porcelana de Asia oriental (uno de los museos más importantes de Europa). Digno de visitar es el palacio de Dresde, antigua residencia de los electores y Reyes de Sajonia.

Visitar Alemania

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre que ciudades visitar en Alemania? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.