fbpx

Estos son los 10 pueblos bonitos de La Rioja imprescindibles

Actualización: 23 abril, 2020

Cuando hablamos de La Rioja nuestra mente piensa automáticamente en vino. En las cientos de bodegas y viñedos que recorren sus tierras. Pero La Rioja es más que eso. La comunidad menos poblada del país, la segunda más pequeña, ofrece calidad y disfrute en pequeños sorbos. Como las buenas reservas. Verás unos paisajes espectaculares, pueblos con encanto y rincones difícilmente de olvidar.  Queremos que descubras esta zona del norte de España, y para ello vamos a hacer una ruta con los 10 pueblos bonitos de La Rioja. Si sigues leyendo, no te perderás ningún imprescindible que ver en La Rioja.

Haro

Haro es la ciudad del vino por excelencia. Sí, vamos a empezar por uno de los signos de identidad de esta comunidad. Haro es conocida por la viticultura y la elaboración de vinos de calidad dentro de la denominación de origen Rioja.

En esta capital de La Rioja Alta, además, se celebra cada año la Batalla del vino. Cada 29 de junio, miles de personas se lanzan vino de todas las formas posibles. Los amigos que han estado nos lo han recomendado mucho.

Aparte de visitar alguna de las históricas bodegas, tu paseo por el casco histórico se va a centrar en la Plaza de la Paz y sus alrededores, donde destacan los numerosos palacios. En 1975, precisamente, fue declarado Bien de Interés Cultural por sus ocho palacios, iglesias y el Teatro Bretón

Si estás pensando alojarte en Haro, te recomendamos el Hotel Los Agustinos. Ocupa un edificio histórico precioso que fue un convento en el siglo XIV. Las habitaciones están situadas alrededor una zona de salón central impresionante, con techo de cristal. Si prefieres algo más moderno, entonces tu sitio es el Wine & Soul Suites, situado en pleno centro de Haro, ideal para hacer una escapada en pareja.

Haro

Son muchas las opciones para comer bien en Haro. Si quieres productos de la zona, puedes ir al Restaurante Arrope. Aquí puedes degustar cualquier plato de la cocina vasco-riojana, como el cochinillo y el bacalao, por supuesto. En El Claustro de Los Agustinos puedes comer una cocina más elaborada sin olvidar la base de la cocina local.

Tip viajero:

Ezcaray

Situado en La Rioja Alta, no muy lejos de Haro, Ezcaray es un pueblo de esos que dicen con encanto, por eso para nosotros es unos de los pueblos más bonitos de La Rioja. Este municipio se convirtió en 1998 en la primera población de la comunidad en ser declarada Municipio de Interés Turístico. Y no es para menos. Llama la atención su arquitectura. Los balcones del centro llenos de flores y sus casas señoriales. Aunque esta localidad es digna de visitar en cualquier época del año, lo cierto es que está muy cerquita de la estación de esquí de Valdezcaray, en la Sierra de la Demanda, por lo que en invierno tiene muchas más posibilidades.

Para montar tu base de operaciones, este pueblo es buena opción. Te dejamos varias opciones de hoteles Ezcaray. ¿Te apetece dormir en un palacio? Entonces tienes que elegir el Palacio Azcarate. Situado en una mansión del siglo XVIII, ha sido cuidadosamente restaurado siendo fiel a su estilo original. Se ha conservado la decoración clásica y el mobiliario de época. Si vas a pasar más días o, simplemente te gusta más la opción de un apartahotel entonces debes ir a Aldeas de Ezcaray. Tienes todo lo que necesitas como si estuvieras en casa.

Ezcaray

Para comer en Ezcaray te aconsejamos el restaurante Echaurren Tradición. Vas a comer una cocina tradicional, además de ser reconocida con varios premios gastronómicos. El restaurante E-Tapas Gastrobar es un concepto más moderno, pero sin perder el sello familiar de los Echaurren. Cualquier antojo que tengas podrá hacerse realidad ya que tienen una amplia carta.

Cómo moverse por La Rioja:

  • Es posible que aquí llegues a través de algunos de los aeropuertos cercanos. Logroño tiene un aeródromo pequeño pero, casi seguro, tendrás mejores conexiones volando a Bilbao, Santander o Zaragoza. En ese caso, sin dudarlo, te aconsejamos que reserves un coche de alquiler barato para recorrer todos los rincones que te proponemos a tu ritmo y con libertad.

Calahorra

Calahorra es la capital de La Rioja Baja y no podemos hablar de ella sin mencionar su majestuosa Catedral de estilo gótico tardío. Los musulmanes estuvieron en esta tierra más de cuatro siglos y sus huellas están casi en cualquier rincón de este pueblo.

Otra de las cosas que no te puedes perder de aquí es su Palacio Episcopal, de estilo barroco. La judería, en la zona más alta de la ciudad, es ideal para callejear sin mirar el mapa. El Imperio Romano también dejó su huella y hay muchos restos de la época que se pueden visitar hoy día como el Yacimiento de la Clínica o el  Arco del Planillo. Además, como curiosidad, el municipio puede presumir de tener una de las mejores tierras de cultivo de España, hasta tal punto que tiene un museo dedicado a la verdura.

Ya que es un pueblo con tanta historia qué mejor sitio para alojarte en Calahorra en un Parador de Turismo. En este caso, el Parador de Calahorra, que está construido en torno a una catedral de época romana. Además, está situado a orilla del Río Ebro y rodeado por un jardín repleto de palmeras y flores. Muy cerquita del centro hay otra opción más económica, los Apartamentos Abuelo.

Calahorra

Y, como en todos los pueblos, queremos que te cuides y por eso te damos nuestras recomendaciones culinarias. Uno de los sitios para comer de lujo es el Restaurante Parador de Calahorra. Visualízate: platos como las pochas con codorniz, el célebre bacalao a la riojana o ese cordero asado con pimientos de cristal. Aquí nada puede salir mal. En el centro de la ciudad se encuentra La Pedrera. Aquí puedes comer a la carta o degustar platos caseros en un menú que va de los 13 a los 16 euros.

Te recomendamos...

  • A poco más de media hora de este pueblo está Logroño, la capital de La Rioja. Por supuesto que merece una visita para ver su patrimonio y terminar de pinchos en su mítica Calle Laurel. Lo puedes hacer por tu cuenta o con esta visita guiada por Logroño.

Santo Domingo de la Calzada

Santo Domingo de la Calzada tiene un extenso patrimonio histórico y es por ello que es necesario recorrer este pueblo con un mapa en la mano. En este rincón monumental te vas a encontrar una Catedral románica-gótica-barroca. Una hermosa plaza, la Plaza de España, que es el prototipo arquitectónico del ideal en Castilla. También ermitas y las casas y palacetes que salpican la localidad.

Pero, por encima de todo, Santo Domingo de la Calzada está unida estrechamente con el Camino de Santiago. No podemos hablar de esta localidad sin mencionar la importancia que tuvo su Hospital de Peregrinos desde el siglo XII sobre la ruta jacobea, propiciando su desarrollo y crecimiento durante la Baja Edad Media.

Sin lugar a dudas, una de las mejores opciones para dormir en Santo Domingo de la Calzada es el Parador de Santo Domingo de la Calzada. El edificio ocupa un antiguo hospital del siglo XII y conserva elementos de la época como los arcos góticos más elementos de madera. Aquí vas a descansar como un rey. Si quieres descansar en otro lugar especial, tu sitio es El Molino de Floren. Es interesante ver cómo se conservan las herramientas de la época que se utilizaban para trabajar.

Para comer, aunque más turístico que otros pueblos, tiene muy buenas opciones. El restaurante Los Caballeros está situado en el centro de la localidad y es uno de los más míticos. En sus platos se respira tradición e historia, y si no sabes qué elegir te recomendamos que te decantes por el menú degustación. Otra opción, con nombre divertido, es el Restaurate La Gallina que cantó, un sitio que merece la pena descubrir si quieres comer auténtica cocina riojana.

Santo Domingo de la Calzada

San Millán de la Cogolla

San Millán de la Cogolla, al pie de la Sierra de la Demanda, tiene el honor de albergar dos monasterios declarados Patrimonio de la Humanidad, los conocidos como Monasterios de Yuso (de abajo) y Monasterio de Suso (de arriba). Este honor se debe por ser la cuna de castellano (y también del vasco) ya que entre sus libros se encuentras las “Glosas Emilianenses”, primeras manifestaciones del castellano y el vascuence. Caminar por San Millán de la Cogolla significa acabar llegando a alguna de las imponentes portadas de ambos monasterios, entre otros.

Un sitio precioso para pasar unos días en San Millán de la Cogolla es la Hostería del Monasterio de San Millan. Este hotel está ubicado en el Monasterio de Yuso, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La paz y la tranquilidad están aseguradas en este recinto que respira historia por sus paredes. Otra opción, más económica, es el Hostal Rural La Calera. Se encuentra a las afueras de la localidad y ofrece unas vistas increíbles al Valle de San Millán.

San Millan de Cogolla

Para comer, también queremos dejarte algunas opciones de Restaurantes en San Millán de la Cogolla. En la Plaza Monasterio de Yuso se encuentra In Vino Veritas. Por tan solo 25 euros puedes comer un menú abundante y bastante completo. También puedes comer en Asador San Millán. Una carta con platos típicos de la zona y unas vistas maravillosas en la terraza.

Lectura recomendada:

  • La Rioja está pegada a Navarra. Si quieres alargar tu viaje, te recomendamos que sigas por una de nuestras zonas preferidas de España. Para ayudarte, te dejamos una lista de los pueblos más bonitos de Navarra, según nuestras experiencias.

Arnedo

Arnedo es la puerta de entrada al Valle del Cidacos, declarada Reserva Natural de la Biosfera en el año 2003. Conocida por ser la cuna del calzado, por la cantidad de tiendas y empresas dedicadas a este oficio con siglos de antigüedad, no puedes dejar de ver su museo del calzado y su curioso ‘paseo de la fama‘ por el que han pasado actores y personajes ilustres de la sociedad española. Pero si hay un lugar en este pueblo al que tienes que ir sí o sí, es al Mirador del Castillo desde el que se puede contemplar de cerca las ruinas del castillo roquero de esta localidad.

No hay muchas opciones de alojamiento en Arnedo pero te recomendamos, como siempre, un par de opciones que nos parecen las mejores teniendo en cuenta la calidad-precio, según nuestra experiencia y la de los usuario de Booking. La primera opción es el Hotel ibis Styles La Rioja Arnedo, situado en el centro de la localidad. También puedes alojarte en el Hotel Virrey, que cuenta con cómodas habitaciones perfectas para descansar después de un buen día de turismo.

Pueblos bonitos de La Rioja: Arnedo

Para comer en Arnedo puedes ir a Picabea. Una cocina casera elaborada con los mejores productos de estas tierras, bañadas con el mejor vino. El salteado de setas y hongos sobre jamón ibérico, el entrecot de vacuno con patatas y la típica receta de bacalao a la riojana son algunas de las alternativas para probar. En el Restaurante Sopitas, de corte más tradicional que el anterior, también vas a poder degustar una carta con platos típicos de la zona.

Muy recomendable:

  • A 15 minutos de Arnedo, están las famosas aguas del Balneario de Arnedillo. Sus aguas termales son una de las más reconocidas de nuestro país.
  • Si vas con menos tiempo o quieres un plan más barato y de andar por casa, te recomendamos las Pozas de Arnedillo. Varias piscinas naturales, y de libre acceso, en las que podrás darte un baño aunque sea pleno invierno. ¡Están a 40 grados!

Briones

Briones puede presumir de albergar uno de los Museos del Vino más importante del mundo. Hablamos del Museo Vivanco de la Cultura del Vino y te aseguramos que es un referente para los amantes de este elixir que se lleva venerando desde épocas remotas.

Pero Briones va mucho más allá. Esta localidad cuenta con un gran patrimonio que dota al pueblo de gran interés arquitectónico. Como la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo isabelino, el Palacio del Marqués de San Nicolás, sede del Ayuntamiento, o los restos del Castillo, que conserva algo de la torre del homenaje. Como curiosidad, hay que mencionar que que aquí se encuentra la casa más antigua de La Rioja, del siglo XVI. Pregunta a los vecinos para que te digan dónde está y olvídate de Google maps por un rato 🙂

Briones

Las opciones de alojamiento en Briones no son muchísimas. El Hotel Calaos de Briones es un establecimiento pequeño con unas vistas impresionantes a la Sierra de la Demanda o a los viñedos que rodean la localidad (más bonito en otoño). La decoración del hotel está cuidada al detalle y su restaurante no tiene desperdicio. Otra opción es la Casa Rural El Meson, una casa de campo que se encuentra a 950 metros del Museo del Vino de Vivanco y tiene una zona de barbacoas compartidas.

Si quieres disfrutar de una buena comida en Briones con platos clásicos tienes que ir al Restaurante 4 Arcos. Comida rica, sin grandes pretensiones pero servicio amable y familiar. Si te gustan las chuletillas a la brasa, merece la pena desviarse hasta aquí para comértelas. El sarmiento le da un toque especial. Y, además, el precio es más que razonable. Otra buena opción para comer bien es el Asador Los Nietos. Si vas con niños, aquí es mejor, ya que tienen un espacio para ellos. Puedes comer un menú del día por solo 12 euros.

Briñas

Briñas está situado en el noroeste de La Rioja, a 45 kilómetros de Logroño. Visitar este lugar es como viajar en el tiempo. Su Humilladero y su Iglesia de la Asunción cautivan a cualquier visitante que pasee con calma entre las pocas calles que conforman este pueblo de poco menos de 200 habitantes.  Durante el primer tercio del siglo XIX se dio lugar sobre el Puente de Briñas algunos de los enfrentamientos entre liberales y carlistas, acontecimientos que el pueblo conserva y rememora a través de títulos y placas.

Aunque el pueblo en sí no es muy grande, sí que tiene alternativas de alojamiento. El Palacio Tondón es un hotel de cuatro estrellas situado en el centro de la localidad y es, sencillamente, espectacular. Este sitio es perfecto para hacer una escapada romántica en pareja. La Hospedería Señorío de Briñas es uno de esos lugares a los que no te importaría volver una y otra vez. El hotel ocupa un bonito palacio histórico del siglo XVII que combina historia y comodidades modernas.

Pueblos bonitos de La Rioja: Briñas

Para comer en Briñas, puedes hacerlo en el Mesón Chomin. Aquí vas a encontrar una buenos productos de la tierra, especialmente las chuletillas al sarmiento y la menestra de verduras. Es una apuesta segura ya que los clásicos nunca fallan. En el Bodegón Ayala tienes comida de temporada casera con una relación calidad-precio más que correcta. La carne la suelen servir en su punto y se mantiene caliente en la mini parrilla. Por 17.90 euros puedes comerte un menú con varios platos donde elegir.

Otra lectura recomendada:

  • La Rioja es también limítrofe con el País Vasco. Si tienes más días de vacaciones, te recomendamos que alargues tu viaje hacia las mejores zonas de Euskadi. Para que aproveches el tiempo, te dejamos un post con los 10 lugares imprescindibles del País Vasco.

Alfaro

Alfaro se ha hecho famosa últimamente por su célebre colonia de cigüeñas blancas, una de las mayores de España. Las aves han hecho su nido en el edificio más emblemático de la ciudad: la Iglesia Colegiata de San Miguel. Si es la época, podrás ver este escenario natural único que han creado estos símpaticos animales. Aparte de esto, la localidad conserva palacios como el Episcopal, y caserones de buena planta, algunos de ellos realizados por el afamado arquitecto Ventura Rodríguez.

Pueblos bonitos de La Rioja: Alfaro

Como en cada pueblo, en Alfaro también te dejamos nuestras recomendaciones para dormir bien y a buen precio. Por jemplo, el Hotel Palacios tiene una ubicación perfecta, ya que está junto a la AP-68. Todas las habitaciones están equipadas para ofrecer al visitante una estancia cómoda. Otra opción es el Hotel HM Alfaro, situado en el centro de la localidad.

Y sobre la comida local… No puedes irte de aquí sin entrar en Restaurante Graccurris. El sitio es muy agradable y dispone de dos comedores uno a pie de calle y otro en un primer piso. Platos para disfrutar con su toque especial y con raciones bastante buenas. Puedes empezar con un pulpo a la parrilla y continuar con una chuleta de vaca vieja o bacalao con piperrada de verduras en salsa romesco. El Restaurante San Roque es otra buena opción para comer buen producto. Este asador te ofrece una cocina tradicional y platos abundantes, cosa que, se agradece, y mucho.

Sajazarra

De Sajazarra podríamos decir que es uno de los pueblos más bonitos de La Rioja medievales. Sajarraza puede presumir de su pasado noble que se refleja en casas palaciegas como la de los Osorio o la de los Ruiz de Loizaga. Y es que, durante el siglo XIII, fue un bastión importante de la nobleza que se asentó en esta zona. El resto de sus murallas y la Puerta del Arco recuerdan lo que en otro tiempo fue un enclave fundamental para el poder. No puede faltar una visita a Iglesia de Santa María de la Asunción, que contiene tallas góticas de gran valor.

Sajazarra

Si quieres dormir como  los nobles de la época pero en el siglo XXI, tienes que hospedarte en la Posada de Sajazarra. Este alojamiento restaurado del siglo XIX ofrece bonitas habitaciones con muebles antiguos y paredes de piedra originales. Si vienes en grupo de amigos o en familia, lo ideal es alquilar Sajazarra Casa Vacacional. Tiene cuatro dormitorios y un estupendo jardín donde hacer buenas barbacoas.

Para comer, una opción que nos gustó es el Asador Ochavo. Platos típicos riojanos con el sabor de un asador tradicional de toda la vida. Desde bacalao o patatas a la riojana a un buen cordero. ¡Para chuparse los dedos!

Sería maravilloso que está lista de los imprescindibles de la Rioja te haya servido. Si quieres añadir alguna recomendación o proponernos otros lugares para incluir en esta lista de los 10 pueblos más bonitos de La Rioja, puedes hacerlo dejando un comentario más abajo.


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:   


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.