Cinco pueblos bonitos de Navarra que deberías conocer sí o sí

Actualización: 21 abril, 2020

Bosques milenarios, pueblos pintorescos, cientos de senderos que llevan a caminos de película… Navarra tiene un sinfín de cosas que ofrecer al visitante. Es una tierra de contraste en la que puedes disfrutar desde los verdes Pirineos navarro hasta los parajes semi-desérticos de las Bardenas Reales. Aquí se encuentra una de las selvas más maravillosas de España, la de Irati. Los peregrinos estrechan lazos con Navarra ya que por aquí discurre el Camino de Santiago francés. Así que si te gusta la naturaleza, éste es tu sitio. Pero además, los amantes del buen comer están de enhorabuena. Su huerta es mundialmente conocida. Navarra es tierra de espárragos, de pimientos y de vino.  Y, aunque en España se come de maravilla, en este rincón las verduras tienen otro sabor. Nosotros queremos que la descubras y puedes empezar por estos 5 pueblos bonitos de Navarra.

Olite

Este pueblo medieval tiene un símbolo indiscutible, su Palacio Real. La que fuera residencia de reyes domina esta ciudad de unos 3.000 habitantes. Está declarado Conjunto Histórico y Artístico gracias a su rico y variado patrimonio, y es uno de los pueblos bonitos de Navarra. A día de hoy conserva parte de su recinto amurallado y te recomendamos que lo visites, si puedes, cuando se celebra el Festival de Teatro Clásico de Olite. Un paseo por sus estrechas calles y una visita a la iglesia de Santa María son cosas que tienes que hacer cuando vengas a esta localidad. Y, por supuesto, no puedes irte de Olite sin conocer algunas de sus bodegas.

Para dormir, no tenemos duda en recomendarte el Hotel Merindad de Olite. Situado en el histórico barrio medieval, es un hotel con encanto. Si quieres tener una estancia de ensueño, más aún, tienes que quedarte en el Parador de Olite, situado en un antiguo castillo del siglo XV. Está declarado monumento nacional y es, sin duda, un sitio de cuento.

Irati

Para degustar una comida tradicional y bien cocinada tienes el Restaurante Teobaldos (dentro del Parador de Olite). Si te apetece probar un poco de todo, te recomendamos el menú degustación. El Rincón de la Joyosa, otra opción más económica, tiene una carta cortita pero no desmerecida. Por 19 euros puedes tomar un menú con cuatro opciones a elegir. Seguro que alguna te encaja.

Tip viajero:

  • A una hora de Olite tienes uno de los imprescindibles que ver en Navarra, la Selva de Irati. El mayor hayedo de España y el segundo más extenso de Europa, después de la Selva Negra, es una escapada súper recomendable si estás por la zona. Puedes hacerlo por tu cuenta, si tienes coche, o hacer esta excursión por la Selva de Irati.

Sangüesa

Esta localidad navarra, a 40 kilómetros de Pamplona, es conocida por formar parte del ‘Camino de Santiago’. Además tiene una de las joyas arquitectónicas del románico: la portada de la iglesia de Santa María. Hasta tal punto que fue declarado Monumento Nacional. Un puente metálico da la bienvenida a este pueblo que recorrimos hace unos años para grabar un precioso documental para La 1 de TVE. El municipio está rodeado de entornos naturales que son geniales para la práctica de muchos deportes: parapente, ala delta, hípica o piragüismo. Uno de los enclaves naturales  que más nos sorprendieron fue el de Entrambasaguas, en la confluencia de los ríos Irati y Aragón.

No hay muchos hoteles en Sangüesa, pero una opción, donde dormimos nosotros, es el Hotel Yamaguchi. Está situado a las afueras de la localidad, por lo que solo te sirve si llevas coche. Las habitaciones cuentan con balcón y son correctas. A unos 10 km de esta localidad está La Casa del Infanzón. Está situado en la cercana localidad medieval de Sos del Rey Católico, ya en Zaragoza, otro pueblo con encanto que visitar, y ofrece unas vistas a las montañas de los alrededores.

Sanguesa

Si te pilla la hora de comer por aquí entra en Mediavilla. Puedes almorzar un menú del día a muy buen precio y con diferentes opciones. Unas buenas migas, unas chuletas, pimientos del piquillo relleno… Si quieres probar las pochas, plato típico, te recomendamos el Bar Restaurante 1920.

Oferta inteligente:

Estella

A medio camino entre Pamplona y Logroño se encuentra esta ciudad románica llena de encanto. Estella nació al calor del ‘Camino de Santiago’ y sí, como te puedes imaginar, vas a encontrarte con muchos peregrinos. En el siglo XV era conocida como ‘Estella la bella‘, así que te puedes imaginar porqué la incluimos en esta lista de los pueblos bonitos de Navarra. Es un placer cruzar el Puente de la Cárcel y callejear por sus calles descubriendo los palacetes y las casonas típicas. Sin duda, Estella es todo un símbolo de la comunidad.

Si decides alojarte en Estella te recomendamos el Hotel Tximista. Situado en el centro de la localidad, ocupa una antigua fábrica de harina reformada del siglo XIX situada a orillas del río Ega. Aparte, al ser sitio de paso del ‘Camino de Santiago’, aquí vas a encontrar muchas pensiones. Una de ellas es la Pensión Buen Camino, con baño compartido pero perfecta para descansar.

Bardenas

Como no se puede seguir el camino con el estómago vacío, pues te recomendamos una parada en La Cepa. Un sitio típico de la localidad donde comerte unas buenas verduras de la huerta o un lomo de jabalí. Otro buen establecimiento de la zona es Asador Astarriaga, perfecto tanto si quieres comer carne como platos de cuchara. Además, con el menú del día vas a quedar encantado.

Te recomendamos:

  • A 100 kilómetros de Estella tienes uno de los tesoros naturales de Navarra, las Bardenas Reales. Este Parque Natural y Reserva de la Biosfera representa uno de los paisaje desérticos más impresionantes del planeta. Para conocerlo en profundidad puedes hacer esta  excursión por las Bardenas Reales.

Puente La Reina

En esta villa medieval se unen las dos vías principales de ‘Camino de Santiago’, por lo que es un continuo trasiego de peregrinos. Puente La Reina nació por y para la Vía Compostelana. El puente románico sobre el Río Arga es el símbolo indiscutible de esta ciudad, hasta tal punto que le da nombre. Si caminas por las calles empedradas Crucifijo y Mayor, se irá abriendo camino ante tus ojos joyas arquitectónicas de la ciudad como las Iglesias del Crucifico, Santiago y San Pedro. Sin duda, uno de los pueblos más bonitos de Navarra.

Uno de los mejores sitios para alojarte en Puente La Reina es el hotel El Cerco. Como curiosidad te contamos que está situado en una torre del siglo XII. Otro lugar dónde dormir es el Hotel Jakue. Es un pequeñito hotel de estilo navarro con vistas al campo. Aquí te relajas seguro.

Puente la Reina

Para la hora de la comida, La Conrada merece una visita obligada. La comida es casera y las raciones son abundantes. Si se te antoja carne, entra en el asador El Fogón de Etayo.

Cómo moverse por Navarra:

  • Te aconsejamos un coche de alquiler Navarra para recorrer la comunidad foral y no perderte ninguno de los pueblos con encantos que te proponemos.

Zugarramurdi

Hasta hace no mucho este pequeño pueblo era desconocido para la mayoría. Álex de la Iglesia y su película ‘Las Brujas de Zugarramurdi’ llevaron al estrellato a este municipio encantado. Zugarramurdi se relaciona con tiempo de magias y akelarres. Muy cerquita se encuentran ‘Las Cuevas de Zugarramurdi’, un lugar que según cuenta la leyenda aquí se reunían las brujas en el siglo XVI. Para conocer más sobre ello, en la actualidad han rehabilitado el antiguo hospital del municipio para convertirlo en el museo de las brujas.

Zugarramurdi

Si no eres supersticioso, puedes alojarte en la Casa Rural Haitzetxea, situada a tan solo 500 metros de la frontera con Francia (ojo los datos del móvil que saltan sin darte cuenta a las operadoras de telefonía francesas). A tan solo 8 km de Zugarramurdi se encuentra la casa rural Olagaraia. Hace mucho que JP estuvo con la familia y fueron días fantásticos en este alojamiento con unos anfitriones que te hacen sentir como en casa. Además, no es necesario alquilar la casa entera puesto que se puede reservar por habitaciones. Para comer, al ser un pueblo muy pequeño, no hay muchas opciones. Si te pilla por allí, puedes ir al Restaurante Azketa.

Deseamos que esta lista de imprescindibles en Navarra te sirvan de inspiración en tu viaje. Como siempre, si quieres añadir lugares a nuestro post de los 5 pueblos bonitos de Navarra, puedes dejar un comentario con tus recomendaciones.

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.