fbpx

Aquí los 10 pueblos bonitos de Aragón

Actualización: 15 abril, 2020

Aragón es la comunidad autónoma con más pueblos bonitos por metro cuadrado de toda España. ¿Lo sabías? Este dato no es más que el reflejo de la autenticidad de los municipios de esta tierra que se reparten entre las provincias de Teruel, Huesca y Zaragoza. A partir de aquí, te puedes imaginar que hacer una lista de los imprescindibles de Aragón es tarea difícil. La complicada orografía, en algunos casos, la herencia de las tradiciones, en otros, y el cuidado del patrimonio cultural y natural, en otros, son algunos de los elementos que han creado un mapa salpicado de lugares con encanto en esta tierra. Te presentamos los que, para nosotros, son los 10 pueblos bonitos de Aragón. Agárrate, que vienen curvas.

Albarracín (Teruel)

Albarracín es, sin lugar a dudas, uno de los pueblos más bonitos de Aragón y de España. Este lugar con encanto está situado entre la Sierra de Albarracín y los Montes Universales, a 1.182 metros de altura. No es casual que en la actualidad esté propuesto por la UNESCO para ser patrimonio mundial. De hecho, su casco histórico, está repleto de lugares muy recomendables. No puedes perderte la visita a la Catedral del Salvador, el Palacio Episcopal, el Castillo o el antiguo alcázar (a día de hoy sirve como balcón para tener las mejores vistas). Y si tienes tiempo, haz una excursión al Barranco de los Burros para ver sus cascadas y sus túneles internos… ¡maravilla en estado puro! Puedes ver el pueblo por tu cuenta o contratar una visita guiada por Albarracín.

Este pueblo es de los que invita a viajar despacio. Por eso te proponemos una par de recomendaciones entre los mejores alojamientos de Albarracín. La Casa del Abuelo es un pequeño hotel, muy acogedor donde vas a sentirte como en casa. Toda las habitaciones están decoradas de estilo rústico y es perfecto para visitar la zona. En el centro de la localidad se encuentra el hotel Doña Blanca. Punto de partida para hacer senderismo y con vistas a la sierra del nombre que lleva el pueblo.

Pueblos bonitos de Aragon

Aquí hay tantos sitios para comer que elegir varios es una difícil tarea. Te recomendamos La Taba, un sitio con comida buena y raciones contundentes. Eso sí, ve tempranito porque se llena pronto. Muy cerquita de la Plaza Mayor se encuentra el Restaurante Alcazaba. Para un día de frío y entrar en calor es la mejor opción.

Tip viajero:

  • Si vas de viaje con niños, te aconsejamos un plan que seguro le va gustar. Una visita a Dinópolis, un viaje en el tiempo en el que conocerás todo sobre los dinosaurios. Está a poco más de 30 minutos de Albarracín en coche. Los peques lo agradecerán.

Alquézar (Huesca)

A 660 metros de altitud, en el Somontano oscense y a 50 kilómetros de Huesca, se encuentra Alquézar. Este pueblo bonito de Huesca es un lujo para los sentidos. Su increíble cañón modelado por el río Vero, el trazado medieval de su casco urbano y el espectacular paisaje que lo rodea, lo hacen un destino único.

Su impresionante Castillo – Colegiata de Santa María la Mayor, que data de los siglos XI y XVIII, preside este municipio aragonés. Pero, más allá de la riqueza monumental, Alquézar es un paraíso por los amantes de la naturaleza. De hecho, es un buen lugar para la observación de aves. Además, la zona cuenta con muchas rutas para hacer senderismo ya que está situado dentro del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. Por todo esto lo hace uno de los pueblos bonitos de Aragón.

Como la zona da para mucho, Alquézar es otra buena base para hacer noche. Aquí te dejamos algunos de los mejores alojamientos de Sierra de Guara. En el mismo Alquézar está Casa Jabonero, un lugar con una decoración cuidada hasta el más mínimo detalle y en el que si te alojas jamás pensarías que es un albergue. Si te gustan los spas, las piscinas y los pequeños lujos puedes alojarte en el Hotel Villa de Alquézar.

Alquezar

Con respecto a la gastronomía, en Álquézar tampoco se quedan atrás. Después de un paseo, se puede abrir boca en el Casa Pardina. Una comida excelente, de muy buena calidad. Otra opción es La Marmita. ¿Qué te parece un queso de oveja, una pierna de cordero asada o un canelón de pato y foie? Pues ya sabes qué pedir si te decantas por el Restaurante La Marmita.

Oferta inteligente:

Cantavieja (Teruel)

Llegar a Cantavieja es una odisea, pero merece mucho la pena. En pleno Maestrazgo, este pueblo bonito de Teruel, está situado sobre un peñón calizo a 1.300m de altitud. Caballeros templarios y El Cid Campeador recorrieron sus calles. En la Plaza Porticada se encuentra la Iglesia de la Asunción. Su arquitecto ya dijo que ‘Ni una igual en Roma’. Los numerosos senderos de este lugar te llevarán a descubrir lugares sorprendentes como el Mirador de la Tarayuela, la fuente de la Faldrija o las orillas del río Cantavieja.

Para JP, desde que conociera Cantavieja en un viaje familiar hace ya muchos años, es de los trocitos de España que le sacan una sonrisa con solo nombrar su nombre. En este pueblo pequeñito no son muchas las opciones que hay para alojarse, y no nos acordamos del nombre de la casa rural donde durmió él con su familia (aunque no lo parezca han pasado ya casi 30 años), pero te podemos recomendar algunos sitios, según las puntuaciones y comentarios de los usuarios de Booking. Uno de ellos es el Hotel Spa Balfagon. Este hotel de cuatro estrellas es ideal para ir con tu pareja. Y gracias al spa, volverás como nuevo. También te puedes quedar en La Posada. Un establecimiento abierto desde 1926. Un sitio correcto y donde vas a poder comer comida casera.

Cantavieja

Aquí, para comer, te recomendamos el Restaurante Balfagón en uno de los pueblos bonitos de Aragón. Nos encanta su carta que va cambiando de temporada. Si vas en otoño y eres un amante de las setas, te vas a volver loco. En el Restaurante Asador Casa Sastre, un pequeño local en donde es mejor reservar, sobre todo los fines de semana, encontrarás comida casera a buen precio.

Te recomendamos:

  • La ciudad de Teruel, aunque no sea un pueblo sino la capital de provincia, es otro de los tesoros de Aragón. Puedes recorrerlo por tu cuenta o con una visita guiada por Teruel por solo 5 euros.

Aínsa (Huesca)

Esta localidad oscense está situada entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara y el Parque Natural Posets-Maladeta. Y para nosotros es uno de nuestros pueblos preferidos de España. Desde que llegas, te llamará la atención su Castillo y Torre del Tenente, uno de los pocos ejemplos de torre de planta pentagonal. Esta localidad cuenta con un milenio de historia y muestra de ello son sus puertas amuralladas.

El año 2018, Aínsa fue elegida como Capital del Turismo Rural. Muchos antes de que conseguir la capitalidad, para nosotros ya lo era. ¿Tendrá algo que ver este secreto? JP quería casarse desde pequeño (no preguntes por qué) en la capilla de la iglesia de Ainsa 🙂

Ainsa

Este pueblo fue uno de los primeros en el que JP descubrió con su familia una forma de alojamiento que hace muchos años no era habitual, las casas rurales. Un dato curioso, Aínsa es el primer municipio de Aragón en número de casas rurales (37) y plazas donde alojarse (262). Nosotros te vamos a dejar varias opciones:

  • Los Siete Reyes. Este pequeño hotel, de solo 6 habitaciones, se encuentra en el centro del pueblo. La madera, la piedra y el alabastro te envuelven de tal manera que es el lugar ideal para pasar unos días.
  • Otra opción son los Apartamentos Dos Rios Ainsa. Unos apartamentos modernos, situados en el centro, con todo lo que necesitas para relajarte después de una jornada de senderismo por la zona.

Cuando se acerque la hora de comer, en Aínsa hay muchas opciones. Si quieres platos de la zona (alcachofas, migas, judías, bacalao o un buen cordero) tienes el Restaurante Casa Falceto. Por 24 euros puedes comer su menú y te irás con la barriga llena. Para comer una comida más elaborada y más sofisticada puedes ir al Restaurante Callizo. Los menús superan los 75 euros pero siempre está bien darse un capricho, ¿o no? Aquí no te arrepentirás.

Lectura recomendada:

  • Si quieres conocer más de esta zona, puedes leer este post sobre la Comarca del Sobrarbe que escribió MJ en su última experiencia por el Pirineo aragonés.

Valderrobres (Teruel)

No hay palabras para definir Valderrobres. O sí. Este pueblo de Teruel es, sencillamente, espectacular. El río Matarraña divide a esta localidad en dos y desde que llegas te vas a quedar impresionado al ver su Castillo coronando la cima. Lo mejor es perderte por las calles empedradas de su casco histórico y ver cómo el tiempo parece que se haya detenido. El pueblo conserva casas con su arquitectura popular, cuenta con más de 6 ermitas medievales, más de 100 masías esparcidas por su territorio, y una iglesia, de estilo gótico. Uno de los pueblos bonitos de Aragón imprescindibles.

El Hotel El Salt es una de las opciones si decides quedarte aquí a pasar unos días. Si la pides, y hay suerte, te puede tocar una de las habitaciones con vistas impresionantes al Castillo de Valderrobres y al Río Matarraña. Además, importante, tiene parking gratuito. Puedes que prefieras dormir en un apartamento. En ese caso te recomendamos El Racó de Valderrobres. Todos ellos tienen vistas al río y cuentan con cocina equipada y wifi gratis. Y todas las mañanas se sirve desayuno continental. Están situados en pleno centro y son de reciente construcción.

Valderrobles

En zonas donde el frío acecha, lo mejor es comer contundente. Para ello puedes ir a Baudilio Asador Restaurante. La carta no es muy extensa pero tienen un menú por 13 euros que no está nada mal. Si buscas algo con un toque diferente, no dudes en entrar el Bar Maestrazgo. Aunque todo es de muy buena calidad, no te vayas sin pedir las croquetas.

La mejor forma de recorrer Aragón es en coche:

Loarre (Huesca)

Esta localidad situada en el Prepirineo Aragonés es famosa por su espectacular Castillo. Está considerado la fortaleza románica más importante de España y una de las más importantes de Europa. Y tal es la importancia que tiene, que ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural. Su excelente estado de conservación hace que sea una visita obligada no solo para turistas, también para productoras de cine. No podrás perderte tampoco la Ermita de Santa Águeda, la Hospedería o la Fuente de los Tres Caños, del Siglo XVI.

Para descansar puedes alojarte en la Hospedería de Loarre. Este hotel está situado en el centro del pueblo y es un antiguo palacio del siglo XVI que se ha transformado en un hotel boutique. Las habitaciones están decoradas con antigüedades y mobiliario de madera. Otra opción para disfrutar de este municipio es dormir en El Callejón de Andrese. Un sitio ideal ya que tiene vistas tanto al Castillo como a las montañas.

Loarre

En Loarre no hay tantas opciones para comer, pero las que hay están muy bien. En Casa O´Caminero, además de comer con vistas tienen un menú muy bueno por 16,50 euros. Otra opción recomendable es el Restaurante Hospedería Loarre. Si quieres comida casera, este es tu sitio.

Te interesa...

  • El punto de partida para descubrir esta zona si vienes de fuera es Zaragoza. Allí tienes la estación de tren (llega el AVE) y, si prefieres volar, tienes el aeropuerto de Zaragoza. Encuentra los mejores vuelos al mejor precio.
  • Una buena manera de conocer Zaragoza es a través de sus misterios cuando cae la noche. Una actividad interesante para conocer la capital aragonesa de otra forma y muy guay. Si quieres hacerlo con el método tradicional, y gratis, te dejamos este free tour por Zaragoza.

Calaceite (Teruel)

A pocos kilómetros de la línea que separa Aragón de Cataluña, se encuentra Calaceite. Como en toda tierra de fronteras, muchos de sus usos y costumbres se mezclen. Más allá de la mezcolanza de lenguas, gastronomía y culturas, el primer punto de interés es su casco urbano. El centro del pueblo está declarado Conjunto de Interés Histórico Artístico, así como Bien de Interés Cultural. Las casas solariegas en piedra decoradas con balcones de forja es una seña de identidad de esta pequeña localidad. No puedes dejar de visitar su Plaza Mayor, la Plaza de España o la Iglesia de la Asunción cuando hagas la ruta por los pueblos bonitos de Aragón.

Calaceite no es un sitio emblemático para pernoctar ni tampoco tiene un turismo masivo. Por eso, no son tantas las opciones para saber dónde dormir en Calaceite. Lo Raconet de la Plaça es un apartahotel perfecto si deseas hacerte tu la comida, ya que cuenta con todas las necesidades básicas. Si prefieres un hotel, te aconsejamos Hotel del Sitjar, en plena Plaza de España. Un precioso lugar donde vas a descansar de lujo y te vas a sentir a gusto.

Para degustar los productos típicos de la zona tienes varias opciones: La Fonda Alcalá, con un menú a buen precio y buena materia prima. O La Cantonada, un lugar donde puedes comer un morro espectacular, caracoles riquísimos, y un combinado de huevos fritos, patatas y longaniza para chuparse los dedos.

Calaceite

Sos del Rey Católico (Zaragoza)

En la Comarca de las Cinco Villas se encuentra esta localidad que está considerado como uno de los pueblos más bonitos de Zaragoza y de España. Las casas están construidas en piedra, adornada con aleros de madera, sillares y escudos. Como lugares para visitar destacan: el imponente Castillo, la Casa de la Villa, el Colegio Isidoro Gil de Jaz, la Ermita de Santa Lucía, la Lonja, o la Judería, reducto formado por 30 casas. Y para los cinéfilos, una curiosidad. Aquí se grabó la película de El Vaquilla.

Una parte del patrimonio de este pueblo se ha reconvertido en alguno de los mejores hoteles de Son del Rey Católico. No puedes irte de aquí sin quedarte en El Peirón. Este hotel histórico, rodeado de un ambiente medieval, forma parte de las antiguas murallas de esta ciudad. El edificio conserva muchas características originales, lo que lo hace más especial si cabe. Otra opción es el Parador de Sos del Rey Católico. Ocupa una mansión aragonesa con diseño rústico donde la madera y la piedra tienen especial protagonismo. Y con la garantía que siempre ofrece Paradores.

Para comer en este pueblo tienes varias opciones. A nosotros nos gustó mucho La Cocina del Principal, un restaurante con un menú espectacular y muy buen servicio. Lo mejor es la calidad del producto que ofrecen. No es barato pero tampoco prohibitivo.

Sos del Rey Catolico

Ansó (Huesca)

Al límite con Francia y Navarra, y en pleno Pirineo Aragonés, se encuentra este pueblo con casas de piedra, madera y tejas típicas de las construcciones pirenaicas. Destaca el torreón medieval del siglo XIV, así como la iglesia parroquial de San Pedro. Si te gusta la naturaleza tienes el Valle de Ansó donde poder practicar senderismo y esquí de travesía. Además, este es uno de los pocos lugares donde sobrevive el oso autóctono de los Pirineos.

Si te hospedas aquí te recomendamos La Posada Magoria. Un sitio en plena naturaleza con un jardín ecológico y que sirve comida vegetariana. Un sitio mágico donde los haya. A 250 metros del centro se encuentra la Casa Taconera, un precioso lugar con habitaciones confortables de madera perfectas para descansar después de un día de mucho frío.

Anso

Si quieres comer unos guisos sencillos y carne de la zona no te lo pienses, el Borda Chiquín es tu restaurante. Tiene un menú bastante contundente perfecto para después ir al hotel a echarte una siesta. ¡Y es que aquí se come de maravilla! Si te apetece un sitio más moderno y comida de calidad, vete al restaurante Berari. Deja sitio para su tarta de queso.

Benasque (Huesca)

Esta preciosa y conocida localidad se encuentra en el corazón de los Pirineos, justo al lado del Río Ésera. Su principal atractivo son sus hermosos paisajes y entornos naturales, ya que allí podemos encontrar el Parque Natural de Posets-Maladeta y el Pico Aneto. No puedes irte de aquí sin visitar la Iglesia de Santa María la Mayor, de origen románico y datada del siglo XIII. Otras visitas imperdibles son el Palacio de los Condes de Ribagorza, de construcción renacentista, el Torreón de Casa Juste y la Casa Faure. Como consejo, mejor visitarla en invierno cuando caen los primeros copos de nieve. Sin duda, un imprescindible de los pueblos bonitos de Aragón.

En pleno centro de la localidad se encuentra el Hotel La Neu, un establecimiento de dos estrellas cuidado al más mínimo detalle. La calidez y la comodidad son dos de las cosas a destacar. Un buen sitio donde refugiarte del frío. SOMMOS Hotel Aneto es una buena opción para alojarte mientras estás por aquí. La estación de Cerler se encuentra a 6 km y después de un buen día de senderismo puedes relajarte en la piscina cubierta.

Benasque

Aquí el frío aprieta bien y hay que reponer fuerzas para continuar. En La Parrilla vas a comer de lujo. Buena comida a muy buen precio. No se puede pedir más. En El Fogaril podrás comer viandas típicas de la zona, un restaurante de los de toda la vida que hacen la comida con mimo. Una maravilla.

Como siempre esperamos que esta lista de los 10 pueblos bonitos de Aragón te sirvan de inspiración y ayuda. Si tienes otras recomendaciones de los imprescindibles de Aragón, no dudes en dejarnos tus comentarios más abajo.


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:   


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.