10 imprescindibles en Río de Janeiro

Actualización: 10 febrero, 2019

Río de Janeiro no es una ciudad cualquiera. Aquí se vive y se siente cada minuto y en cada esquina, algo que vas a comprobar nada más aterrices en el territorio carioca. Es de esos lugares que te deja atrapar la serendipia, es decir, ese descubrimiento afortunado, valioso e inesperado que se produce de forma casual o cuando se está buscando una cosa distinta, y hace que te sientas bien. A nosotros nos pasó y además lo hicimos coincidir en febrero, con el carnaval de Río, por lo que estos sentimientos se multiplican aún más.

La ciudad brasileña no es sólo el carnaval, el Cristo Redentor y el Pan de Azúcar o las playas de Copacabana e Ipanema. Aquí hay mucho más que ver y hacer y lo vamos a contar e intentar contagiar esas emociones en estos 10 imprescindibles en Río de Janeiro.

Corcovado y Cristo Redentor

Inevitablemente tenemos que hablar de ello. Casi lo primero que tienes que hacer cuando aterrices en la segunda ciudad más poblada de Brasil es subir al cerro del Corvocado para ver las impresionantes vistas a la misma y que tantas veces hemos visto y soñado. Se encuentra a 709 metros sobre el nivel del mar y se puede tener una visión en 360 grados de la gran urbe.

En el famoso cerro se encuentra la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro, una de las 7 maravillas del mundo moderno. El Cristo Redentor es la estatua de Jesús más famosa del mundo, por su imponente tamaño, su privilegiada ubicación en lo alto del cerro de Corcovado y sus maravillosas vistas panorámicas.

Cristo Redentor

La estatua tiene más de 30 metros de altura y recibe con los brazos abiertos a los miles de turistas que cada día suben hasta el mirador. Se puede subir en taxi o en un tren cremallera que sale la estación Ferro do Corcovado en Cosme Velho cada treinta minutos y que hicimos nosotros.

Pan de Azúcar

Otros de los miradores imprescindibles es el peñón Pan de Azúcar. Aquí no hay un cristo en su cima pero sí una auténtica obra de ingeniería en forma de teleférico. La roca está ubicada en la bahía de Guanabara y las taquillas se encuentran en el barrio de Urca a escasa distancia de Praia Vermelha. El precio nuevamente no es ningún regalo, pero uno se olvida al llegar a la cima. Recorre los 1.400 metros que separan los morros de Babilonia y Urca.

Con 396 metros de altitud y situado al borde del mar sobre la bahía, el Pan de Azúcar no es la colina más alta pero si la más visitada y junto con su teleférico se ha convertido en un símbolo más de la ciudad.

¡Oferta inteligente!

->Tour de Río de Janeiro al completo y en español. El Cristo Redentor, la roca del Pan de Azúcar, el estadio Maracaná, las playas de Ipanema y Copacabana… ¡Y mucho más!

Floresta da Tijuca

El parque nacional de Tijuca o Floresta da Tijuca es la mayor selva urbana del mundo. Hogar de incontables especies animales y vegetales, cascadas y fuentes naturales te dejarán sin aliento. Mas de 120 kilómetros llenos de árboles en la misma ciudad que le valió el reconocimiento de Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

En el parque nacional podremos practicar diversas actividades como el senderismo, la espeleología, paseos en bicicleta o la subida a alguno de sus miradores, como Vista Chinesa, Mirante Dona Marta o Vista do Almirante. También podemos hacer un picnic o bañarnos en alguna de sus cascadas.

Te interesa...

-> Tour en Jeep por el Parque Nacional Tijuca. A lo largo del camino podrás ver animales autóctonos, como simpáticos monos, osos perezosos o aves exóticas brasileñas.

Además, el parque cuenta con varios puntos de interés famosos, como el Corcovado, el Pico da Tijuca (el más alto del parque) o la Pedra da Gávea.

Playas de Copacabana e Ipanema

No te puedes marchar si disfrutar en alguna de sus magníficas playas urbanas, como las de Copacabana e Ipanema, y esperar a que caiga el sol sobre la arena. Los atardeceres son de los que no se olvidan.

Playa Ipanema

Copacabana es la playa más emblemática de la ciudad, uno de los lugares más concurridos donde se mezclan la gente local y los turistas para disfrutar del mar, la arena y el sol. Por su parte, Ipanema se sitúa en uno de los barrios más caros y lujosos, que se caracteriza por su feria hippie, el género musical bossa nova y por ser un lugar emblemático para el público gay. Tampoco pases por alto los atardeceres de las playas de Leblon y de Arpoador.

No te lo pierdas...

-> Una excursión a Arraial do Cabo, al paraíso. Es uno de los lugares con las playas más bonitas del país sudamericano. Se navegará en barcos típicos sobre las aguas cristalinas y se harán paradas para el baño.

-> También tienes esta excursión a Angra dos Reis, otro paraíso. Son islas de la bahía rodeadas de selva y montañas que se unen directamente con las aguas turquesas del mar.

-> Y, como novedad, puedes hacer este tour por Grumari y Pedra do Telégrafo. Te adentrarás en la salvaje playa de Grumari, un rincón poco frecuentado por los turistas, y escalarás la cima de Pedra, uno de los puntos más instagrameables de Brasil.

Santa Teresa y Lapa

Se trata del barrio más bohemio y pintoresco de Río de Janeiro, y vivió su máximo esplendor en el siglo XX. En el barrio de Santa Teresa veremos elegantes e impresionantes mansiones y vestigios coloniales. Podemos ver como ejemplo el Parque das Ruínas, un parque público y centro cultural.

Escaleras en Santa Teresa

Uno de los rincones más emblemáticos y coloridos son las escaleras Selaron, símbolo del arte urbano y la vida bohemia por la que se caracteriza este distrito. De hecho, se ha llegado a catalogar en varias ocasiones como el Monmartre carioca.

Además, puedes cruzar los arcos de Lapa, un monumental acueducto del siglo XVIII y que hoy sirve de límite entre los barrios de Santa Teresa y Lapa, ubicados en el centro de la ciudad.

Arcos de Lapa

En el centro te puedes encontrar con el Teatro Municipal, la Biblioteca Nacional de Brasil, el Museo Nacional de Bellas Artes, la famosa Confitería Colombo o el lanchonete Opus, la Iglesia de Nossa Senhora do Carmo da Antiga Sé, la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, el monasterio de San Bento, el Centro cultural Banco de Brasil, el Palacio de Tiradentes, el Palacio Imperial, la Iglesia de San Jose y la Catedral Metropolitana de São Sebastião.

Platos típicos de Río de Janeiro

El plato nacional de Brasil es la Feiojiada, incluso de Portugal, y que puedes encontrar en el animado barrido de Lapa. Sus ingredientes básicos son los frijoles (suelen ser frijoles negros en Brasil, blancos o rojos en Portugal) y la carne de cerdo en salazón. Se suele presentar acompañada de arroz y gajos de naranjas.

Los platos cariocas suelen ser los Churrascos/rodizio (variedad de carnes, todas cocidas en la parrilla), Leão veloso (sopa de marisco), Moqueca (sopa marinera), Bolinhos de Bacalhau (Bolitas de Bacalao), las costillas de cerdo o la carne seca.

Y de beber, por supuesto, el guaraná (refresco brasileño) y la caipirinha, esa explosión de ron y refresco, mezclado con el azúcar y trozos de lima.

Lagoa Rodrigo de Freitas

La naturaleza que envuelve y forma parte de la ciudad es lo que más nos sorprendió. El lago Rodrigo de Freitas es un enorme espejo de agua en el que se refleja el alma de Río. Esta gran laguna en mitad de la ciudad es otro de los lugares favoritos de los cariocas para practicar deporte (hay una ruta de más de 7 kilómetros), descansar (te puedes tomar una caipirinha en uno de los chiringuitos) o dar simplemente dar un paseo. Rodeada de colinas con vistas a Morro Dois Irmãos, Pedra da Gavea y Cristo Redentor y muy cerca del Jardín Botánico.

Estadio de Maracaná

Estadio Maracana

Río de Janeiro es conocida en el mundo entero por sus paisajes y sus iconos culturales y deportivos. El estadio de Maracaná es un atractivo turístico muy llamativo pero nuestra recomendación es visitarlo sólo si puedes asistir para presenciar un partido de fútbol, porque sino la visita se reducirá a sacar un par de fotos sin mucho interés.

Además de ser la sede del Mundial de Fútbol de 2014, por aquí han pasado grandes como Kiss, U2 o Madonna en sus más de 80.000 localidades. Alrededor del estadio, hay una especie de paseo de la fama dedicado a los grandes futbolistas de la historia.

¿Quieres ir a la parte brasileña de las Cataratas de Iguazú?

-> Deleita tus sentidos contemplando una de las siete maravillas de la naturaleza, compuesta por más de 200 cascadas, aquí.

Carnaval de Río de Janeiro

El carnaval sucede los mismo que con el fútbol, de nada vale visitar el Maracaná o el Sambódromo vacíos. Lo suyo es intentar ir en las semanas grande de Río. Si no hay disponibilidad o es caro, ven la semana de antes, la del pre-carnaval, que es más tranquila, más barata y podrás disfrutar de los desfiles de las escuelas por la ciudad y los desfiles en el sambódromo. Es fue lo que hicimos y lo repetiríamos una otra vez para volver a vivir la fiesta más grande del planeta. Sólo tienes que echar un vistazo al vídeo y lo comprobarás.

En el caso que no se pueda venir en febrero, se puede disfrutar de los ritmos de la ciudad a lo largo del día. Hay muchas oportunidades de bailar o escuchar samba, maracatú, bossa nova o funk cuando paseas y observas atentamente.

Una actividad local y muy típica es ir a Pedra do Sal, posiblemente el lugar donde nació la samba, con un gran valor sentimental e histórico para los brasileños.

¡Novedad!

-> Si no quieres buscar y buscar, aquí te dejamos este espectáculo de samba en una de las escuelas más famosas de Río de Janeiro: Salgueiro.

Favelas

La pobreza en Brasil es una realidad y visitar una favela, si se quiere, es una manera de conocer mejor todas las caras de la ciudad. Las que se encuentran cerca de las zonas turísticas son seguras porque fueron pacificadas.

En la favela de Santa Marta hay una escultura enorme y un mural dedicado a Michael Jackson; te sorprenderá por sus artísticas casas con fachadas de colores y sus espectaculares miradores. Allí existe un proyecto solidario muy guay, Pôr Do Santa, para recolectar alimentos.

En Vidigal incluso tienen pensiones, bares y restaurantes para los visitantes, mientras que en la favela de Tavares Bastos la música funk en directo es excelente. La que está más de moda ahora es la favela de Cantagalo que se encuentra en una colina con vistas al mar entre los barrios de Ipanema y Copacabana (por su ubicación es la más accesible para visitar y también es seguro hacerlo por libre).

Mapa de Río de Janeiro

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre los imprescindibles en Río de Janeiro? ¿Incluiríais algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> ¡No te compliques! Coge aquí tu TRASLADO desde el aeropuerto.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> Evita colas y reserva las mejores VISITAS GUIADAS y EXCURSIONES.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Aquí los mejores RESTAURANTES para comer en tu destino.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “10 imprescindibles en Río de Janeiro”

  1. Lo que he referido en otros comentarios hacia ellos, son únicos dando toda la información necesaria para el viajero

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies