Verona y Padua, el mejor complemento de un viaje a Venecia

Actualización: 20 noviembre, 2018

Venecia es la reina del Véneto pero a su lado tiene dos princesas que la acompañan de forma majestuosa, las ciudades de Padua (a 40 kilómetros) y Verona (a 120 kilómetros). A esta última queríamos ir primero para conocer, más allá de la historia de Romeo y Julieta, una de las ciudades más interesantes de Italia.

Cómo moverse por Véneto

Arena de Verona

Véneto es una de las viente regiones que conforman Italia. En dicha zona se localiza Venecia, Verona, Padua, entre otras, y moverse por allí es realmente sencillo. Nosotros para esta escapada alquilamos un coche, pero hay otras formas de hacerlo.

En este artículo nos centramos en Verona y Paduda se encuentra a 70 km, es decir, a una hora aproximadamente una de la otra en coche, una hora y media en bus y una hora y veinte en tren.

Para los buses puedes usar Flixbus que es de las compañías más baratas de Europa, sobre todo, por Italia. Y para los trenes puedes tomar los Treitalia, Italo o Frecciarossa. En esta comparador puedes ver las mejores opciones según tu horario y presupuesto.

Verona

Qué ver en Verona

Verona, se sitúa entre colinas, a orillas del río Adigio. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, un paseo por sus calles hace fácil un viaje en el tiempo por lo bien conservado de sus edificios y monumentos desde la época medieval hasta el Renacimiento. Tal vez la Arena de Verona (entrada general 10 euros), un anfiteatro romano muy bien conservado, sea el corazón de esta ciudad que ha sabido preservar su historia (también se celebra en él grandes producciones de ópera).

¡Sáltate las colas!

Pero los edificios que dan a la Piazza Bra, a la Piazza delle Erbe o las decenas de iglesias que pueblan sus calles, ratifican lo mismo.

Via Campello numero 23

En Verona, inevitablemente, todos los caminos llevan al número 23 de la Via Campello. Allí está situada la Casa de Julieta (entrada general 6 euros). En el famoso balcón, escenario de la famosa obra de William Shakespeare Los dos hidalgos de Verona, los turistas van pasando para hacerse una foto de enamorados para ponerla en un sitio de sus casas a la vuelta del viaje.

Balcon de Romeo y Julieta

Nosotros nos lo curramos y tuvimos varios planos. Una primera foto de los Romeo y Julieta andaluces en el propio balcón. Y una segunda, con mi Julieta, en lo más alto, y el Romeo, desde el patio, declarándole mi amor.

Casa de Romeo y Julieta

Dónde comer en Verona

La lluvia no cesaba a primera hora de la tarde. Decidimos hacer una parada para comer y descansar un rato resguardados de un clima que no dio tregua hasta después de la hora de la siesta. No hubo problema, todo estaba saliendo como queríamos. La tarde la habíamos reservado para la calma, la contemplación y el disfrute de los pequeños momentos.

No te puedes perder...

-> La excursión de medio día al Lago de Garda, el lago más grande de Italia. Te enamorarás de sus pueblos medievales y de sus playas escondidas. 

Padua

Qué ver en Padua

Padua, donde hacíamos las noches en nuestra escapada a Venecia, es una ciudad encantadora y con un buen número de plazas, terrazas, callejuelas con preciosos soportales, monumentos (como la catedral y algunos palacios), museos y sus mercados de la hierbas y de las frutas que valen la pena disfrutar en tranquilidad. Así lo hicimos y conocimos sus dos importantes hitos: la Basílica del Santo y la Capilla de los Scrovegni. Si tienes más tiempo date una vuelta por la Universidad, ya que es una de las más antiguas del mundo.

Dónde comer en Padua

Para la noche habíamos reservado en una osteria clásica de Padua, L´Anfora. El local, decorado de forma genuina con objetos de segunda mano, cuadros y libros, estaba repleto. En una minúscula mesa  junto a otros dos comensales, tradiciones europeas, nos atendió con paciencia la camarera. Nos recomendó toda la carta, decía que era “cucina della mama”. Nos decantamos por unos exquisitos mejillones, una mezcla de quesos, unos boquerones y carne en salsa muy rica.

Comer en Padua

Esta última noche queríamos romper mitos de la cocina italiana que, además de deliciosa pasta y pizzas, tiene una larga lista de materia prima envidiable. Para el vino apostamos por el de la casa. Con las copas llenas pusimos punto y final a un fin de semana en los que nos enamoramos, una vez más, de este país. Y brindamos. ¡Por otros diez años más juntos!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> Evita colas y reserva las mejores VISITAS GUIADAS y EXCURSIONES.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Aquí los mejores RESTAURANTES para comer en tu destino.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

1 comentario en “Verona y Padua, el mejor complemento de un viaje a Venecia”

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies