Los diez imprescindibles en Malta

Malta es uno de los destinos de moda para los europeos que quieren escaparse un fin de semana a precios low cost, al menos eso es lo que nos contaron. Una vez allí, nos dimos cuenta de que el presupuesto sube en las zonas más turísticas, como suele pasar en destinos con costa. Sin embargo, si te metes de lleno en lo local y en lo poco transitado, encontrarás lo que buscas.

Esta isla es mucho más que playa. Mezcla de culturas, civilizaciones y pueblos, la antigua Melite -dulce como la miel, como la llamaron los griegos-, tiene muchas cosas que ver y hacer. Te dejamos la lista de los diez imprescindibles en Malta que no puede dejar pasar:

1. Pasear por La Valeta

La Valeta es la capital de Malta, el lugar donde se aterriza y por donde pasa todo. Pero, por encima de eso, es una preciosa ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad, en la que se mezclan diferentes estilos arquitectónicos y en los que está muy presente el paso de los distintos pueblos, naciones y civilizaciones.

2. Descubrir la ciudadela de Victoria en Gozo

La isla de Gozo, a la que se llega por ferry desde Malta, tiene bastantes cosas interesantes que ver pero, tal vez, una de las imprescindibles, sea la ciudadela de Victoria. El origen de esta fortificación muy bien conservada se remonta a la Baja Edad Media. Durante siglos sirvió de refugio contra los ataques de los corsarios. A pesar de ser un sitio turístico, está muy tranquilo y es un placer pasear por sus calles. Si os entra hambre, hay un lugar muy recomendable dentro de la ciudadela, Ta´Rikardu. Aunque no lo parezca, tiene una terraza con preciosas vistas en la parte de arriba.

3. Conocer el tesoro de Mdina

Mdina fue la antigua capital de Malta. Esta ciudad amurallada, es uno de los lugares que nadie puede perderse en la isla. Palacios, edificios religiosos, casas con preciosas fachadas y calles en donde dice que se escucha el silencio, hacen de este lugar un pequeño tesoro de la isla. Para escuchar el silencio y visitarlo con calma, debéis evitar las horas de máxima afluencia. Es de esos sitios que es mejor ver con tranquilidad y sin gente.

4. Hacer trekking y bañarse en Comino

La Isla de Comino, uno de los sitios más hermosos que veréis en este viaje, está entre Malta y Gozo. Las playas, con lagunas de agua transparente, y playas de roca de postal, son su fuerte. Pero no os dejéis llevar por las masas y pasad de la zona del muelle donde llegan los barcos para descubrir el resto de la isla caminando. Descubriréis lugares mucho más espectaculares y, sobre todo, con espacio para poder moverse y sentarse. 

5. Saltar desde el acantilado de St. Peter Pool

La piscina natural de St. Pool está muy cerca de Marsaxlokk. Para llegar hace falta un coche particular o apuntarse a algunas de las excursiones que lo ofrecen. Lo cierto es que este lugar bañado por el Mediterráneo es un antojo de la naturaleza que ha moldeado una poza casi perfecta con aguas cristalinas. El espacio, al que se llega después de una caminata de unos 5 minutos por el monte, es muy pequeño y no da para mucho. Por lo tanto, si no queréis morir en el intento sepultados por las toallas del vecino, id temprano. ¡Y saltad! Sólo son seis metros de caída y la experiencia merece la pena. ¡Con precaución, eso sí! No será el caso pero siempre conviene llevar seguro de viajes, nos soluciona la vida en muchos momentos.

6. Probar el conejo, producto nacional

La gastronomía de esta isla es una mezcla de comida mediterránea en todos sus exponentes. Predomina la comida italiana pero hay influencias de otros lugares. Aún así, por encima de todos los productos, hay uno que sobresale en todas las cartas, el conejo. Nosotros lo probamos de varias maneras pero el clásico, el genuino, es el guisado. Está muy rico pero no vale cualquier. Optar por saliros de los circuitos turísticos para probarlo. Estará más rico y pagaréis mucho menos.

7. Ver el atardecer en la Villa de Popeye

Los profesionales del cine saben dónde rodar sus películas. En el caso de Popeye, la película del mítico personaje de dibujos animados, acertaron con una localización envidiable. El pueblo de Popeye, situado al oeste de Malta, muy cerca del pueblo de Melliehum, es uno de los mejores lugares para ver el atardecer. No solo por lo particular del sitio, un pueblo construido como decorado para una película, sino por el entorno natural que usa la Bahía del Ancla como reclamo. La visita al pueblo de Popeye es de pago. Ver el atardecer frente a él, es gratis.

8. Dejarse llevar en Marsaxlokk

El pueblo marinero por antonomasia en Malta se llama Marsaxlokk. Aquí podréis ver cientos de “luzzu”, los particulares barcos con ojos pintados en la proa. También pasear por su remozado paseo marítimo. Eso sí, haciendo una auténtica gymncana entre las mesas y sillas de los restaurantes.

Los domingos es el mercado del pescado. Encontraréis diferentes tipos de peces y en temporada (primavera y otoño) el famoso “lampuki”. Para comer un buen pescado en restaurante, mejor asesorarse bien. Hay mucho turismo y lo que pone fresco se refiere a la refrigeración del congelador no a que el pescado esté recién cogido.

9. Salir de bares por Sliema

Sliema es un buen lugar para sentar el cuartel de operaciones y buscar alojamiento. A un paseo en barco de La Valeta, en este barrio se concentra toda la oferta de restauración y de ocio. Hay partes más animadas y otras más tranquilas. Solo hay que saber buscar. Sea como fuere, existen muchas posibilidades para comer bien por esta zona.

Lo de salir de copas por la noche, ya se complica más. El turismo juvenil mal entendido y el abuso de muchos empresarios de la noche, se han cargado el buen ambiente nocturno en esta zona.

10. Conocer las Tres Ciudades

En frente de La Valeta están las Tres Ciudades, o Cottonera: Englea, Vittoriosa y Cospicua. A nosotros no nos dio tiempo ir para conocerlas pero sí la vimos desde La Valeta y, por lo que nos contaron los locales, estamos seguros que merecen la pena.

Se pueden visitar en un día caminando con calma. Entre los edificios barrocos que podréis ver, intuiréis por momentos mucha influencia italiana o, mejor dicho, veneciana. De hecho, por sus aguas, es posible montarse en una góndola maltesa, similar a las que se usan en la ciudad del norte del país “azzurro”. Para hacerlo más fácil, hay excursiones organizadas.

 


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Malta.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en Malta.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”. 


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

One comment on “Los diez imprescindibles en Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>