Cómo elegir un hotel sostenible y responsable

Actualización: 4 junio, 2019

En los últimos años se habla mucho de la importancia del cuidado del medio ambiente… porque como sabes el cambio climático viene arrasando y está dispuesto a quedarse. Es un problema muy grave que afecta a todo el planeta y por consiguiente a nuestras condiciones de vida. Es decir, para que quede más claro, aunque suene más brusco: pone en riesgo a las especies que habitan en la Tierra y al propio ser humano.

De ahí que de forma individual y colectiva nos impliquemos entre todos para reducir o retrasar el calentamiento global con prácticas que está al alcance de cualquiera tanto en la vida personal, profesional y de ocio. Podríamos hablar largo y tendido de cada una de estas facetas pero hoy nos vamos a centrar en el turismo, en concreto, en los hoteles sostenibles y hoteles responsables.

Diferencia entre sostenible y responsable

¿Por qué hablamos de hoteles sostenibles y hoteles responsables? Porque aunque suene parecido no es lo mismo.

Un hotel sostenible es un alojamiento que, independientemente de su clasificación, categoría o ubicación, respeta el entorno y su biodiversidad, en un marco de ética permanente, sin destruir los recursos sobre los cuales el presente y futuro del turismo dependerá.

Por su parte, un hotel responsable va más allá porque pone énfasis en lo que los individuos y los grupos hacen para ocuparse de aquellos asuntos de sostenibilidad: atendiendo prioridades locales e informando de forma transparente lo que se ha hecho para atender esas prioridades. Los resultados y los impactos son las evidencias de todo ello.

Turismo responsable

Cuando nos vamos de vacaciones nos relajamos en todos los sentidos, pero es vital que mantengamos nuestros compromisos con el medio ambiente durante nuestras escapadas. Si eres una persona responsable, siempre serás un turista responsable. ¿Y qué implica esto?

Una vida sin plásticos

Tenemos un problema con el plástico. El uso incontrolado de este material puede llegar a poner en jaque la sostenibilidad del planeta, y concienciarnos para renunciar a la comodidad de los plásticos de un solo uso, incluso cuando estamos de vacaciones, es un reto exigente, sin duda.

La ONU ha puesto el foco en el problema de los plásticos en uno de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo, en el denominado «Vida submarina». Nos da pavor ver esas «islas plásticos» o esas tortugas asfixiadas por las «cañitas» de beber. Hay mucho publicado sobre todo esto que te invitamos por supuesto a su lectura.

Zumo en Novotel Sevilla

Las regla de las 3R

Reduce, reutiliza y recicla también en tus viajes (papeles, cartón, plástico, pilas, cargadores, vidrio, aceite, etc.). Las 3R te ayudan a tirar menos basura, a ahorrar dinero, a moderar la contaminación, a aminorar tu huella en el sistema y a ser un consumidor más responsable. No cuesta nada hacerlo. Es cuestión de hábitos.

No participar en actividades con animales

Esta parte es delicada y genera mucho debate porque… ¿quien no ha llevado a sus hijos a un zoológico o a un acuario? Está claro que son actividades didácticas y que los animales, en general, están cuidados, pero… no dejan de estar sin libertad.

Todos nos hemos sentido seducidos por la idea de subirnos en los lomos de los elefantes en países asiáticos. Por poner un ejemplo. Nosotros pecamos hace unos cuantos años. Lo reconocemos. Éramos unos novatos en esto de los viajes, todo nos sorprendía y lo veíamos normal… pero con el tiempo vas aprendiendo, vas madurando y tienes más información. Las condiciones en las que se mantienen a estos colosos son del todo inaceptables. Así que ahora que tú lo sabes, la decisión está en tus manos.

Los avistamientos/safaris son la mejor forma de ver animales, además de la más gratificante. Es importante cumplir ciertas reglas puesto que también hay formas irresponsables de ver animales salvajes. Siempre hay que asesorarse y seguir las normas de los parques.

Nuestro 4x4

Usar el transporte público

¿Cuántas veces nos dicen en los medios de comunicación que hay que usar el transporte público para moverse por la ciudad? ¿Cuántas? Muchas, ¿verdad? Pues en los viajes también.

Quizás sea el medio más incómodo, pero de seguro es el más económico y el menos contaminante. Además si te encuentras en países subdesarrollados será todo un espectáculo… será la forma más auténtica de vivir el destino y te convertirás en uno más entre los locales.

Comer en mercados y restaurantes locales

No hay nada mejor como probar los productos autóctonos del destino, ya sea fruta, hortalizas, vegetales, carne, pescado… El sabor es incuestionable… en comparación a los nuestros que están llenos de conservantes. Además se consumen de temporada y son de km 0, es decir, mucho más ecológico y barato, se reduce las emisiones de CO2 producidas por el transporte de mercancías y contribuyes en la economía local tan necesaria.

Apoyar a la comunidad local

La mayoría de los países son pobres y su prioridad es tener un techo donde dormir y un bocado para llevarse al estómago cada día. Pensar en el medio ambiente no está entre sus preferencias.

Cuando viajamos a estos destinos podemos ayudar de muchas formas, siempre desde el respeto: desde recoger plásticos en las playas o montaña, educar de alguna manera a los más pequeños y a los no tanto con pequeños gestos, hasta racionalizar el consumo de recursos materiales, naturales y energéticos.

Casi todos en Yamuna

Hoteles responsables

Alojarse en hoteles sostenibles y responsables también ayuda y aquí nos vamos a detener un poco más porque es un territorio más desconocido.

Mientras hace unos años primaba la cantidad a la calidad de alojamientos turísticos (no hay más que ver las grandes urbes construidas de la nada en la costa mediterránea), parece que en los últimos años esta tendencia se ha invertido.

Habitacion en Novotel Sevilla

Nos vamos a centrar en aquellos hoteles que a pesar de estar ya construidos están dispuestos a realizar reformas y cambios importantes en su infraestructura para ser más sostenibles y dejar una huella menor en el medio ambiente. Un buen ejemplo que conocemos de cerca es el Novotel Sevilla, que nació en 2003 y el año pasado renovaron sus 171 habitaciones y diferentes estancias.

Este hotel, considerado uno de los más ecológicos de la capital andaluza, se va más allá de las típicas medidas para ahorrar agua y lo vamos a poner como referencia. Te avanzamos desde ya que lo que más nos ha gustado es que sus almohadas y nórdicos están hechos de fibra de botellas de plástico y el diseño de sus habitaciones están hechos de madera procedentes de bosques con gestión sostenible.

¿Como sabemos si un hotel está comprometido con el medio ambiente y actúa en consecuencia? Si responde a la siguientes preguntas has dado con tu alojamiento perfecto.

¿Se compromete públicamente a llevar a cabo buenas prácticas?

La publicación de un documento con la política medioambiental o con la responsabilidad social corporativa indica que se ha realizado un trabajo para medir y mejorar la sostenibilidad de la empresa. En el caso de Novotel Sevilla puedes encontrarlo en la zona común y en su página web, bajo el protocolo Planet 21.

¿Trabajan con proveedores locales?

Podemos fijarnos en si el hotel hace un esfuerzo activo para lograr que los productos de sus proveedores sean cercanos. Esto es importante, porque comprar a empresas locales significa minimizar el transporte y contribuir a que el gasto turístico repercuta en la comunidad local.

El alojamiento sevillano, ubicado junto al centro comercial Nervión Plaza y a quince minutos del casco histórico, cuenta con un huerto ecológico de 20 hectáreas impulsado por Cáritas de Montequinto (Dos Hermanas) donde trabajan personas en riesgo de exclusión social. Es decir, además de su compromiso medioambiental tienen un compromiso comunitario.

Puedes observar en su carta los diferentes alimentos y bebidas procedentes de la producción ecológica, método por el que la producción agrícola y ganadera tienen como objetivo la obtención de alimentos de máxima calidad. O sea, manteniendo la fertilidad de la tierra sin aplicar agroquímicos, ni utilizar organismos modificados genéticamente.

Además tienen el compromiso de eliminar adictivos en los alimentos, reducir la grasa y el azúcar y responder a las distintas necesidades alimenticias de los clientes.

¿Ofrecen productos de comercio justo?

Los productos de comercio justo son una alternativa al comercio convencional que, además de los criterios económicos, tiene en cuenta valores éticos que abarcan aspectos sociales y ambientales (condiciones laborales y salarios adecuados, no existe explotación laboral infantil, igualdad entre hombres y mujeres, respeto al entorno, etc.).

El objetivo es mejorar el acceso al mercado de los productores más desfavorecidos y cambiar las injustas reglas del comercio internacional que consolidan la pobreza y la desigualdad mundial, algo apoyado por las Naciones Unidas. En el caso det Novotel Sevilla, el té, el café o los artículos para la higiene son de comercio justo.

Articulos de higiene en Novotel Sevilla

¿Se llevan a cabo buenas prácticas ambientales?

El hotel tiene la opción de separar y gestionar sus residuos, reciclándolos o incluso reutilizándolos para lograr un menor impacto y contaminación sobre el suelo y las aguas subterráneas, así como reducir el consumo de materias primas.

Otra cuestión es interesarnos en si el hotel utiliza instalaciones de energías renovables (sus efectos sobre el entorno son significativamente menores que los de las energías convencionales) o si tienen en cuenta la contaminación acústica.

En cuanto al ahorro del agua, Novotel Sevilla hace muchísimas cosas desde poner un grifo de agua natural en el buffet para que los clientes se sirvan sin tener que pedir botellas de agua de plástico hasta participar en un programa, “Plant for the planet”, donde tus toallas plantan árboles. Sí, sí, como lees.

Toallas de Novotel Sevilla

Si reutilizas tus toallas en este establecimiento se destinará un 50% del ahorro  en lavandería a la plantación de árboles en terrenos agrícolas. Este año, se plantará olivos y almendros en Castilla La Mancha y Valencia. Por cada cinco toallas reutilizadas corresponde a una plantación de árbol. Desde que Novotel se unió al programa en 2010 ya han sido 2.688 árboles plantados. Todo un orgullo.

Sobre el tema del plástico, además de los nórdicos y las botellas de agua están llevando una política muy estricta sobre los de un sólo uso, como el uso de pajitas, movedores, cepillos de dientes… de otros materiales, bien reciclables y/o retornables.

Agua del grifo en Novotel Sevilla

Asimismo, los productos que utilizan para la limpieza son ecológicos o la iluminación LED supone un ahorro energético de más del 80% en la factura.

¿Apoyan algún proyecto social o medioambiental?

Los establecimientos hoteleros pueden apoyar o estar implicados en proyectos medioambientales o que contribuye al bienestar cohesión social y local, ya expuestos arriba.

MJ en Novotel Sevilla

Ya ves, los hoteles cada vez son más ingeniosos y van incorporando a su rutina e instalaciones todo tipo de medidas para ser más respetuosos con el medio ambiente. Por tu parte, siempre que viajes puedes intentar elegir un hotel sostenible y responsable, aquellos que cuenten con costumbres sanas y saludables para el futuro de nuestro planeta. Viajar sí, ¡pero sin contaminar!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> ¡No te compliques! Coge aquí tu TRASLADO desde el aeropuerto.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> Evita colas y reserva las mejores VISITAS GUIADAS y EXCURSIONES.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Aquí los mejores RESTAURANTES para comer en tu destino.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

6 comentarios en “Cómo elegir un hotel sostenible y responsable”

  1. Excelente guía, aunque nos siempre resulta fácil actuar como un viajero responsable. Al emnos, intentar-lo verdad. Intentar alojarse en alojamientos regentados por las mismas comunidades, más allá de las grandes cadenas, puede ser un buen camino. Aunque nunca sabes exactamente quien hay detrás.

  2. Muchas gracias por esta guía tan completa para estar mejor informado sobre cómo podemos hacer para que nuestro instinto viajero no implique terminar destruyendo y contaminando ese mundo que tanto queremos conocer. Si bien hay cosas básicas de sentido común (no tirar basura en espacios públicos, etc.; hay otras formas de ser responsable que no son tan obvias, por lo que artículos como este colaboran un montón.

  3. Me ha encantado tu artículo, no se leen cosas de estas muy a menudo y me parecen más que interesantes.

    Yo también pequé, en mi primer viaje a Asia, con los tigres. Me informé antes y descarté un par de parques porque no me daban confianza… pero aun así fui a uno en Chiang Mai. Todo parecía (y me parece) super legal y bonito pero… en el fondo sé que no es así.

    De todo se aprende, supongo.

    Por cierto, lo del plástico es una auténtica barbaridad. Hay que reducir su consumo YA!

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies