Ruta por el sudeste mexicano I: Puebla, Veracruz, La Antigua, Mérida, Chichén Itzá y Valladolid

Después de la gran capital toca poner rumbo a las playas del Caribe. Pero antes de eso hay mucho que ver, y muy bonito, por el sudeste mexicano. Las rutas posibles son varias, tanto en dirección Ribera Maya como a la inversa. Nuestra propuesta, para llegar en 5-6 días sin perdernos nada imprescindible (pensando que nuestra siguiente parada es Guatemala) y no morir en el intento ha sido: Puebla – Veracruz – Mérida – Chichén Itzá (o Valladolid) – Tulum (Ribera Maya).

Chichén Itzá

En un viaje low cost por Latinoamérica, donde las compañías de avión de bajo coste todavía son escasas, aunque poco a poco van creciendo (os las iremos diciendo), nuestro modo de vida es el autobús. Las distancias son enormes, pero el servicio y las carreteras ayudan en el camino. En esta maravillosa web podréis encontrar todos los horarios y destinos para moverse por el sudeste mexicano sin problema alguno. Lo único que hace falta, ya que los trayectos son largos en su mayoría, es paciencia y estar preparado. 

Puebla

Precisamente inauguramos nuestra ruta en la Estación TAPO desde donde parten los buses hacía Puebla (120 pesos, 2 horas con AV). En Puebla podéis estar varias horas, pero también una semana. Sin duda, esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO es una de las más hermosas del país.

Chichén Itzá

Para llegar al centro desde la terminal de autobuses (que tiene consigna) tan solo hay que tomar un “colectivo” por 6 pesos que te deja en la Plaza Mayor. Su toque rural y colonial, presidido por el Zócalo con la imponente Catedral en uno de sus laterales, es una de las imágenes de México. Pero no solo eso, uno de los “platillos” nacionales se creó aquí, el mole poblano. Tal vez nuestros tex mex no coloquen en sus cartas pero, este delicioso plato bien merece una visita a Puebla. No es fácil su elaboración pero aquí os dejamos la receta.



Lo probamos y, como aperitivo, unos chapulines, pequeños saltamontes aderezados con lima, que estaban deliciosos (y crujientes).

Chichén Itzá

Veracruz

Antes de media tarde arrancamos para montarnos en el autobús en dirección a Veracruz (288 pesos, 6-7 horas con ADO). Allí nos esperaba Jimena de la Parra, una rutera que compartió Ruta Quetzal con José Pablo en Panamá. Junto a su mamá y su prima nos llevaron para cenar a uno de los emblemas de esta ciudad, el Café La Parroquia.

Chichén Itzá

Esta cafetería, que data de 1808, tiene todo el sabor de la ciudad, de hecho dice una frase que “Ir a Veracruz y no pasar al Café de la Parroquia es como no haber ido a Veracruz”. Probamos su exquisito lechero -café con leche- que sirven primero con el café y después, tras llamar con el sonido de la cucharilla en el vaso al camarero, con la leche. Conocimos a su propietario, Fernando, con muchas raíces españolas, y para acabar la velada paseamos por su hermoso centro histórico escuchando a los famosos mariachis por primera vez, caminamos por el malecón y nos sorprendimos, antes de dormir, con los clavadistas (saltadores) que pululan por este rincón a la caza de una moneda de los turistas que tras lanzarlas al mar, consigue rescatar de las profundidades sin trampa, ni cartón.

Todavía gracias a nuestros magníficos anfitriones veracruzanos nos quedarían más experiencias inolvidables. En la mañana nos juntamos con las primas de Jimena para desayunar, las mejores guías que nunca hubiéramos podido soñar: Patricia, directora de Turismo de Veracruz, Gabi, directora de la Fundación Veracruz-Ana, y Lore, también diplomada en turismo.

Chichén Itzá

 

La Antigua

Nos llevaron a un rincón mágico, La Antigua, el pueblo por donde llegó Hernán Cortés a México y en el que todavía se mantiene la que fue su casa. La Antigua fue el primer pueblo de Latinoamérica que colonizaron los españoles.

Chichén Itzá

Tras las obligadas fotos, visitamos la Fundación Veracruz-Ana que, con acierto, montó Ana de la Reguera, una de las actrices más prominentes del país, para ayudar a la reconstrucción del pueblo después del paso del devastador huracán Karl. ¡Chapó por ellos! Y por nuestras anfitrionas. Volveremos pronto.

Chichén Itzá

Mérida

A partir de aquí las propuestas son muchas para ir acercándose al Caribe. Puede pararse en Villahermosa, Campeche o tirar sin parar hasta Mérida. Ésta última fue nuestra decisión, por los pelos, pillando los dos últimos asientos (1028 pesos, 15 horas de viaje con ADO).

Chichén Itzá

En esta ciudad, lugar donde por primera vez en este viaje tuvimos que buscar alojamiento :), no hay duda para los mochileros: Hostal Nómadas, uno de los mejores que hemos visitado nunca hasta el momento. Para comer, El Trepiche, casero, local y barato.

Chichén Itzá

Sirva Mérida, la otra Mérida, como centro de operaciones para visitar espectaculares cenotes (cuevas subterráneas cuyo techo se ha derrumbado dejando un agujero en su parte superior y en su parte inferior tiene agua). Nosotros optamos por las Humún, nada turísticas pero espectaculares, y a nuestro aire, nada de tours organizados. Nos ahorramos un dinerito (con el transporte y entradas a los cenotes pagamos en total 150 pesos cada uno, mientras que las excursiones no bajan de los 500 pesos).

Chichén Itzá

Chichén Itzá

 

Valladolid

La siguiente parada técnica es en el pueblo de Valladolid pero los que quieran ahorrar tiempo y, algo de dinero, pueden coger el bus a las imprescindibles ruinas de Chichén Itzá desde Mérida (72 pesos, 2 y 1/2 horas, en Oriente). Allí hay consigna gratis para dejar las mochilas y después seguir rumbo al Caribe desde la parada de bus que hay en las mismas ruinas. En nuestro caso a Tulum (148 pesos, 2 horas con ADO).Chichén Itzá

Chichén Itzá

Nos gustaron las ruinas, uno de los sitios arqueológicos más importantes de la civilización Maya, pero nos pareció muy caro (182 pesos. Por ese dinero se puede dormir y comer un día en México) para el presupuesto de un mochilero. Además, el uso y abuso de los turistas resulta cansino y pesado. Pero todo sea eso por ver estas maravillas. Y para descansar ya nos quedará el Caribe…

 


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a México.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en México.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes encontrar diferentes actividades y excursiones para pasarlo pipa en México.

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoraciones)
Cargando…

6 comentarios en “Ruta por el sudeste mexicano I: Puebla, Veracruz, La Antigua, Mérida, Chichén Itzá y Valladolid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>