Ruta por el sudeste mexicano II: Riviera Maya

Continuamos nuestra ruta por el sudeste mexicano en busca del Caribe, de un lugar para relajarnos. Y es que, aunque no lo crean, los viajeros lo saben bien, viajar es hermoso pero también cansa, en el aspecto físico de la palabra. Los días interminables de tránsito, las grandes “pateadas” culturales por los pueblos o ciudades, las “estudiadas” de la lonely planet y el trabajo en la web, han hecho que no paremos en casi dos semanas.

Riviera Maya

Tulum

Sinceramente no se nos ocurría un lugar mejor que la Riviera Maya, en el Estado de Quintana Roo, para hacerlo. Ya se sabe, por toda la publicidad de las agencias de viaje, que esta zona es turística, muy turística. Pero como todos los lugares, también tiene su cara “b”, se llama Tulum.

Riviera Maya

Es un pequeño pueblito pegado a las ruinas mayas del mismo nombre en el que se respira un ambiente tranquilo, la vida mochilera está muy presente y es posible vivir low cost durante unos días. Aunque para eso hay que investigar por detrás de la fachada turística de la avenida principal llena de tiendas para “gringos” y bares para ricos… Además, este pueblo ofrece una oferta de trabajo casi en cada local comercial. Un buen ejemplo es la banda “Trío Pepe”, formada por una sevillana, un gaditano y un italiano que nos encontramos en el hostel y que , en poco tiempo, no les faltan conciertos.

El alojamiento barato, y muy agradable, se puede encontrar en el Hostel La Cigana. Lo regente Charli, un mexicano que sabe entender el espíritu viajero a la perfección. Sus habitaciones cuestan entre 130 pesos (7,2 euros) el cuarto compartido y 380 pesos (21 euros) la habitación privada. Otra opción económica es el hostel Mama´s home.

Todos están en la zona del centro ya que parte de playa es mucho más cara. Para comer hay varias alternativas, pasear en busca de una taquería local a muy buen precio, comprar rica fruta o verduras para preparar algo, o pasarse por Las Quekas y probar una enchilada por 13 pesos (0,70 euros).

Riviera Maya

Sea como fuere, Tulum es el centro de operaciones perfecto para conocer el sur de la Riviera Maya. Con una bici, un bocata y no más, se puede disfrutar de aguas cristalinas y playas relajadas sin mucho bullicio y, lo más importante, con manglares a tú espalda, nada de gigantescos resorts.

Akumal

Pero no sólo eso. Con 20 pesos (1,2 euros) en bus colectivo local puedes llegar a Akumal, “lugar de tortugas” en maya, el pueblo donde cada verano desovan decenas de éstas, y con las que se puede nadar libremente en a solo 20 metros de la orilla cualquier día del año y completamente gratis. Los guías intentan que les contrates la excursión o le alquiles el equipo de snorkel, pero con tus propias gafas y tubo lo cierto es que es muy fácil disfrutar de esta maravillosa experiencia.

Riviera Maya

Riviera Maya

Isla Mujeres

Nos dirigimos al norte, a Cancún. En frente, una isla. Huimos rápido a lo que creímos sería el paraíso, Isla Mujeres. También llegó la invasión del dólar. Por nosotros, no tiene más de una noche que, por supuesto, recomendamos pasar en el Hostel Poc Na, el hostel más antiguo de México, ya venido a menos eso es cierto, y uno de los más baratos (desde 115 pesos, 6,5 euros, la habitación compartida frente al mar). Lo único, si quieren dormir, comprueben si antes les gusta el concierto que toque esa noche. Les parezca o no, tendrán que tararear las canciones, aunque sea desde la cama en un duermevelas.

Riviera Maya

Riviera Maya

Para llegar a la isla hay tres ferrys. Dos son turísticos (70 pesos el viaje, 4 euros) que salen desde Puerto Juárez en Cancún y llegan al centro de la isla, y uno, de coches pero que también acepta pasajeros (38 pesos el viaje, 2,1 euros) que se toman desde Cancún en Puerto Sam y llegan unos metros más al sur en la isla. Solo hay que tener en cuenta que Puerto Sam no está tan bien conectado como Puerto Juárez. Afortunadamente, en nuestro caso, un investigador mexicano que cruzaba con su automóvil hacia Cancún se nos acercó cuando volvíamos desde la isla en la barcaza y nos ofreció acercarnos a nuestro destino. Agradecidos por el gesto y por la charla.




Riviera Maya

Cancún

Desde aquí nuestra ruta tenía que pasar obligatoriamente por Cancún porque desde ahí salía nuestro vuelo con la compañía bajo coste Viva Aerobus. La forma más barata de llegar hasta la capital hotelera es en un autobús por 80 pesos (4,8 euros) con Mayab o enlazar colectivos en varios pueblos. No os esperéis más que grandes edificios hoteleros, todos los precios en dólares y, eso sí, una playa con un agua cristalina muy a tener en cuenta (a pesar de los pesares). Por ejemplo la que está delante del “Coco Bongo”, donde van muchos locales y donde un señor vende unos tacos dorados rellenos de cazón completamente impresionantes. Por suerte, gracias a dos amigos locales, Ara y Daniel, también vimos lo que hay detrás del decorado de esta gran urbe.

Riviera Maya

Riviera Maya

Riviera Maya


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a México.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en México.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes encontrar diferentes actividades y excursiones para pasarlo pipa en México.

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoraciones)
Cargando…

2 comentarios en “Ruta por el sudeste mexicano II: Riviera Maya

  • Buenas viajeros!! ¿Cómo que ya estáis cansados y andáis por zonas de guiris para reposar?? jejejej Entiendo vuestro sentimiento tibio, para dos españoles viajados encontrar playas dignas de admirar cuesta, para eso habrá que salirse de las rutas del turismo de masas! Aunque en un viaje tan largo tiene que haber y habrá de todo.
    Echo en falta más de vuestras anécdotas y sensaciones!!

    Un abrazo, que la fiesta no pare!

    Reply
    • Muy buenas Eduardoooo!!
      Sí, la verdad es que nos vamos encontrando de todo. Si llegamos a un sitio turístico, buscamos lo local y auténtico, sino no tiene gracia.
      Todavía estamos adaptándonos a la nueva situación, tenemos que coger una dinámica de trabajo, para que todo esto no se nos vaya de las manos…
      Saludos desde Panajachel!!!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>