Qué ver en Santander: aquí lo mejor de lo mejor

Actualización: 20 octubre, 2020

Hubo un tiempo que fue el refugio de las clases altas del país y hoy en día sigue siendo un lugar agradable con amplias playas de arena, montañas verdes de fondo y un ritmo de vida tranquilo de lo más cosmopolita. Santander, capital de Cantabria, es un destino elegante y con una larga historia marinera: en los siglos XV y XVI fue el principal punto de partida en Iberia para las Américas. Esta ciudad del norte de España no es el lugar para una escapada urbana para ver y ser visto, es perfecta para una viaje relajado. ¡Quédate con nosotros y te contamos todo lo que tienes que ver en Santander imprescindible! ¡Comenzamos!

Qué visitar en Santander

Playas de Santander

Hay una docena de playas con Bandera Azul, algunas con olas del Atlántico para surfear, otras con piscinas para que los niños pequeños puedan remar. Te hablamos aquí algunas de las más populares.

La Playa de los Bikinis (en el lado de la laguna de la península) es poco profunda, segura y limpia, con un embarcadero de hormigón largo que se extiende hacia aguas profundas (perfecta para bucear); Playa del Camello (en el lado Sardinero de la península) es una playa pintoresca con una isla escarpada y piscinas rocosas (al igual que la Playa de la Concha, que está al lado). Segunda Playa del Sardinero (norte del Sardinero) es una playa limpia de arena blanca.

El Sardinero

Estuario de Santander

Es difícil hacerse una idea de cómo es Santander ciudad, ya que todos los lugares altos con buenas vistas están ocupados por grandes y elegantes casas. Una forma fantástica de ver la ría es tomar el barco de cercanías que sale regularmente de Los Reginas en el paseo marítimo, frente al Banco Santander, y para en Pedrena y Somo. Un viaje de ida y vuelta dura 45 minutos. Desde el barco se puede divisar la Isla de Mouro o el faro de Cabo Menor.

Nuestros amigos del blog Imanes de Viaje
Amigos blogueros locales ‘Imanes de viaje‘.

La Península de la Magdalena

En este lugar se encuentran el palacio de verano (Palacio de la Magdalena) y los jardines de recreo de Alfonso XIII. Hoy, esta monstruosidad eduardiana del renacimiento gótico tardío es una universidad (te sonará porque aquí se rodaron muchísimas escenas de la serie de televisión ‘Gran Hotel’), y los jardines un parque público, lo suficientemente grande como para pasar una tarde muy entretenida.

El pequeño zoológico marino, que se ve a continuación lleno de pingüinos y focas, es encantador, al igual que la playa que asoma por la zona.

Centro de Santander

La visita puedes comenzarla por la Catedral de Santander, original del siglo XIV y que fue destruida en gran parte en el Gran Incendio de 1941. La estructura actual ha sido objeto de una larga restauración y su exterior de piedra arenisca recuerda al genio de Gaudí. Posee un bello retablo, un claustro del siglo XV y la tumba del escritor local Marcelino Menéndez Pelayo. El templo religioso se encuentra en la Plaza Obispo Eguino.

Después, continúa por el Ayuntamiento de Santander para llegar al Mercado de la Esperanza y aprender sobre la gastronomía local. Sigue por la plaza Porticada, el mercado del Este y el antiguo Banco Mercantil para finalizar en la plaza de Pombo. Estos son algunos de los imprescindibles que ver en Santander centro.

Oferta inteligente:

  • Antes de que continúes leyendo te interesará saber que la mejor forma de visitar el centro de Santander es haciendo un free tour. Así conocerás los lugares más bonitos de Santander y su historia sin perderte todas las curiosidades. Además, ¡es gratis!
  • Reserva aquí directamente la mejor visita guiada gratuita por el centro de la capital de Cantabria.
  • Además si completar este free tour con este otro por El Sardinero y La Magdalena también puedes hacerlo. Y… ¡gratis!
  • Debes saber que desde el centro hasta El Sardinero o la Península de Magdalena se tarda aproximadamente una hora a pie. Los autobuses abundan y son baratos. El número 10 sale del centro de la ciudad y recorre las callejuelas montañosas de Canalejas, pasa el Hotel Real y baja hasta la Avenida Reina Victoria. Vale la pena tomarlo solo para ver los edificios que bordean la última parte de la ruta. Los taxis son más fáciles de encontrar en las filas cercanas al Banco Santander y al Casino Sardinero.

Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria

Justo cuesta arriba desde la rotonda de Puerto Chico, este museo alberga hallazgos paleolíticos, de la Edad del Hierro y romanos de la región, además de fotos y objetos de las Cuevas de Altamira, descritas como la ‘Capilla Sixtina del Arte Paleolítico’. Lo encuentras en la calle de Casimiro Sainz, 4.

Museo de Bellas Artes

Se trata de un atractivo edificio neoclásico en una zona algo deteriorada al oeste del centro de la ciudad. Alberga una buena colección de arte europeo (principalmente flamenco e italiano) y local, que abarca desde la Edad Media hasta finales del siglo XIX, incluidas obras de Giordano, Goya, Fortuny y Rosales. Cierra todos los días para el almuerzo de 13:30 a 17:30. Se halla en la calle de Rubio, 6.

Centro Botín

Este edificio modernista a orillas del mar Cantábrico, se inauguró recientemente, en 2017, y alberga colecciones de arte moderno de artistas españoles (como Joan Miró o Cristina Iglesias) e internacionales, así como actividades lúdicas.

El Centro Botín se encuentra en los Jardines de Pereda y abre de martes a domingo de 10 a 20 horas durante los meses de invierno y hasta las 21 horas en verano. Para nosotros, un imprescindible que ver en Santander.

Centro Botín

Qué hacer en Santander 

Dónde dormir en Santander

Nosotros nos hospedamos en el Hotel Silken Río Santander, en el centro de la ciudad, cerca del Gran Casino y junto a la famosa playa del Sardinero. Esta cadena hotelera tiene unas habitaciones limpias más que correctas, con vistas maravillosas al mar Cantábrico, y a unos precios justos. El establecimiento dispone de un parking a 150 metros, aunque es fácil encontrar aparcamiento.

Dormir en Santander: Hotel Silken

Dónde comer en Santander

Te recomendamos que te pares a comprar ricos y buenos productos locales en el Mercado de la Esperanza, un fabuloso mercado cubierto donde se vende de todo, desde pescado fresco, chacinas, quesos picón y dulces (como los sobaos y las quesadas)…, y tapea en el Mercado del Este con multitud de opciones donde elegir.

También puedes almorzar el típico cocido lebaniego o cocido montañés en la Bodega Fuente De. Es un bar pequeñito y algo cutre, pero esos son los mejores. Los que más nos gustan. Te chuparás lo dedos y además es barato.

Comer en Santander

Cuándo ir a Santander

En Santander, al igual que sucede en el resto del norte de España, suele llover a menudo. El mejor clima dura desde mediados de junio hasta mediados de septiembre. Mayo es fresco, pero agradable también.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver en Santander? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!


Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces:   


¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.