Trucos

Dar la vuelta al mundo es un sueño que TODOS lo podemos hacer realidad. ¿Cómo? En este espacio Trucos y Consejos te daremos algunas claves para conseguirlo.

1. Tomar la decisión

Este punto es el más complicado de todos. Hay que tenerlo ‘muy’ claro para poder realizarlo. No es fácil, pero nada es imposible. Una vez que des el paso, lo demás fluye sin más.

En nuestro caso, estábamos cansados de la mala situación económica y social que atravesaba nuestro país, un lugar donde no había oportunidades laborales y donde casi la mitad de los jóvenes estaban desempleados. Por eso, en unas semanas decidimos arriesgar y salir fuera de España para trabajar y…¡viajar!

Con calculadora y papel comprobamos que gastábamos más dinero en nuestra ciudad durante un año que haciendo realidad nuestro sueño. No queríamos ‘tirar’ nuestros ahorros de un año en el alquiler del piso, impuestos, seguros, y demás gastos… y decidimos invertirlo en ¡dar la vuelta al mundo! De esta forma, se nos abría un universo lleno de ¡oportunidades!

Pretendíamos con esta aventura unir ambas pasiones: el periodismo y los viajes. Gracias a este paso, de momento, lo estamos consiguiendo. 😀

2. Presupuesto

El presupuesto es una de las cuestiones que más nos preocupan y aún más en los tiempos que corren (nuestro presupuesto total fue de unos 9.000 euros por persona). A continuación te lo iremos detallando.

Para el día a día, calculamos 20 euros diarios por persona (x 9 meses). Los destinos que nos pasábamos lo compensábamos con los destinos que ni llegábamos. A parte había que dejar dinero para gastos extras o imprevistos (950 euros), seguro de viajes y billete de avión RTW.

Billete de avión RTW: dar la vuelta al mundo puede salir por unos 2.000 euros aproximadamente por persona gracias a los bonos Round the World (RTW), billetes de avión con múltiples paradas para montar una ruta alrededor del planeta el tiempo que necesites (válido por período de un año) y así dar los saltos en cada continente. Existen varias alianzas aéreas de carácter mundial. Lo que tendrás que hacer es comparar precio y decidir cuál es la mejor oferta según la ruta que quieras seguir.

Nosotros, después de mucho negociar con el asesor que te designan, lo contratamos con Travel Nation (la compañía más barata según la ruta que queríamos y la que gestionaba las cosas con mayor rapidez). Debes tener presente el número de días, semanas o meses que necesitas entre una escala y otra, es decir, debes tener las fechas cerradas de todos los vuelos antes de contratarlo con la agencia (siempre puedes cambiar la/s fecha/s, eso sí, con un pequeño coste adicional). Nosotros estuvimos una semana estudiando los países que queríamos ver de cada continente. Paciencia. Finalmente, recorrimos 28 países en 9 meses. ¡De locuraaa!

Presupuesto

3. Seguro de viaje

¡El seguro te da la vida durante el viaje! Hay muchas aseguradoras especializadas, como es el caso de IATI. La mayoría de los viajeros españoles contratamos esta aseguradora.

Es un seguro muy completo. Incluye pérdida de maleta, robos de documentación, repatriación por fallecimiento del asegurado, traslado por fallecimiento de un familiar, atención médica en los hospitales, etc. Puede salir por unos 500-600 euros por persona (9 meses).

Contratar el seguro es una cuestión imprescindible para viajar, ¡no se puede escatimar en temas de salud y seguridad! Pero, al final ahorras, porque nada más pisar un hospital por una simple diarrea ya cobran un dineral. ¡El seguro de viajes es ahorro!

Se recomienda guardar el número de póliza en varios lugares y también debe tenerlo algún familiar de confianza.

4. Ruta

Para elaborar tu ruta tendrás que tener en cuenta el tiempo. Se aconseja seguir siempre el verano. Es decir, Asia de septiembre a noviembre, Oceanía de diciembre a enero, América del Sur de febrero a abril, Centroamérica de mayo a junio y África de julio a agosto (empezando por lo más al sur e ir subiendo).

Sin embargo, nosotros empezamos en noviembre de 2013 por Centroamérica (inicio del verano) y terminamos en julio de 2014 por el sudeste asiático. Todo dependerá de los países que quieras conocer y otras cuestiones por ejemplo del tipo económica. Ésta fue nuestra ruta:

Mapa mundi

Además del tiempo, hay que tener en cuenta el nivel de vida de cada país, zonas, continentes. Sin duda los más económicos son: Centroamérica, Sudamérica, África y Sudeste asiático (prácticamente todo el hemisferio sur). Cuanto más bajo, mejor, más cosas podrás hacer.

La seguridad de los países es otro factor que necesitarás para crear la ruta. Para consultar el estado de ese país sólo hay que entrar en “Recomendaciones de viaje” de la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

5. Visados

En la mayoría de los países no hace falta visado o similar si eres español.

En Cuba, Rusia, China, La India, Sri Lanka, etc., sí que te lo piden. Para saber exactamente qué países son y qué se necesita consulta la web del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

En EEUU no te piden un visado al uso. Te piden algo similar. Es una Visa Electrónica. Una especie de autorización que se gestiona de forma muy rápida por Internet (hay que pagar 14 dólares). Es válido para los turistas, en este caso, españoles, que visiten EEUU por un período inferior a tres meses. Pincha aquí para saber más. Esta especie de autorización electrónica se va implantando en otros países como, por ejemplo La India.

En países africanos y asiáticos, te exigen el visado pero se gestiona sobre la marcha tanto en los aeropuertos como en los puestos fronterizos (normalmente hay que pagar una tasa y, a veces, hasta hay que regatear… jejeje.).

En países latinoamericanos no te piden nada si eres español (a veces sólo hay que pagar una tasa). Y en Europa puedes moverte sin problemas si eres español, no se necesita ni el pasaporte.

6. Documentación

Se necesita: pasaporte en vigor (presta atención para que no caduque mientras te encuentres de viaje); fotos tamaño carné; fotocopias compulsada del pasaporte; fotocopia del billete RTW; fotocopias y escaneados de la/s tarjeta/s de créditos, cartilla de la vacuna (incluida la de la Fiebre Amarilla), visados; folio con los contactos del banco, móvil, seguro y embajadas (las embajadas también se pueden ver en la web del Ministerio).

Además de todo ello, es muy importante que guardes los documentos escaneados en tu correo electrónico (incluso, es una forma de ahorrar peso y espacio en la mochila).

También es interesante que se crucen los documentos. Es decir, si vais en pareja, lo suyo es que cada uno tenga los documentos fotocopiados del otro.

Es conveniente que te saques el Carné de Conducir Internacional. Acude a la Delegación de Tráfico. La tasa cuesta 9,90 euros (2013). Es válido por un año.

Y una última cuestión interesante, aunque es algo opcional. Te puedes registrar en el Registro de Viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores de España para informar de dónde te vas a encontrar en cada momento.

Pasaporte

7. Vacunas

Las vacunas obligatorias para todo viajero que dé la vuelta al mundo o vaya a realizar un gran viaje son: tétanos, hepatitis A, hepatitis B, vacuna contra la Fiebre Tifoidea, vacuna contra la Fiebre Amarilla (te dan una cartilla amarilla que deberás llevar contigo obligatoriamente) y pastillas contra la Malaria (no existe la vacuna).

En cualquier caso puedes consultar la página web de Sanidad Exterior y acudir al centro de Vacunación Internacional que existe en toda capital de provincia.

8. Hospedaje

Sin duda, las casas de los amigos son de lo más barato 😀 Pero en el caso de que no se cuente con esta opción, habría que apostar por los hostales y albergues. Es imposible planificar y reservar un viaje tan largo, así que hay que vivir al día y reservar sobre la marcha. Hay muchos buscadores en Internet especializados y con grandes ofertas (como por ejemplo Booking, Ágoda, etc.) , y también te puedes descargar guías de viajes en PDF para verlas en tu tableta (te resuelven este tipo de dudas).

Te puedes sacar el Carné Internacional de Alberguista para tener descuentos. Vale 6 euros para menores de 30 años y 13 para mayores de 30 años. El carné se puede obtener en cualquier albergue que pertenezca a la Red Española de Albergues Juveniles y a Hostelling International.

Otra cuestión interesante y que se ha puesto de moda desde hace unos años, es el Couchsurfing. Son redes sociales que ponen en contacto a sus usuarios para intercambiar hospitalidad, es decir, te registras en su web para que un usuario (desconocido para ti) te deje una cama o su sofá totalmente gratis en el lugar del mundo en el que te encuentres. Tú también puedes poner a disposición una cama de sobra o sofá en tu casa, aunque no es obligatorio. Puedes meterte en el perfil de cada persona para saber si hablan bien o mal de ese usuario y hacerle esta petición. Las páginas más conocidas son couchsurfing.org  o bewelcome.org. ¡¡¡Nosotros es lo mejor que hemos hecho durante nuestra vuelta al mundo!!! ¡¡¡Un gran descubrimiento!!! ¡¡¡Ya tenemos muchos amigos por todo el planeta!!!

Asimismo, está de moda alquilar habitaciones por días, por horas. Hay muchos portales que se dedican a eso y con múltiples variantes.

Y, por último, puedes hacer Wwoof y Helpx. O lo que es lo mismo alojamiento a cambio de trabajo. A veces se incluye hasta la comida y otras incluso te pagan. Se suele trabajar unas “horillas” en granjas, albergues u hostales… y puedes dormir totalmente gratis.

Como comprobarás, hay muchísimas opciones y todo para ahorrarnos unos ‘eurillos’.

–> Aquí os dejamos algunos ejemplos de nuestra experiencia en estos tipos de alojamientos. ¡Ya nos contaréis!

9. Comer

En nuestro país se come muy bien y en otros muchos también, pese a las malas leyendas que circulan por ahí… ¡Hay que ser valientes, informarse, aprender y probar de todo de cada cultura!

Lo suyo es sumergirse en los mercados de abastos de los municipios para comprar barato y lo típico (los hostels y albergues suelen tener cocina). De igual modo, debes comer en aquellos bares y restaurantes a los que acuden los autóctonos, no los turistas (puedes ayudarte de las guías de viaje, preguntando a los locales o incluso hacer caso de las opiniones de TripAdvisor). Ahorrarás mucho dinero.

Y siempre quedará el supermercado. Puedes recurrir a ellos y comprar, por ejemplo, pan de molde, mortadela, latas de conservas, paquetes de patatas, frutas, galletas, zumos, batidos, etc. para no hacer todas las comidas en los bares cada día. Esto lo hay en todos los países.

De esta forma, ahorraras bastante dinero. Aunque ya se sabe que en ciertos países no compensa comprar… ¡¡¡se puede comer por tan sólo un euro!!!

–> Aquí os dejamos algunos ejemplos de los platos que hemos probado por el mundo. ¡Ñam, ñam!

10. Logística

–> ¿Quieres ver lo que nosotros llevábamos en nuestra mochila? Te lo contamos en este vídeo.

Recomendamos que cada persona lleve dos maletas, una de 60 litros y otra de unos 20.

La pequeña es para transportar las cosas del día a día (agua, chubasquero, gorra, documentos, mapas, cámara…), ya que la grande se va a mantener guardada en los hostales, consignas, transportes, etc. que vayamos encontrando.

La grande no debe pesar más de 12-15 kilos. Y en ella debes llevar para un año, lo mismo que llevarías para una semana, teniendo en cuenta múltiples factores: el clima, los accesorios de montaña…:

  • Ropa: Es mejor llevar poca ropa y lavar más. Varias camisetas de manga corta, otras camisetas de manga larga (una de ellas, polar), dos pantalones largos desmontables (nunca vaqueros), un pantalón corto (falda o vestido), un pantalón térmico, ropa interior, uno o dos bañadores, un buen chaquetón (debe abrigar bien, si es cortaviento, impermeable y transpirable, mejor), un pijama, una gorra para el sol, un gorro polar, unos guantes, una braga para el cuello (o pañuelo), una gafas de sol, unas chanclas y unas buenas botas (que sirvan para verano e invierno, con buenas suelas para hacer trekkings, no muy pesadas, impermeables y transpirables).
  • No te olvides el cinturón trampa. Es un cinturón que en su interior tiene una cremallera donde puedes guardar algunos billetes y una fotocopia compulsada del pasaporte bien doblada.
  • Una toalla fina (o dos). Si llevas un pareo lo puedes usar como toalla.
  • Un saco de dormir ligero (o saco sábana), almohada hinchable y tapones para los oídos (esto último muy útil sobre todo cuando compartes habitación o duermes en los transportes).
  • Neceser: gel, champú, acondicionador, crema hidratante para el cuerpo y la cara, crema solar, desodorante (existen los desodorantes de alumbre si quieres ahorrar), colonia, pasta y cepillo de dientes, peine, cuchillas de afeitar, pinza para depilar, cortauñas, bastoncillos para los oídos, lentillas desechables, etc. En definitiva, lo que sueles usar. Olvídate del secador de viaje, la plancha de viaje para la ropa o la maquinilla de afeitar. Acuérdate de meter los líquidos en botes de 100 ml para ahorrar espacio y por si no quisieras facturar la maleta.
  • Menstruación: este tema es llevadero como cualquier otra cosa. Las compresas se venden en todas las partes del mundo. Los tampones no. Suminístrate bien si los usas. También puedes usar las copas menstruales (gracias a otras viajeras, María José ha conocido este práctico invento 😉 ).
  • Botiquín básico: termómetro, tijeras pequeñas, pinzas, tiritas, gasas, vendas, esparadrapos, jeringuillas y agujas, yodo y agua oxigenada (en envases de 100 ml.), analgésicos, antihistamínicos, antibióticos, antidiarreicos, antinflamatorio, suero oral, sobres con alcohol para desinfectar objetos, malarones, complementos vitamínicos.
  • Repelente de mosquitos y mosquitera. Sobre la marcha, puedes comprar espirales.
  • Mini-costurero.
  • Cuchara, tenedor, navaja (o cuchillo de plástico bueno por si quieres evitar facturar), un abre-latas, un plato pequeño y un mechero.
  • Detergente en botes de 100 ml. para lavar la ropa (o jabón lagarto) y suavizante. Un truco: llevar un tapón universal para tapar el agujero del lavabo y lavar ahí la ropa. Una cuerda larga y pinzas para tender la ropa. Si no quieres lavar mano, ve a las lavanderías. Existen en todo el mundo y son baratas.
  • Tecnología: Ordenador pequeño (de 10 pulgadas sería lo ideal) para pasar las fotos, ver películas, escuchar música, leer libros, leer guías de viaje, escribir tu diario, comunicarte con familiares y amigos, etc. Una cámara de fotos (nosotros elegimos una compacta que hace fotografías con buena resolución, graba en Full HD y además es sumergible en el agua hasta 18 m). Un par de USB con gran capacidad. Tarjetas de memoria. Cascos. Cargadores y baterías. Triples y enchufe universal.
  • Linterna (o frontal) y mini-prismáticos.
  • Un cuaderno y bolígrafos.
  • Gafas y tubo para bucear. Evitas alquilarlas constantemente. ¡Ahorrarás!
  • Cinta americana. Te servirá en algunas ocasiones, sobre todo, cuando las cosas se rompen.
  • Varios candados (no sólo para las mochilas, si no también para las consignas de los hostels). Opcional: cables antirrobos.
  • Pañuelos de papel o papel higiénico. Cómpralos sobre la marcha.
  • Forro impermeable para la maleta de 60 litros (además de proteger de la lluvia, también lo hace de la suciedad y de los posibles robos) y un par de bolsas estancas pequeñas (para la cámara de fotos, teléfono móvil, cartera, etc.).
  • Un par de etiquetas con tu nombre, dirección, teléfono y e-mail de contacto (una para colgarla en el exterior de la mochila y otra en el interior).

Viajar

11. Trucos y Consejos

– Dinero

No te lleves mucho dinero en efectivo, sólo lo necesario para un par de días en el comienzo de tu viaje. En todos los sitios del mundo existen cajeros que te dan el dinero local que necesitas (te cobran una pequeña comisión). De esta forma te ahorras acudir a los sitios de cambios de divisas con altísimas comisiones o tener que cambiarlo en las fronteras sin saber si te están timando.

Si no quieres pagar comisiones, te recomendamos que te abras una cuenta en EVO. Puedes sacar dinero sin que te cobren comisiones en ningún cajero del mundo, entre otras muchas ventajas. Nosotros lo hemos probado y nos ha funcionado de maravilla. Eso sí, tienes que dar con la compañía bancaria que no te cobran ninguna comisión (debes ir probando) en el país de turno.

– Guías

No es necesario comprarse las guías de viaje en papel, puesto que tendrías que llevar sólo una maleta para ellas. Lo ideal es descargarlas en PDF, como comentábamos más arriba. Las mejores guías de viajes, sin lugar a dudas, son Lonley Planet y Guía Azul. También te puedes ayudar de la aplicación Mi Nube, donde viajeros anónimos te hacen recomendaciones.

Te recomendamos que cada vez que llegues a una ciudad o municipio acudas a la Oficina de Información oficial (si las tienen, claro), de seguro ayudarán muchísimo. Hazte con un mapa para moverte por el lugar. Si no, la aplicación maps.me te permite ver mapas of-line.

– Nube

Usar la nube (Dropbox, Box, Google Drive,… por ejemplo) es una herramienta muy útil para guardar las fotografías y vídeos. En el caso de que las fotos se perdiesen del ordenador, disco duro externo,…, siempre estarán guardadas en Internet y podrás recurrir a ellas sin problemas. Sería una lástima perderlas, ¿verdad?

Puedes compartir o dar tu usuario y contraseña a un familiar de confianza para que vaya descargando las fotos desde la nube a un disco duro e ir renovándolas. ¡Así lo aseguras todo aún más!

– Comunicación con los familiares

Evidentemente llamar o mandar mensajes en el extranjero supone un dinero curioso. En muchos bares y restaurantes, hostales y albergues hay Wifi y puedes mandar WhatsApp sin problemas y sin coste (recuerda, que debes desconectar la opción de datos en tu móvil para evitar las facturas de llamadas con Internet. Si no lo haces, te cobrarán muchísimo dinero. Recurre siempre al ¡¡¡Internet libre!!!: al Wifi). Además puedes hablar por teléfono con Skype móvil, LineViber.

Si no es posible tener Wifi, busca un Ciber para hablar tranquilamente de forma gratuita con Skype. Si la persona a la que llamas no tiene Internet o Wifi en casa, mete 10 euros en Skype y llama a un teléfono fijo sin apenas coste (al móvil también, pero es un poco más caro). ¡Esos 10 euros te durará meses!

También está la opción de comprar tarjetas de teléfono de cada país en un móvil antiguo que tengas. Pero… ¿cuántas tarjetas tendrías que comprar en una vuelta al mundo?… Intenta primero las otras opciones.

– Transporte interno

En cada destino nos moveremos en autobuses o trenes locales (en ocasiones, podemos hacer autostop, alquilar coches, motos, bicicletas o autocaravanas) para llegar a la siguiente ciudad, pueblo o aldea. Pero si estás cansado de pasarte las horas en ellos, puedes recurrir a los vuelos de bajo coste. En Asia funciona muy bien Air Asia; Centroamérica, Easy Sky; Europa, Ryanair y EasyJet. Aquí puedes encontrar estas compañías.

No es lo mismo un transfer para turista que un transporte local. El primero vas más rápido, más cómodo y tiene aire acondicionado. Vale 30 euros. El segundo es mucho más lento, hace mil paradas, es incómodo y no tiene aire. Cuesta 3 euros. Es una diferencia abismal. Alguna vez te puedes dar un lujo, pero serán las menos veces. La parte positiva de los transportes locales es que ves la vida real y auténtica de un pueblo. ¡Nosotros no lo cambiaríamos!

–> Aquí os dejamos algunos ejemplos de los transportes que hemos utilizado en nuestra vuelta al mundo.

– Facturar

En la medida que puedas no factures la mochila, así habrá menos probabilidad de que te la pierdan. Recuerda, es tu “casa” durante el viaje, ¡como los caracoles!.

Si no facturas, no podrás llevar la navaja ni objetos similares (sí te permiten: cuchillo de plástico, cuchillas de afeitar, corta uñas y tijeras pequeñas de esas que se doblan, pinzas para depilar… por experiencia propia), y los líquidos o cremas deben ir metidos en botes de 100 ml. o inferior. En cuanto a la comida sólo te dejarán alimentos al vacío y latas de conserva.

La maleta de 20 litros la tendrás que meter vacía dentro de la de 60. Puedes llevarte una mini-mochila de tela fina, un bolsito o una riñonera si te ves apurado/a.

– Idiomas

Evidentemente hay que saber inglés para poder comunicarse sin problemas en cualquier país. Con un nivel intermedio será suficiente.

En América latina se habla básicamente español, en nuestro caso como españoles ya tenemos algo ganado.

Donde no se habla mucho inglés, y menos aún español, son los países asiáticos, por ello, te recomendamos que lleves alguna libreta con algunas frases anotadas en la lengua de destino. Seguro que te sacarán de más de un apuro, sobre todo… ¡en China!

Según diversos estudios, las lenguas más habladas en el mundo son el chino mandarín (955 millones de hablantes nativos), el español (405 millones de hablantes) y el inglés (360 millones de hablantes), respectivamente. Por lo que nos podemos sentir unos afortunados,  al ser el español la segunda lengua más hablada en el mundo.

– Regatear y dejar propinas

En algunos países se considera una ofensa si no regateas. En otros deberás hacerlo porque el precio que te dirán será desorbitado. No te pases con las compras, porque después tendrás que cargarlas en las mochila (siempre podrás enviar paquetes a tu país a través de mensajería). Si tu viaje está apunto de concluir, aprovecha ahí para comprar souvenirs para ti y tus seres queridos.

En cuanto a las propias, no se suelen dejar. En Estados Unidos y en algunos países anglosajones es casi una religión.

– Respetar

Cuando se viaja hay que ir con la mente muy abierta. Debes respetar su cultura, sus costumbres y sus leyes a pesar de que choquen con las nuestras y sea algo que no te guste, como por ejemplo en países de religión musulmana donde las mujeres juegan un papel inferior al hombre. Al mismo tiempo, deberás respetar el entorno y el medio ambiente cuando realices excursiones a la montaña, navegues por un río o visites la ciudad, aunque en el país de turno no se haga. ¡El planeta es de todos!

– Antes y después

Recuerda que lo mismo que dejas las cosas atadas antes de partir (dejar el piso de alquiler o alquilar tu vivienda, dar de baja a los seguros, etc.), tienes que asegurarte de hacer lo mismo en el regreso, si es que piensas regresar, claro. Hablamos de tener un dinero ahorrado para ir tirando unas semanas, por ejemplo.

Alegria

12. Vivir

Seguro que después de leer toda la sección Hazlo tú tendrás muchas dudas. Contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte y profundizar en el tema.

Una vez que lo tengas todo en tus manos sólo queda ¡¡¡disfrutar!!! A veces debes pararte a pensar lo que estás viviendo… ¡Una vuelta al mundo no se hace todos los días…!


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos al destino que quieras.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en los destinos elegidos.

–> Si quieres recorrer cualquier país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes encontrar diferentes actividades y excursiones para pasarlo pipa en tu viaje.

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.