10 consejos para viajar a Nueva Zelanda‏ low cost

En este post os daremos las claves para 10 consejos para viajar low cost en Nueva Zelanda‏:

1. Alquilar un coche o autocaravana para recorrer el país. Los alojamientos son muy caros y muchos de los atractivos del país son naturales, es decir, están en zonas rurales, por lo que el alquiler es la mejor y más económica opción. Es preferible comparar los precios y hacer la reserva por Internet. Si es posible, elegir un coche diésel. La diferencia será mucha. Os dejamos un post sobre cómo elegir caravana en Nueva Zelanda por si optáis por la autocaravana. 

2. La gasolina es cara en Nueva Zelanda (aprox. 2,15 $ litro de diésel – 1,34 euros litro de gasolina y 1,50 $ 0,93 euros),  y es complicado ahorrar mucho, pero algo se puede. La gasolinera más barata es Challenger pero si aplicamos descuentos os puede salir más a cuenta repostar en BP o Caltex. Para que os descuenten varios céntimos por litro tenéis que conseguir en cualquier oficina de información turística, en la AA (Asociación de Automovilistas) o en los mismos surtidores una tarjeta descuento. En la isla sur hay que repostar en cuanto que se pueda en pueblos grandes, por dos razones, en los pequeños el precio sube y, segundo, porque hay muy pocas gasolineras y os podéis quedar tirados con mucha facilidad.

3. En Nueva Zelanda no se permite dormir en coche o autocaravan en cualquier rincón, así que hay que buscar una zona de libre acampada. La mayoría están gestionadas por el Departamento de Conservación y se reparten entre la isla norte y la sur (en la norte están más alejados de los núcleos urbanos y en la sur hay zonas que no cuentan con estos espacios. Mejor ser previsor y coger un mapa de campamentos en las oficinas de información para planificarlo). Las tasas suelen de 6$-10$ (3,8-6,2 euros) por persona y noche. La forma de pago es sencilla. Cuando se llega al camping se coge un sobre con un formulario que hay que rellenar y depositar el dinero en ese mismo envoltorio. Por la tarde noche y a primera hora de la mañana no hay supervisores. Ustedes mismos…

4. Las compras en supermercados es otro de los aspectos que hay que tener en cuenta para mantener un presupuesto low cost. El sitio preferido por los ahorradores de este país es el Packn Save (una especie de Makro para todos los públicos). La fruta y verdura es muy cara pero, en ocasiones, dejan en una carro la que va a caducar próximamente a bajo precio. Otra opción si no encontráis este supermercado es New World, de los mismos dueños y con muchas ofertas también.

5. Visitar los puntos de información turística que se reparten por el país. Son muchos, con personal muy cualificado y que, además de poder reservar alojamientos, transportes y tickets para atracciones turísticas, pueden informarte de todas las actividades gratis que se pueden hacer. Aquí os dejamos la lista completa de I-Sites en Nueva Zelanda.

6. En las dos islas las entradas a los sitios turísticos son muy caras. Hay lugares imprescindibles que hay que visitar pero el gran tesoro del país está en sus Parques Nacionales. Por suerte el acceso es gratuito. Por tanto, no hay mejor plan que caminar por alguno de los miles de senderos habilitados en el monte. ¡Son totalmente gratis!

7. En muchas revistas turísticas hay cupones de descuento para prácticamente todo: excursiones, restaurante, hoteles… No está mal para ahorrarse unos euros coleccionarlos y después usarlos cuando sean convenientes.Rentalcars8. Con la vida campista muchas veces no te acordarás de que llevas móvil ni que necesitas Internet, pero si verdaderamente te hace falta, puedes conectarte gratis en algunos de los puntos de información turística o edificios públicos que encuentres. La conexión suele ser rápida y no cuesta ni un euro. Además, podrás aprovechar para recargar todas las baterías. De alguna manera en NZ desarrollarás una especial habilidad para detectar enchufes por todos lados.

9. Si no tienes más remedio puedes acudir a un camping de pago (entre 40-50 euros por caravana) con puntos de luz, servicios y duchas. Pero si lo tuyo es el low cost sin reparos, en Nueva Zelanda no tendrás problemas. Hay servicios públicos en cada rincón, algunas duchas públicas con agua caliente, zonas públicas para rellenar el depósito de agua (también en alguna gasolinera te pueden hacer el favor) y para evacuar residuos. Es decir, un lujo al servicio de todos y completamente gratuito.

10. Normalmente, el recorrido por el país comienza por Auckland (isla norte), lugar donde llegan la mayoría de vuelos internacionales, y se empieza a bajar hasta la isla sur (hay que coger un ferry con la campervan). Por el precio de la gasolina y el alquiler de la caravana hay que tener muy en cuenta volver al punto de origen en avión (si es el caso, volver a salir desde Auckland). Existe una aerolínea de bajo coste, Jet Star que ofrece tarifas muy competitivas si se reserva con antelación por Internet. Puede que ahorres mucho dinero.


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Nueva Zelanda.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en Nueva Zelanda.

–> Si quieres recorrer las dos islas del país, puedes alquilar un vehículo aquí. 

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

One comment on “10 consejos para viajar a Nueva Zelanda‏ low cost

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>