fbpx

Machu Picchu y Valle Sagrado de los Incas

Actualización: 31 octubre, 2019

Machu Picchu significa montaña vieja en quecha. Es una ciudad inca situada en el Valle Sagrado, a unos 100 kilómetros al noreste de Cusco y construida en lo más alto de un macizo, rodeada de templos, canales de agua y jungla. Fue un importante centro político, religioso y administrativo de la época inca y en la actualidad es Patrimonio Cultural de la Humanidad y una de las 7 maravillas de mundo moderno.

Valle Sagrado de los Incas

Después del descanso en Cusco, llegaba el día que poníamos rumbo al Valle Sagrado a pocos km de la ciudad hasta terminar en la famosa montaña sagrada de los Incas. En el viaje, como en la vida, es tan importante el destino como el camino, por ello en este recorrido no hay que olvidar el Valle Sagrado compuesto por una serie de pueblos que mantienen el trazado, muros y grandes obras del incanato: Chinchero, Yucay, Tipón, Pikillaqta, Moray, Urubamba, Písac y Ollantaytambo…, y la última etapa, Aguas Calientes, donde se encuentra Machu Picchu.

Advertisement

Valle Sagrado

Como decimos, entre la famosa ciudad inca y Cusco está la cuna del antiguo Tahuantinsuyo (Imperio Inca) que tuvo una trayectoria brillante desde sus comienzos alrededor del año 1.300, pero al mismo tiempo fugaz, ya que su evolución fue interrumpida por la invasión española de 1.532. Vivían de la producción agrícola pero también eran grandes ingenieros y arquitectos.

Resulta complicado imaginar cómo los incas pudieron erigir semejantes construcciones maravillosas a más de 2.000 metros de altitud de la madre tierra y todas ellas, unas mejores conservadas que otras, se pueden visitar.

Para llegar hasta ellas puedes hacerlo de dos formas: por tu cuenta o reservando una excursión. Si decides hacerlo por libre, no te pierdas MorayOllantaytambo y las salineras de Mara.

Machu Picchu

Antes de visitar Machu Picchu te recomendamos que leas mucho, porque nosotros «picoteamos» algo y ahora que sabemos quizás hubiéramos hecho las cosas de otra forma. Te contamos esto porque llegar hasta Machu Picchu no es tarea fácil, se necesita tiempo y dinero.

Para alcanzar la ciudadela inca, también conocida como la ciudad perdida de los incas, tienes varias formas de hacerlo: en tren, en autobús + trekking de unas 3 horas, o trekking de 4 días (los famosos Caminos del Inca). Vamos por partes.

Cómo llegar a Machu Picchu

Tren

Llegar a Machu Picchu se ha convertido en un lucrativo negocio para un par de empresas ferroviarias, PerúRail e InkaRail, que operan en exclusiva el tramo de Ollantaytambo a Aguas Calientes, éste último, el pueblo base para subir al santuario histórico de Machu Picchu. Los billetes para esta ruta que no tiene acceso por carretera, superan los 40 euros el trayecto en un viaje que no alcanza las 2 horas.

Hay dos tipos de trenes desde Cusco: Vistadome (panorámico) y Backpacker (convencional). Como el viaje se puede hacer cómodamente en cualquiera de ellos, elegid la opción económica que también tiene ventanales en los techos 🙂 Desgraciadamente la opción más barata, el Backpacker, cuesta a pesar de todo unos 90 euros ida y vuelta. Unos 130 euros el Vistadome. Comprobad de todas formas, el tarifario en la página web para ver las últimas actualizaciones.

Si se reserva online hazlo al menos con una hora de antelación, aunque, te recomendamos más, si puedes hazlo el día de antes por la cantidad de demanda que existe. En cualquier caso tienes que estar previamente en la estación con un mínimo de 30 minutos.

Tren a Machu Picchu

Pero ante la adversidad, siempre hay una alternativa para llegar a la ciudad inca algo más económica, aunque ésta sea más cansada, larga y tediosa. Como el tren de Cusco suele estar completo, a no ser que reserves con muchos meses de antelación, puedes tomar el de Ollantaytambo. Además la frecuencia de trenes es mucho mayor que desde Cusco.

Desde Cusco a Ollantaytambo hay 65 kilómetros, unos 90 minutos por carretera. En taxi puede salir por unos 20 euros (o coge un bus de Cusco a Urubamba, y luego otro de Urubamba a Ollantaytambo; todo por dos euros). El trayecto en tren de Ollantaytambo a Aguas Calientes son algo más económicos tanto en Backpacker como en Vistadome.

Autobús

Desde hace unos años se está poniendo de moda la ruta alternativa de acceso a Machu Picchu vía Santa Teresa. Y sin duda, es la opción más económica de todas. Para ello, primero, hay que tomar un bus desde Cusco hasta Santa Marta (20-30 soles, 5-7,8 euros, 4 horas) desde la Terminal de Santiago al oeste de la ciudad.

Después, una combi o colectivo desde Santa Marta que te lleva hasta Santa Teresa (10 soles, 2,6 euros, 1h. 30 min.) La carretera es sinuosa y con curvas: ¡agárrate! En temporada de lluvias hay que asegurarse que se mantienen los servicios y que no hayan desprendimientos por las precipitaciones, porque si no, no sirve de nada ésta opción.

Desde Santa Teresa, hay que caminar junto a las vías del tren y en paralelo al río Vilcanota hasta alcanzar Hidroeléctrica durante 8 kilómetros (última parada antes de llegar a Aguas Calientes).

Desde este punto ya solo quedaría un pequeño paseo de 2 kilómetros hasta Aguas Calientes, el final del trayecto. En total, unas tres horas de trekking.

Trekking Machu Picchu

Camino Inca

Hay muchas rutas para hacer senderismo y te lleven por el Valle Sangrado de los Incas y Machu Picchu, pero no hay ninguna como el Camino Inca. Es el más popular entre los viajeros y es el trekking más famoso del continente americano. Parte desde Cuzco, 43 kilómetros de senda entre bosques y densas nieblas, escalones de piedra milenarios, llamas, campesinos y vistas majestuosas. Es duro, o eso dicen, pero al final está la recompensa: la famosa Puerta del Sol y sus impresionantes vistas a las ruinas de Machu Picchu.

Eso sí, barato no es. Puedes costar alrededor de 600 euros lo más barato y es obligatorio hacerlo con guía. Además está limitado y sólo lo pueden realizar unas 500 personas al día. Resérvalo con tiempo.

Si busca otro menos concurrido, puedes hacer el trekking Salkantay, considerado por la revista National Geographic como uno de los 1o mejores del mundo – te lleva 4 días por la preciosa y dura Cordillera Vilcabamba. Son cuatro días también, pero más bonito (verás glaciares) y más duro. Tendrás que estar bastante en forma.

Machu Picchu entradas

A cada paso se aprecia el esmerado y extraterreste trabajo de los Incas, una civilización que perduró pocos siglos a pesar de su brillante cultura. La sorpresa no olvida al rostro en toda la jornada que finaliza, de forma obligada, en Aguas Calientes, el pueblo del Machu Picchu (es una pequeña aldea de servicios llena de hoteles y restaurantes).

¿Dónde dormir en Aguas Calientes?

El también conocido como Machu Picchu pueblo es un municipio pequeño aunque tiene una amplia oferta de alojamientos. Eso sí, en general son muy caros para los servicios que prestan (no encontrarás uno por menos de 65 euros la noche). De hecho, el nuestro no nos gustó. Pero te dejamos aquí otras opciones que pueden ser interesantes según las puntuaciones y los comentarios de los clientes que ya han pasado por cada unos de ellos:

Al día siguiente, ganándoles horas al sol, toca madrugar para llegar pronto a la antigua ciudad. Nosotros despertamos a las cinco de la mañana. Debido a la lluvias, que hicieron que un trozo de la carretera de acceso a la montaña se desprendiera, ni tan siquiera valoramos la posibilidad de subir en bus (en torno a los 10 dólares viaje solo ida, 7,3 euros, para un recorrido de 20 minutos). Más adelante descubrimos que a pesar de los desprendimientos, hay varios autobuses colocados en varios puntos de la subida para garantizar el servicio (aunque si vas en la época seca que va de mayo a octubre no tendrás este problema).

Entre una lluvia fina y junto al fiero cauce del río Urubamba fuimos avanzando los primeros metros todavía en noche cerrada. A los pocos minutos, con la niebla mezclada con la vegetación del valle, atravesamos el puente de acceso para alcanzar los primeros escalones que llegan a la cumbre, en este caso nunca mejor dicho.

Con esfuerzo, por el desnivel y la altura (2.430 metros), en más de una hora y media, el tiempo estimado, llegamos al control de acceso (60 euros aprox. los adultos y 50 euros aprox. los niños). Fuimos de los primeros, y eso es algo que hay que valorar cuando se habla de este lugar (recibe más de un millón de visitas al año, de ahí las restricciones de acceso).

Valle Sagrado

La necesidad de una botella de agua hace romper la magia. Los ladrones que gestionan los servicios de bar la cobran a 10 soles (2,6 euros, más de cuádruple que en la ciudad; hay sólo una alternativa bajando la cuesta de acceso del bus, en el bar donde comen los trabajadores). Ya saben lo que debes llevar contigo.

¿Dónde comer en Machu Picchu?

  • El complejo ofrece en la entrada algunos restaurantes, pero son excesivamente caros. Te recomendamos que te lleves algunos snacks para tu visita y luego en el pueblo comas lo que te apetezca. Encontrarás de todo: comida local e internacional.
  • Si quieres puedes comer en los restaurantes de los trabajadores por un euro y medio: arroz con frijoles y aguacate (palta) o plátano. ¡Lujazo!

Para olvidarlo contratamos los servicios de una guía, imprescindible (en torno a los 15-20 soles se puede conseguir, 4-5 euros) para que empezara ya la aventura.

Escalinata en Machu Picchu

Ruinas de Machu Picchu

El paso que sigue a los tornos de acceso es un puro camino que en un momento determinado se abre a la inmensidad, a la antigua ciudadela. La primera sensación es de escalofrío ante una de las 7 Maravillas Modernas del Mundo Moderno, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1983.

Después de un siglo del descubrimiento arqueológico por Hiram Bingham, este lugar emociona a miles de personas al día, ninguna sin razón. Formada por palacios, templos, algunas viviendas y graneros pero, sobre todo, con edificios con una clara función ceremonial, Machu Picchu deja con la boca abierta a todo el que lo visita por su arquitectura, su privilegiado entorno y, lo más importante, su magia. Un magnetismo indescriptible que supera cualquier pensamiento racional.

Nosotros en Machu Picchu

Todo aquí es un misterio, lo único cierto es que Machu Picchu está situado en un enclave estratégico entre montañas. Los dioses de los incas eran los apus, que en quechua significa montaña.

Muchos cuestionan cómo ha sido posible construir semejante obras de ingeniería a tantos metros de altura. Todo es un enigma, incluso cada una de las piedras. Cada canto y cada esquina es un desafío a las leyes de la lógica y la tecnología de aquella época. Todas ellas encajan unas con otras a la perfección como si se tratase de un puzzle, sin cementos ni nada parecido. Estamos ante un parque arqueológico del siglo XV muy estudiado hoy en día y no ha habido una sola persona hasta el momento que explique cómo los incas cortaban las rocas con semejante precisión y cómo las transportaban hasta aquí arriba.

Normas de acceso:

  • Puedes llevar: entradas, pasaporte, cámara pequeña, ropa y calzado cómodos, agua y snacks, gafas de sol, protector solar, antimosquitos y chubasquero.
  • No puedes llevar: cámara profesional (si la quieres tienes que abonar 300 USD),  trípode, mochila grande (el equipaje grande deberás dejarlo en Cusco, sí, como oyes en Cusco; solo te permiten llevar 5 kg a Aguas Calientes y en Machu Picchu mucho menos) y palos para caminar.

Recuerda, tan solo se permite el acceso de 2.500 personas al día. Te recomendamos que reserves tu entrada con antelación. Y no te preocupes si está nublado o llueve porque siempre, siempre, hay un momento en la jornada que abre el día (suele ser por la mañana) y puedes hacerte la foto que tienes en la retina.

Hauyna Picchu

Para saber más de los sitios que visitar y su historia están los libros y los guías turísticos. A nosotros nos llevarían muchos posts que no estarían del todo rematados. Sólo podemos hablar de sentimientos, los mismos que van en aumento a medida que se sube al Hauyna Picchu, la montaña donde se encuentra parte de la ciudadela.

Subida al Huayna Picchu

Desde lo más alto, después de una exigente subida de una hora (hay dos turnos de subida, de 7 a 8 am y de 10 a 11 am, pero mejor el segundo porque es más tarde y hay menos nubes), sobre el «Sillón del Inca» se aprecia la magnitud de este lugar.

Aquí te decimos lo mismo, hay seis meses de lista de espera, ya que sólo pueden acceder 400 personas al día (la entrada de Machu Picchu con el Huayna Picchu es de 75 euros aprox. para adultos y de 60 euros aprox. para niños), reserva con tiempo.

JP en Huayna Picchu

Arriba hay que contemplar, admirar, agradecer para nunca olvidar. A esa hora MJ esperaba abajo, el cansancio de la subida matutina le impidió alcanzar esta cima. El tema del mal de altura no es ninguna tontería. Lo más normal es que tu organismo no esté acostumbrado a caminar a esas altitudes y necesitarás aclimatarte durante dos o tres días (en Cusco es un buen lugar).

JP, a casi 2.700 metros, quiso compartir su alegría con todos los andaluces a través del programa en el que colaborábamos todos los viernes a las 18 horas, El Público de Jesus Vigorra en Canal Sur Radio (buscad el viernes 31 de enero de 2014 sobre las 18.30 h.). El guarda de la parte más alta del Wayna Picchu, un veterano con muchos años de servicio a su espalda, comentó que nunca antes había visto una conexión de radio desde tan especial punto. Quede para la historia. Eso y la espectacular tortilla de patatas que nos había preparado Leo a nuestra vuelta a Cusco en casa de Jessi, nuestra couchsurfer.

Comida en Cusco


Gastos de viaje

  • Día 9: transporte 33 soles (8,5 euros) + comida 22 soles (5,7 euros) + mercado 5 soles (1,2 euros) + alojamiento 60 soles (15,7 euros) + exonerados pago Boleto turístico. Total: 120 soles (31 euros).
  • Día 10: exonerados entrada acceso Machu Picchu + guía 30 soles (7,8 euros) + snacks 10 soles (2,6 euros) + almuerzo 30 soles (7,8 euros) + transporte 10 soles (2,6 euros). Total: 80 soles (20,8 euros).

Mapa de Perú

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre Machu Picchu? ¿Añadirías algo más? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus experiencias.



Organiza tu viaje y ahorra mucho dinero con estos enlaces

–> Busca aquí los VUELOS más baratos para viajar a tu destino.

–> Reserva aquí el mejor HOTEL al mejor precio.

–> Ahorra mucho dinero si alquilas tu COCHE en este enlace.

–> No te olvides contratar un SEGURO DE VIAJES con 5% de descuento.

–> Aquí los mejores RESTAURANTES para comer en tu destino.

–> Ayúdate de la mejor GUÍA DE VIAJES para descubrir este destino.


 

¿Quieres seguir leyendo más aventuras? Suscríbete al blog

   

7 comentarios en “Machu Picchu y Valle Sagrado de los Incas”

  1. Valle Sagrado excursión de un día. Gran tour. Guía muy agradables e informativos. Se detuvieron donde quería llevar la imagen 🙂 para la cena nos llevó a un restaurante local en Urubamba – ubicación perfecta comida precio 🙂 Y UNO MÁS IMPORTANTE: hice este recorrido como un pequeño grupo (máximo 6 personas) y estuvo genial. Grandes recuerdos!

  2. Fui por 2da vez en diciembre del 2016 y la verdad volvería a ir mil veces más. Cuando entras a la ciudadela te quedas impresionado, es algo indescriptible. Vale la pena dedicarle el tiempo para ir, no puedes ir a cusco y no visitar machu picchu. Tuve suerte porque fui en época que no se recomienda normalmente (diciembre a febrero por lluvias) pero me tocó un sol impresionante así que es impredecible.
    http://www.machupicchu-viajes.com

  3. Jajajajjajj. Lo de Adri nos consta pero por lo que vimos en la subida es común en los mortales. La inclinación, el desnivel y la altura lo hacen complicado, pero merece muchoooo la pena. Como bien dices, sólo los que hemos tenido la suerte de estar allá arriba, sabemos lo que se siente. Que estas páginas inspiren a muchos más!!!

  4. …un relato excelente que transmite toda la emoción que vivieron en Mapi. José Pablo la foto en la que estas en el Wayna Picchu es IMPRESIONANTE !!!…muy ricas la tortillas de Leo…ejejje…

  5. Que grandes sois!! No hay palabras para describir lo que se siente allá arriba, verdad? No hay fotografía ni vídeo que le haga justicia a ese paraje! Apuesto a que será uno de los momentos que recordaréis con más nitidez y emoción.
    La subida al Wayna es una locura, un grado de inclinación más y habría que subir con cuerda y arnés! Tendrías que haber visto como arrastraba el culo el Adri a la bajada por culpa del vértigo!! X-D

    Un abrazo! Que la fuerza y el ánimo os acompañe!

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Si quieres información sobre qué son y para qué nos sirven, aquí puedes leer nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies