Nueva Zelanda. Isla Norte e Isla Sur (2014)

Nueva Zelanda. Isla Norte

Para calcular donde está la antípoda de un lugar sólo tenemos que hacer unas sencillas restas con la longitud y latitud de los puntos exactos. Tras ello nos daremos cuenta que las antípoda de España están a 20.000 kilómetros de Madrid, exactamente en la isla norte de Nueva Zelanda. Hasta aquí ha llegado “atomarpormundo”. Teníamos muchas ganas de pisar por primera vez Oceanía (con ello cumplimos con los cinco continentes) y en nuestra vuelta al mundo low cost veíamos la mejor ocasión para explorar este país tan alejado, aislado y hermoso como ninguno.

Isla Norte de Nueva Zelanda

(Imagen de archivo: Google)

Antes de conocer lugar alguno pusimos remedio para combatir el cansancio y jet lag después de varios días de viaje. Nos fuimos a uno de los mejores hostel, con buen precio, de Auckland, el Auckland International YHA. A pierna suelta y sin importarnos la hora, dormimos plácidamente hasta que quisimos.

Isla Norte de Nueva Zelanda

A la mañana siguiente, ya descansados, empezaba nuestra aventura. El mejor propósito para conocer el país es recorrer las dos islas que lo forman, la norte, donde estábamos, y la sur. La mejor forma de hacerlo es en coche o en autocaravana (campervan). Necesitábamos recoger una tarjeta de descuentos presencialmente en la ciudad y por eso no pudimos hacer la reserva por Internet. Con ello llegaron los problemas. En la oficina de información turística (muy eficientes, organizadas y repartidas por todo el país) nos dijeron que no había caravanas disponibles. Todas agotadas.

Isla Norte de Nueva Zelanda

No cesamos en el empeño y nos fuimos a un ciber bar a buscar alternativas. Una de ellas era apuntar direcciones de empresas y patearnos Auckland, la ciudad más poblada del país. Lo hicimos y lo conseguimos. Al medio día teníamos nuestra “campervan” preparada para recorrernos todo el país (cómo elegir una caravana buena y low cost en Nueva Zelanda).

Isla Norte de Nueva Zelanda

A estas alturas ya nos habíamos dado cuenta que nuestro presupuesto diario de 20 euros no nos iba a alcanzar, como se dice coloquialmente, ni para pipas. Sólo hizo falta pagar el alquiler del coche por 16 días (74$, 46’5 euros/día); hacer nuestra primera compra en el supermercado (117$, 73 euros. Es imprescindible hacerla en el súper económico Packn Save o en New World); y llenar el tanque de gasolina (103$, 64 euros. Hay unas tarjetas descuento en revistas turísticas para las gasolineras BP y Caltex) para darnos cuenta de que el nivel de vida de Nueva Zelanda es muy alto y hay que hacer verdaderos equilibrios para ser mochilero en este país (trucos para viajar low cost en Nueva Zelanda).

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

No obstante, en descargo de los kiwis, que son como se conocen a los neozelandeses, debemos decir que muchas de las infraestructuras del país (zonas de acampada libre, servicios y duchas públicas, etc.) sí están pensado para ello. También lo descubrimos pronto cuando encontramos en medio del bosque, en la oscuridad más absoluta, un descampado que era el Kauaereanga Valley Camp donde pasar, completamente solos, la primera noche en nuestro nuevo hogar (para ver toda la lista de zonas de acampada libre puedes consultar la web del Departamento de Conservación. Las zonas de acampadas tienen un coste de entre 6$ y 10$ por persona, pero el control sólo se hace en horario de mañana, así que llegáis tarde y salís temprano, no pagaréis la tasa 🙂 ).

Isla Norte de Nueva Zelanda

A la mañana siguiente tocaba activarse. Un buen lugar para comenzar el recorrido por la isla norte es la Península de Cormandel. Este país es lugar de momentos increíbles, paisajes de película y naturaleza imposible y, precisamente aquí empezaba.  Lo primero una extraña playa, Hot Water Beach, en la que bajo la arena, cuando hay marea baja, con una pala se puede construir un SPA natural ya que el agua que sale es caliente debido al calor de las rocas que hay en el subsuelo. La sensación de calor en la piscina improvisada a sólo dos pasos de un helado Océano Pacífico es memorable. Tanto como la formación natural que ha provocado la erosión en Catherdal Cove, lugar donde acabamos nuestra jornada.

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Otro gran atractivo de esta parte del país es su decorado de cine más famoso, el de “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit”. Casi un 20 por ciento de los turistas que llegan aquí lo hacen atraídos por la saga que firmó Peter Jackson. Aunque nosotros somos poco amantes de este género, queríamos conocer de cerca la parte de atrás del séptimo arte y fuimos a The Hobbiton, en Matamara, lugar donde se rodó una buena parte de estas películas. Lo cierto es que el decorado original de “El Señor de los Anillos” se destruyó por derechos de imagen de la productora, pero la reconstrucción posterior para “El Hobbit” sí que se ha mantenido y deslumbra con sus colores y formas a todos los visitantes previo pago de 75 $ neozelandeses que cuesta la entrada (47 euros).

VÍDEO:

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Amanecemos en el Lago Okareka. Este campamento, como otros muchos, lo llevan colaboradores voluntarios. Hablamos con ellos y nos dan varias claves para seguir el camino. Primero paramos en Te Puia, un buen lugar para conocer de cerca la “cultura maorí”, que se asienta principalmente en esta zona, y ver el impresionante géiser Pohutu con su chorro de agua que alcanza los 30 metros. Más adelante se puede subir a Rainbow Mountain (1h 30 minutos, ida y vuelta), una pequeña cima desde la que se divisa un paisaje con incontables tonalidades. Y, para terminar, lo mejor del día, un baño termal en unas pozas de agua caliente naturales Kerosene Creek y, para más inri, completamente gratis.

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Antes de hacer parada en uno de los platos fuertes de la parte norte hicimos parada en las cataratas de Huka Falls y en el lago más grande del país, el Taupo. Por fin, antes del medio día, llegamos a un paisaje volcánico conmovedor, el Parque Nacional Tongariro. Lo ideal es hacer el sendero Tongariro Alpine Crossing (19,4 kilómetros ida, 7 horas) y al final del camino reservar uno de los shuttle que te devuelven al punto de origen; pero también es posible hacer noche en los refugios del parque y hacer la ida más la vuelta en dos jornadas. Nosotros nos conformamos con una buena parte del trekking hasta llegar a los cráteres, con los restos de lava ya convertida en piedras, que hacen que parezca que estás en otro mundo por momentos.

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Llegaba el domingo y queríamos descansar. Aunque las distancias no sean  muy grandes las carreteras son tan bonitas como sinuosas y la vida en campaña tan admirable como extenuante. Colocamos nuestra casa en plena orilla la playa de Himatangi, no sin problemas; se nos quedó atascada la rueda. No pasaron ni 20 segundos cuando teníamos a una legión de kiwis dispuestos a ayudar.

Isla Norte de Nueva Zelanda

Varios pasos por delante… y ya, sólo nos quedaba la capital, Wellington, ciudad ordenada y limpia donde las haya. Un simple paseo es algo imprescindible y la entrada al Museo Te Papa, el gran museo del país, otra obligación. Junto al muelle nos encontramos a una familia española. En el ecuador del viaje, ya nos planteamos cada vez más en serio la opción de decidir a qué país volver para trabajar cuando se acabe esta maravillosa experiencia. Nueva Zelanda, país en continuo crecimiento, con una economía estable y muchas opciones laborales para extranjeros es una de las que va ganando (información para trabajar en Nueva Zelanda). Por ello aprovechamos para conversar sobre éste y otros temas. Su experiencia nos convenció, más si cabe. Además, gracias a ellos no tuvimos males mayores con el ferry que teníamos que coger por la noche para cruzar el Estrecho de Cook y llegar a la isla sur (la compañía más barata es www.bluebridge.co.nz). Habían cambiado los relojes al horario de verano ese mismo día y nosotros sin enterarnos…

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

Isla Norte de Nueva Zelanda

……………………………………………….

Gastos

Día 1: transporte aeropuerto a la ciudad 32 $ neozelandeses (20 euros) + alojamiento 66 $ (40 euros) + supermercado 7 $ (4,2 euros). Total: 107 $ (67 euros).

Día 2: alquiler caravana 1187 $ (747 euros) por 16 días (46,5 euros por día). El seguro (no obligatorio) también se puede contratar por 20-25 $ el día.+ supermercado 117 $ (73 euros) + almuerzo 24 $ (15 euros). Total: 140 $ (88 euros).

Día 3: alojamiento camping 20 $ (12,5 euros).

Día 4: gasolina 103 $ (65 euros) + entrada Hobbiton con carné de prensa 37,5 $ (23,5 euros) + supermercado 74 $ (46 euros). Total: 214 $ (135 euros).

Día 5: wifi 5 $ (3 euros).

Día 6: gasolina 100 $ (63 euros).

Día 7: gasolina 80 $ (50 euros) + wifi 10 $ (6,2 euros). Total: 90 $ (56,6 euros).

Día 8: lavandería 16 $ (10 euros) + supermercado 70 $ (44 euros). Total: 86 $ (54 euros) + ferry a isla sur 140 $ (88 euros) por persona con un coche – caravana incluido.

 

……………………………………………….

 

Nueva Zelanda. Isla Sur

La expectativas de la isla norte estaban cubiertas. Ahora, ya en la isla sur de Nueva Zelanda, en Picton, el puerto de entrada, nos esperaba lo que todos aciertan en coincidir que es la mitad más bonita del país. La llegada, de madrugada, no fue prometedora. Por primera vez en varios días no conseguimos encontrar la zona de acampada libre y, 20 kilómetros después, desistimos. Buscamos un hueco en la cuneta de una carretera olvidada y ahí, junto a la fauna del lugar, dormimos plácidamente.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Daba comienzo una nueva aventura. Con luz todo cambia. Lo que parecía terrorífico resultó ser un paraje perfecto en una colina que preside el pueblo de Picton con vistas al Estrecho de Cook. A los pocos kilómetros paramos para hacer varias fotos y desayunar nuestro tradicional pan (bimbo) con aceite y tomate, como no puede ser de otra forma. Un equipo de la CCTV, la televisión china, la más grande del mundo, que grababa una especie de “Chinos por el Mundo” se acercó para preguntarnos sobre nuestro plan de viaje y la vida de campaña en la caravana. Una nueva experiencia.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

La siguiente noche tampoco fue idílica. En la isla sur, desafortunadamente, las áreas de acampada gratuita no están tan bien localizadas y la premura en la llegada de la noche nos hizo dormir entre una exposición de coches en venta al aire libre, lugar en el que pensamos que pasaríamos desapercibidos. Así fue. Descansamos y pusimos rumbo al Parque Nacional Abel Tasman.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Sin duda, este rincón natural es uno de los imprescindibles de esta parte de Nueva Zelanda. Junto a la playa, pero entre bosques, discurren los más de 54 kilómetros de hermosos senderos que pueden completarse en 4-5 días. El mismo día, ya de vuelta a nuestro próximo destino, casi por equivocación, tomamos la carretera a Tapawera. El día gris, la fina lluvia, los árboles preparados para el otoño, las ovejas apostadas a pie de carretera y la música de fondo en la radio hizo imborrable este momento. Como ésta, una tras otra, las carreteras escénicas se van sucediendo en la zona más austral del país hasta la extenuación del sentido del belleza. Es la mejor explicación de que en los viajes no sólo hay que buscar el destino; en el viaje todo empieza por el camino.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

VÍDEO:

Otra rareza nos esperaba la jornada siguiente, los pancakes rocks, una formaciones rocosas en forma de capas de tarta que se crearon hace miles de años y que ahora salpican la costa de Punakaiki. Esto es lo más llamativo pero no lo único de esta zona.

Isla Sur de Nueva Zelanda

La carretera de la costa está considerada como una de la mas 10 más bonitas del mundo, y perderse por cualquier sendero junto al río Pororiro es como viajar al decorado de Jurassic Park o cualquier película de ciencia ficción.

Isla Sur de Nueva Zelanda

La siguiente parada era junto a los Glaciares Franz Josef y Fox, en el Parque Nacional Westland. Por la mañana muy temprano José Pablo tenía la cabeza puesta en otra cosa, el Atlético de Madrid se jugaba el pase a semifinales de la Champions League frente al Barcelona. Por la diferencia de hora (en Nueva Zelanda empezaba el partido a las 06.45 de la mañana) y por lo remoto del lugar, dio por imposible verlo. Pero, de forma increíble, entramos en un bar para conectarnos a Internet, sin más y al minuto comienza a repetir el partido completo en pantalla gigante y con sofás para verlo de forma magnífica. No sabía el resultado y lo vivió de la forma latina habitual, con gestos, aspavientos, algún grito… tenía a todo el bar observándolo.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Ganó y después pudimos ver lo otro importante que queríamos, los glaciares que están más cerca de la costa de todo el planeta (desde los Alpes Sur a menos de 300 metros sobre el nivel del mar).

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Kilómetro a kilómetro hasta completar los 3.200 que hemos recorrido en total, llegamos a la cumbre de nuestro viaje por la isla sur, Milford Sound. Como en ocasiones anteriores no hubo que esperar a llegar a los fiordos para sorprenderse. La carretera que va desde Te Anau hasta la zona de embarque de los cruceros es simplemente soberbia, además de estar considerada como la más bonita de todo el planeta tierra.

Isla Sur de Nueva Zelanda

VÍDEO:

Una vez allí, dentro del Parque Nacional Fiordland (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), empieza la sucesión de emociones. A lo largo de 15 kilómetros tierra adentro desde el Mar de Tasmania y rodeado de escarpadas rocas, el fiordo se abre antes los barcos repletos de turistas (la opción más barata es el primer barco de Jucy que cuesta 45 dólares, 28 euros. El resto ronda los 82 dólares, el viaje de 1 hora y 45 miutos, 49 euros). Disfrutamos mucho.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

VÍDEO:

Después, de vuelta, compartimos sensaciones en español con Deme y Elena, una pareja de valencianos que se casó justo el día que nunca vivimos, el 29 de marzo.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Sin saberlo, porque no lo teníamos previsto, todavía nos faltaba el más difícil todavía, quedarnos sin palabras por enésima vez en el día. Fue en Te Anau Glowworm Caves, las Cuevas de Luciérnagas de Te Anau. La entrada es muy cara, 75 dólares – 47 euros, y por eso nos lo pensamos mucho, pero merece la pena al 100 por 100 entrar.

Sino es en ésta, tenéis la opción en las archifamosas de Waitomo o algunas de la decenas que se reparten por el país. La ruta por dentro de la gruta es un equilibrio perfecto con el agua es su máximo exponente: lagos, cataratas, etc. En la oscuridad, que es progresiva hasta llegar a no ver nada, sobre un pequeño barco, empieza la “quinta sinfonía”. La luz de las luciérnagas se multiplica en el techo de la cueva y sólo queda observar y gozar de estos momentos.

Isla Sur de Nueva Zelanda

La vuelta a Cristchurch, desde donde teníamos el avión de vuelta hasta Auckland, la hicimos cortando camino en dirección a Dunedin en vez de por los Catlins (también conocimos a dos españoles, de Vitoria, recién casados), zona muy recomendable.

Isla Sur de Nueva Zelanda

En la tierra de los terremotos, justo al norte de Dunedin, se han encontrado grandes cantidades de esferas de piedra. Los lugareños las llaman Moeraki, en alusión a la playa de nombre homónimo donde se encuentran estas enormes piedras redondas. Nadie sabe de dónde han salido. Los científicos afirman que son obra de la naturaleza y que las piedras esféricas de este lugar están compuestas por restos de calcio cristalizado de un sedimento mineral de cerca de 60 millones años.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Sin saberlo, el poco tiempo que estuvimos en la ciudad que sufrió los duros terremotos de 2010 y 2011 coincidimos con dos ilustres, los Duques de Cambridge, Guillermo y Catalina.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Para acabar de rematar el viaje, ya de vuelta en Aucklnad, en casa de Noe, nuestro anfitrión y couchsurfer, una tradición kiwi, cena con fish and chip.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Pronto, a pesar de la distancia, volveremos. Ni las fotografías ni los vídeos han podido recoger la grandeza de este país. Para volver recordarlo, no tendremos más remedio que regresar.

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

Isla Sur de Nueva Zelanda

……………………………………………………………………

Día 9: gasolina 87 $ (54 euros)

Día 10: 0 $

Día 11: gasolina 97 $ (61 euros)

Día 12: 2 cafés 10 $ (6,3 euros)

Día 13: gasolina 193 $ (121,5 euros)

Día 14: crucero Mildford Sound. Precio habitual por persona 77 $ (48,5 euros). Con descuento de periodista 68 $ (42,8 euros) los dos + Cuevas Te Anau. Precio habitual por persona 75 $ (47 euros). Con descuento de periodista 37,5 $ los dos (23,6 euros). Total: 105,5 $ (66,5 euros)

Día 15: gasolina 117 $ (73,6 euros)

Día 16: supermercado 15 $ (9,5 euros) + gasolina 115 $ (71 euros). Total: 130 $ (81 euros)