Día 17, 18, 19: Ciudad del Cabo, la perla de Sudáfrica (y de África)

Ciudad del Cabo es una ciudad de grandes expectativas, dicen que es la perla de Sudáfrica. Todo sudafricano de bien explica casi emocionado que en el suroeste se encuentra la capital más bella de su país, qué digo, ¡de todo el continente africano! Que hará falta al menos 7 días para descubrir Ciudad del Cabo. Que allí todo es bonito, sin excepción. Para no faltar a nuestras tradiciones nos creímos sólo la mitad de la mitad y no esperamos nada de ella, como de ninguno de los sitios a los que viajamos. Preferimos sorprendernos, amar u “odiar” a los pueblos por los que pasamos sobre la marcha.

Ciudad del Cabo

Nuestra llegada a Cape Town, el nombre en inglés de Ciudad del Cabo, fue del todo desoladora. Diluviaba a mares. El viento soplaba con fuerza. Y, a pesar de nuestros esfuerzos por tener una primera visual y coger el coche para acercarnos al puerto y centro de la urbe, un atasco imposible nos hizo dar media vuelta, tomar una hamburguesa (Steers, una hamburguesería al estilo Mc Donald´s o Buger King pero te sirven la hamburguesa en plato) y a dormir.

Cabo de las Tormentas

Nuestra estancia en Ciudad del Cabo iba a ser de tres días, más las dos jornadas que dedicaríamos al resto del Parque Nacional de Table Mountain que abarca una gran extensión desde la capital hasta el Cabo de Buena Esperanza. Para llegar hasta allí hay dos opciones, se puede parar antes de llegar a Ciudad del Cabo si vienes de hacer la “Garden route” o hacer una excursión de un día desde Cape Town. En cualquier caso, esta área es suficientemente turística como para tener alternativas a hacer la excursión con alguna de las decenas de empresas especializadas o por tu cuenta en coche. Esto último fue nuestro caso (es el destino turístico más popular de África).

Ciudad del Cabo

En solo una hora y media se alcanza el también llamado Cabo de las Tormentas, el que por error (y por intereses turísticos) se sigue creyendo que es el punto más austral del continente negro (no es así. El punto más al sur de África es el Cabo de las Agujas).

Para acceder hay que pagar una tasa de acceso a la sección sur del Parque Nacional Table Mountain (110 rands, 7,5 euros). La evocación de la navegación frente a este cabo por parte de los primeros marinos portugueses es imposible de controlar. Cualquier pasado en este lugar, naturalmente bello, fue históricamente más agradable que las actuales riadas de turistas ávidos de una foto en el cartel que marca la separación del Océano Atlántico e Índico.

Ciudad del Cabo

Simon’s Town

Para aprovechar la jornada en el enorme Parque, varios kilómetros al norte, en la antigua ciudad militar de Simon’s Town, puede verse una gran colonia de pingüinos. Para hacerlo de forma turística, con sus planos, mapas, estructuras artificiales y pagando hay que ir a la zona denominada Boulders (60 rands, 4 euros).


La otra opción, en la que se puede ver a los pingüinos a pocos centímetros, en su medio natural, gratis, está en la playa posterior viniendo desde el Cabo (también lo marca una señal con un pingüino). Si a estas alturas del camino tenéis ganas de hacer una parada para comer, el Restaurante Pescado, ni caro ni barato, ni excelente ni malo, os servirá. Y para dormir como en casa, el B&B Kijabe (para contactar con la propietaria hay que ir a la oficina de turismo porque no tiene web ni teléfono). Aún, a gusto del consumidor, si os queda tiempo, también lo podéis emplear en conocer más sobre el vino y las viñas que rodean Ciudad del Cabo en algunas de sus cientos de viñas y bodegas (lo hicimos pero nos resultó muy comercial la experiencia). Si es domingo también podéis ir al mercado artesano de Hout Bay. Merece la pena.

   Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo

De vuelta en la capital nuestra atención era única y exclusivamente en los partes meteorológicos. No hace falta ser un lumbreras para darse cuenta que la razón por la que Ciudad del Cabo es lo que es, a nivel turístico, es por su localización y por la particularidad geográfica y paisajista que le ofrece la Montaña de la Mesa (Table Mountain) y las playas que bañan el Océano Atlántico a sus pies. Había que subir a esa montaña costará lo que costara. Pero, en este caso sí,… el clima puede llegar a ser un impedimento… Un día de nubes, bastantes a lo largo del año, las vistas desde arriba son inexistentes y de nada sirve hacer el esfuerzo. Por lo que necesitábamos estar alerta para encontrar el momento justo.

Robben Island

Amaneció nublado. Para los días que nos quedaban también daban mal tiempo. Solo teníamos una oportunidad de que aclarara, un hueco entra la una y las cuatro de la tarde de este día. Para hacer tiempo, nos fuimos a la moderna y europea zona del puerto, Waterfront. Allí, en el Museo sobre Robben Island compramos los billetes para ir al lugar donde estuvo encarcelado Nelson Mandela para el día siguiente (300 rands, 22 euros. Conviene reservarlo on line con tiempo porque la demanda es alta. El único inconveniente es el clima. Cancelan en cuanto que hay algo de viento o condiciones adversa. Nosotros nos quedamos con las ganas después de tener los billetes…).

Museo del Rugby

Después aprovechamos la mañana para visitar un muy interesante Museo del Rugby (The Springbox Experience) que resumen la historia y logros del deporte nacional del país, tan importante a nivel social y cultural de la historia reciente.

Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo

Table Mountain

A la hora prevista, sobre las 13 horas, ya estábamos de camino a la Table Mountain. Las predicciones no habían fallado. Comenzaba a vislumbrarse una maravilla de la naturaleza. Para subir, además de la paciencia por las colas, hay que pagar 225 rands (15,5 euros) para tomar el teleférico de 360 grados (gira sobre sí mismo mientras subes para ver toda la panorámica) que alcanza la particular cima plana de esta montaña. Para ahorrarse el dinero y, sobre todo, disfrutar de la ascensión, se puede hacer por tu cuenta o de forma organizada la ascensión con un trekking. Os dejamos un interesante enlace con las rutas de senderismo (trekking/hiking) para subir a la Table Mountain. Es una subida dura.

Ciudad del Cabo

Sin duda todos los esfuerzos merecen la pena cuando estas arriba de una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo Moderno. La particularidad de la montaña con forma de mesa, el complejo engranaje natural con la ciudad y, sobre todo, las vistas desde lo más alto son, simplemente inolvidables.

Pero la belleza de este monumento de la naturaleza conviene apreciarlo desde distintos enfoques, no sólo desde su punto más alto. Justo enfrente, en otra montaña simbólica de Cape Town, Lion´s Head (cabeza del león), se puede completar el puzzle del hedonismo a los sentidos con unas imágenes hermosas que llegan a su cenit a la hora del atardecer (esta montaña solo puede subirse a pie. El camino a la cima no lleva más de 2,30-3 horas ida y vuelta. Para los que no quieran caminar, la alternativa es subir en coche en Signal Hills y ver el atardecer, incluso quedarse para observar Ciudad del Cabo de noche. Muy recomendable.

Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo

Un día tan perfecto como éste tenía que ser celebrado por todo lo alto. Las opciones para comer bien (y barato) son muchas en Ciudad del Cabo. Tras un paseo por un impersonal y poco agraciado centro, encontramos una recomendación que nos hicieron con atino, Nuri Sushi Factory. Todavía soñamos con sus piezas fritas de arroz con pescado fresco. El mejor que hemos probado en todo el planeta… ¡Ni en Japón!

Era el final de un viaje intenso, marcado por la vida animal y la naturaleza, y uno de los países más complejos de entender a tenor de su pasado y presente en cuanto a cultura y sociedad se refiere. Reservamos 21 días para conocerlo y hemos calculado bien para ver lo más importante. Para entender el país y a su gente, creo que necesitaremos otra vida. No obstante, vamos en el camino correcto.


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Sudáfrica

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en Sudáfrica

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

One comment on “Día 17, 18, 19: Ciudad del Cabo, la perla de Sudáfrica (y de África)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>