Bolivia (Lago Titicaca y La Paz) y carretera de la Muerte

Llegamos a Bolivia, el país más pobre de América del Sur. Paradojas de la historia, una de las naciones que más ha dado al mundo es la que menos tiene. El colonialismo primero y el capitalismo feroz después, le han esquilmado todo lo que tenía un precio en el mercado internacional, toda su riqueza mineral y natural, para despojarla hasta de las vergüenzas. A pesar de ello, sobrevive, o mejor dicho, malvive. Sin duda, este rincón del mundo puede ser, en proporción, el que ofrezca más atractivos en menos kilómetros cuadrados. Parecen no saberlo, pero así es.
Bolivia

El lago Titicaca

Entrando desde Perú el primero de ellos se mide en superlativo, el Titicaca, el lago más alto del mundo. Para alcanzarlo hay que llegar hasta Copacabana, la ciudad principal y más turística del lago. Se accede por la frontera de Kasani por 3 bolivianos (0,30 euros) en el mini bus que lleva hasta allí. Copa, diminutivo familiar con el que se conoce a este pueblo, tiene varios puntos rápidos que ver, por lo que lo ideal es llegar temprano para después tomar algunos de los botes que salen para la Isla del Sol a las 13.30 horas (25 bolivianos, 2,5 euros, 2 horas). Nosotros aprovechamos para disfrutar de los primeros aromas y sabores del país coincidiendo que estaban de fiesta, La Candelaria. El más profundo de los Bolivias estaba frente a nosotros. Sólo nos quedaba abrir los ojos para empaparnos de él.

Bolivia

Bolivia

Con retraso y mal servicio, algo tan habitual como no deseado en este país, llegamos a la Isla del Sol, lugar en el que la mitología inka marca el nacimiento del astro rey. El viaje, al menos entretenido gracias a la plática de un argentino, un chileno, un italiano y los dos españoles, se hizo ameno. No más de 2500 personas y muchos animales sueltos, cerdos, ovejas, burros, pululan por una naturaleza pura. No esperen ningún lujo material de este rincón del planeta, la riqueza está frente a sus ojos en forma de hermosos paisajes, inolvidables puestas de sol y noches estrelladas que se meten en la retina.

Bolivia

Elegimos el norte. Para descansar y disfrutar del entorno, nos alejamos del puerto, atestado de pequeñas casas particulares, hostales y muchos jóvenes acampados en una de sus playas, y nos fuimos al Hostel Mirador del Sol, el último de la isla, regentado por Sofía. Además de todo lo que se ve desde la parte baja de la isla, una excusa cultural, la visita a las ruinas de Chincana (10 bolivianos, 1 euro), es una buena forma de admirar el paisaje desde lo más alto.

Bolivia

Atrás quedó el relax, la calma y la contemplación. Ahora poníamos rumbo a su antónimo, La Paz. Para llegar desde Copacabana hay que tomar un bus que cuesta en transporte público 20 bolivianos, 2 euros, y dura 3 horas. Tenéis que aseguraros que os lleven a la terminal en vez de a otra parada que suelen usar, el Cementerio, más inseguro y peor comunicada. A ese precio, aunque no os lo digan, tenéis que sumarle 2 bolivianos en concepto del pago del cruce en bote por un punto del lago para acortar camino.

Bolivia

La Paz, la capital

Otros datos superlativos más, y no serán los últimos, están en La Paz, la capital más alta del mundo con el aeropuerto más alto del mundo y la carretera más peligrosa del mundo. Aunque no lo digan las estadísticas también es uno de las ciudades más estresantes, inquietas y estériles, turísticamente hablando, del mundo. Definitivamente no nos gustó. Nada, absolutamente nada. Aún así le dimos una oportunidad para visitar su zona antigua, sus plazas y su mirador más emblemático, el Kili Kili, donde la grandeza de la urbe te convierte en algo menos que una hormiga.

Bolivia

Bolivia

Por la tarde, después de más de una docena de intentos fallidos por ver el derbi del Real Madrid contra nuestro Atleti, conseguimos convencer al dueño de una pizzería para que nos lo pusiera en Internet. Nuestro esfuerzo no tuvo respuesta colchonera en esta ocasión, pero lo vimos. Tras el agotador día, cualquier hostel de la zona de Illampu o Sagárnaga, es medio bueno para quedarse.


Carretera de la Muerte

Al día siguiente llegaba uno de los momentos álgidos y aventureros del viaje. José Pablo se había decidido a enfrentarse a la Carretera de la Muerte (WMDR). De 4.700 metros a 1.400 en menos de cinco horas en un descenso imposible junto a barrancos y desfiladeros sin fin. Lo más importante en esta excursión es, como se habrán imaginado, la seguridad. En la capital hay mil empresas pero no todas buenas. La pionera y con renombre es Gravity pero sus precios rondan los 800 bolivianos (85 euros). Otras opciones más económicas e igualmente seguras son Altitud o Madness, la que elegimos por 550 bolivianos (58 euros), todas agencias especializadas en esta actividad y no intermediarias. A la hora de elegir es vital ver la bicicleta elegida, saber donde se almuerza y la calidad del guía.

 

Bolivia

Bolivia

Bolivia

Los elementos se unieron esta mañana para complicar la ya de por sí extrema Carretera de la Muerte. La niebla no dejaba ver a más de dos palmos de la rueda delantera, la lluvia caía con insistencia y el frío, en la cima, era desgarrador. La primera parte, en asfalto, nos la complicó la helada que caía, que hizo que tuviéramos que parar a recobrar nuestros miembros perdidos por el camino.

Después, ya en el tramo de ripio de la que se considera la carretera más peligrosa del mundo, la intensa lluvia no cesó. Agarrotados con la mano en el freno, fuimos descendiendo junto a curvas que olían a muerte. Al tiempo, más relajados, empezábamos a disfrutar del paisaje y del paseo. Solo al final, con una zona más amplía, y menos pendiente, la felicidad era plena. Todo el cuerpo estaba mojado, con barro, sin fuerzas. El almuerzo alivió pero sólo el descanso podía poner solución. Todos lo conseguimos. Llegar sanos y a salvo. ¡No hay duda que sin emoción la vida es más aburrida!


Gastos

Día 1: comidas 75 bolivianos (7,5 euros) + consigna 10 bolivianos (1 euro) + snacks 28 bolivianos (2,8 euros) + ferry a la Isla del Sol 50 bolivianos (5 euros) + alojamiento 60 bolivianos (6 euros). Total 234 bolivianos (24 euros)

Día 2: visita turística 10 bolivianos (1 euro) + ferry a Copacabana 50 bolivianos (5 euros) + comidas 125 bolivianos (13 euros) + snack 15 bolivianos (1,5 euros) + taxi 12 bolivianos (1,2 euros) + alojamiento 140 bolivianos (15 euros). Total 352 bolivianos (37 euros)

Día 3: comida 105 bolivianos (11 euros) + alojamiento 140 bolivianos (15 euros) + lavandería 48 bolivianos (5 euros) + supermercado 15 bolivianos (1,5 euros) + transporte 4 bolivianos (0,40 euros). Total: 307 bolivianos (33 euros)

Día 4: excursión Carretera de la muerte 550 bolivianos (57 euros) + tasa ingreso 25 bolivianos (2,5 euros) + comida 45 bolivianos (4,5 euros) + transporte interno 10 bolivianos (1 euro) + transporte a Potosí 110 bolivianos (11,7 euros). Total: 275 bolivianos (29 euros) + excursión 550 bolivianos (58 euros)


–> Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Bolivia.

–> Aquí puedes encontrar diferentes alojamientos en Bolivia.

–> Si quieres recorrer el país, puedes alquilar un coche aquí. 

–> Aquí puedes contratar un seguro de viajes para viajar seguro.


Código Ética. “Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace, nosotros recibiremos una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para el consumidor. Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog”.


Comparte con tus amigos....Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

5 comments on “Bolivia (Lago Titicaca y La Paz) y carretera de la Muerte

  • Impresionante. El próximo verano estoy planeando una escapada por sudamerica y me estáis dando un montón de ideas. Gracias! Por cierto un pequeño comentario, hay otros dos aeropuertos que están a mayor altitud que el de la Paz, están en el Tibet. Uno de ellos abrió recientemente. Saludos y seguir con vuestros aventuras!

    Reply
    • Nos alegra mucho que estas líneas y fotografías sirvan de inspiración para futuros viajes. En Bolivia tendràs todo para estar viajando por un paraíso terrenal. Y el resto de Latino América también te enamorarà… Cualquier info que necesites, solo tienes que pedirnosla. Un saludo viajero!

      Reply
    • Muy buenas Bertus,
      gracias por el dato, teníamos entendido que era así o por lo menos el aeropuerto más alto de una capital… Las cosas van cambiando… jejej.
      En cuanto a lo del viaje por Sudamérica, nos alegra saber que te puede servir de ayuda. Si no necesitas algo o tienes alguna duda nos escribes sin problemas.
      Saludos

      Reply
  • Carlos Perez R. says:

    Muy mal la introducción, en primer lugar Bolivia no es el país mas pobre de Sudamérica, tiene vastas riquezas y actualmente su crecimiento es uno de los mayores en la región (>5%). Es el país culturalmente mas diverso y en donde todos los segmentos raciales han aprendido a convivir juntos. Si tomas una foto de un mercado, eso no es pobreza, todo lo contrario, en Bolivia hay absolutamente todo para alimentarse y vivir bien, si ves a un mendigo -anda- que en todos los países lo hay. Les damos la bienvenida de corazón a ustedes que vienen por aquí, pero demuestren un mínimo de astucia periodística para darse cuenta lo que sus ojos ven, ya que en un par de días jamas van a poder revelar la radiografía de un país.
    Es hasta irrisoria su introducción, porque hasta varios profesionales y hasta futbolistas españoles están migrando a este país -según ustedes- “pobre”, debido a la crisis española y eso lo saben bien ustedes, administradores de este blog.
    Saludos cordiales a todos y en unos cuantos años vuelvan a visitarnos a ver si si siguen pensando igual.

    Reply
  • Estimado señor Carlos Pérez R. , profesional de la unidad de Promoción Turística dependiente del Viceministerio de Turismo de Bolivia. Después de su apoyo via telemática agradecemos mucho su comentario. Nada puede ser más enriquecedor para nuestros muchos lectores que una amalgama de opiniones sobre la misma cuestión, su hermoso país.

    Dicho lo cual, creemos que no mentimos, e incluso muchos periodistas especializados así lo han contado, cuando decimos que Bolivia es un país RICO, como bien apuntas, que entre muchas potencias extranjeras lo han arruinado. Hablamos exclusivamente de materia económica. En el aspecto natural, cultural e interracial, como describimos en todos los post del país sois multimillonarios.

    No discutimos que el país está creciendo, ni que varias jugadores de fútbol españoles hayan ido a probar suerte a su país como bien sabiamos (un buen amigo y compañero está haciendo un repotaje de ello), pero los índices de desarrollo están ahí para los que los quieran mirar y comparar con otros países vecinos (sin incluir a Paraguay).

    Junto a ello, aprovechamos para hacerle una sugerencia que mejoraría, y mucho, su imagen turística en el exterior. Debe mejorarse, y mucho, el trato al viajero por parte de un gran número de agencias de viajes, hoteles, restaurantes, etc. que no están a la altura de su grandioso país.

    Dicho todo esto, queremos que sepa que de todo el mundo que llevamos recorrido, su país ha sido en el que hemos visto las cosas más sorprendentes y bonitas, y así lo hemos transmitido, lo estamos transmitiendo y lo vamos a transmitir.

    Pd: Estos 12 días de viaje hemos convivido con bolivianos, hemos viajado en transporte público con bolivianos, hemos dormido con bolivianos y hemos comido comida boliviana con bolivianos. De lo que nos sentimos muy orgullosos, como en el resto de países.

    Gracias por todo, un saludo y atomarpormundo!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>